Letras en su Tinta

Peso

 

LOS APOCALÍPTICOS vaticinaron catástrofe financiera si AMLO llegara a la presidencia y el dólar cerró ayer a su mínimo histórico: $18.60

EN BUEN cashlán, eso significa que el mundo veía con ansiedad un relevo democrático, un cambio de régimen.

OSÉASE que el presidente Andrés Manuel no sólo es la esperanza de México sino del mundo para que México le vaya más mejor de como le ha ido.

 

Diferente

 

GOBERNAR diferente, con austeridad, sin lujos ni privilegios, es la línea que les mandó el futuro presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a sus correligionarios morenistas.

CON EL AMLO Style, al citar a todos sus compas electos de todo el país en la mismísma Ciudad de México, corazón político del país, se advierte una clara refundación del presidencialismo.

NO SÉ si esté mal o no, lo cierto es que a muchos mexicanos les encanta que le digan qué hacer e incluso cómo hacerlo, antes que preguntarle qué piensa o propone acerca de tal o cual asunto.

LOS PSICOHISTORIADORES advierten que la obediencia está en el ADN del mexicano, primero fue un Tlatoani, luego un Virrey y ahora un Presidente al que se le sigue, de tal manera que acatamos y hasta nos gusta la línea.

SI TAL APRECIACIÓN es correcta, se advierte un triunfo por adelantado del tabasqueño, quien ha decidido todo lo que sucederá en MORENA y su protagonismo ha sido tal que ha borrado prácticamente al aún Presidente.

SU AGENDA es la agenda del país y hay algo que pocos han notado y es muy bueno para la transparencia: todos los días dialoga con reporteros, sin boletines de por medio ni voceros que hagan traducciones.

EL BLINDAJE democrático a favor de AMLO es alto y le perdonará todo tipo de echadas para atrás o malas interpretaciones de campaña, así que sus detractores pierden tiempo en insultarlo.

LO MUY CURIOSO será ver, en el futuro inmediato, cómo aterrizarán los alcaldes, diputados y senadores esa línea del presidente AMLO: si la creen a piejuntillas o van matizando para llevársela traquis, leve, relax.

YA VEREMOS qué tipo de presidencialismo se refunda en México.

 

Huerfanitos

 

CASI una decena de compitas sexenales están a punto de quedar en el olvido luego del tsunami que fue MORENA, debido a la franca incompetencia de los cerebros electorales.

[EL NEFASTO entre nefastos es, sin duda alguna, Óscar Muñoz, un fuereño a quien también se le debe que se haya colado un traidor y desleal al Senado, desplazando a verdaderos cuadros güeristas.]

NO POCOS se preguntan, en la burbuja sexenal, qué va a pasar con Fernando Castellanos, Raciel López Salazar, Jorge Luis LLaven, Juan Carlos Gómez Aranda, Jorge Betancourt, Nacho Avendaño, Paco Ortega y Roberto Rubio.

LOS AHORA descalabrados aspiraban a una posición legislativa que los (re)compensara por sus servicios políticos prestados durante el sexenio pero se les apareció la ola morena y se los llevó la corriente.

LA PREOCUPACIÓN es innecesaria, confían algunos, pues el gobierno actual aún no se acaba y serán reacomodados en estratégicas posiciones como para lograr ser transexenal.

SOBRE todo, porque la mayoría de ellos necesitan cierto blindaje al pasar por espacios de mucho cuidado, como dependencias que están hundidas en francos números rojos; o bien, porque fueron operadores de temas muy especiales que pudieran traerles broncas transexenales.

YA VEREMOS en dónde (re)colocan a estos compitas que se la han jugado, desde el principio y hasta el final, con el Número Uno, quien dicho sea de paso se ha convertido en la pieza nacional de la transición y su talento político es la envidia de no pocos egos en la vida nacional.

 

Toño

 

ANÓTELO en su diccionario: José Antonio Aguilar Castillejos, un hombre que de ahora en adelante será muuuuuy poderoso.

