Letras en su Tinta

A UN PAR de semanas de iniciar el proceso de registro para nuevo Rector, la UNACH puede definirse en negativo: en lo que NO necesita.

Y NO ES JUSTO que perviva la prebenda, transformada en promesa de hueso (llámese plaza o recategorización), a cambio de alguna firma “de apoyo”.

LA UNACH no necesita más recomendados para la colina universitaria, sea por amiguismos o compadrazgos.

CUALQUIER aspirante a Rector no debe cobijarse más en eventuales grupos de choque que son una velada amenaza de tácito chantaje.

MUCHO menos en la pleitesía al Poder, sea del color que sea, quemándole incienso un día y soplando las cenizas mañana.

PRIVILEGIAR el espíritu académico, por encima del influyentismo, y plantear mecanismos de rigurosa evaluación, es lo que debe prevalecer en el aula, tanto para la chaviza como para la maestrada.

LA UNACH no puede ser ya reducto de fósiles suspirantes, anclados en el pasado y su más dinosáurico andar.

[EL BOTÓN de muestra de que sí se puede ser diferente la dio el rector de la UNAM, Enrique Graue, quien encabezó la reciente y muy digna lucha contra los porros.]

DEFINIDA la exclusión –de todo lo malo que pervive en la UNACH–, ahora incluya a todo nombre que sí puede oxigenar a nuestra máxima casa de estudios.

OJALÁ que la venidera sucesión nos sorprenda con un nuevo espíritu y convicción en la comunidad universitaria, especialmente incluida su Junta de Gobierno, ésta tan mermada en su credibilidad.

SEGURO que los vientos de cambio del país soplarán también en la UNACH.

 

MVC-Ruti

 

“MIENTRAS una nueva historia sexenal empieza a forjarse acá en Chiapas, el próximo 9 de diciembre un ex gobernador construirá (hasta ahora sólidamente) una propia.

“EL GÜERO-Lek regresará al Senado, en un empoderamiento inédito en un mandatario saliente, típicamente mermado y con camino directo al ostracismo.

“MANUEL Velasco Coello supo forjar su salida sexenal y se volvió no sólo útil sino indispensable políticamente, al ser el puente entre los opuestos Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto.

“Y COMO en México la vida se mide en sexenios, al menos en el que viene, el de las siglas MVC seguirá teniendo oxígeno político.

“NO SERÁ una pieza de museo ni un patético estorbo del pasado, como los dos últimos ex’s; más bien, será un aliado fundamental pues si alguien creyó en Ruti, ése fue precisamente MVC al nombrarlo Magistrado Presidente, lo cual le dio la catapulta política necesaria para llegar a Palacio.

SI QUIERE saber qué sigue, córrale por su Tintota impresa, donde podrá leer un análisis prospectivo de los escenarios políticos que tendrá Chiapas en el venidero sexenio de AMLO.


CACHIVACHES: POS QUE sí, sí y sí, el junior Noé Castañón le dice a todos sus cuates que sí tomará protesta como Senador, aunque ayer MORENA bajó el tema del “Orden del día” porque insiste en que el susodicho concluya los procesos jurídicos pendientes…

Termina la era Obama: Gudbai al jefe


01/Diciembre/2016

» Barack Obama deportó a casi tres millones de personas

Termina la era Obama: Gudbai al jefe
LEGADO. Barack Obama deja una cifra récord anti inmigrantes, lo que lo convierte en el presidente que más personas ha expulsado de Estados Unidos. FOTOS: BBC
Por: REDACCIÓN
@tinta_fresca

El premio nobel de la paz que acabó con el sueño americano.

Barack Hussein Obama II pasará a la historia como uno de los presidentes más queridos en Estados Unidos.

Evitó el armamento nuclear en Irán, retomó la relación con Cuba después de 50 años y se le otorgó el Nobel de la Paz, pero también deportó a casi tres millones de personas por ser indocumentadas.

Detrás de su retórica humanista, durante los ocho años de su gestión se le considera el ‘campeón de las deportaciones’, las cuales superan a las que plantea el presidente electo, Donald Trump.

 

Cifras alarmantes

Obama fue la gran esperanza de los latinos porque les prometió realizar una reforma migratoria.

Sin embargo, de acuerdo con el Departamento de Seguridad Nacional y el Instituto de Inmigración y Aduanas, hasta julio de 2016, dos millones 858 mil personas fueron deportadas por no tener una residencia legal en el país gabacho.

Tan solo en su primer año como presidente expulsó a 391 mil 438 migrantes ilegales, por ello, las comunidades latinas de Estados Unidos lo denominaron ‘El Deportador en Jefe’, término que le adjudicó la presidente del Consejo Nacional de la Raza.

Tras su reelección, Obama planteó evitar la deportación de cinco millones de indocumentados: padres de ciudadanos y residentes permanentes; pero la iniciativa se frenó en los tribunales de justicia.

Los latinoamericanos son los más perjudicados ante la política de deportar a ilegales, encabezados por aztecas, guatemaltecos, hondureños y salvadoreños.

 

¿Qué viene para Obama?

A partir del 20 de enero de 2017, Donald Trump ocupará el cargo. Su discurso en días recientes menciona que expulsará de Estados Unidos a los ilegales con antecedentes criminales, “unos dos o tres millones de individuos”, señaló.

La cifra es similar a la acción ejercida por Obama, salvo que ‘agarraba parejo’ al deportar a indocumentados.

Aunque oficialmente no ha revelado sus planes, el todavía mandatario estadounidense contará con recursos para emprender sus proyectos, gracias a su pensión garantizada de 200 mil dólares al año, además de tener asignados elementos del servicio secreto para su seguridad.

Así, continuará su caminar el premio nobel de la paz que acabó con el sueño americano. (FUENTE: ELFINANCIERO/BBC)

Termina la era Obama: Gudbai al jefe