Letras en su Tinta

Peso

 

LOS APOCALÍPTICOS vaticinaron catástrofe financiera si AMLO llegara a la presidencia y el dólar cerró ayer a su mínimo histórico: $18.60

EN BUEN cashlán, eso significa que el mundo veía con ansiedad un relevo democrático, un cambio de régimen.

OSÉASE que el presidente Andrés Manuel no sólo es la esperanza de México sino del mundo para que México le vaya más mejor de como le ha ido.

 

Diferente

 

GOBERNAR diferente, con austeridad, sin lujos ni privilegios, es la línea que les mandó el futuro presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a sus correligionarios morenistas.

CON EL AMLO Style, al citar a todos sus compas electos de todo el país en la mismísma Ciudad de México, corazón político del país, se advierte una clara refundación del presidencialismo.

NO SÉ si esté mal o no, lo cierto es que a muchos mexicanos les encanta que le digan qué hacer e incluso cómo hacerlo, antes que preguntarle qué piensa o propone acerca de tal o cual asunto.

LOS PSICOHISTORIADORES advierten que la obediencia está en el ADN del mexicano, primero fue un Tlatoani, luego un Virrey y ahora un Presidente al que se le sigue, de tal manera que acatamos y hasta nos gusta la línea.

SI TAL APRECIACIÓN es correcta, se advierte un triunfo por adelantado del tabasqueño, quien ha decidido todo lo que sucederá en MORENA y su protagonismo ha sido tal que ha borrado prácticamente al aún Presidente.

SU AGENDA es la agenda del país y hay algo que pocos han notado y es muy bueno para la transparencia: todos los días dialoga con reporteros, sin boletines de por medio ni voceros que hagan traducciones.

EL BLINDAJE democrático a favor de AMLO es alto y le perdonará todo tipo de echadas para atrás o malas interpretaciones de campaña, así que sus detractores pierden tiempo en insultarlo.

LO MUY CURIOSO será ver, en el futuro inmediato, cómo aterrizarán los alcaldes, diputados y senadores esa línea del presidente AMLO: si la creen a piejuntillas o van matizando para llevársela traquis, leve, relax.

YA VEREMOS qué tipo de presidencialismo se refunda en México.

 

Huerfanitos

 

CASI una decena de compitas sexenales están a punto de quedar en el olvido luego del tsunami que fue MORENA, debido a la franca incompetencia de los cerebros electorales.

[EL NEFASTO entre nefastos es, sin duda alguna, Óscar Muñoz, un fuereño a quien también se le debe que se haya colado un traidor y desleal al Senado, desplazando a verdaderos cuadros güeristas.]

NO POCOS se preguntan, en la burbuja sexenal, qué va a pasar con Fernando Castellanos, Raciel López Salazar, Jorge Luis LLaven, Juan Carlos Gómez Aranda, Jorge Betancourt, Nacho Avendaño, Paco Ortega y Roberto Rubio.

LOS AHORA descalabrados aspiraban a una posición legislativa que los (re)compensara por sus servicios políticos prestados durante el sexenio pero se les apareció la ola morena y se los llevó la corriente.

LA PREOCUPACIÓN es innecesaria, confían algunos, pues el gobierno actual aún no se acaba y serán reacomodados en estratégicas posiciones como para lograr ser transexenal.

SOBRE todo, porque la mayoría de ellos necesitan cierto blindaje al pasar por espacios de mucho cuidado, como dependencias que están hundidas en francos números rojos; o bien, porque fueron operadores de temas muy especiales que pudieran traerles broncas transexenales.

YA VEREMOS en dónde (re)colocan a estos compitas que se la han jugado, desde el principio y hasta el final, con el Número Uno, quien dicho sea de paso se ha convertido en la pieza nacional de la transición y su talento político es la envidia de no pocos egos en la vida nacional.

 

Toño

 

ANÓTELO en su diccionario: José Antonio Aguilar Castillejos, un hombre que de ahora en adelante será muuuuuy poderoso.

TOÑO, como le dicen sus amigos al aún dirigente estatal de Morena, fue nombrado ayer por AMLO como Coordinador de Programas Sociales en Chiapas, algo así como un “embajador” todopoderoso del gobierno federal.

