Letras en su Tinta

EN ESTE Chiapas 2018, sólo hay algo peor que una encuesta inflada: una encuesta falsa.

AYER AFLORÓ la desesperación de un candidato rezagado, quien ya no ve lo duro sino lo tupido de su estrepitosa caída libre en preferencias electorales.

[TAMBIÉN brincó por ahí un chafa segundo lugar quien, a diferencia del candidato rojo, el mismo suspirante (verde) se empeñó en aclarar que NO trabajaba con la casa encuestadora aludida.]

EN TODA esta bulla, una constante: el trinchón de las simpatías ciudadanas es (sigue siendo) el morenazo Rutilio Escandón.

LAS MEDIAS verdades –o francas mentiras, si lo prefiere– comenzaron ayer por la tarde, cuando una supuesta lámina de GEA-ISA ubicaba en segundo lugar a Fernando Castellanos, quien prontito desmintió tal versión y aclaró que él sólo trabajaba con la encuestadora Mendoza Blanco y Asociados.

EN “RESPUESTA”, no queriéndose quedar atrás, los priístas comenzaron a circular un (supuesto) sondeo que le daba el (presunto) gane a su candidato, Roberto Albores, con un 37 por ciento, cinco puntos arriba de Rutilio, firmada por una ignota Demoscopía.

[LA TRAMPA era evidente en una contradicción de la propia “encuesta”: la chiapanecada se identificaba con MORENA pero declaraba que votaría por Rocko. Ajá.]

EN UN MUNDO globalizado como el que vivimos, fácil era googlear el nombre de la supuesta encuestadora para verificar que NO trabajan en México, lo que horas más tarde fue confirmado por dicha empresa:

“CIRCULA esta encuesta en el estado mexicano de Chiapas, la cual desmentimos pues es falsa. Nosotros no trabajamos en ninguna parte de México”, publicaron en su cuenta de Facebook.

LUEGO precisaron que chambeaban en Haití, República Dominicana, Perú y Guatemala”, adelantando además que interpondrían una “denuncia criminal (sic) contra el candidato Roberto Albores por falsear y malutilizar nuestro nombre”.

FLACO favor se hace Rocko inflándose a sí mismo, inventándose un primer lugar que sólo existe en su optimismo y el de sus seguidores.

LA PREFERENCIA morena es un tsunami que no se detendrá con un paraguas (falso); más vale que los segundos y terceros lugares se pongan a chambear para ser competitivos con el verdadero puntero, el imparable compa Ruti.

 

‘Hola Manu’

 

EMANUEL Macron, el presidente de Francia, le corrigió la plana a un Millenial pues éste le dijo “Hola Manu”.

ENSEGUIDA, el popular mandatario le reviró: “Estás en una ceremonia oficial, así que compórtate como debe ser. Puedes hacerte el imbécil, pero hoy hay que cantar la Marsellesa. Me llamas Señor Presidente o Señor”.

DE INMEDIATO, el adolescende aludido respondió con un “Sí, Señor Presidente”. Pero el mandamás francés continuó: “Muy bien, y haces las cosas en orden. El día que quieras hacer la revolución, primero aprende a tener un diploma y alimentarte por ti mismo. ¿De acuerdo?”

LA REPRIMENDA pública es verdaderamente notable porque los chamacos creen que, por ser irreverentes, hay que aplaudirles.

Y NO HAY que confundirse en ser osado y atrevido, pero siempre en los límites del respeto.

LOS MILLENIALS parecen creer que son muy revolucionarios sólo por su manera de hablar, sin reparar en que son incapaces de salir de su casa para ser autosuficientes.

LA REPRIMENDA del presidente francés se está volviendo viral porque es universal, porque aplica para cualquier imberbe del mundo.

VAYA lección que nos ha dado el francesito ese, salió bueno para revolucionar la forma de hacer política en su país y, evidentemente, para el mundo.

