Letras en su Tinta

NUESTR@S viejit@s son queridos en efectivo.

EL NUEVO gobierno duplicará su compensación monetaria, antes llamada #Amanecer.

[ESTE programa, a nivel estatal, fue desaparecido por la anterior legislatura y no por la actual, como se ha manejado en algunos medios.]

LA PAGUITA que cada dos meses dotará el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no tendrá intermediarios y el depósito bancario se hará directo al beneficiario: $2,550.00 (o sea, mil 275 pesos por mes).

ESTA “inversión social”, como la denomina la Secretaría de Bienestar, dependencia encargada de tal misión, le hace una añeja justicia a nuestros adultos mayores.

DICHA pensión universal se aplica a hombres y mujeres de 68 años de edad, aunque, si viven en comunidades indígenas y de alta marginación, la edad se reduce a 65 años, según el folleto de la misma dependencia.

NADIE puede regatearle a AMLO el haber craneado esa idea de revalorar a los viejitos a través de unos buenos quinquirrines.

LA NUEVA fórmula –depositarla a través de tarjetas bancarias–, reducirá el gasto operativo de tener a un ejército de compitas dando la paguita, así como el traslado de nuestr@s viejit@s.

NO CABE duda que, lo que sea que vaya destinado a los tíos, de un total de 150 mil millones de pesos que ejercerá la Secretaría de Bienestar en programas sociales, valdrá la pena.

LO DICHO: nuestr@s viejit@s tendrán un nuevo amanecer y los seguirán queriendo en efectivo.

 

Neocaravana

 

UNA NUEVA caravana de migrantes dejó muy clara la convicción del gobernador Rutilio Escandón por tener una frontera amiga.

APENAS se enteró, el góber Ruti instruyó de inmediato a dotarles de todas las facilidades a los centroamericanos, congruente a la política humanitaria del Presidente.

AFORTUNADAMENTE, no ha brotado un pelmazo alcalde que les rocíe desinfectante o hecho cualquier otra tontejada similar.

LA SECRETARÍA que ha brillado de nuevo ha sido Protección Civil, al mando del transexenal Luis Manuel García Moreno, quien no sólo otorga despensas sino logística e incluso primeros auxilios.

LA CONVICCIÓN del inquilino de Palacio es total pues sabe que, por razones humanitarias, ningún gobernante puede dejar a su suerte a estos caminantes que huyen de sus países por atroces condiciones sociales.

EN LA BÚSQUEDA del sueño americano, los migrantes, a su paso por Chiapas, han sido tratados como ni por asomo lo son en su propio país: con dignidad.

Y ESO ha sido posible por un gobernador que sabe de leyes y política pero, sobre todo, ha sido un impartidor de justicia desde hace muchos ayeres.

LA NUEVA caravana migrante ha sido tratada con justicia, por parte de un gobierno que lleva años enarbolando esa bandera.

 

Sutil

 

“INDISPENSABLE poner en práctica las Mesas de Seguridad en cada municipio de #Chiapas”: Ismael Brito Mazariegos.

EL LLAMADO del Número Dos en la entidad, que publicó ayer en un tuit, es revelador de la mística sexenal.

LOS ALUDIDOS no deberían pasar por alto el (aún) sutil llamado del encargado de la política interior.

Y ES QUE la gobernabilidad en Chiapas es de 24x7 y no tolera que alguien, empezando por los alcaldes, se tire a la hamaca.

“TE DUERMES resolviendo 10 problemas y amaneces con 20 nuevos”, me confesó alguna vez un encargado de esa importantísima área de gobierno.

MAYÚSCULA es la importancia de los enlaces del gobierno estatal, los delegados, quienes deben desarrollar no sólo habilidades políticas sino labores fundamentales de inteligencia.

[“INFORMACIÓN es poder”, reza el manido refrán y, en el caso del ejercicio del gobierno, toma especial relevancia.]

LAS MESAS de Seguridad, instauradas por el gobernador Rutilio Escandón, son el termómetro diario de un cuerpo permanentemente convulso como lo es Chiapas.

EN VIRTUD de que Tuxtla es caja de resonancia de conflictos sociales añejos, es perfectamente entendible el sutil llamado del secretario de Gobierno, Ismael Brito.

LA PRÓXIMA vez, seguramente, el Número Dos tendrá que ajustar “tuercas” para que la maquinaria de gobierno camine con precisión de reloj suizo.

 

CACHIVACHES: AL RECTOR Carlos Natarén le ha salido lo político pese a ser netamente académico y ha conciliado notablemente con tirios y troyanos… MORENA y el Verde vuelven a hacer alianza, ahora para la gubernatura de Baja California Norte… LA GUARDIA nacional que propone el Presidente será aprobada por el Senado… LO QUE FALTABA: don Goyo despertó anoche; la explosión del Popo nos ha puesto más que nerviosos a muchos… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com

 

Una pizca de amor

’Corazón Jarocho’, del puerto a tierras conejas
15/Enero/2018

» Mezclando ingredientes y cultura para crear sonrisas

Una pizca de amor
CALIDEZ. Buscan que cada persona que entra se sienta como en casa, por lo que el secreto está en el trato.
Por: ADRIANA SANTOS
@tinta_adri

Una cocina con el auténtico sazón de casa.

En un rincón del lado poniente de la capirucha, abre sus puertas para los comensales ‘Corazón Jarocho’, una modesta antojería veracruzana atendida por Lili Cruz Mejía y Enrique Galicia Lahorra, ella coneja y él de origen jarocho.

Acompañe a Tinta Fresca, que se metió hasta la cocina de este cálido lugar, para conocer los secretos culinarios y agasajarse con los platillos que día a día su chef, Carlos González Hernández, se esmera en ofrecerle a los clientes.

 

Impulso y motivación

Tras varios años de residencia en Tuxtla, y después de conocer a Lili, Enrique, que ya traía la espinita e inquietud de crear un lugar que le hiciera recordar el sabor de la tierra que lo vio nacer, le propuso aventurarse en el giro gastronómico.

“Salíamos a caminar, así vimos el lugar y me dijo: aquí estaría bien poner un negocio”, relata con una sonrisa Lili, indicando dónde comenzó su proyecto que hoy lleva casi siete meses en el gusto de los paladares tuxtlecos, quienes ya identifican a ‘Corazón Jarocho’ por sus deliciosos guisos.

Es así como los conejos recurren a ellos cuando de llenar pancitas y nutrir el corazón se trata, ya sea cotidianamente o disfrutando de una fecha especial, ya que también disponen el espacio para diversas celebraciones pues “contamos con un chef, que lo que le pidas, lo cocina”, presume orgullosa la tuxtleca.

 

Con dedicación

Mientras tanto, Carlos, tras la barra, es el encargado de consentir a todo aquel que llega a probar los antojitos buscando el sazón de hogar jarocho.

Con ocho años de experiencia en la cocina y una enorme pasión por su trabajo, se ha preparado para mantenerse en la preferencia de la tuxtlecada.

“Lo típico son las picadas, pero de ahí también encuentran huevos al gusto” comparten, al mismo tiempo que cuentan cómo, desde Veracruz, trajeron a un experto para que Carlos conociera más la gastronomía y pudiera reflejar la calidad, el buen sabor y sobre todo el toque casero en la comida.

Siempre comprando ingredientes de calidad, para mezclarlos con una buena dosis de amor y así garantizar la satisfacción al paladar de los comensales, Lili, Enrique y Carlos cuidan de cada detalle mientras cocinan con el auténtico sazón de casa.

Una pizca de amor