Letras en su Tinta

EL CHIAPANECO Luis Armando Melgar trabaja en el grupo compacto del suspirante presidencial José Antonio Meade.

OSÉASE que si algún iluso ve a LAM un tanto distante, pierde de vista que el tapachulteco está en el mismísimo war room de Pepe Toño.

EL 2018 no escapará a la figura de Luis Armando, quien es uno de los operadores más cercanos y de mayor confianza para el desafío político que le viene al todavía secre de Hacienda.

ASÍ QUE el de las siglas LAM dará muuuucho de qué hablar…

 

Aplausómetro

 

MÁS DE UNO quedó con la carraca caída –y la muina contenida– al ver que, en un evento con jefas de familia, el aplausómetro se lo llevó Fernando Castellanos.

A DOS AÑOS de su gestión, cuando ya va de salida y cualquiera pensaría que estaría a la baja, la sorpresa es que mostró buena salud política.

Y ESO que, en una especie de pasarela amiga, se midió con otro de casa, a quien se le impuso con las palmas del mujeraje.

A FERNANDO le han llovido enemigos, y vaya que los (man)tiene, pues su estilo de hacer política, tan protagónica, hace que no muy lo traguen.

LA TIERRA que le echan –a veces, especialmente por parte del fuego amigo– lo ha obligado a reinventarse sin estar exento de tropiezos.

[EL VOTO de castigo que en 2015 le tocó sortear –por poco no lo logra– no debe perderlo de vista por si le da un ataque de triunfalismo prematuro pues con el temperamento de la tuxtlecada nunca se sabe.]

SER ALCALDE de Tuxtla depara a cualquiera catapulta o defunción política, así que ya veremos qué futuro inmediato le espera a Fernando Castellanos, aunque para su fortuna el aplausómetro, por ahora, está de su lado.

 

Unis

 

LA CONCIENCIA crítica de la sociedad, como llamó a la Universidad el maestro José Vasconcelos, está en riesgo.

Y ES QUE algunas universidades del país están “en quiebra técnica”, según se reveló en un encuentro que sostuvieron rectores ante la SEP.

MORELOS, Nayarit, Estado de México, Morelos y Tabasco, son algunas de las entidades cuyas universidades ya no pueden con su nómina, mucho menos que paguen impuestos, ya no digamos infraestructura o algo más.

RESPIRA uno tranquilo cuando uno lee que ni la UNACH ni la UNICACH ni ninguna otra institución de educación superior de acá del rancho amado esté incluida en esa lista negra.

OJALÁ que nuestros diputados volteen a nuestras universidades que tanta falta nos hacen en forjar mejores mexicanos.

POR LO PRONTO, el chiapaneco Jaime Valls, quien aglutina a toditas las universidades del país, de kilométrico nombre –ANUIES–, llamó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a no recortar presupuesto y, si se puede, aumentarlo.

HAGAMOS changuitos para que los recortes y la austeridad no pasen lista de presente en nuestras universidades.


CACHIVACHES: EL NENUCO cada vez hace más berrinches… BUENAS palmas se ha llevado, incluso de sus malquerientes, el diputado Willy Ochoa, al encabezar los trabajos en el Congreso y la dedicación política en la Comisión Especial para la Reconstrucción en Chiapas… EL COMPA Marco Cancino recoge testimonios de que sus paisanos lo quieren ver de nuevo, en 2018, encabezando la planilla municipal en Coletolandia quesque porque no tiene rival a la vista… LOS CAFETALEROS de la familia Orantes Costanzo hilaron esta semana dos fechas ganadoras; ojalá se mantengan así pues los otrora míticos Guerreros son de las verdaderas esperanzas futboleras que tiene la chiapanecada… ¿NOMBRE del compita que, bajo el cobijo de influyente suspirante, le dio por montar un teatrito en CMIC y tirarle lodo a uno de casa sexenal? ¿Será que el padrino del golpeador, de muy conocidas siglas, se desmarcará de la línea o bendición que a él le atribuyen? Chan, chan, chaaannn… SE CUMPLIRÁ con la reconstrucción en Chiapas en todas las escuelas dañadas por el terremoto del 7-S, priorizando la seguridad de pichit@s y profesor@s, adelantó Juan Carlos Gómez Aranda en reunión con el secre del ramo, Roberto Domínguez y el titular del INIFECH, Eduardo Zenteno

