Letras en su Tinta

UN PACTO en lo oscurito, derivado de un encuentro muy calladito, se dio ayer entre Eduardo Ramírez Aguilar y José Antonio Aguilar Bodegas.

EN LA CASA de un influyente empresario de los medios al que ambos llaman “padrino”, hubo un cuarto invitado a ese cónclave, Fernando Coello Pedrero.

[NO HAY duda que, a sus 90 años, don Fer mete en puras broncas a su nieto el Güero-Lek, perjudicándolo con los resbalones que ya le son propios de la edad.]

LA PREGUNTOTA obligada que cabe hacerse es si ese amor eterno que se juraron Lalo y Jósean, ese encuentro, tenía conocimiento el gobernador.

TANTA manita sudada llama poderosamente la atención luego de que Eduardo y José Antonio no han quedado precisamente como cuncas a raíz del nombramiento del segundo en la Secretaría del Campo (SECAM).

Y ES QUE, a decir verdad, la SECAM está prácticamente convertida en un comité de campaña que se reúne puntualmente todos los lunes para evaluar los “impactos”, positivos y negativos, de su jefazo, lo cual hasta le podría acarrear broncas a la gestión de MVC.

¿SERÁ que Jósean seguirá dándole la razón a Pablo cuando le reprochó el haber traicionado a todos sus jefes políticos, especialmente a Roberto Albores Guillén –con quien fue Presidente del PRI, Diputado Local y Senador de la República–, enfilando ahora sus baterías contra Rocko, éste el heredero de las conocidas siglas.

LO PIOR es que Aguilar Bodegas no tiene cómo (y a lo mejor ni quiere) enderezar el asunto institucional pues organizaciones del PRI y del PVEM, que le ayudaron al Güero-Lek a llegar a Palacio, no forman parte de los beneficiarios de la SECAM.

 

Relaciones peligrosas

 

DE PARTE de Lalo, sus relaciones peligrosas no se quedan atrás pues apenas hace un par de días se reunió con el controvertido Paco Rojas, para otra alianza en lo oscurito, sellando su encuentro con un fuerte apretón de manos.

[EL “FACILITADOR” del pacto Lalo-Paco, por cierto, fue ni más ni menos que Juan Carlos Moreno Guillén, el célebre Jurisnanito y camaleónico personaje desde el pablismo.]

BASTE recordar que la dupla ERA-Jósean le echó la manita a Rojas en 2015, no por él en sí sino por meterle una buena zancadilla a Fernando Castellanos.

[EL OPERADOR del fuego amigo contra Fernando, pa’ más señas, fue ni más ni menos que Carlos Penagos, quien instrumentó el voto cruzado pues por abajo del agua pedía que votaran por él pero no por Castellanos.]

ERA y JÓSEAN plantearon incluso “explorar” su participación como suspirantes en el PRD, PAN –e incluso MORENA–, pese a que su jefe político está hoy más que nunca apostando por la identidad partidista.

¿QUÉ PENSARÁN en la federación del activismo de Jósean, quien siempre se ha jurado más priísta que el PRI?

¿SABRÁ el Güero-Lek de este encuentro o se tratará de los primeros Judas del sexenio?

CHAN, chan, chaaaannn…


CACHIVACHES: ¿NOMBRE del Secretario al que le apodan La Rana por aquello de que se salta las trancas a cada rato? Adivine, adivinador… MUCHO cuidadete deben tener en el Poder Judicial pues trasciende que, en nombre de Rutilio, se dan “instrucciones” para que el personal que ahí labora se afilie a MORENA, de lo contrario, amenazan con correrlos… BARATA le salió la placeada pública a Gloria Luna, secretaria del Ayuntamiento de Tuxtla, por promocionarse en la revista Estilo Capital, puer ayer el Instituto de Elecciones le aplicó una sanción de 100 UMA’s (Unidad de Medida y Actualización), que al tipo de cambio establecido por el INEGI le sale en 7 mil 549 pesos la multa, mientras que César Serrano Nucamendi, por ser un simple mortal (no servidor público), lo salvó la libertad de expresión que se da en las redes sociales…

Insolente del pedal

Julia Torres, una cositía en el fin del mundo
01/Abril/2017

» Conquistó Sudamérica durante 11 meses de recorrido

Insolente del pedal
SIN MUROS. Puso en alto el valor de los mexicanos al demostrar, durante la travesía, que no hay fronteras. FOTOS: RICHARD RIDING
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

Dos ruedas, su corazón y el control del manubrio la llevaron a estar en el último rincón del mundo.

Julia Torres, abogada ambientalista egresada de la UNACH, emprendió un viaje de 11 mil 300 kilómetros, en el que enalteció el valor de las proezas mexicanas con power chiapaneco.

Así, tras dar cobijo en tierras cositías a ciclistas de la red ‘Whan Shower’ que visitaban el país durante su recorrido por el mundo, conoció a Richard Riding, quien la motivó a sumarse a su viaje y dirigirse hasta Ushuaia en La Patagonia.

En exclusiva para Tinta Fresca, vía telefónica detalla cómo dejó “toda una vida, tanto profesional y personal en Comitán” para aventurarse en lo que fue “una universidad donde aprendí a vivir plenamente”.

 

Rodadas

Tras tomar la decisión de acompañar a Richard en su recorrido, Julia sufre un asalto en la Selva Lacandona lo que la lleva a evitar el cruce por Centroamérica y brincar a Panamá, para arrancar juntos la aventura en Colombia.

Sus inicios en la bici fueron ocasionales, “montando junto a mi hermana en la zona de Yalchivol, en Comitán”, utilizándola para ir a trabajar, “incluso en tacones, a pesar de las subidas y bajadas”, detalla.

Posteriormente se involucró, junto a un colectivo de mujeres, para replicar el movimiento ‘Insolente’, con la realización de diversos eventos.

Desde el 2009 abrió las puertas de su casa para dar asilo a ciclistas que cruzaban por Comitán, punto obligado en la travesía, sumándose el año pasado al reto de su pareja, quien viajaba desde Estados Unidos.

 

Desafíos

La primer prueba que superó fue acostumbrarse a andar en bicicleta y cambiar su alimentación.

“Mi dieta era vegetariana y tuve que comer proteínas; ahora como 10 veces más y no sé cómo dejar de comer tanto”, relata con entusiasmo tras superar las condiciones del clima y un pedaleo incesante de seis a ocho horas cada día.

Incluso pensó en dejar el viaje, al desarrollar asma en su paso por Bolivia, ante la altitud superior a cuatro mil metros y el escaso presupuesto, de diez dólares diarios compartidos con Richard, lo que “en países caros como Chile y Argentina apenas permitía comprar comida”.

 

A la cima

A través de flores recibió las buenas vibras de quienes seguían su recorrido mediante Facebook, “era una señal de nuestro esfuerzo e invita a pensar positivamente en la gente, el equivalente a porras y oraciones”, añade.

A pesar del cansancio conquistó su meta y “ahora que llegamos seguiremos con muchas otras historias, porque somos de aventuras”, aprendiendo de la convivencia con la gente y los paisajes. “Una lección para vivir cada instante con responsabilidad”, concluye Julia desde Argentina.

Actualmente se prepara para empezar un nuevo camino, ahora en Nueva Zelanda, por lo que no tiene contemplado regresar a Chiapas al menos en un año, luego de que sobre dos ruedas, su corazón y el control de un manubrio llegó hasta el último rincón del mundo.

  • Insolente del pedal
  • Insolente del pedal
  • Insolente del pedal
Insolente del pedalInsolente del pedalInsolente del pedal
Insolente del pedal