Letras en su Tinta

NO CABE duda que el senador chiapaneco más cercano al Presidente se llama Roberto y se apellida Gil Zuarth.

LOS DESPISTADOS no tomaron nota de la presencia del panista en la reciente gira del presidente Enrique Peña Nieto a Chiapas.

Y ES QUE el oriundo de Villaflores llegó el sábado pasado, apenitas detrás de EPN, a bordo del mismísimo avión presidencial, el TP-01 ‘José María Morelos y Pavón’.

TRAS la llegada del avión de la Fuerza Aérea Mexicana a tierras chiapanecas, EPN, su gabinete e invitado especial, así como el Güero-Lek –el primer sorprendido por la presencia de Roberto Gil Zuarth– subieron al Súper Puma, el helicóptero presidencial que los llevó a Jiquipilas.

EN PLENO vuelo, el propio EPN soltó al Güero-Lek: “¿Cómo verías a Roberto por un frente de partidos?”

UNA VEZ realizada la gira, y la reunión de evaluación de gabinete con sus pares estatales en el hangar del Gobierno del Estado, la duda que queda en el aire es qué mensaje quiso mandar el Presidente.

AUNQUE algo, por lo pronto, sí queda claro: el senador chiapaneco más cercano al Presidente se llama Roberto y se apellida Gil Zuarth.

CHAN, chan, chaaaannn

 

‘24x7’

 

EL GÜERO-Lek anda 24x7, de lunes a domingo, en eso de la reconstrucción a raíz del terremoto del pasado 7 de Septiembre.

NO HA PARADO el góber, y hace bien, en supervisar PERSONALMENTE la evaluación de daños y levantar el censo de lo colapsado.

SU REACCIÓN inmediata, y el pedir la intervención de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), garantizan la correcta aplicación de los recursos que vienen.

EL PROPIO Manolo propuso que el 100 por ciento de la millonaria bolsa que tienen los partidos políticos, cerca de 11 mil millones de pesos, vaya directito a los damnificados de Chiapas, Oaxaca, Puebla, Morelos, Estado de México y Ciudad de México.

TRAS LAS MÁS de 4 mil 500 réplicas del sismo del 7-S, Chiapas se encuentra en “alerta permanente”, como lo ha declarado el Güero-Lek, para que no se nos olvide el impacto que ha tenido el terremoto.

PESE A LOS MENEÍTOS, que causan insomnio a más de uno, se está a punto de cerrar la emergencia para, ahora sí, dar paso a la reconstrucción.

MIENTRAS tanto, el Güero-Lek se empeña en entregar víveres, albergue y todo tipo de ayuda humanitaria para los damnificados.

EL TERREMOTO que cimbró a Chiapas ha sido el más fuerte en la historia de México –superando incluso el sismo histórico de 1985 en la ciudad de México–, provocando ahora más de un millón 200 mil damnificados.

[LA RECONSTRUCCIÓN se hace más compleja todavía no sólo por la extensión del estado sino por la dispersión y accesibilidad a las comunidades afectadas.]

EN ESCUELAS dañadas por sismos, por ejemplo, Chiapas encabeza las cifras nacionales al sumar mil 620 planteles, seguida de Oaxaca con mil 225 y Puebla con 935 planteles; la ciudad de México, resultó con 240 escuelas dañadas.

EL GÜERO-Lek ha entendido –y asumido– que hay que trabajar 24x7, de lunes a domingo, en la reconstrucción por el devastador sismo del 7-S.

 

Ruti

 

EL MISMÍSIMO Andrés Manuel López Obrador mandó llamar a su recién nombrado coordinador de MORENA en Chiapas, Rutilio Escandón, para encargarle el tema de la ayuda de damnificados por el sismo del 7-S.

ALLÁ en la Ciudad de México, tras la sesión de MORENA para avalar el descontón del 50 por ciento de su presupuesto a damnificados por los sismos, AMLO le instruyó la primera chambota a Ruti.

OSÉASE que muy pronto veremos –sino es que hoy mismo– al casi ex Magistrado en labores humanitarias en Chiapas, usando las prerrogativas que le tocarían a Morena redireccionadas en una noble causa.

