Letras en su Tinta

Pic

 

Y PA’ todos lo que (no) la pidieron, les adjunto la foto de cajón con el personaje mexiquense de quien ayer le tecleaba.

AUNQUE más allá del registro gráfico, lo relevante fue conocer el agudo pulso de un actor político que, justo ahora, está en la primera línea de combate electoral.

YA VEREMOS dónde y cómo se encarga la historia de colocar al aún góber Eruviel Ávila.

 

Fe de (er)rata

 

DISCULPEME asté pero ayer, al reseñar el adeudo que tiene Mario Fox con la CFE, cometí un “pequeño” error.

MAYITO no debe 100 mil pesos, como tecleé gachamente; en realidad, el adeudo de Comiranch es de 100, sí, ¡pero millones! (de pesos).

PA’ SER MÁS específico, el adeudo “al 17 de abril del 2017” es de “$102’142,429.50”, sin contar lo que la propia CFE aclara: “no ha aplicado multa alguna”.

LO ANTERIOR se desprende de una anónima solicitud de información ciudadana, cuyo expediente, le contaba ayer, circuló galán vía Whats en esa lengüita tan peculiar de los cositías.

 

Encarte

 

SI EL HÁBITO hace al monje, los resultados perfilan al suspirante, como es el caso del fiscal Raciel López Salazar, quien se encarta ahora al 2018.

EL INQUILINO más influyente del Libramiento Norte entra a la baraja sucesoria por su trabajo en el combate a la inseguridad.

Y ES QUE, de acuerdo a los últimos datos oficiales, las vecinas entidades de Veracruz y Tabasco registraron cinco más veces más delitos que Chiapas.

LAS ESTADÍSTICAS del INEGI precisan además que nuestro rancho amado está registrado en el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) como uno de los tres estados más seguros del país.

ADEMÁS, si le sumamos el reciente espaldarazo que le dio el general secretario de la Defensa, el general Salvador Cienfuegos Zepeda, pues ello le reviste de un blindaje especial al ser el único fiscal del país con amplio reconocimiento de la SEDENA.

OSÉASE que Raciel López Salazar entra al hándicap del 2018, enarbolando la bandera de seguridad, tema en el cual nadie, ningún otro suspirante, real o potencial, le compite.

VAYA que, como decía Pedro Navajas, la vida te da sorpresas, especialmente en política…

 

Galardón

 

EL REDISEÑO arquitectónico del Museo de la Ciudad de San Cristóbal de las Casas (MUSAC) se llevó ni más ni menos que palmas internacionales.

RESULTA que el proyecto impulsado y concretado por el Güero-Lek fue uno de los 16 que a nivel mundial recibieron la distinción Charter Award 2016 durante el Congress For The New Urbanism.

EL JURADO resolvió que ese inmueble no sólo fue remozado en total espíritu a su arquitectura colonial original sino en la adaptación al entorno de nuestro Sancris, el más emblemático de nuestros pueblos mágicos.

EL SECRE del ramo, Jorge Betancourt, destacó la visión de su mero jefazo y, por supuesto, de la chambota con visión que se hace en materia de obra pública, donde no nomás se piensa en poner ladrillitos y cemento.

ES MÁS DESTACABLE el galardón porque se trata del único otorgado a México, lo cual ha distinguido a Chiapas, tal y como sucedió hace un par de años, cuando el Parque Caña Hueca de Tuxtla recibió un premio similar.

AHORA, ya nomás falta que no sólo la coletada sino la chiapanecada en general valore ese renovado tesoro arquitectónico que está ahí nomasito, al alcance de la mano y de nuestro ojo en el día a día.

APLAUSOS, aplausos, como decía el simpático Memo Ríos

 

Litros

 

RATO hace que la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) balconea a los expendedores de gasolina al hacer públicas sus verificaciones.

EN TUXTLA, varios gasolineros han estado en la mira de la encargada de calibrar los despachadores de combustible.

NO ESTARÍA mal que la propia dependencia, y cada estación de servicio, publicaran sus mediciones para que los que tenemos algún patas de hule supiéramos a qué le tiramos.

[DENTRO de esas ordeñas, jamás he visto a la Gasolinera La Fuente estar en esa lista negra que no dan litros de a litro, cuantimás con el prestigio que tiene el empresario que encabeza esa red de gasolineras.]

EN BUEN castilla, lo que le quiero decir es que, por más estridente que sea una denuncia en redes sociales, se debería tomar con reserva.

