Letras en su Tinta

LA ECONOMÍA amenaza con quedar en alfileres los próximos tres meses… Y ojalá no se los quiten.

EN EL TRIMESTRE que inicia (abril, mayo y junio) la caída alcanzará hasta un atípico e histórico -20 por ciento del Producto Interno Bruto, según el cálculo de Carlos Urzúa, fugaz secretario de Hacienda.

EN CHIAPAS, el impacto será demoledor si no se hace algo y la clave es: “gastar, gastar, gastar”, según lo refiere el ex funcionario de AMLO en un muy claro texto que ayer publicó en El Universal.

DOS de los cuatro sectores afectados por el desplome de la economía pueden sacar del bache a Chiapas: sector turístico y de la construcción (de los otros dos, el automotriz y el energético, nuestra tierra aporta nada).

CIERTOS de que el coronavirus matará la economía estatal, el gobierno tiene aún la opción de mover la economía a través de la inversión pública y, de ser necesario, hasta adelantar participaciones.

[LA PAGA pública ahí está, así que no hay de otra que recurrir a instrumentos financieros de la banca de desarrollo para invertir en proyectos sexenales que tienen viabilidad y venderán muy bien.]

NO SE NECESITAN magos sino técnicos que, sin timidez y sí mucha creatividad, hagan designaciones de contratos en obra pública –porque la pandemia lo permite–, para salvar a cientos de empresarios locales.

SI EL PÁNICO y el inmovilismo toman como rehén a las decisiones gubernamentales, veremos un fuerte desgaste en apenas el primer tercio del sexenio.

HASTA por utilidad política debieran hacer algo: el actual gobierno tiene que vender que hicieron bien las cosas en este 2020, para que en el 2021, cuando algunos de los ahora funcionarios sean candidatos, presuman de algo.

CADA DÍA que pasa sin hacer nada, es un granito de arena que se abona a que nuestra de por sí magra economía quede (aún más) estancada.

TODOS esperamos con ansia la vacuna del gobierno a este virus que intenta agonizar a la economía estatal.

 

Cubrebocas

 

QUEDARSE en casa no es suficiente, hay que usar cubrebocas (especialmente en la calle).

AUNQUE originalmente la Organización Mundial de la Salud dijo que sólo personal médico debía usar la protección, ahora se sabe que ese medio es efectivo para evitar el coronavirus.

UN ESPECIALISTA de la UNAM explicaba que el contagio se da al toser y estornudar, porque la saliva hace contacto en otro ser humano, pero también explicaba que quedaba en el ambiente.

EN BUEN cristiano, eso significa que una protección extra a sí mismo, y a toda tu familia, es bloquear la propia saliva y la ajena, especialmente entre los sintomáticos que no manifiestan enfermedad pero sí contagian.

LA CUARENTENA tiene como propósito romper el contagio masivo, al quedarse en casa, aunque tampoco es garantía de nada, como sucede con Estados Unidos, que hoy registra el mayor número de casos en el mundo.

EN CAMBIO, República Checa y Japón, que han promovido el cubrebocas entre su población, han encontrado sensibles bajas de COVID-19 entre su población, según reportes internacionales.

ACÁ EN EL PUEBLO, el primer virus con el que hay que luchar es la ignorancia, pues la gente sigue saliendo sin necesidad de hacerlo (y lo peor: sin protección alguna).

AYER, con el primer registro de muerte por coronavirus en Chiapas, la gente debería entender que la situación que vivimos es muy grave, no como en Venustiano Carranza que hasta hacen tumultos por El Señor del Pozo.

Y SÍ, la gente dirá que el paciente de 55 años de edad se fue a chambear a Tijuana y no se cuidó a su retorno a su natal municipio, La Independencia; incluso, se negó a ser intubado cuando agravó hasta finalmente morir.

ESTE LAMENTABLE caso ojalá sirva de ejemplo para que la gente no se tome a la ligera tal pandemia, para que NO salga de casa y, si lo hace, use el cubrebocas.

NO ESTÁ de más exagerar en los cuidados propios porque entonces cuidamos a nuestra familia, a nuestros vecinos, a nuestros amigos.

O PARA decirlo en lenguaje actual de redes: #MascarillasParaTodos #TodosLosDías.

 

Mocharse

 

UNA GOTITA de ayuda al mar de las necesidades que en salud tendremos/tenemos por el coronavirus, es el llamado a mocharse con donar un mes de sueldo que el góber Rutilio Escandón hizo público.

EL PRIMERITO que no dudo en donar su paguita fue Jorge Luis Llaven Abarca, el funcionario insignia de la actual administración, quien no sólo combate el delito sino resiste, un día sí y el otro también, el fuego amigo.

OTRO que reaccionó prontito fue Conrado Cifuentes, el capitán del partido Chiapas Unido, quien pidió ponerse la de Puebla no sólo a los actuales funcionarios sino a todos aquellos que han sido beneficiados por Chiapas (y créame que la lista no es nada corta).

AGARRÓ parejo: diputados locales, diputados federales, senadores y todo aquel que, en el pasado, recibió sus buenas mochadas del erario (nomás le faltó mencionar el nombre de su ex jefe político).

EL LLAMADO de este reinventado personaje político llama especialmente la atención porque ni siquiera el partido de casa, MORENA, ha dicho que sí le entra con su cuerno (y mire que trasquilarle un mes de sueldo a José Antonio Aguilar Castillejos es como una flor al viento, diría tío Noquis).

YA NO LE DIGO de otro de sus aliados, el PES, cuyo mandamás estatal Maya de León Villard, también ha estado muy calladito.

YA VEREMOS quién más le entrará con su gotita de ayuda para combatir el coronavirus.


CACHIVACHES: EL ALCALDE tuxtleco Carlos Morales es de los pocos que, sin hacer bulla, toma sus previsiones para lo que viene pues está calculando una significativa merma en sus ingresos, de más o menos el 10 por ciento, por lo que ya busca aquí y allá dónde hacer ajustes sin sacrificar el cumplirle a la conejada… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com

Escuadrón suicida

Escuadrón suicida

La macabrona historia del macabrón chamaco que se cree muy chicho pa’ los zurdazos prohibidos y golpes bajos, llega a los cines de todo Chiapas.

Esta peli comienza con una escena donde el protagonista se ve como niño bueno, con ojo azul y toda la cosa.

Luego cambia radicalmente a un endiablado personaje al que le da por azuzar a varios compitas para que linchen a un extraviado moreno que anda por ahí haciéndole sombra.

Al estilo Mad Max, ataviados con palos, resorteras y una que otra fusca, estos compitas le propinan de todo al antagonista, hasta hacerlo bailar de (dis)gusto para que ruegue por su vida.

Esta cinta es llevada a la pantalla grande por la misma casa productora de Pandillas de Tuxtla York.

Una extraordinaria secuencia, que le pone hasta humor involuntario a este largometraje, es cuando se aparecen los policías y, en cuanto ven a los espontáneos defenderse, huyen despavoridos rumbo al monte.

Escuadrón suicida