Letras en su Tinta

SI FUE su novio, esposo o un acosador, el homicida de Jacqueline “N”, una jovencita de Villacorzo, esté seguro que se sabrá y ese barraco sinvergüenza irá directito a la cárcel. 

LA CARPETA de investigación que se abrió por obligación de ley, lleva a cabo los protocolos de un feminicidio.

NO HAY conclusión alguna que haya adelantado ninguna autoridad, especialmente cuando Chiapas mantiene activa una alerta de género.

EL CASO ha llamado muchísimo la atención porque los familiares, con todo derecho, han expresado sus dudas y temores.

NADA se ha soslayado y créame que un profesional de la persecución del delito, como lo es el colmilludo Jorge Luis Llaven, no permitiría ninguna violación al debido proceso.

PORQUE reventar un protocolo de investigación, además de un delito y responsabilidad para un funcionario, provoca una revictimización (es decir, un doble agravio).

ES OBVIO que el asunto, además de legal, tiene una ostensible cuerda política para intentar dañar al mero mero de la Fiscalía General del Estado (FGE).

ESE FUEGO amigo no guarda ni siquiera las formas y tiene toditito el sello del segundo piso de Palacio.

Y LA VERDAD, ese nervioso inquilino escupe para arriba pues manchar a sus compañeros de andanzas sexenales también lo puede alcanzar a él.

QUIZÁ su golpeteo debajo de la mesa se deba a que las mejores cuentas que entregó el mandamás de Palacio, en su Primer Informe, fueron precisamente en materia de seguridad.

POR LO PRONTO, ya verá que el asesinato de la jovencita de Villacorzo, si es feminicidio, se castigará como ha sucedido con otros lamentables casos: con todo el rigor de la ley.

 

“Yo soy”

 

LA MANDAMASA suprema del Congreso, Liz Bonilla, no sufre y, por el contrario, sólo se ríe de que le saquen rivales pues ella se ufana: “Yo soy”.

LA TÍA LIZ, dicen sus (no pocos) malquerientes, confía a sus más leales que “sin duda” será la sucesora del extraviado Emmanuel Cordero.

PRIMERO, porque MORENA no tiene otro cartucho más que ella, con tanta cercanía con el mismísimo inquilino de Palacio.

DOS, porque ella “ya pactó” con Manny, el mismo que ridículamente porta el número 21 cuando juega fut llanero, cuando lo único que merece, tras su desastrosa actuación al frente del ayuntamiento, es una patada en donde la espalda cambia de nombre para que se vaya.

TRES, y uno de los factores más importantes, es porque todo lo que ha hecho al interior del Congreso, mantener la discrecionalidad de sus aviadores (digo, colaboradores) se enfoca en hacer un guardadito para el 2021.

[NO ES DESESTIMARSE, tampoco, los acuerdos con Marcelo Toledo, la otra carta fuerte del Congreso, con quien (man)tiene una relación con altibajos, sobre todo en lo referente al maldito dinero que nada vale (Pedro Infante dixit).

EL CUARTO factor es la relación estratégica que tiene con alcaldes, a quienes con no poca sutileza los mantienen con mecate corto para que ayuden a la causa morenista.

Y EL QUINTO (y quizá determinante), es el que tiene que ver con un apoyo que pocos pueden presumir: el de Pío López Obrador, hermano del inquilino de Palacio Nacional y compadre del de Palacio de Gobierno.

SI TODITO eso tiene de su lado doña Liz, quizá por eso se ufana de presumir “Yo soy”, aunque, claro, sólo faltaría ese trámite que es ir a las urnas y que la comitecada, esa temperamental ciudadanía, vote por ella.

 

Arte

 

CHIAPAS vuelve a ser nota nacional pues el Emiliano Zapata afeminado, con zapatos de tacón y desnudo, es autoría de un artista de acá de nuestra tierra: Fabián Cháirez.

LA PINTURA que sirvió para el cartel principal que promovió una exposición plástica organizada por la mismísima Secretaría de Cultura, causó repulsa en la familia del revolucionario del sur.

AYER incluso, en el propio Palacio de Bellas Artes, donde se exhibe la muestra, llegaron varias organizaciones agrarias para “exigir” que se retirara esa pintura “denigrante” a la imagen del Caudillo del Sur, lo que derivó en una lamentable situación violenta con compas de la comunidad lésbico-gay.

EL JOVEN artista, egresado de la UNICACH, debe estar gustoso de la polémica que ha causado su obra y, aunque nos guste o no en lo particular, tiene todo el derecho de pintar al histórico personaje como se le dé la gana. 

EL ARTE, por definición, es provocador y esa fue precisamente la intención de quien eligió esa obra y vaya que lo logró.

LA 4T NO debe dar cabida a una intentona de censura pues, nos guste o no, insisto, el artista tiene todo el derecho de expresarse como quiera.

HAIGA sido como haiga sido, el artista Fabián Cháirez ya ganó la partida por su tan peculiar pintura sobre Emiliano Zapata, con lo cual sale del anonimato y, para más señas, es nacido acá, en el mismísimo Chiapas.


CACHIVACHES: VAYASTÉ a saber por qué pero el capitán de Chiapas Unido, Conrado Cifuentes, ha enojado a su padrino y, según dicen quienes lo conocen, anda muy nervioso (él, no su padrino). ¿O será simple fuego amigo en el entorno inmediato al poderoso Número Dos de Palacio? Mmmm… BUEN refresh le dieron ya a la imagen del Tribunal Electoral, luego de que el concurso para renovar su logotipo fue altamente participativo; se notan los aires nuevos que pegaron en esa instancia, con la llegada de la movidita Sofía Ruiz… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com

Escuadrón suicida

Escuadrón suicida
Por: VICC
@tinta_fresca
16/Agosto/2016

La macabrona historia del macabrón chamaco que se cree muy chicho pa’ los zurdazos prohibidos y golpes bajos, llega a los cines de todo Chiapas.

Esta peli comienza con una escena donde el protagonista se ve como niño bueno, con ojo azul y toda la cosa.

Luego cambia radicalmente a un endiablado personaje al que le da por azuzar a varios compitas para que linchen a un extraviado moreno que anda por ahí haciéndole sombra.

Al estilo Mad Max, ataviados con palos, resorteras y una que otra fusca, estos compitas le propinan de todo al antagonista, hasta hacerlo bailar de (dis)gusto para que ruegue por su vida.

Esta cinta es llevada a la pantalla grande por la misma casa productora de Pandillas de Tuxtla York.

Una extraordinaria secuencia, que le pone hasta humor involuntario a este largometraje, es cuando se aparecen los policías y, en cuanto ven a los espontáneos defenderse, huyen despavoridos rumbo al monte.

Escuadrón suicida