Letras en su Tinta

NUESTR@S viejit@s son queridos en efectivo.

EL NUEVO gobierno duplicará su compensación monetaria, antes llamada #Amanecer.

[ESTE programa, a nivel estatal, fue desaparecido por la anterior legislatura y no por la actual, como se ha manejado en algunos medios.]

LA PAGUITA que cada dos meses dotará el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no tendrá intermediarios y el depósito bancario se hará directo al beneficiario: $2,550.00 (o sea, mil 275 pesos por mes).

ESTA “inversión social”, como la denomina la Secretaría de Bienestar, dependencia encargada de tal misión, le hace una añeja justicia a nuestros adultos mayores.

DICHA pensión universal se aplica a hombres y mujeres de 68 años de edad, aunque, si viven en comunidades indígenas y de alta marginación, la edad se reduce a 65 años, según el folleto de la misma dependencia.

NADIE puede regatearle a AMLO el haber craneado esa idea de revalorar a los viejitos a través de unos buenos quinquirrines.

LA NUEVA fórmula –depositarla a través de tarjetas bancarias–, reducirá el gasto operativo de tener a un ejército de compitas dando la paguita, así como el traslado de nuestr@s viejit@s.

NO CABE duda que, lo que sea que vaya destinado a los tíos, de un total de 150 mil millones de pesos que ejercerá la Secretaría de Bienestar en programas sociales, valdrá la pena.

LO DICHO: nuestr@s viejit@s tendrán un nuevo amanecer y los seguirán queriendo en efectivo.

 

Neocaravana

 

UNA NUEVA caravana de migrantes dejó muy clara la convicción del gobernador Rutilio Escandón por tener una frontera amiga.

APENAS se enteró, el góber Ruti instruyó de inmediato a dotarles de todas las facilidades a los centroamericanos, congruente a la política humanitaria del Presidente.

AFORTUNADAMENTE, no ha brotado un pelmazo alcalde que les rocíe desinfectante o hecho cualquier otra tontejada similar.

LA SECRETARÍA que ha brillado de nuevo ha sido Protección Civil, al mando del transexenal Luis Manuel García Moreno, quien no sólo otorga despensas sino logística e incluso primeros auxilios.

LA CONVICCIÓN del inquilino de Palacio es total pues sabe que, por razones humanitarias, ningún gobernante puede dejar a su suerte a estos caminantes que huyen de sus países por atroces condiciones sociales.

EN LA BÚSQUEDA del sueño americano, los migrantes, a su paso por Chiapas, han sido tratados como ni por asomo lo son en su propio país: con dignidad.

Y ESO ha sido posible por un gobernador que sabe de leyes y política pero, sobre todo, ha sido un impartidor de justicia desde hace muchos ayeres.

LA NUEVA caravana migrante ha sido tratada con justicia, por parte de un gobierno que lleva años enarbolando esa bandera.

 

Sutil

 

“INDISPENSABLE poner en práctica las Mesas de Seguridad en cada municipio de #Chiapas”: Ismael Brito Mazariegos.

EL LLAMADO del Número Dos en la entidad, que publicó ayer en un tuit, es revelador de la mística sexenal.

LOS ALUDIDOS no deberían pasar por alto el (aún) sutil llamado del encargado de la política interior.

Y ES QUE la gobernabilidad en Chiapas es de 24x7 y no tolera que alguien, empezando por los alcaldes, se tire a la hamaca.

“TE DUERMES resolviendo 10 problemas y amaneces con 20 nuevos”, me confesó alguna vez un encargado de esa importantísima área de gobierno.

MAYÚSCULA es la importancia de los enlaces del gobierno estatal, los delegados, quienes deben desarrollar no sólo habilidades políticas sino labores fundamentales de inteligencia.

[“INFORMACIÓN es poder”, reza el manido refrán y, en el caso del ejercicio del gobierno, toma especial relevancia.]

LAS MESAS de Seguridad, instauradas por el gobernador Rutilio Escandón, son el termómetro diario de un cuerpo permanentemente convulso como lo es Chiapas.

EN VIRTUD de que Tuxtla es caja de resonancia de conflictos sociales añejos, es perfectamente entendible el sutil llamado del secretario de Gobierno, Ismael Brito.

