Letras en su Tinta

“POR EL QUE SEA, pero voy a ser”.

ASÍ FUE LA RESPUESTA, inmediata y espontánea, de Eduardo Ramírez Aguilar a la periodista Adela Micha cuando le preguntó por qué partido será candidato en 2024.

“NO LO ESTÉS incitando a la rebelión”, terció, a carcajadas, el zacatecano Ricardo Monreal, con quien el chiapaneco ha sellado su destino político.

“YO NO ESTOY afiliado a MORENA”, ilustró el autodenominado Jaguar Negro en el programa La Saga, donde la ex conductora de Televisa se muestra ahora más relajada en un formato televisivo donde incluso suelta palabrotas y hasta su trago echan.

EL FRAGMENTO de esa entrevista de más de dos horas se volvió viral en Whats, lo cual amerita infaltable mención pública.

ERA está, pues, destapadísimo, luego de que en 2018 no pudo ser el abanderado del Verde-PRI, cuando se le atravesó Roberto Rocko Albores, ni de MORENA, cuando el amigo y compa de batallas de AMLO, el actual gobernador, se impuso.

EL SECRETO a voces, pues, ya quedó disipado pues Lalo Ramírez ya dejó clarito que en el 2024 tiene una cita con la historia, así que su no tan soterrado contrincante del (hasta ahora) partido oficial ya la tiene cantada.

EL JAGUAR confirma, eso sí, su osadía política, que tantas campañas negras le ha valido acá en el rancho amado.

YA SABE (o calcula) lo que viene, de tal manera que tendrá que cuidar muchísimo más su paso, pues cada huella que deja será fiscalizada con lupa.

YA VEREMOS si el rugido adelantado le aguanta hasta el 2024, para mantener atemorizados a sus enemigos que vienen.

 

Árbitro

 

AL CONFIRMAR el retiro de registro de cinco partidos por no alcanzar el 3 por ciento de votación mínima, el Instituto de Elecciones bajó la cortina.

ORGANIZAR a ciudadanos, para que todos podamos votar, no es nada fácil, especialmente en Chiapas donde el sospechosismo es el pan de cada día.

EL COMPA Oswaldo Chacón y sus consejer@s sacaron la chamba y, en medio de una gobernabilidad siempre prendida de alfileres, las excepciones (de tanta bulla) confirmaron la regla (de la tranquilidad).

[EL QUE QUEDA en entredicho, y de qué manera, es el Tribunal Estatal Electoral, cuya triada de compitas quedaron exhibidos como un manojo de intereses políticos que recibieron tácita línea en eso de juzgar con imparcialidad.]

SI HUBO tres municipios donde no hubo urnas, fue porque el gobierno así lo decidió; y si tres más se anularon, fue porque los actores políticos no pudieron controlar a las turbas partidistas que, literal, incendiaron esos pueblos.

LO IDEAL en cuanto a gobernabilidad (y lo legal) es que haya elecciones extraordinarias, porque tal es el mandato del Tribunal Federal Electoral, que el Congreso sólo dejó en integrar Concejos Municipales.

[LAS IMPUGNACIONES a la decisión del Legislativo acá en Chiapas deberán tener efecto muy pronto, así que, de un momento a otro, el Diputado Ferragamo deberá ensuciarse sus caites fifís para agarrar el toro por los cuernos y no ser tan obediente ni sumiso.]

Y SI SE DECIDE dejar los Concejos, lo que apremia es hacer una finísima Operación Cicatriz entre todas las fuerzas políticas para dar tranquilidad a esos pueblos otrora tierra de caciques.

NADIE duda que, si se le encarga esa nueva chamba a Oswaldo Chacón y sus consejeros, contará votos y no problemas, mucho menos incendios o petateados.

EL IEyPC cumplió con su papel de ser árbitro, no jugador; eso sí, ya veremos cómo pitará, de aquí al 2024, para que el balón se mueva.

 

Traidores

 

LA BAJA que le dieron a una tucana de antaño es reflejo de que los traidores son el pan de cada día en esa franquicia.

TODOMUNDO sabía de los enjuagues de la susodicha, aunque por supuesto no es la única que le jugaba las contras a ese partido.

DE HECHO, todo indica que ahí anida la simulación pues la pareja que comanda esa franquicia son los principales tapetes políticos al sutil pero poderoso aliado/adversario que quiere ver esa sigla reducida a cero.

LA REALIDAD, sin embargo, es que detrás hubo un ajuste de cuentas donde perdió la más débil; y no importa, pero sí es sintomático del fuego amigo que se vive.

LO TERRIBLE es que ese partido, que se supone ahora está más empoderado, actúe como si fuera uno más, del montón.

SUS CAPITANES sólo están ensimismados, viendo e imponiendo a los suyos, en busca de huesos, erosionando a los liderazgos de todo Chiapas (que no son pocos).

EN LA CAMPAÑA que recién terminó, por ejemplo, no hubo más que palmaditas en la espalda.

NI PLAYERAS ni gorras, menos paga, porque siempre se quejaban de que sus prerrogativas estaban recortadas por la pandemia.

Y NO ES CIERTO, por supuesto, porque reciben dos millones y medio de pesos al mes, que quién sabe a dónde van a dar porque a los comités municipales no (bueno, en realidad, basta ver a las personas morales que facturan).

LAS TRAICIONES en política son el pan de cada día y pocas, muy pocas veces, alcanzan a personajes como cierta oportunista empoderada gracias a sus padrinos pero a quien la ley colocó en su lugar.

ESO SÍ, las vendettas apenas empiezan, especialmente, cuando entre traidores te veas.

 

CACHIVACHES: AUNQUE el pasado viernes 15 de octubre debieron quedar listas las Comisiones legislativas (como lo estipula el Artículo 34 de la Ley Orgánica del Congreso estatal), el Diputado Ferragamo decidió que fuera hasta mañana martes, ante la callada y sumisa mirada de toditos los demás cobradietasEscríbame a: tinta_fresca@hotmail.com

Compadres

Compadres

Una relación de amor-odio entre compitas de la misma cachucha llega en espectacular estreno a los cines de todo Chiapas.

Después del exitazo de Linterna Verde en 2012, Güero Films lleva ahora a la pantalla grande esta historia súper original de tres alegres compadres.

En principio, la peli es una comedia donde todos ríen por todo, pero después se vuelve una cinta de suspenso y mucha intriga, para terminar en un filme de acción: repleto de sopapos y golpes bajos.

Compadres promete además un remake, con final diferente para todos, previsto a estrenarse en agosto de 2018.

Por lo pronto, usted no podrá ni pestañear en su  butaca de cómo esos compitas se enciman uno al otro con tal de robar cámara.

Compadres