Letras en su Tinta

“MANIFESTAMOS nuestro respaldo al Presidente de la República y nuestro desconcierto frente a la posición de algunos pocos gobernadores que han llamado a romper el Pacto Federal”.

EL INÉDITO pronunciamiento de siete góbers morenos llamó la atención, en respuesta a la rebeldía de otros mandamases del centro y norte del país inconformes con el presupuesto.

EL TEXTO de cuartilla y media tiene toditita la narrativa presidencial, pues llama a los góbers rebeldes a “serenarse”, uno de los varios términos favoritos del inquilino de Palacio Nacional.

LLAMA la atención el hecho en sí, pues es la primera vez que al maestro de la agenda pública, El Señor Presidente, le salen unos espontáneos al ruedo político, de su partido, para no dejarlo solo y cubrirle la espalda.

TODO empezó con la paga, pues ya lo decía don Patro: “Duele más una patada en el bolsillo que en los…”.

LOS GÓBERS que salieron de la CONAGO para fundar la llamada Alianza Federalista –Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila y Aguascalientes– se quejaron de pocas participaciones federales y amenazaron con salir del Pacto Federal si no se corrige.

EN RESPUESTA, AMLO, con ese tono sarcástico tan suyo, les recomendó “hacer una consulta” con sus gobernados, a ver si estaban de acuerdo con esa medida.

LOS MANDAMASES de esos seis estados no se arrugaron y todos respondieron que le entraban a la consulta popular y la harían, para comprobar que sus gobernados estaban de acuerdo con inconformarse por aportar más a la federación pero recibir menos.

EN ESE CONTEXTO, al viejo estilo de la mafia del poder (dixit AMLO, qué conste), los siete góbers morenistas cerraron filas en torno al Presidente y desestimaron lo dicho por “algunos pocos gobernadores” (en realidad, son seis; sólo uno menos que los morenos).

EN FIN, saque sus palomitas porque esta peli sexenal ya empezó a ponerse interesante, aunque todavía no sabemos quién es el bueno, el malo y el feo.

 

Hitazo

 

HACE 10 años que no se entregaba una concesión de transporte, lo cual encabezó ayer el gobernador Rutilio Escandón.

FUE UNA NOTA más para muchos pero, en materia de gobernabilidad, es un verdadero hitazo de Aquiles Espinosa, secretario del ramo.

EL TRANSPORTE de carga, especialmente, es un ala sumamente complicada, rijosa y hasta hamponesca.

[BASTE recordar que, precisamente por el transporte de carga, el multimillonario proyecto Chicoasén 2 fracasó por rencillas de camiones de volteo que se pelearon, incluso a balazos, esa plaza para hacer el trabajo.]

ESTE ACUERDO estuvo planchado de manera ejemplar, pues no hubo protestas previas y, por lo que se ve, no creo que las haya en lo venidero.

EN EL EVENTO de ayer, se pudo ver a transportistas de todas las corrientes, ellos mismos ídem, lo cual se infiere que toditos fueron salpicados con el beneficio de una concesión.

EL EJEMPLO más reciente de una (mala) entrega de concesiones fue en 2010, cuando al entonces gobierno se le complicó tanto que terminó echándose para atrás e inventando otros términos como “tolerados”.

[EN REALIDAD, se trató de recompensar a organizaciones sociales que sirvieron electoralmente a ese gobierno, lo cual redundó en el empoderamiento de mafias que aún no se terminan.]

TAL PROBLEMA se arrastró desde entonces pues esos piratas de facto alegan derechos, lo cual es el eterno problema del ramo transportista, por el cual hasta se queman mutuamente sus naves.

EL COLMILLO de Aquiles Espinosa para no generarle un problema al gobernador Rutilio Escandón afloró en la entrega de ayer de las nuevas concesiones.

SI ESTA medida no trae pataleo del sector, lo que viene es una normalización del transporte, en su modalidad de pasajeros, una añeja demanda que, de concretarse, arrancaría las palmas al gobernador por parte de propios y extraños.

PARA decirlo en términos beisboleros, ya veremos si ese hitazo de Aquiles Espinosa le da para avanzar a la segunda base, o bien, se convierte en el nuevo pitcher titular del dueño del equipo.

CHAN, chan, chaaannn…

 

#TuxtlaSegura

 

¿SE SIENTE más tranquis, acá en Tuxtla?

AYER, ante empresarios, se informó que Tuxtla Gutiérrez se encuentra entre las cinco ciudades del país con mejores índices de seguridad.

ANTE el alcalde Carlos Morales, su sheriff tuxtleco, Jorge Alexis Zuarth, informó al Centro Empresarial de Chiapas que todos los índices de inseguridad en la capital chiapaneca van a la baja.

CHEQUE LAS CIFRAS:

EL ROBO a casa-habitación se redujo un 90 por ciento; el robo a transeúntes disminuyó el 85 por ciento y el robo a negocios bajó un 74 por ciento.

ADEMÁS de que la extorsión cayó al 51 por ciento y los feminicidios registraron una baja significativa que llegó al 50 por ciento.

OJALÁ no sea por la pandemia, pero si esos datos son fidedignos, se ha avanzado notablemente.

POR ESO, ayer varios funcionarios del gobierno municipal crearon la etiqueta #TuxtlaSegura en sus redes.

Y USTED, ¿se siente más tranquis acá en Conejolandia?

 

CACHIVACHES: CLARO y directo, el mensaje político que el gobernador Rutilio Escandón puso ayer en la arena pública con la participación del canciller Marcelo Ebrard, padrino político de Mario Delgado, éste el nuevo mandamás nacional de MORENA gracias a la tercera encuesta (y la vencida); oséase que el cambio de dirigencia de ese partido acá en el rancho amado pareciera inminente, a menos, claro, que Ciro Sales El Samurai saque su espada y se atrinchere junto con su padrino para pedir el espaldarazo que necesitan del mismísimo Palacio Nacional… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com

Intersexenal

Intersexenal

La historia del compita que anda levitando nomás pa' seguir oxigenándose de la vía láctea —o sea, de la teta presupuestal— llega a las marquesinas de todos los cines de Chiapas.

El protagonista fue un extra en Sé lo que Hicieron el Sexenio Pasado y el también exitazo de taquilla de antaño, Pandillas de Tuxtla York.

Ahora, sin embargo, el actorazo es lanzado al estrellato con un maquillaje amarillo de rechupete pues aunque se ve pálido, flaco, ojeroso y cansado, mantiene sus ilusiones.

En esta peli, que originalmente se llamaba El Principito, el chamaco en cuestión es un mocoso que, de sopetón, de repente se cree un Belisario Domínguez redivivo.

Una secuencia es genial: cuando el astronauta va flotando por encima de todos, con tal de llegar a la estación 2018 con oxígeno extra.

Ya veremos, próximamente, el estreno y alfombra roja de Intersexenal, esta nueva producción de Colocho Studios y Bandidos Films.