Letras en su Tinta

Jaguar

 

ESTE Jaguar sí tiene garra, se llama César Márquez y su domador es el legendario entrenador de box Nacho Beristáin.

EL BOXEADOR tuxtleco protagonizará la función estelar internacional “Orgullo por Chiapas”, a celebrarse este 2 de Junio en el Polyforum Chiapas.

ESTE PESO MEDIO se medirá con un colombiano para disputar el vacante Campeonato Centroamericano y del Caribe del Consejo Mundial de Boxeo (WBA, por sus siglas en inglés).

LA FUNCIÓN será histórica, nunca antes vista en Chiapas, ni siquiera cuando nuestro bien recordado Romeo Lacandón Anaya vistió de triunfo la Plaza de Toros San Roque con el campeonato nacional gallo en ese mítico 1972.

EL POLYFORUM vivirá un espectáculo internacional, a la altura de boxeador tuxtleco y pueblo chiapaneco, gracias a una alianza estratégica entre Nacho Beristáin y Tinta Fresca.

NO SE OLVIDE y agéndelo de una vez: la cita es el sábado 2 de Junio a las 20:00 horas en el Polyforum Chiapas, donde aflorará el “Orgullo por Chiapas”.

LOS BOLETOS estarán disponibles, a partir de hoy y hasta la fecha del evento, en Farmacias del Ahorro y el siguiente sitio de internet: www.superboletos.com

 

Divorcio

 

EL VERDE y el PRI consumaron el amor imposible que llegó al fin del sexenio, al irse cada quién con su candidato.

LA SOBERBIA de los rojos, de querer imponer gallo así fuera pisoteando la militancia de los verdes con especial arrogancia, fue la crónica anunciada de una ruptura, de un divorcio irreversible.

EL INSTITUTO de Elecciones avaló ayer la candidatura común, “La Fuerza de Chiapas”, que encabezará el Partido Verde junto con sus hermanitos Mover a Chiapas y Chiapas Unido.

EL ASUNTO irá de nuevo a tribunales pues el árbitro electoral Oswaldo Chacón bajó a su suspirante, Fernando Castellanos, y los perdedores, otrora socios, el PRI-Panal, impugnaron también tal candidatura.

QUEDA CLARO que a los rojos les faltó humildad y les sobró arrogancia extrema al dar por hecho que su “alianza” era un asunto consumado, desafiando al dueño del pandero que, aunque no les guste, termina el 8 de diciembre y hasta entonces pone el ritmo del baile.

ESTA SUCESIÓN quedará registrada en la historia de Chiapas pues, por primera vez en los gobiernos del nuevo milenio, el mandamás saliente se impone a los caprichitos de un clan de pichichis.

LOS ROJOS pueden sacar toditita su rabia y escupir todito el veneno que quieran a través de sus tecleadores a sueldo pero jamás podrán negar que la realidad política los rebasó y que ahora estén a un paso de ser arrojados al basurero de la historia.

EL COMPA Fer Castellanos será candidato de “La Fuerza de Chiapas”, aunque el asunto llegará a tribunales para que su nombre sea palomeado.

YA LO DIJO Juan Clímaco, un monje católico entre ascético y místico, autor del libro La escalera al Paraíso: “La humildad es la única cosa que el Diablo no puede imitar”.

 

CACHIVACHES: AL QUE COBRA como mandamás del PRI, Julián Nazar, le llueve sobre mojado pues luego de cáersele la alianza de su ahijado, trascendieron tremendas denuncias de suspirantes a quienes, según su dicho, les peinó unos buenos quinquirrines por ser candidatos y ahora se quedaron sin siglas qué abanderar…

Chiapas en alfombra roja

La familia Nandayapa se consagra en el cine y en Salón de la Fama de EU
16/Noviembre/2017

» Participaron en Coco, el más reciente éxito de Disney

Chiapas en alfombra roja
ANIMADOS. Javier, Norberto y Óscar mantienen el legado de su padre, ahora a través de una animación que retoma costumbres del Sureste mexicano. FOTOS: CORTESÍA / ESPECIAL TF
Por: FREDI FIGUEROA
@el_fredinho

Ritmo chiapaneco que pone a bailar hasta a los del más allá.

Con las teclas más que afinadas, la ‘Marimba Nandayapa’ se consagró este noviembre gracias a su participación en el más reciente éxito de Disney, Coco, y también por entrar al Salón de la Fama de la Asociación Internacional de Percusionistas de las Artes.

Lo que comenzó como un juego durante la infancia de Zeferino Nandayapa es hoy una realidad que coloca a la música chiapaneca en los oídos de escenarios internacionales, ahora de la mano de sus hijos.

Prepare los bolillos y acompañe a Tinta Fresca a conocer el éxito de esta familia, tanto en la pantalla grande como en uno de los santuarios más importantes de la música.

 

Del Sumidero al cine

El ritmo chiapaneco puso a bailar al mismo Coco, luego de que productores de Pixar y Disney contactaran a Javier Nandayapa, uno de los hijos de Zeferino, que con frecuencia asiste a congresos internacionales de percusionistas.

Acompañado de sus hermanos Norberto y Óscar, así como de Enrique Hernández y la villaflorense Sandra Moreno, pusieron los bolillos a la obra y grabaron seis temas para la película, de los cuales el principal fue Recuérdame.

Las grabaciones comenzaron en febrero y aunque, en palabras de Óscar, “hubiésemos querido que nuestro trabajo tuviera más relevancia”, se quedaron contentos “y con muchos sentimientos encontrados” por ver el legado de su padre y de Chiapas en la pantalla grande.

Pese a que los Nandayapa ya habían sonado en otras cintas, esta fue la primera vez que su trabajo se escuchó en una película de tal magnitud, ya que, en 10 días, Coco recaudó más de 535 millones de pesos y fue vista por más de 11 millones de mexicanos.

 

Marimbista revolucionario

Pero además de su incursión en Disney, este 9 de noviembre, Zeferino (fallecido en 2010) ingresó al Salón de la Fama de la Asociación Internacional de Percusionistas de las Artes en Indianápolis (EU) y se convirtió en el primer marimbista mexicano (y latinoamericano) en conseguirlo; es el quinto a nivel mundial.

Su historia comenzó a los tres años, cuando recibió de su padre una pequeña marimba con la que jugaba a ser músico; a los siete, tocó en un primer ensamble con sus primos y a los 17 se fue a la Ciudad de México a estudiar en la Escuela Nacional de Música.

No concluyó la carrera, pero con lo aprendido revolucionó el arte: como no tenía piano, utilizaba la marimba para ensayar sus notas, creando una mezcla de música tradicional con orquesta sinfónica que perfeccionó a lo largo de su trayectoria.

Después enseñó a sus tres hijos “el amor por Chiapas” (pues ellos no nacieron en el estado) y a tocar ‘su’ instrumento, formando así la ‘Marimba Nandayapa’ que hoy, con más de 60 años de experiencia, pone a bailar hasta a los del más allá.

Chiapas en alfombra roja