Letras en su Tinta

Terminator

 

REFORMA publicó ayer una reveladora encuesta: Andrés Manuel López Obrador es el presidenciable número 1 con un 42 por ciento de mexicanos que sí votarían por él en el ya no tan lejano 2018.

APLASTARÍA a la panista Margarita Zavala, su más cercana perseguidora, quien alcanzaría apenas el 28 por ciento, al (dizque) perredista jefe de gobierno chilango Miguel Mancera (25%), al independiente Jaime Rodríguez El Bronco (19%) y al priísta Miguel Ángel Osorio Chong (18%).

EL PEJE vendría a ser algo así como el Terminator de la política mexicana pues por más que lo ametrallan, desde la propia izquierda y hasta la derecha, ahí sigue: vivito, coleando… y de puntero pa’ Los Pinos.

Y MIENTRAS nadie de los otros presidenciables se apure a hacer nada para subir sus propios bonos, llegado el momento, AMLO nomás les dirá: “Hasta la vista, baby”.

 

Tuxtla

 

PASIONES aparte, existen al menos 5 razones para entender lo que sucede en Tuxtla Gutiérrez con la plaza política más importante de Chiapas aún en disputa:

PRIMERA. Los suspirantes no emocionaron a la paisanada pues la gente no salió a votar y por eso la participación ciudadana apenitas arañó el 40 por ciento.

[HACE apenas tres años, en 2012, Samuel Toledo sacó 100 mil votos y más de 20 mil de diferencia de su más cercano perseguidor, el (dizque) perredista Carlos Morales, sea por el Efecto Güero o bien haiga sido como haiga sido.]

SEGUNDA. Los partidos políticos opositores al PVEM (especialmente el PAN) deberían darse de topes pues cómo es posible que un chavito muuuuy verde, sin trayectoria política, los mantuvo a raya.

[AL PARECER, los cupuleros partidistas se acostumbraron a ser consentidos en el bolsillo y negociar en la mesa, mas no ganar en las urnas, los “triunfos” que el sabinismo les dio en su elección intermedia: 4 al PRI, 4 al PAN y 4 al PRD.]

TERCERA. El discurso de los involucrados –el azuzador (de Paco) y el tácitamente triunfalista (de Fernando)–, no abonan en nada a la (re)conciliación entre la conejada.

[FÍJESE: si el panista finalmente es declarado ganador por el TRIFE, necesitará del que hoy insulta para gobernar pues ningún alcalde tuxtleco ha podido co-existir (exitosamente) con un inquilino de Palacio adverso.]

[SI LO DUDA, chéquese nomás al invisible aunque sonriente Sam, quien ha cargado el pesado equipaje de formar parte de un equipo político ajeno por completo al actual.]

CUARTA. Las muy legítimas y respetables marchas revelan que un titipuchal de tuxtlecada no salió a votar pero ahora, en una especie de mea culpa ciudadana por su NO-VOTO, sí salió a demandar un cambio de rumbo político cuya última palabra está ahora sólo en los tribunales.

Y QUINTA. MAVECO no es el árbitro de la contienda por lo que resulta ocioso hacerle “exhortos” pues los ganadores y perdedores los dictamina el Instituto de Elecciones cuyos (cuestionados) consejeros fueron puestos por el Senado, a iniciativa de los partidos políticos, especialmente los de oposición, esos mismos que hoy salen a marchar contra el vendido IEyPC.

TOOODO lo anterior nos lleva a otra gran pregunta, desprovista también de pasiones: ¿Tuxtla tiene un antes y un después del domingo 19 de Julio?

Y LA RESPUESTA, por breve y contundente, no la exime aún de escurrir mucha tinta: Por supuesto que sí.

 

Nuevo PRI

 

EL NUEVO PRI de Enrique Peña Nieto, que definió como joven y de vanguardia, parece estar planchado para su mero bro Aurelio Nuño, cuyo efecto dominó en Chiapas recaería con un priísta totalmente Palacio.

MÁS DE UN tricolorote anda ya como zopilote: merodeando Santo Domingo, más especialmente con la discrecionalidad con la que Rocko Albores Gleason actuó (por acción u omisión).

LA FAUNA priísta ya aplaude y anda de alfombra con Mario Carlos Culebro, quien por estatutos ya no puede ser dirigente (pues él fue electo en los tiempos de su otrora compadre Roberto Albores Guillén).

[DE LOS EX PRESIDENTES, quienes sí pueden (porque por prelación “subieron” a dirigentes) son dos: Aquiles Espinosa García y Roberto Domínguez Castellanos, ninguno de los dos tan cerca del güerismo.]

HAY OTROS que ya se andan moviendo sin la (¿rigurosa?) bendición de su jefe político, confiadotes (o al menos eso creen) de que el PRI es un partido aparte.

