Letras en su Tinta

Peje

 

MUY SINTOMÁTICO es el llamado de Andrés Manuel López Obrador a Carlos Slim, Germán Larrea y Alberto Bailléres, tres pesos pesados del empresariado mexicano.

YA VEREMOS si esta tercia de influyentes compitas de la paga responden al exhorto o, con su silencio, lo ignoran.

DE LA POSICIÓN de estos ases, podrían venir en cascada apoyos empresariales, o bien, deslindes.

HAY QUE ESTAR muuuuuy atentos pues, sin exagerar, de eso podría depender el rumbo de la nación.

 

¿Y la poli?

 

LAS PISTOLAS caídas que protagonizaron policías en Tuxtla, una huelga laboral de 72 horas, demostró que la capirucha vivió “inseguro”.

INTERESANTÍSIMO fue que, desde la tarde del domingo pasado, hasta la tarde de ayer martes, en Tuxtla no se presentó un delito “de alto impacto” (oséase un secuestro, robo de banco o robo con violencia).

LOS POLIS huelgones echaron abajo, sin querer, aquello de que la capital chiapaneca vive bajo un manto de inseguridad intermitente.

CIERTO es que Tuxtla está lejos de ser el tranquilo pueblo de hace una década, cuando usted y yo hasta podíamos dejar abierta la puerta de nuestra casa y lo único que se metía era un noctámbulo gato.

TAMPOCO es el infierno de inseguridad que pretenden proyectar los chairos desde la comodidad de sus Lap Tops y sus muy particulares intereses.

DIGAMOS que estamos a medios chiles, en una ciudad promedio donde los delitos son promedio, cuyas cifras se disparan en las inmediaciones de la urbe.

LA FÓRMULA para que Tuxtla sea un mejor lugar para vivir empieza con la educación de la conejada, quien debe vivir más alerta y sin culpar de todo al gobierno, sea del color que sea.

CONCLUSIÓN: la inseguridad en la capirucha Tuxtla no es como la pintan, aunque nos quedemos sin policías.

 

Fake PRI

 

UN VIEJO boletín del Partido Verde nacional es el nuevo fake news del PRI, con lo cual se revela en la desesperación política.

MÁS DE UN INGENUO, en esta era de la posverdad, se la creyó cuando recibió un comunicado –de hace un mes, el 20 de Enero–, donde se señalaba que el Verde se mantenía “en diálogo” con el PRI.

ENSEGUIDA, lanzaba todo tipo de epítetos condenatorios hacia un suspirante del tucán, “resucitando” una alianza ya muerta, inexistente, parte del pasado.

QUIÉN SABE por qué el tricolor, que tanta tierra le echa a sus camaradas verdes, insiste en hacer creer que aún mantienen un cordón umbilical.

MEJOR deberían ponerse humilditos y asumir que van solitos y su Nueva Alianza, para hacer frente al tamaño reto que tienen para competir con la gubernatura sin el respaldo del partido en el gobierno.

SI SU NUEVA estrategia será falsear la realidad, para hacerse de apoyos que sólo existen en su imaginario tricolor, el PRI no está asumiendo (con crudeza) que está en el tercer lugar de las preferencias.

BAIA BAIA, escribiría la chaviza digital en su nuevo hidiomma.

 

CACHIVACHES: CON UN PICHITO chimbombo, el Güero-Lek puso en marcha la Primera Semana Nacional de Salud, durante la cual se aplicarán más de 700 mil vacunas; el enfermero que asistió al mandamás de Palacio, amarrándole las manos a los chiquillos, fue Paco Ortega, secre de Salud… EL NO RECOGER basura por parte de Proactiva, ahora Veolia, viola el título de concesión que se le otorgó en el paraíso que Juan Sabines, alcalde de Tuxtla, les preparó; los adeudos millonarios que se les tienen deberían recordarnos quién o quiénes son los responsables de ese fétido negociazo hecho al amparo del poder hace casi dos sexenios… QUESQUE Jósean rechazó la segunda fórmula al Senado del Frente pero el PRD tampoco quiere la propuesta de Movimiento Ciudadano, María Elena Orantes, así que el PAN podría salir el ganón en ese tira-tira…

