Letras en su Tinta

A UN PASITO nomás está Cafetaleros de ungirse como el equipo que disputará el ascenso del fut mexicano.

SU VICTORIA de ayer, en un emocionante 3-2 donde se impuso el equipo de nuestra casa, le da muy buena ventaja.

SI ALLÁ en Sinaloa juegan como echaron patada ayer en el flamante estadio de Tapachula, no dude usted que el nuevo equipo de Chiapas estará en la final de la Liga de Ascenso.

EL CLUB que lleva el jovenazo José Luis Orantes demostró que está a la altura de su afición, unos compitas que literalmente se desbordan en echar grito  para abarrotar el Estadio de la Perla del Soconusco.

ALLÁ EN SINALOA, en el partido de vuelta, el equipo del Cafetal está obligado a ir con todo en su ofensiva.

NO HAY fueras de lugar ni tiempos extra para Cafetaleros, tiene que ir con todo y para todo.

O PARA decirlo en voz del mítico Pelé: “Cuanto más difícil es la victoria, mayor es la felicidad de ganar”.

OJALÁ así sea.

 

Suspirantes

 

AL FIN, los candidatos a Diputados Federales por la alianza PRI-Verde fueron registrados ayer y hoy serán avalados por el INE para iniciar campaña.

LA ALIANZA “Todos por México”, que tiene todo en contra a nivel nacional y se ubica en el tercer lugar de las preferencias, deberá mostrar su punch con los cuadros palomeados.

SALVO una que otra sorpresa, los nombres son, entre otros, los de: Isaías Aguilar, Roberto Aquiles, Jorge Betancourt, Jorge Luis Llaven, Raciel López Salazar, Juan Carlos Gómez Aranda.

[EL COMPA Fer Castellanos se cuece aparte porque va como diputado plurinominal, aunque también podrá hacer campaña.]

LOS SUSPIRANTES a ocupar una curul en la Cámara de Diputados están obligados a hacer una campaña diferente, creativa, original, alejada del clásico acarreo y reparto de despensas.  

SOBRE TODO, en zonas urbanas donde la animadversión a los partidos al poder son una constante, según revelan todas las encuestas publicadas hasta ahora.

HOY, pesará más que nunca el prestigio, el apellido, la trayectoria, el por qué un (buen) nombre es mucho mejor que una sigla.

A PARTIR de mañana, Chiapas amanecerá con bardas pintadas por todos lados pero lo que deberá promocionarse es la reputación de los suspirantes que aspiran a representarnos.

OJALÁ entienda, y asuman, que México y Chiapas están cambiando pues no es factible, ni decoroso, hacer lo mismo de siempre.

YA VEREMOS la capacidad que tendrán los suspirantes para reinventarse a sí mismos.

 

Tuxtla

 

“EL MORENISTA Carlos Morales podría convertirse en el fiel de la balanza en la elección de Chiapas, con los votos que saque en Tuxtla.

“Y ES QUE si de por sí la capirucha Tuxtla tiene una tendencia antisistémica, contreras, la buena estampa del político de izquierda lo catapulta aún más.

“PARA el morenazo candidato a góber, Rutilio Escandón, los sufragios de la capital podrían hacer la diferencia entre una victoria holgada o no.

“SOBRE todo, si a los tuxtlecos les da por salir a votar, donde el candidato ganador podría obtener, por puritito voto de castigo, hasta 100 mil votos.

“Y ES QUE, aunque Ruti encabece las preferencias de voto, en una clara inercia del Efecto Peje, lo que necesita abajo es concretar y asegurarse que esos votos opositores lleguen a las urnas.

“TUXTLA es siempre una plaza electoralmente perdida para el gobierno en turno, como tradicionalmente lo es, por eso su importancia mayúscula en elecciones contemporáneas donde cada voto cuenta.”

SI QUIERE saber qué sigue, váyase corriendito a comprar la nueva Tinta Fresca impresa, ya disponible con voceadores y locales cerrados.

YA SABE: la Tintota trae siempre nuevas revelaciones, escenarios inéditos y las mejores experiencias e historias que Chiapas tiene qué contar.

NOS LEEMOS luego…

Botines de oro

Adrián Quiroz, toda una vida dedicado a renovar calzado
16/Junio/2017

» ”El oficio no está en riesgo pero cada vez somos menos”, relata

Botines de oro
Icono FotoSalvador Vázquez
BARATERO. Comenzó cobrando poco por temor a parecer carero, pero se topó con que varios trabajos se cobran más caro acá que en Tepito.
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

Él rescata las prendas que le dan soporte a tu vida.

“Desde que canta el gallo hasta que canta el grillo”, Adrián Quiroz Alvarado desgasta el caite en la talacha diaria, con la convicción de resucitar el calzado de los conejos.

Oriundo de Tepito, se chiapasionó desde hace 10 años para radicar en Copoya y trasladarse cada mañana a un pequeño local en el centro tuxtleco, donde su primer gran reto fue “trabajar a 40 grados a la sombra tras cuatro décadas acostumbrado al frío”.

Acompañe a Tinta Fresca, quien visitó el lugar al que hasta costosos zapatos de legisladores federales han recobrado su brillo para andar por la madriguera.

 

Primeros pasos

Don Adrián no da paso sin huarache. Estudioso desde peque, pese a no terminar la prepa, observó cada detalle del oficio de su padre y tíos, quienes le enseñaron a reparar calzado, obteniendo “una feria” por sus primeras costuras cuando tenía ocho años.

“Aprendí cada detalle del trabajo, porque amerita tiempo y esfuerzo para hacerlo bien”, relata al recordar su inicio en el oficio con el cual ha podido mantener a su familia.

Traído a Chiapas por su esposa, quien se enamoró del lugar al acompañar a su hermana, la vida en el estado comenzó con la compra de zapato ‘pisado’, aquel que las zapaterías regresan a la fábrica por algún defecto, reparándolos y vendiéndolos en Copainalá o en Patria Nueva, en la capital.

“El comienzo es difícil, al poner la reparadora no llegó la gente de montón”, narra tras huir siempre del calor, “pero al que no le guste la sopa, que le sirvan dos tazas, lo que me ha formado como humano, quejándome menos y poniéndome a trabajar, porque no me gusta andar sentado”.

 

Pisada firme

Junto a un colega, posee una de las dos únicas máquinas Singer giratorias en la capirucha, lo cual lo ayuda a agilizar procesos, ya que también repara bolsos y chamarras de piel, aunque el hilo y la aguja que utiliza debe traerlas desde su tierra natal.

Afirma que el oficio no está en riesgo, pero aclara que cada vez son menos quienes se dedican a ello, “pero Dios me dio la fortuna de estar en este lugar donde siempre hay chamba y para todos da cuando hay ganas”.

Cuenta que en casi 10 años en Tuxtla, los dedos de las manos le sobran para contar las veces que le han dejado calzado olvidado o reclamado por un mal trabajo, “la gente viene por sus cosas, convencidos de que están bien reparados”.

Efusivo, añade la satisfacción de brindar sustento a su familia, “lo cual no se paga con nada”, al reunirlos, en ocasiones, en el pequeño taller donde rescata las prendas que le dan soporte a tu vida.

  • Botines de oro
  • Botines de oro
  • Botines de oro
Botines de oroBotines de oroBotines de oro
Botines de oro