Letras en su Tinta

A UN PASITO nomás está Cafetaleros de ungirse como el equipo que disputará el ascenso del fut mexicano.

SU VICTORIA de ayer, en un emocionante 3-2 donde se impuso el equipo de nuestra casa, le da muy buena ventaja.

SI ALLÁ en Sinaloa juegan como echaron patada ayer en el flamante estadio de Tapachula, no dude usted que el nuevo equipo de Chiapas estará en la final de la Liga de Ascenso.

EL CLUB que lleva el jovenazo José Luis Orantes demostró que está a la altura de su afición, unos compitas que literalmente se desbordan en echar grito  para abarrotar el Estadio de la Perla del Soconusco.

ALLÁ EN SINALOA, en el partido de vuelta, el equipo del Cafetal está obligado a ir con todo en su ofensiva.

NO HAY fueras de lugar ni tiempos extra para Cafetaleros, tiene que ir con todo y para todo.

O PARA decirlo en voz del mítico Pelé: “Cuanto más difícil es la victoria, mayor es la felicidad de ganar”.

OJALÁ así sea.

 

Suspirantes

 

AL FIN, los candidatos a Diputados Federales por la alianza PRI-Verde fueron registrados ayer y hoy serán avalados por el INE para iniciar campaña.

LA ALIANZA “Todos por México”, que tiene todo en contra a nivel nacional y se ubica en el tercer lugar de las preferencias, deberá mostrar su punch con los cuadros palomeados.

SALVO una que otra sorpresa, los nombres son, entre otros, los de: Isaías Aguilar, Roberto Aquiles, Jorge Betancourt, Jorge Luis Llaven, Raciel López Salazar, Juan Carlos Gómez Aranda.

[EL COMPA Fer Castellanos se cuece aparte porque va como diputado plurinominal, aunque también podrá hacer campaña.]

LOS SUSPIRANTES a ocupar una curul en la Cámara de Diputados están obligados a hacer una campaña diferente, creativa, original, alejada del clásico acarreo y reparto de despensas.  

SOBRE TODO, en zonas urbanas donde la animadversión a los partidos al poder son una constante, según revelan todas las encuestas publicadas hasta ahora.

HOY, pesará más que nunca el prestigio, el apellido, la trayectoria, el por qué un (buen) nombre es mucho mejor que una sigla.

A PARTIR de mañana, Chiapas amanecerá con bardas pintadas por todos lados pero lo que deberá promocionarse es la reputación de los suspirantes que aspiran a representarnos.

OJALÁ entienda, y asuman, que México y Chiapas están cambiando pues no es factible, ni decoroso, hacer lo mismo de siempre.

YA VEREMOS la capacidad que tendrán los suspirantes para reinventarse a sí mismos.

 

Tuxtla

 

“EL MORENISTA Carlos Morales podría convertirse en el fiel de la balanza en la elección de Chiapas, con los votos que saque en Tuxtla.

“Y ES QUE si de por sí la capirucha Tuxtla tiene una tendencia antisistémica, contreras, la buena estampa del político de izquierda lo catapulta aún más.

“PARA el morenazo candidato a góber, Rutilio Escandón, los sufragios de la capital podrían hacer la diferencia entre una victoria holgada o no.

“SOBRE todo, si a los tuxtlecos les da por salir a votar, donde el candidato ganador podría obtener, por puritito voto de castigo, hasta 100 mil votos.

“Y ES QUE, aunque Ruti encabece las preferencias de voto, en una clara inercia del Efecto Peje, lo que necesita abajo es concretar y asegurarse que esos votos opositores lleguen a las urnas.

“TUXTLA es siempre una plaza electoralmente perdida para el gobierno en turno, como tradicionalmente lo es, por eso su importancia mayúscula en elecciones contemporáneas donde cada voto cuenta.”

SI QUIERE saber qué sigue, váyase corriendito a comprar la nueva Tinta Fresca impresa, ya disponible con voceadores y locales cerrados.

YA SABE: la Tintota trae siempre nuevas revelaciones, escenarios inéditos y las mejores experiencias e historias que Chiapas tiene qué contar.

NOS LEEMOS luego…

Confeccionista de sueños

Haru Chu, cosplayer de talla nacional
01/Febrero/2018

» Recrear personajes, su inspiración

Confeccionista de sueños
Icono FotoEduardo Reyna
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

Ella hace de una fantasía una vistosa realidad.

No tiene super poderes, pero con cinta métrica, tijeras y el punto fino de una aguja, su imaginación supera los límites de la ficción.

Se trata de Harumi Yamasaki Serna, quien, además de impartir clases de ballet a peques tuxtlecas, invierte su tiempo en recrear personajes nipones con vestimentas detalladas, dando pie a su propia línea de ropa.

Acompañe a Tinta Fresca que se disfrazó, junto a Haru Chu, para conocer de cerca una inquietante afición que cada día gana más adeptos entre la paisanada.

 

Primeras puntadas

Al entrar a la secundaria, el taller de costura y, sobre todo, la dedicación de su mamá para orientarla, llevaron a Harumi a confeccionar su primer traje emanado del ánime.

Con mayor conocimiento del mundo animado y participando como público en convenciones afines, en 2005 empieza a hacer cosplay, conociendo a personas con los mismos gustos, quienes se convirtieron en su actual grupo de amigos.

“El primero fue el de He is my master, como mucama, de sirvienta, junto a mis amigas. Nos organizamos pero yo sí le quise echar más ganas y sin tenerlo en mente me metí a concursar, una pasarela donde gané el segundo lugar”, suelta.

Desde ahí, con el apoyo de ‘Anime fantasy cosplayers’, su grupo de cuates, comenzó a seleccionar las mejores telas y los accesorios más llamativos, emprendiendo la aventura de la disfrazada, con Sakura Hime, su segundo personaje.

 

Hobbie caro

“A veces no he sacado nada, pero me he divertido mucho”, detalla Harumi Yamasaki, quien afirma que dedicarse de lleno al cosplay requiere de mucha inversión.

Su motivación principal es el placer de recrear, con sus propias manos, un personaje cuya historia tiene un trasfondo inspirador, “no voy tanto por el premio, sino que realmente quiero sacarlos porque cuentan algo bonito y me quiero divertir”.

Además, destaca que participar en convenciones a nivel nacional no es solamente un paseo, más bien algo que requiere demasiado empeño y dedicación, “sin comer ni descansar bien, pero por la emoción no te sientes mal, es la adrenalina la que te mueve”, afirma.

“Al final haces mucha amistad y es así como en otros estados conocen de tu trayectoria”, relata.

 

Comisiones

Con el auge del ánime y el cosplay en Tuxtla, Harumi encontró el nicho ideal para desenvolverse.

“He llegado a hacer trajes en un día, aunque me desvele cosiendo, la mayoría de veces”; pero si el traje requiere de telas especiales y mayor dedicación, “a lo mucho una semana”.

Actualmente, Haru tiene encargos de varias personas que confiaron en ella para verse como su personaje favorito y “gracias a los trabajos que he realizado, con la proyección, me han llamado mucho para hacer trajes”.

Finalmente, “encantada porque mi trabajo vaya a otros lados”, Harumi destaca que el objetivo primordial de esta afición es divertirse mientras hace de una fantasía una vistosa realidad.

 

Confeccionista de sueños