NADA MAL estaría, insisto, que la PROFECO publicara a esos reinventados chupaductos, modernos huachicoleros de nosotros los ciudadanos.

A VER si alguien cacha tan tremendo desafío en estos castigados tiempos de gasolinazos.

 

CACHIVACHES: SI ASTÉ es no sólo mi agudo lector, sino también mi mero bro, le ruego me mande un mensajito para darlo de alta nuevamente en mi tamagochi pues ayer le contaba que colapsó y desapareció algunos de mis más contactos… CON MARIACHI y muy abrazado por los coletos de a pie, así celebró ayer su cumple número 45 el alcalde Marco Cancino, demostrándole a sus malquerientes que su cercanía es con los que menos tienen y no con los compas de pedigrí… NO PIERDA de vista la Procuraduría Ambiental que lleva el cositía Jesús Guillén pues, a diferencia del pasado, ahora el compa Chus, volando bajito, hace un trabajo técnico con más rigor que bulla mediática…

Insolente del pedal

Julia Torres, una cositía en el fin del mundo
01/Abril/2017

» Conquistó Sudamérica durante 11 meses de recorrido

Insolente del pedal
SIN MUROS. Puso en alto el valor de los mexicanos al demostrar, durante la travesía, que no hay fronteras. FOTOS: RICHARD RIDING
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

Dos ruedas, su corazón y el control del manubrio la llevaron a estar en el último rincón del mundo.

Julia Torres, abogada ambientalista egresada de la UNACH, emprendió un viaje de 11 mil 300 kilómetros, en el que enalteció el valor de las proezas mexicanas con power chiapaneco.

Así, tras dar cobijo en tierras cositías a ciclistas de la red ‘Whan Shower’ que visitaban el país durante su recorrido por el mundo, conoció a Richard Riding, quien la motivó a sumarse a su viaje y dirigirse hasta Ushuaia en La Patagonia.

En exclusiva para Tinta Fresca, vía telefónica detalla cómo dejó “toda una vida, tanto profesional y personal en Comitán” para aventurarse en lo que fue “una universidad donde aprendí a vivir plenamente”.

 

Rodadas

Tras tomar la decisión de acompañar a Richard en su recorrido, Julia sufre un asalto en la Selva Lacandona lo que la lleva a evitar el cruce por Centroamérica y brincar a Panamá, para arrancar juntos la aventura en Colombia.

Sus inicios en la bici fueron ocasionales, “montando junto a mi hermana en la zona de Yalchivol, en Comitán”, utilizándola para ir a trabajar, “incluso en tacones, a pesar de las subidas y bajadas”, detalla.

Posteriormente se involucró, junto a un colectivo de mujeres, para replicar el movimiento ‘Insolente’, con la realización de diversos eventos.

Desde el 2009 abrió las puertas de su casa para dar asilo a ciclistas que cruzaban por Comitán, punto obligado en la travesía, sumándose el año pasado al reto de su pareja, quien viajaba desde Estados Unidos.

 

Desafíos

La primer prueba que superó fue acostumbrarse a andar en bicicleta y cambiar su alimentación.

“Mi dieta era vegetariana y tuve que comer proteínas; ahora como 10 veces más y no sé cómo dejar de comer tanto”, relata con entusiasmo tras superar las condiciones del clima y un pedaleo incesante de seis a ocho horas cada día.

Incluso pensó en dejar el viaje, al desarrollar asma en su paso por Bolivia, ante la altitud superior a cuatro mil metros y el escaso presupuesto, de diez dólares diarios compartidos con Richard, lo que “en países caros como Chile y Argentina apenas permitía comprar comida”.

 

A la cima

A través de flores recibió las buenas vibras de quienes seguían su recorrido mediante Facebook, “era una señal de nuestro esfuerzo e invita a pensar positivamente en la gente, el equivalente a porras y oraciones”, añade.

A pesar del cansancio conquistó su meta y “ahora que llegamos seguiremos con muchas otras historias, porque somos de aventuras”, aprendiendo de la convivencia con la gente y los paisajes. “Una lección para vivir cada instante con responsabilidad”, concluye Julia desde Argentina.

Actualmente se prepara para empezar un nuevo camino, ahora en Nueva Zelanda, por lo que no tiene contemplado regresar a Chiapas al menos en un año, luego de que sobre dos ruedas, su corazón y el control de un manubrio llegó hasta el último rincón del mundo.

  • Insolente del pedal
  • Insolente del pedal
  • Insolente del pedal
Insolente del pedalInsolente del pedalInsolente del pedal
Insolente del pedal