YA VEREMOS si estos priístas recuerdan que sólo hay un embajador presidencial a quien primero deben pedir permiso para moverse y, después, en todo caso, su bendición política para llegar planchadito a Santo Domingo.

¡CIEEEEEEERREN las puertas, señores!


CACHIVACHES: NO SE LO DIGA a nadie, pero la casa de cierto ex góber de triste memoria (y peor reputación) ha estado muuuuy visitada esta última semana. ¿Será que sólo han sido reuniones de amigos bohemios? Le doy un Norte: su nombre tiene unas siglas parecidas a la P, S y M… “LA LIBERTAD de expresión es decir lo que la gente no quiere oír”. Lo dijo el escritor George Orwell

Facebook
Twitter
Los de Cajón

Papa al volante

 

Durante su visita a Chiapas, el Papa estaba cansado de tanto protocolo y alabanzas, por lo que decide romper por un rato las reglas, detiene un coche y le dice al chofer:

—Hijo mío, tengo ganas de romper un poco la rutina, ¿serías tan amable de dejarme conducir mientras tú te pasas atrás para descansar?

—Está bien, su Santidad. Nadie puede negarle algo al Papa, ¿verdad?

Y entonces, el clérigo (que no conducía desde hace 30 años) toma el volante con el chofer sentado atrás, en la enorme limusina de cristales ahumados saltándose topes y semáforos rojos a toda velocidad, haciendo poco caso a las señales viales, hasta que se pega con unos contenedores de basura y llega una patrulla de Tránsito Municipal.

El Papa baja la ventanilla y, al verlo, el policía se queda petrificado; sin decir nada regresa a su vehículo y toma la radio:

—Patrulla 515 a central.

—Sí, agente, ¿qué sucede?

—He detenido a un tipo que parece muy influyente y poderoso y no sé cómo proceder.

—Pues haga lo común: póngale una multa.

—No, no, es que este tipo tiene que ser muy, pero muy influyente y no me quiero meter en problemas.

—¿Qué es?, ¿un diputado?

—No, no, mucho más gordo que eso.

—¿El presidente municipal, ¿un juez?, ¿un secretario?

—Ninguno de esos. ¡Es mucho más poderoso!

—¿Ha detenido usted al Güero Velasco? Mire que le tenemos dicho que no corra en su coche.

—No diga tonterías, no es el Güero.

—Bueno, ¿pues entonces quién es?

—Pues… no estoy seguro, pero se me hace que es Dios.

Del otro lado de la línea se escucha la carcajada y el policía contesta:

—A ver compañero, ¡cómo va a ser Dios! ¿Qué le hace pensar eso?

—Carajo, pues no puede ser otro, ¡si lleva al Papa de chofer!

 

Sujeto y predicado

 

En la Primaria ‘Rodulfo Figueroa’, la maestra de español le pregunta a uno de los alumnos:

—Jaimito, en la oración “María está disfrutando", ¿dónde está el sujeto?

Sin pensarlo, el niño responde:

—Muy fácil maestra, ¡pues encima de ella!

 

Taxista desconfiado

 

Un joven jugador había perdido todo su dinero en el casino, así que sale del lugar pero ya era muy tarde, llovía y en la parada de taxis sólo quedaba uno; se acerca y pregunta:

—Buenas noches. Mire, voy acá a unos 30 kilómetros, pero no llevo dinero, ¿le puedo pagar cuando lleguemos?

—Lo siento señor, pero a esa distancia y a estas horas cobro por adelantado y si no tiene usted dinero, no puedo llevarle a ninguna parte.

El tipo estuvo un rato insistiendo y rogando, pero no consiguió nada, así que tuvo que volver a casa de raid.

Varias semanas después volvió a jugar, pero en esta ocasión tuvo suerte, ganó una gran suma de dinero; a la salida aún era de día, hacía buen tiempo y la parada de taxis estaba a tope.

El hombre se fijó en que el último de la fila era el taxista de la otra vez, el cual estaba absorto leyendo el periódico. Tras unos segundos pensando, se dirigió al que estaba aparcado en primer lugar:

—Buenas tardes, voy acá a unos kilómetros y si además de llevarme me da un beso, le daré 100 pesos más.

—¡Pero qué clase de pervertido es usted! ¡Fuera de mi vista!

Luego fue a proponerle lo mismo al segundo, al tercero, al cuarto y a todos obteniendo la misma respuesta, hasta que llegó al último:

—Hola, ¿qué tal? Mire, quiero que me lleve acá a unos 30 kilómetros, como el otro día, pero hoy llevo dinero contante y sonante. Además, para que vea que no le guardo rencor, le voy a dar la oportunidad de ganar 100 pesos extras de la forma más sencilla.

—¡Ah, estupendo! Si no es muy difícil acepto. ¿Qué tengo que hacer?

—Nada, nada... Usted arranque y cuando pasemos por delante de sus compañeros, sonría y salúdelos con la mano.

CargandoCargandoCargando