Insolente del pedal

Julia Torres, una cositía en el fin del mundo
01/Abril/2017

» Conquistó Sudamérica durante 11 meses de recorrido

Insolente del pedal
SIN MUROS. Puso en alto el valor de los mexicanos al demostrar, durante la travesía, que no hay fronteras. FOTOS: RICHARD RIDING
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

Dos ruedas, su corazón y el control del manubrio la llevaron a estar en el último rincón del mundo.

Julia Torres, abogada ambientalista egresada de la UNACH, emprendió un viaje de 11 mil 300 kilómetros, en el que enalteció el valor de las proezas mexicanas con power chiapaneco.

Así, tras dar cobijo en tierras cositías a ciclistas de la red ‘Whan Shower’ que visitaban el país durante su recorrido por el mundo, conoció a Richard Riding, quien la motivó a sumarse a su viaje y dirigirse hasta Ushuaia en La Patagonia.

En exclusiva para Tinta Fresca, vía telefónica detalla cómo dejó “toda una vida, tanto profesional y personal en Comitán” para aventurarse en lo que fue “una universidad donde aprendí a vivir plenamente”.

 

Rodadas

Tras tomar la decisión de acompañar a Richard en su recorrido, Julia sufre un asalto en la Selva Lacandona lo que la lleva a evitar el cruce por Centroamérica y brincar a Panamá, para arrancar juntos la aventura en Colombia.

Sus inicios en la bici fueron ocasionales, “montando junto a mi hermana en la zona de Yalchivol, en Comitán”, utilizándola para ir a trabajar, “incluso en tacones, a pesar de las subidas y bajadas”, detalla.

Posteriormente se involucró, junto a un colectivo de mujeres, para replicar el movimiento ‘Insolente’, con la realización de diversos eventos.

Desde el 2009 abrió las puertas de su casa para dar asilo a ciclistas que cruzaban por Comitán, punto obligado en la travesía, sumándose el año pasado al reto de su pareja, quien viajaba desde Estados Unidos.

 

Desafíos

La primer prueba que superó fue acostumbrarse a andar en bicicleta y cambiar su alimentación.

“Mi dieta era vegetariana y tuve que comer proteínas; ahora como 10 veces más y no sé cómo dejar de comer tanto”, relata con entusiasmo tras superar las condiciones del clima y un pedaleo incesante de seis a ocho horas cada día.

Incluso pensó en dejar el viaje, al desarrollar asma en su paso por Bolivia, ante la altitud superior a cuatro mil metros y el escaso presupuesto, de diez dólares diarios compartidos con Richard, lo que “en países caros como Chile y Argentina apenas permitía comprar comida”.

 

A la cima

A través de flores recibió las buenas vibras de quienes seguían su recorrido mediante Facebook, “era una señal de nuestro esfuerzo e invita a pensar positivamente en la gente, el equivalente a porras y oraciones”, añade.

A pesar del cansancio conquistó su meta y “ahora que llegamos seguiremos con muchas otras historias, porque somos de aventuras”, aprendiendo de la convivencia con la gente y los paisajes. “Una lección para vivir cada instante con responsabilidad”, concluye Julia desde Argentina.

Actualmente se prepara para empezar un nuevo camino, ahora en Nueva Zelanda, por lo que no tiene contemplado regresar a Chiapas al menos en un año, luego de que sobre dos ruedas, su corazón y el control de un manubrio llegó hasta el último rincón del mundo.

  • Insolente del pedal
  • Insolente del pedal
  • Insolente del pedal
Insolente del pedalInsolente del pedalInsolente del pedal
Insolente del pedal