OSÉASE que a partir del 1 de diciembre próximo, al desaparecer todas las delegaciones federales, al actual Senador suplente (de Lalo Ramírez) le van a salir más amigos que a ningún otro morenazo.

SERÁ INTERESANTE ver, eso sí, cómo configura esa megaoficina del supremo gobierno: si, por ejemplo, nombra a coordinadores de programas sociales y él sólo supervisa; o de plano, él solito controla toditos los padrones electorales, digo, a los padrones de beneficiarios.

POR OTRO lado, este moreno tendrá que cambiarse el chip pues de aventar grito y sombrerazo, como estaban acostumbrados los de izquierda radical, vendrá ahora el sabroso momento de dar respuesta a reclamos sociales.

O BIEN, para decirle en sabias y finas palabras del (malogrado) priísta Julián Nazar cuando fue nombrado secretario del Campo: “No es lo mismo ser borracho que cantinero”.

Confeccionista de sueños

Haru Chu, cosplayer de talla nacional
01/Febrero/2018

» Recrear personajes, su inspiración

Confeccionista de sueños
Icono FotoEduardo Reyna
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

Ella hace de una fantasía una vistosa realidad.

No tiene super poderes, pero con cinta métrica, tijeras y el punto fino de una aguja, su imaginación supera los límites de la ficción.

Se trata de Harumi Yamasaki Serna, quien, además de impartir clases de ballet a peques tuxtlecas, invierte su tiempo en recrear personajes nipones con vestimentas detalladas, dando pie a su propia línea de ropa.

Acompañe a Tinta Fresca que se disfrazó, junto a Haru Chu, para conocer de cerca una inquietante afición que cada día gana más adeptos entre la paisanada.

 

Primeras puntadas

Al entrar a la secundaria, el taller de costura y, sobre todo, la dedicación de su mamá para orientarla, llevaron a Harumi a confeccionar su primer traje emanado del ánime.

Con mayor conocimiento del mundo animado y participando como público en convenciones afines, en 2005 empieza a hacer cosplay, conociendo a personas con los mismos gustos, quienes se convirtieron en su actual grupo de amigos.

“El primero fue el de He is my master, como mucama, de sirvienta, junto a mis amigas. Nos organizamos pero yo sí le quise echar más ganas y sin tenerlo en mente me metí a concursar, una pasarela donde gané el segundo lugar”, suelta.

Desde ahí, con el apoyo de ‘Anime fantasy cosplayers’, su grupo de cuates, comenzó a seleccionar las mejores telas y los accesorios más llamativos, emprendiendo la aventura de la disfrazada, con Sakura Hime, su segundo personaje.

 

Hobbie caro

“A veces no he sacado nada, pero me he divertido mucho”, detalla Harumi Yamasaki, quien afirma que dedicarse de lleno al cosplay requiere de mucha inversión.

Su motivación principal es el placer de recrear, con sus propias manos, un personaje cuya historia tiene un trasfondo inspirador, “no voy tanto por el premio, sino que realmente quiero sacarlos porque cuentan algo bonito y me quiero divertir”.

Además, destaca que participar en convenciones a nivel nacional no es solamente un paseo, más bien algo que requiere demasiado empeño y dedicación, “sin comer ni descansar bien, pero por la emoción no te sientes mal, es la adrenalina la que te mueve”, afirma.

“Al final haces mucha amistad y es así como en otros estados conocen de tu trayectoria”, relata.

 

Comisiones

Con el auge del ánime y el cosplay en Tuxtla, Harumi encontró el nicho ideal para desenvolverse.

“He llegado a hacer trajes en un día, aunque me desvele cosiendo, la mayoría de veces”; pero si el traje requiere de telas especiales y mayor dedicación, “a lo mucho una semana”.

Actualmente, Haru tiene encargos de varias personas que confiaron en ella para verse como su personaje favorito y “gracias a los trabajos que he realizado, con la proyección, me han llamado mucho para hacer trajes”.

Finalmente, “encantada porque mi trabajo vaya a otros lados”, Harumi destaca que el objetivo primordial de esta afición es divertirse mientras hace de una fantasía una vistosa realidad.

 

Confeccionista de sueños