Letras en su Tinta

“SE DEFINE #Chiapas2018: El Movimiento por la Dignidad estará en la boleta electoral con #ERA; para el @partidoverdemex, @ramirezlalo_ ‘es nuestra carta más fuerte’: @CarlosPuenteZAC”.

ESTE TUITAZO, que publiqué la mañana del 3 de Febrero, fue clave para entender lo que vendría y que tras cardíacos jaloneos, ayer en una convulsa tarde dominical, se reveló:

EL VERDE pedía al Instituto de Elecciones su salida de la coalición “Todos por Chiapas”, dejando solo al PRI y tomando su propio camino junto con la chiquillada (Podemos Mover a Chiapas y Chiapas Unido).

[ESO DE “CHIQUILLADA” es un decir pues, juntos, ese par de partidos, en 2015, alcanzaron casi la misma votación que el PRI.]

SÓLO UNA CANDIDATURA común, de varios color y también Verde, puede hacerle frente a esa tormenta política llamada MORENA, con un candidatazo como Rutilio Escandón.

HOY SE DEFINIRÁ también, luego de una reunión que empezó anoche y seguía esta madrugada, si otras tres siglas se suman a esa candidatura que se antoja altamente competitiva.

UNA CANDIDATURA común permitirá además una exposición política (y mediática) mucho mayor pues cada partido sumado tendrá que hacer su propia asamblea y coronar a un mismo suspirante.

HOY SE FORMALIZARÁ la pulverización de la (casi extinta) coalición “Todos por Chiapas”, pues para los consejeros electorales que comanda Oswaldo Chacón la solicitud de los tres partidos es mero trámite.

OSÉASE que ya hay tiro (o se va definiendo) para este #Chiapas2018, en orden de aparición: Ruti, Rocko, Jósean y (casi) Lalo.

 

Jósean

 

HOY, el PRD nacional dará a conocer que su candidato será José Antonio Aguilar Bodegas, como cabeza de la coalición “Chiapas Al Frente”.

REPETIR como candidato a la gubernatura, ahora por otra sigla que no es ya su cuna política, el PRI, será una verdadera hazaña para el compa Jósean.

SOBRE todo, cuando anoche, en el PAN y Movimiento Ciudadano, ya andaban haciéndole fuchi a esos compas amarillos que suelen debatir a sillazos.

AUNQUE para quienes han oído a José Antonio Aguilar Bodegas –quien será acompañado por el ex verde Diego Valera como fórmula al Senado–, el Frente en Chiapas “está muy firme”.

[IRONÍAS de la vida: Dieguito tendrá que levantarle la mano a quien fuera archirrival de su tata, en aquella mítica elección ochentera –en Tapachula– cuya confrontación (per)sigue aún hoy como fantasma al compa Jósean.]

MAÑANA se pone convulso, especialmente, porque es el último día para registrar “candidaturas comunes”; es decir, el Frente por Chiapas sí puede caerse (por segunda vez).

POR AHORA, el partido amarillo ya tiene a su gallo definido: José Antonio Aguilar Bodegas, quien buscará ser cabeza de la coalición “Chiapas Al Frente”.

 

Chiflando…

 

MÁS DE UNO quedará chiflando en la loma con el manotazo en la mesa dado para que Partido Verde tenga su propio gallo, como es el caso del traidor a la causa tucanesca, Carlos Penagos.

Y ES QUE, usted recordará, el (¿ex?)antrero, que se suponía era de los más fieles a su hermano el ‘Jaguar Negro’, fue de los que NO renunciaron cuando todos los diputados locales sí lo hicieron ante el agandalle tricolor.

NO SÓLO eso: intentó nadar de a muertito, sin fijar una postura de condena a que un rojo se impusiera ante un Verde.

Y AHÍ fue donde firmó su acta de defunción política, calculando (muy mal) que su “hermano” quedaría abandonado a su suerte y, por ende, él también.

[ES MÁS, ni su acurrucamiento en el nido del fuego amigo, ni sus plegarias enviadas al fuego enemigo, le rindieron los frutos deseados pues los dos archienemigos de ERA le dieron el avión por su obvia naturaleza traidora.]

AHORA que los acontecimientos están dando un giro de 180 grados, más de un Verde sabe que la lealtad será premiada, palabra que no está en el diccionario del susodicho personaje.

