Letras en su Tinta

LA SUCESIÓN en la UNACH está viendo nacer a dos grupos rutilistas antagónicos, que bien podría ser el sello del próximo sexenio.

FUERA del relevo unachense el Güero-Lek, todo indica que el gobernador electo ha dado luz verde a un hándicap a la colina universitaria.

AMBOS han endosado al gobernador saliente una “intromisión”, con tal de posicionar a sus dos candidatos.

NO HAY, sin embargo, competencia alguna entre los dos perfilados pues mientras las credenciales de uno son las de la tenebra, grilla y actitudes clientelares, la carta de presentación del otro es ser un economista reconocido sin tacha alguna.

VEAMOS:

LA ESTRATEGIA de Hugo Armando Aguilar es clara: “bajarse” de la contienda y operar desde la oscuridad metiendo a un porro (su cuñado), para luego inscribirse de última hora para que después el porro “decline”.

AL OTRO suspirante, José Antonio Molina Farro, le basta su trayectoria de varios sexenios, donde el servicio público no le dejó ni una sola mácula, incluso, en el inefable pedazo sexenal de RAG apá.

LOS OTROS espontáneos, que han levantado la mano para ser Rector, son simples ingenuos que creen algo sacarán, cuando no advierten las señales políticas de que ni siquiera los voltearán a ver.

 

Músculo

 

AL PERMITIR el hándicap rumbo a la UNACH, Rutilio Escandón mide el músculo de su círculo rojo.

¿QUIÉN se impondrá: el poderoso Ismael Brito, o bien, la alianza de grupos rutilistas que apoya a José Antonio Molina Farro?

NO HAY duda que Hugo Armando Aguilar quiere presentarse como el cuñado cómodo pero quiere ignorar cómo se (de)mostró desleal con tres rectores (y dos gobernadores) a lo largo de casi 12 años.

EL (EX) ETERNO Número Dos de la UNACH siempre jugó para él, usando el presupuesto de la UNACH para otorgar plazas y canonjías diversas, con el propósito de lograr incondicionales en puestos claves de la UNACH, los cuales ahora usa.

DEL OTRO lado, se ubica José Antonio Molina Farro, un compita que cuando fue Rector de la UNICACH, demostró cómo lograr finanzas sanas y mantener estabilidad política luego de vivir una etapa convulsa.

[SU PERFIL de economista, y su amplia experiencia en el servicio público, lo hacen el candidato natural para manejar las finanzas actuales de nuestra máxima casa de estudios.]

PEPE se perfiló a la colina universitaria cuando el gobernador electo le encargó armar el Plan de Gobierno con las universidades.

EL ORIUNDO de Tonalá, que mezcla conocimiento técnico con habilidades políticas de la escuela tradicional, se puso a trabajar con el bajo perfil requerido pero con efectividad del 100 por ciento.

TAL TRABAJO lo colocó en la antesala de la Rectoría de la UNACH, sin estridencias, sin tirar lodo y con una discreción y habilidades que ya quisieran muchos.

POR AHORA, ya falta poco para saber si habrá un poder bipartita entre el círculo cercano del gobernador Rutilio Escandón; y si ese hándicap unachense (el litigio en medios) será un sello sexenal que se repetirá.

CHAN, chan, chaaaannnn…

 

CACHIVACHES: SI ALGUIEN duda de la cercanía que tiene Rutilio Escandón con el presidente Andrés Manuel, que vea la foto de ayer en Yucatán, donde los gobernadores de las entidades involucradas en el Tren Maya tuvieron una nueva reunión para definir detalles del ambicioso proyecto sexenal… “EDUCACIÓN es lo que queda después de olvidar lo que se ha aprendido en la escuela”. Lo dijo Albert Einstein… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com



Insolente del pedal

Julia Torres, una cositía en el fin del mundo
01/Abril/2017

» Conquistó Sudamérica durante 11 meses de recorrido

Insolente del pedal
SIN MUROS. Puso en alto el valor de los mexicanos al demostrar, durante la travesía, que no hay fronteras. FOTOS: RICHARD RIDING
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

Dos ruedas, su corazón y el control del manubrio la llevaron a estar en el último rincón del mundo.

Julia Torres, abogada ambientalista egresada de la UNACH, emprendió un viaje de 11 mil 300 kilómetros, en el que enalteció el valor de las proezas mexicanas con power chiapaneco.

Así, tras dar cobijo en tierras cositías a ciclistas de la red ‘Whan Shower’ que visitaban el país durante su recorrido por el mundo, conoció a Richard Riding, quien la motivó a sumarse a su viaje y dirigirse hasta Ushuaia en La Patagonia.

En exclusiva para Tinta Fresca, vía telefónica detalla cómo dejó “toda una vida, tanto profesional y personal en Comitán” para aventurarse en lo que fue “una universidad donde aprendí a vivir plenamente”.

 

Rodadas

Tras tomar la decisión de acompañar a Richard en su recorrido, Julia sufre un asalto en la Selva Lacandona lo que la lleva a evitar el cruce por Centroamérica y brincar a Panamá, para arrancar juntos la aventura en Colombia.

Sus inicios en la bici fueron ocasionales, “montando junto a mi hermana en la zona de Yalchivol, en Comitán”, utilizándola para ir a trabajar, “incluso en tacones, a pesar de las subidas y bajadas”, detalla.

Posteriormente se involucró, junto a un colectivo de mujeres, para replicar el movimiento ‘Insolente’, con la realización de diversos eventos.

Desde el 2009 abrió las puertas de su casa para dar asilo a ciclistas que cruzaban por Comitán, punto obligado en la travesía, sumándose el año pasado al reto de su pareja, quien viajaba desde Estados Unidos.

 

Desafíos

La primer prueba que superó fue acostumbrarse a andar en bicicleta y cambiar su alimentación.

“Mi dieta era vegetariana y tuve que comer proteínas; ahora como 10 veces más y no sé cómo dejar de comer tanto”, relata con entusiasmo tras superar las condiciones del clima y un pedaleo incesante de seis a ocho horas cada día.

Incluso pensó en dejar el viaje, al desarrollar asma en su paso por Bolivia, ante la altitud superior a cuatro mil metros y el escaso presupuesto, de diez dólares diarios compartidos con Richard, lo que “en países caros como Chile y Argentina apenas permitía comprar comida”.

 

A la cima

A través de flores recibió las buenas vibras de quienes seguían su recorrido mediante Facebook, “era una señal de nuestro esfuerzo e invita a pensar positivamente en la gente, el equivalente a porras y oraciones”, añade.

A pesar del cansancio conquistó su meta y “ahora que llegamos seguiremos con muchas otras historias, porque somos de aventuras”, aprendiendo de la convivencia con la gente y los paisajes. “Una lección para vivir cada instante con responsabilidad”, concluye Julia desde Argentina.

Actualmente se prepara para empezar un nuevo camino, ahora en Nueva Zelanda, por lo que no tiene contemplado regresar a Chiapas al menos en un año, luego de que sobre dos ruedas, su corazón y el control de un manubrio llegó hasta el último rincón del mundo.

  • Insolente del pedal
  • Insolente del pedal
  • Insolente del pedal
Insolente del pedalInsolente del pedalInsolente del pedal
Insolente del pedal