LA PRÓXIMA vez, seguramente, el Número Dos tendrá que ajustar “tuercas” para que la maquinaria de gobierno camine con precisión de reloj suizo.

 

CACHIVACHES: AL RECTOR Carlos Natarén le ha salido lo político pese a ser netamente académico y ha conciliado notablemente con tirios y troyanos… MORENA y el Verde vuelven a hacer alianza, ahora para la gubernatura de Baja California Norte… LA GUARDIA nacional que propone el Presidente será aprobada por el Senado… LO QUE FALTABA: don Goyo despertó anoche; la explosión del Popo nos ha puesto más que nerviosos a muchos… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com

 

Insolente del pedal

Julia Torres, una cositía en el fin del mundo
01/Abril/2017

» Conquistó Sudamérica durante 11 meses de recorrido

Insolente del pedal
SIN MUROS. Puso en alto el valor de los mexicanos al demostrar, durante la travesía, que no hay fronteras. FOTOS: RICHARD RIDING
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

Dos ruedas, su corazón y el control del manubrio la llevaron a estar en el último rincón del mundo.

Julia Torres, abogada ambientalista egresada de la UNACH, emprendió un viaje de 11 mil 300 kilómetros, en el que enalteció el valor de las proezas mexicanas con power chiapaneco.

Así, tras dar cobijo en tierras cositías a ciclistas de la red ‘Whan Shower’ que visitaban el país durante su recorrido por el mundo, conoció a Richard Riding, quien la motivó a sumarse a su viaje y dirigirse hasta Ushuaia en La Patagonia.

En exclusiva para Tinta Fresca, vía telefónica detalla cómo dejó “toda una vida, tanto profesional y personal en Comitán” para aventurarse en lo que fue “una universidad donde aprendí a vivir plenamente”.

 

Rodadas

Tras tomar la decisión de acompañar a Richard en su recorrido, Julia sufre un asalto en la Selva Lacandona lo que la lleva a evitar el cruce por Centroamérica y brincar a Panamá, para arrancar juntos la aventura en Colombia.

Sus inicios en la bici fueron ocasionales, “montando junto a mi hermana en la zona de Yalchivol, en Comitán”, utilizándola para ir a trabajar, “incluso en tacones, a pesar de las subidas y bajadas”, detalla.

Posteriormente se involucró, junto a un colectivo de mujeres, para replicar el movimiento ‘Insolente’, con la realización de diversos eventos.

Desde el 2009 abrió las puertas de su casa para dar asilo a ciclistas que cruzaban por Comitán, punto obligado en la travesía, sumándose el año pasado al reto de su pareja, quien viajaba desde Estados Unidos.

 

Desafíos

La primer prueba que superó fue acostumbrarse a andar en bicicleta y cambiar su alimentación.

“Mi dieta era vegetariana y tuve que comer proteínas; ahora como 10 veces más y no sé cómo dejar de comer tanto”, relata con entusiasmo tras superar las condiciones del clima y un pedaleo incesante de seis a ocho horas cada día.

Incluso pensó en dejar el viaje, al desarrollar asma en su paso por Bolivia, ante la altitud superior a cuatro mil metros y el escaso presupuesto, de diez dólares diarios compartidos con Richard, lo que “en países caros como Chile y Argentina apenas permitía comprar comida”.

 

A la cima

A través de flores recibió las buenas vibras de quienes seguían su recorrido mediante Facebook, “era una señal de nuestro esfuerzo e invita a pensar positivamente en la gente, el equivalente a porras y oraciones”, añade.

A pesar del cansancio conquistó su meta y “ahora que llegamos seguiremos con muchas otras historias, porque somos de aventuras”, aprendiendo de la convivencia con la gente y los paisajes. “Una lección para vivir cada instante con responsabilidad”, concluye Julia desde Argentina.

Actualmente se prepara para empezar un nuevo camino, ahora en Nueva Zelanda, por lo que no tiene contemplado regresar a Chiapas al menos en un año, luego de que sobre dos ruedas, su corazón y el control de un manubrio llegó hasta el último rincón del mundo.

  • Insolente del pedal
  • Insolente del pedal
  • Insolente del pedal
Insolente del pedalInsolente del pedalInsolente del pedal
Insolente del pedal