Insolente del pedal

Julia Torres, una cositía en el fin del mundo
01/Abril/2017

» Conquistó Sudamérica durante 11 meses de recorrido

Insolente del pedal
SIN MUROS. Puso en alto el valor de los mexicanos al demostrar, durante la travesía, que no hay fronteras. FOTOS: RICHARD RIDING
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

Dos ruedas, su corazón y el control del manubrio la llevaron a estar en el último rincón del mundo.

Julia Torres, abogada ambientalista egresada de la UNACH, emprendió un viaje de 11 mil 300 kilómetros, en el que enalteció el valor de las proezas mexicanas con power chiapaneco.

Así, tras dar cobijo en tierras cositías a ciclistas de la red ‘Whan Shower’ que visitaban el país durante su recorrido por el mundo, conoció a Richard Riding, quien la motivó a sumarse a su viaje y dirigirse hasta Ushuaia en La Patagonia.

En exclusiva para Tinta Fresca, vía telefónica detalla cómo dejó “toda una vida, tanto profesional y personal en Comitán” para aventurarse en lo que fue “una universidad donde aprendí a vivir plenamente”.

 

Rodadas

Tras tomar la decisión de acompañar a Richard en su recorrido, Julia sufre un asalto en la Selva Lacandona lo que la lleva a evitar el cruce por Centroamérica y brincar a Panamá, para arrancar juntos la aventura en Colombia.

Sus inicios en la bici fueron ocasionales, “montando junto a mi hermana en la zona de Yalchivol, en Comitán”, utilizándola para ir a trabajar, “incluso en tacones, a pesar de las subidas y bajadas”, detalla.

Posteriormente se involucró, junto a un colectivo de mujeres, para replicar el movimiento ‘Insolente’, con la realización de diversos eventos.

Desde el 2009 abrió las puertas de su casa para dar asilo a ciclistas que cruzaban por Comitán, punto obligado en la travesía, sumándose el año pasado al reto de su pareja, quien viajaba desde Estados Unidos.

 

Desafíos

La primer prueba que superó fue acostumbrarse a andar en bicicleta y cambiar su alimentación.

“Mi dieta era vegetariana y tuve que comer proteínas; ahora como 10 veces más y no sé cómo dejar de comer tanto”, relata con entusiasmo tras superar las condiciones del clima y un pedaleo incesante de seis a ocho horas cada día.

Incluso pensó en dejar el viaje, al desarrollar asma en su paso por Bolivia, ante la altitud superior a cuatro mil metros y el escaso presupuesto, de diez dólares diarios compartidos con Richard, lo que “en países caros como Chile y Argentina apenas permitía comprar comida”.

 

A la cima

A través de flores recibió las buenas vibras de quienes seguían su recorrido mediante Facebook, “era una señal de nuestro esfuerzo e invita a pensar positivamente en la gente, el equivalente a porras y oraciones”, añade.

A pesar del cansancio conquistó su meta y “ahora que llegamos seguiremos con muchas otras historias, porque somos de aventuras”, aprendiendo de la convivencia con la gente y los paisajes. “Una lección para vivir cada instante con responsabilidad”, concluye Julia desde Argentina.

Actualmente se prepara para empezar un nuevo camino, ahora en Nueva Zelanda, por lo que no tiene contemplado regresar a Chiapas al menos en un año, luego de que sobre dos ruedas, su corazón y el control de un manubrio llegó hasta el último rincón del mundo.

  • Insolente del pedal
  • Insolente del pedal
  • Insolente del pedal
Insolente del pedalInsolente del pedalInsolente del pedal
Insolente del pedal