EL COMPA Ruti es garantía de que los recursos llegarán a quien lo necesita y no se desviará ni un centavo en el camino pues siempre ha pasado la prueba de la honestidad y la transparencia.


CACHIVACHES: A MÁS DE UNO ha sorprendido Rocko con su vida saludable pos ya hasta le bajó algunas tallas a su ropa… SIN MUCHO bombo ni platillos, el alcalde tuxtleco Fernando Castellanos hace lo suyo en la reconstrucción por sismo, y ayer con las desmesuradas lluvias en la capital coneja, pues no para de entregar ayuda humanitaria… LALO Ramírez se apuntará un excelente puntacho si logra conciliar que todos los partidos en el Congreso local avalen la reforma legal para que sus prerrogativas, completitas, vayan a los damnificados por el terremoto del pasado 7 de septiembre… EL SENADOR Luis Armando Melgar se pronunció por cortarle la teta presupuestal –completita– a los partidos políticos, en el programa de Radio Fórmula del periodista Oscar Mario Beteta

Un canto en el tráfico

Con música clásica, buscan que los tuxtlecos rompan con la monotonía
01/Junio/2017

» Su sueño es convertirse en profesionales

Un canto en el tráfico
Icono FotoSalvador Vázquez
INSPIRADOS. Las tardes de lunes a jueves frente al Museo de la Ciudad son el escenario de Cinthia y Yizmel.
Por: FREDI FIGUEROA
@el_fredinho

En medio de la jungla urbana, retumbada por acelerones, sobresale el coro de dos mirlos.

A veces su canto pasa desapercibido entre las prisas de las otras especies, aunque de pronto aumentan el volumen y vuelan tan alto que resulta imposible no dejarlos de apreciar.

Cinthia Osorio y Yizmel Gordillo son chelistas que estudian el nivel propedéutico de la carrera de música y que aprovechan la calle como escenario con la misión de que “la gente abra más los ojos, se detenga y tome un momento para disfrutar”.

Pare las orejas junto a Tinta Fresca y descubra la historia de estos jóvenes mirlos que tarde tras tarde desestresan las congestionadas arterias del corazón tuxtleco.

 

Melodía de nueva vida

Con apenas 18 y 19 años, respectivamente, Yizmel y Cinthia ya forman parte del paisaje sobre la Avenida Central y 2ª Poniente de la capital, donde, de lunes a jueves, se dedican a tocar su violonchelo durante casi dos horas.

Pero hace tres años y medio, esta actividad ni siquiera les pasaba por la mente, pues en ese entonces ella atravesaba serias dificultades que la habían convertido en una persona muy violenta, mientras que él no podía despegarse de videojuegos y computadoras.

“No tenía idea de qué hacer con mi vida, era introvertida, agresiva y hasta llegué a terapias, pero todo cambió cuando conocí la música: es lo que yo quería”, suelta Cinthia, quien nació en Oaxaca y vive en Chiapas desde hace cuatro años.

Para Yizmel, la situación es similar: “la música me desconecta de la realidad y me hace sentir bien. Cuando hay discusiones en casa, llego a tocar a mi cuarto y se me olvidan. Es un desahogo, un descanso”.

 

La calle del break

Su principal motivación para salir a tocar en la calle fue el deseo de controlar su pánico escénico, ya que ambos son alumnos de la ‘Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca’, en la cual estudian teoría y práctica por cuatro horas diarias.

Impulsados por el relato de un docente, se instalaron frente al Museo de la Ciudad desde hace un año (Cinthia inició sola, ocho meses después Yizmel se animó) con un repertorio que consta de siete rolas autoría de Bach, Vivaldi, Tchaikovsky o Beethoven.

Y aunque el dinero no es su prioridad, han llegado a recibir hasta 100 pesos de una sola persona; en contraparte, describen que otros transeúntes les regalan dulces, refrescos, comida, otros se ponen a bailar mientras que los niños les lanzan elogios y sonrisas.

“Queremos que la gente se desconecte de su mundo por un momento y disfrute lo que hay a su alrededor”, rematan los jóvenes mirlos, cuyo coro resalta entre los acelerones de la jungla urbana.

Un canto en el tráfico