MÁS SORPRESAS habrá pues, en realidad, el #Chiapas2018 apenas está empezando…

 

CACHIVACHES: LOS AZULES se sorprendieron ayer con una fake news de que su dirigencia nacional desconocía a Janet Ovando, por lo que una pertinente aclaración (feisbukera) de Damián Zepeda aplacó los rumores y aclaró que la coleta sigue siendo la mandamasa del PAN Chiapas… EN OXCHUC, poco a poco vuelve la calma, pues ayer, sin incidentes, se realizó la elección para integrar un Concejo Municipal (donde se incluyen dos mujeres) y luego de que el Congreso desaforó a la presidenta municipal para que enfrente cargos que le impute la Fiscalía General del Estado… “SOY BONITA pero no hermosa, suelo pecar pero no soy el demonio, soy buena pero no soy un ángel”. Lo dijo Marilyn Monroe

Diseñador de nocauts

Entre el taller y el ring, las batallas más recias de El Pumpo Silva
01/Noviembre/2017

» Fuerte promesa del box chiapaneco, según sus entrenadores

Diseñador de nocauts
Icono FotoEduardo Reyna
HUMILDAD. Antes de sus virtudes en el pugilismo, para él es más importante ser humilde y “siempre echarle ganas a todo”.
Por: FREDI FIGUEROA
@el_fredinho

En el ring, el taller y el hogar, siempre está listo para noquear a los adversarios.

La vida le ha dado golpes bajos como perder a un hijo o ver a sus hermanos partir de mojados al extranjero, pero con los músculos llenos de esfuerzo, ha sabido levantarse de la lona con un nuevo bebé, negocio propio y un campeonato estatal.

Sergio El Pumpo Silva tiene 23 años y es considerado una de las grandes promesas del boxeo chiapaneco por sus entrenadores, aunque él, con una sonrisa que irradia humildad, destaca: “No me lo creo, porque si no, voy a dejar de esforzarme”.

Tinta Fresca se metió a la guarida de este campeón talachero, quien además de ser figura en el pugilismo, domina el oficio del diseño y la enmarcación de fotos para sustentar a su familia.

 

Ni idea del box

Antes de los 15 años, su único conocimiento del deporte era el futbol, hasta que un día, buscando un equipo para entrenar en la Secretaría del Deporte de Tuxtla, se topó con unos chicos que se agarraban a moquetazos con guantes.

“No sabía que existía el box”, suelta Checo, pero con el empuje de sus entrenadores Juan Aguilar y el cubano Guillermo Vázquez, en apenas un mes subió a su primera pelea en una eliminatoria estatal.

Sin embargo, al llegar al nivel regional, sufrió su primera derrota en el primer round, algo que lo motivó a prepararse mejor para los próximos eventos, pese a que “mi papá decía que no iba a aguantar en este deporte”.

 

De la lona al podio

Después de aquella primera caída, Sergio decidió tomarse en serio el box y cambió la rutina de su vida: cambió las parrandas y las gorditas por el gimnasio y se convirtió, por cinco años seguidos, en campeón estatal previo a las Olimpiadas Nacionales.

A nivel regional (Sureste), ganó dos bronces, dos platas y un oro en 2013, año en el que visores del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos y Alto Rendimiento (CNAR) quisieron reclutarlo en Chilangolandia, pero él prefirió trabajar en Tuxtla, su ciudad natal.

Contemporáneo de Pablo Benjamín Rodríguez y César Jaguar Márquez, Checo ostenta 19 peleas profesionales con un récord de 16 triunfos, 1 empate y dos derrotas, además de su mayor éxito hasta el momento: el campeonato estatal peso gallo en 2016.

 

Hombre de familia

Fuera del ring, El Pumpo, como le apodan “porque era gordito”, heredó el oficio del diseño y retoque de fotografías, además de la fabricación de marcos, una chamba de la que se empapó junto a su padre y sus hermanos desde que tenía 6 años.

“No es un trabajo que te vaya a sacar de pobre, pero me gusta y siempre le echo muchas ganas”, cuenta, mientras muestra una fotografía de su bebé de tres meses, a quien le envía un mensaje: “lo amo y lo que me falta hacer va a ser por él, para darle una vida mejor que la mía”.

Agradecido con sus padres y esposa por acompañarlo —aunque su mamá siempre se voltea cuando pelea—, sueña con continuar en el boxeo y llegar a la esfera nacional, además de levantar su changarro e incluso viajar a Estados Unidos, pero de manera legal.

Y es que, en el ring, el taller y el hogar, Checo siempre está listo para noquear a los adversarios.

Diseñador de nocauts