Letras en su Tinta

SI EL DINERO no es la vida y es tan sólo vanidad, ayer los empresarios Rómulo Farrera y Adolfo Fito Granda se pusieron muy guapos.

EN EL ALTERCADO verbal, que estuvo a punto de llegar a los golpes entre Rómulo y Fito en pleno Palacio Municipal, el alcalde Fernando Castellanos tuvo que hacerla de referee.

LA ASISTENCIA de esos empresarios, y otros particulares más para abordar el asunto del deslave que se origina en Libramiento Sur, se hizo en el Ayuntamiento el pasado lunes y tras esa breve tensión, el asunto terminó en paz.

EL ORIGEN del problema data de la época del alcalde mordelón Samuel Toledo, quien ‘nomás’ autorizó a tío Fito la construcción de 5 mil viviendas allá arribita del cerro, atrás de las Torres K de tío Rómulo.

LA BRONCA estriba en que, para urbanizar, el compa Fito está obligado a realizar obras de drenaje y drenes pluviales, así como vialidades, ante lo cual el empresario está más que comprometido por el permiso que tiene.

EL VIDEO se hizo viral porque se soltaron palabras altisonantes con un “¡a mí me respetas, cabrón!” que Granda le soltó a Farrera luego de que éste soltara un seco manotazo en la mesa.

LO POSITIVO que traerá el altercado verbal y casi violento entre tío Fito y tío Romu, es que el problema del lodazal en el Libramiento Sur se resuelva pronto, para bien de nuestra capirucha.

AL FINAL, todito terminó en un apretón de manos y un fuerte abrazo entre Rómulo y Fito, por lo que se presume que alguna mano negra circuló ese video de forma tendenciosa y amarillista.


CACHIVACHES: LOS ESCRIBANOS de la Secretaría del Campo reaccionan con descalificaciones pero no desmienten el pacto en lo oscurito entre ERA y su patrón Jósean… LA RANA que se brinca las trancas está repitiendo el camino de su antecesor, a quien tanto criticaba, pos reultó igual… QUE LA NENA ya está provocando más de un dolor de cabeza, a raíz de los resultados de una encuesta de simpatías ciudadanas. Chan, chan, chaaannnn…

Birrete colaborativo

Crecen vínculos con distintos sistemas educativos del estado
01/Mayo/2017

» En Sancris se realizó el Foro Internacional de Derechos Humanos

Birrete colaborativo
Icono FotoCortesía UNACH
FIRMA. Los acuerdos fueron sellados con la EBC y miembros de organismos en defensa de la humanidad para acrecentar los recursos unachenses.
Por: REDACCIÓN
@tinta_fresca

La academia se expande por nuevos espacios de cooperación.

Con el fin de propiciar el intercambio académico de estudiantes, profesores, investigadores y personal administrativo, la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH), suscribió un acuerdo de trabajo con la Escuela Bancaria y Comercial (EBC).

El convenio que fue firmado por el rector Carlos Eugenio Ruiz Hernández y Leticia Guadalupe Arévalo Cañas, directora de la EBC, campus Chiapas, estipula el intercambio de experiencias en programas educativos entre ambas instituciones, así como el desarrollo de proyectos de investigación en áreas comunes.

 

Profesionales de calidad

Carlos Eugenio Ruiz destacó la trayectoria y tradición de la EBC, distinguiéndola por formas profesionales de calidad en el ámbito de los negocios y la administración.

Expresó que es un compromiso institucional establecido en el ‘Proyecto Académico’, trabajar bajos los criterios de la calidad de los programas de estudios e incrementar los lazos de cooperación con diferentes sistemas educativos, para generar beneficios a la comunidad universitaria.

Por su parte, Leticia Arévalo, indicó que la institución que dirige, a través de este convenio, suma esfuerzos para formar profesionales comprometidos con su carrera y el entorno donde se desenvolverán.

Asimismo el rector unachense dio cuenta del Foro Internacional de Derechos Humanos, realizado en San Cristóbal de las Casas, en conjunto con la Secretaría de Gobernación, la Suprema Corte de Justicia de la Nación y la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

 

Intercambio de ideas

Delina Margarita Náñez Córdova, encargada de la dirección de la facultad de derecho de la UNACH, precisó que el foro tuvo como objetivo favorecer el encuentro y diálogo entre los diferentes actores implicados en la defensa de los derechos humanos.

Ante un aforo aproximado de dos mil personas, Náñez Córdova matizó que “la meta fue crear un espacio para un intercambio enriquecedor de ideas, conocimientos y experiencias”.

“Estos intercambios deben permitir una mejor cooperación entre los distintos actores, ya sean locales, nacionales, regionales o mundiales, desembocando en un reforzamiento de las redes de solidaridad”, puntualizó.

De esta manera, con la participación de la UNAM, el Instituto de Investigación y Estudios en Cultura de los Derechos Humanos, el Instituto de Justicia Procesal Penal y la cátedra UNESCO-UNAM, la academia unachense se expande por nuevos espacios de cooperación.

Birrete colaborativo