 

CACHIVACHES: EL COMPA Marco Cancino triplicó el número de obras en apenas dos años y medio de gestión, en comparación con los últimos tres trienios, lo cual confirma por qué va en Caballo de Hacienda para repetir en la alcaldía de San Cristóbal de las Casas… “TORTILLAS para todos, todos los días”, pareciera que es la frase del candidato Jesús Castillo Milla, quien recién firmó un acuerdo allá en su natal Cacahoatán, donde se comprometió a repartir diariamente un tortibono para 2 mil 500 paisanos suyos… LA SECRETARÍA de Obra Pública y Comuncaciones no sólo condenó el uso de su logotipo –SOPYC– con fines electorales, al aparecer en supuestos vales de láminas, sino que interpuso una demanda ante la Fiscalía Electoral para dar con el presunto responsable y se castigue como debe ser al espontáneo que le hizo el “favor” al candidato beneficiario de tal ideota…



Águila con gran sabor

El Chano y sus 22 años de servir alegría en el parque ‘5 de mayo’
01/Junio/2017

» Incondicional al club América, a sus clientes y familia

Águila con gran sabor
Icono FotoSalvador Vázquez
FAMOSO. La atención de Chano ha hecho que ciertos clientes tengan hasta 10 años de frecuentarlo; hasta el ex gobernador Juan Sabines Guerrero echaba sus tacos con él.
Por: FREDI FIGUEROA
@el_fredinho

Alas inquebrantables, pico en forma de sonrisa y el corazón pintado de amarillo.

Así vuela de mesa en mesa para atender a sus comensales y regalarles algo más que un taco de tripita o bisteck: “mi amistad y mi sonrisa”.

Su nombre desde hace 30 años es Chano, aunque en algún momento un acta de nacimiento dictó que se llamara Edgar Santiago González Vázquez.

Fiel seguidor al club América —aunque eso le acarree uno que otro recuerdo maternal—, hace que sus aleteos suenen cada noche en el asfalto frente al parque ‘5 de mayo’ de Tuxtla, cuando además de ser aficionado águila, se convierte en taquero.

Pásele pásele al nido de Chano y acompañe a Tinta Fresca en esta historia de harto sabor y pasión.

 

De buche, nana y nenepil

Oriundo de la colonia ‘El Nopal’, a escasos kilómetros del municipio de Ixtapa, Edgar Santiago llegó desde chamaquito a la capital de Chiapas; terminó primero de primaria y después se inscribió en la escuela de la vida.

“La etapa más dura para mí fue la infancia”, resalta y hace un trago amargo para describir que tuvo que soportar malos tratos de la gente con la que trabajó como servidumbre, además de tener que comer frijoles y tortillas en descomposición.

A sus ocho años, chambeó con una familia originaria de Sahuayo, Michoacán, y fue ahí donde su patrón lo bautizó como Chano, pues le pareció una forma más cómoda de llamarlo.

Lejos de sus 10 hermanos, pero siempre con el plumaje en alto, reconoce que esos momentos difíciles le ayudaron a ver la vida con una perspectiva 100 por ciento humilde “y agradeciendo siempre al de arriba”, aunque eso sí, aclara: “soy católico a mi manera”.

 

Ódiame más

“Su atención es excelente, pero lástima que le vaya al América, no se puede tener todo”, suelta entre risas una de las comensales del Chano, cuya taquería se ubica en la esquina del mercado ‘5 de mayo’ (11ª. Oriente con 2ª. Norte).

Devoto al equipo azulcrema, al cual empezó a seguir “desde que nací”, presume en su casa decenas de fotos de cada uno de los planteles del club desde 1916, además de 100 playeras, de las cuales lleva dos diarias a su trabajo: “cuando sudo me cambio por la otra, para que luzca”.

Durante 22 años en este local, Chano ha llegado cada día a chambear vistiendo de americanista; su pasión es tal que hasta le regalaron una guayabera con el escudo del club en conmemoración de su centenario, prenda que portó en unos XV años con total orgullo.

Pero detrás de su gigante carisma, vive un niño sentimental al que se le quiebra la voz cuando se le pide que relate su más grande sueño: “me la pusiste difícil, papi… pues sueño con llevar a mis hijos y a mi esposa a ver un partido al estadio Azteca”, narra tras limpiar sus lágrimas.

Y ahí, desde su nido de alegrías, el Chano, el pelón, el amigo, vuela de mesa en mesa para entregar a sus comensales algo más que un taco de tripita o de bisteck: su amistad y su sonrisa.

Águila con gran sabor