TOÑO, como le dicen sus amigos al aún dirigente estatal de Morena, fue nombrado ayer por AMLO como Coordinador de Programas Sociales en Chiapas, algo así como un “embajador” todopoderoso del gobierno federal.

OSÉASE que a partir del 1 de diciembre próximo, al desaparecer todas las delegaciones federales, al actual Senador suplente (de Lalo Ramírez) le van a salir más amigos que a ningún otro morenazo.

SERÁ INTERESANTE ver, eso sí, cómo configura esa megaoficina del supremo gobierno: si, por ejemplo, nombra a coordinadores de programas sociales y él sólo supervisa; o de plano, él solito controla toditos los padrones electorales, digo, a los padrones de beneficiarios.

POR OTRO lado, este moreno tendrá que cambiarse el chip pues de aventar grito y sombrerazo, como estaban acostumbrados los de izquierda radical, vendrá ahora el sabroso momento de dar respuesta a reclamos sociales.

O BIEN, para decirle en sabias y finas palabras del (malogrado) priísta Julián Nazar cuando fue nombrado secretario del Campo: “No es lo mismo ser borracho que cantinero”.

Franki moderno

Botica: Trasplante de cabeza, una operación que costaría 10 millones de dólares
16/Octubre/2016
Franki moderno
Icono FotoArte Digital: Salvador Vázquez
Por: STAFF
@tinta_fresca

Rusia podría ver “nacer” al Frankenstein verdadero.

La ciencia ficción quedará atrás si es posible realizar, por primera vez en la historia de la ciencia médica, un trasplante de cabeza, cirugía que podría alcanzar un costo de 10 millones de dólares.

Ahora no se trata de un cuento de terror sino de una maravilla científica a ser realizada por un neurocirujano italiano, Sergio Canavero, autodenominado Doctor Frankenstein.

Tinta Fresca lo lleva de la mano para conocer este osado proyecto cuyo candidato número 1 en la lista es un ingeniero ruso, Valerie Spiridinov, de 32 años, quien desde niño ha padecido atrofia muscular en todo su cuerpo.

 

Conejillo de indias

La amputación de la extremidad superior tuvo sus resultados exitosos en monos, cuando en la década de los 70’s, un cirujano estadounidense, Robert White, realizó tal hazaña.

A la muerte de ese médico, su discípulo, el italiano Sergio Canavero, siguió con esa investigación tan polémica y en 2013 hizo pública su intención de realizar un trasplante de cabeza en humanos.

Fue entonces cuando el ruso contactó al Doctor Frankenstein y aceptó ser el conejillo de indias de esa osadía científica pues lo único que quiere preservar, como ingeniero desarrollador de software para computadoras, es su cerebro.

Quien padece atrofia muscular en todo el cuerpo, lo cual lo mantiene postrado desde niño en una silla de ruedas, admitió ser la “cara humana” del polémico proyecto.

Si su cabeza se acopla al nuevo cuerpo, soporta las 36 horas de cirugía, un mes en estado de coma y un año de fisioterapia, “quiero hacerle el amor de forma apasionada a mi novia, montarme en una moto deportiva y andar por carreteras que bordeen el mar… Tener hijos, tener una vida normal”.

 

Media hora vital

Unir la cabeza de una persona con el cuerpo de otro requiere un ejército de médicos internacionales al mando del Doctor Frankenstein, quienes tienen apenas media hora para conectar todos los tejidos amputados.

Primero, se debe encontrar un cuerpo con daño cerebral irreversible y que sea compatible al del ruso Valerie Spiridinov; enseguida, la operación deberá hacerse con los cuerpos sentados.

A partir de la amputación de ambos órganos, la cabeza de Valerie y el cuerpo del donante, se tiene apenas media hora para unir todos los tejidos e inocular fluidos para “conectar” a Valerie.

La cirugía durará un aproximado de 36 horas, el paciente estará durante un mes en coma y, al salir de ella, un año más de fisioterapia para que su cuerpo reaccione a las señales de su cerebro.

Una hazaña científica que, de lograrse, podría ver nacer al Frankenstein verdadero en pleno siglo 21.

Franki moderno