Letras en su Tinta

A UN PASITO nomás está Cafetaleros de ungirse como el equipo que disputará el ascenso del fut mexicano.

SU VICTORIA de ayer, en un emocionante 3-2 donde se impuso el equipo de nuestra casa, le da muy buena ventaja.

SI ALLÁ en Sinaloa juegan como echaron patada ayer en el flamante estadio de Tapachula, no dude usted que el nuevo equipo de Chiapas estará en la final de la Liga de Ascenso.

EL CLUB que lleva el jovenazo José Luis Orantes demostró que está a la altura de su afición, unos compitas que literalmente se desbordan en echar grito  para abarrotar el Estadio de la Perla del Soconusco.

ALLÁ EN SINALOA, en el partido de vuelta, el equipo del Cafetal está obligado a ir con todo en su ofensiva.

NO HAY fueras de lugar ni tiempos extra para Cafetaleros, tiene que ir con todo y para todo.

O PARA decirlo en voz del mítico Pelé: “Cuanto más difícil es la victoria, mayor es la felicidad de ganar”.

OJALÁ así sea.

 

Suspirantes

 

AL FIN, los candidatos a Diputados Federales por la alianza PRI-Verde fueron registrados ayer y hoy serán avalados por el INE para iniciar campaña.

LA ALIANZA “Todos por México”, que tiene todo en contra a nivel nacional y se ubica en el tercer lugar de las preferencias, deberá mostrar su punch con los cuadros palomeados.

SALVO una que otra sorpresa, los nombres son, entre otros, los de: Isaías Aguilar, Roberto Aquiles, Jorge Betancourt, Jorge Luis Llaven, Raciel López Salazar, Juan Carlos Gómez Aranda.

[EL COMPA Fer Castellanos se cuece aparte porque va como diputado plurinominal, aunque también podrá hacer campaña.]

LOS SUSPIRANTES a ocupar una curul en la Cámara de Diputados están obligados a hacer una campaña diferente, creativa, original, alejada del clásico acarreo y reparto de despensas.  

SOBRE TODO, en zonas urbanas donde la animadversión a los partidos al poder son una constante, según revelan todas las encuestas publicadas hasta ahora.

HOY, pesará más que nunca el prestigio, el apellido, la trayectoria, el por qué un (buen) nombre es mucho mejor que una sigla.

A PARTIR de mañana, Chiapas amanecerá con bardas pintadas por todos lados pero lo que deberá promocionarse es la reputación de los suspirantes que aspiran a representarnos.

OJALÁ entienda, y asuman, que México y Chiapas están cambiando pues no es factible, ni decoroso, hacer lo mismo de siempre.

YA VEREMOS la capacidad que tendrán los suspirantes para reinventarse a sí mismos.

 

Tuxtla

 

“EL MORENISTA Carlos Morales podría convertirse en el fiel de la balanza en la elección de Chiapas, con los votos que saque en Tuxtla.

“Y ES QUE si de por sí la capirucha Tuxtla tiene una tendencia antisistémica, contreras, la buena estampa del político de izquierda lo catapulta aún más.

“PARA el morenazo candidato a góber, Rutilio Escandón, los sufragios de la capital podrían hacer la diferencia entre una victoria holgada o no.

“SOBRE todo, si a los tuxtlecos les da por salir a votar, donde el candidato ganador podría obtener, por puritito voto de castigo, hasta 100 mil votos.

“Y ES QUE, aunque Ruti encabece las preferencias de voto, en una clara inercia del Efecto Peje, lo que necesita abajo es concretar y asegurarse que esos votos opositores lleguen a las urnas.

“TUXTLA es siempre una plaza electoralmente perdida para el gobierno en turno, como tradicionalmente lo es, por eso su importancia mayúscula en elecciones contemporáneas donde cada voto cuenta.”

SI QUIERE saber qué sigue, váyase corriendito a comprar la nueva Tinta Fresca impresa, ya disponible con voceadores y locales cerrados.

YA SABE: la Tintota trae siempre nuevas revelaciones, escenarios inéditos y las mejores experiencias e historias que Chiapas tiene qué contar.

NOS LEEMOS luego…

Fayuca para todos

Tepituxtla, entre la tradición y el grito de la moda
16/Marzo/2018

» Recorrido a través de los comerciantes de la 5a Norte

Fayuca para todos
Icono FotoEduardo Reyna
RENOVÁNDOSE. En sus inicios (1990) traían la fayuca de Tepito y la mostraban sobre cajas de huevo; ahora ya tienen sus proveedores y sólo van “cuando quiere uno traer novedad”: María Elena Albores, fundadora.
Por: MARCELA LAGOS
@@tinta_marcela

Un pintoresco mercadito.

Tepituxtla, conocido tianguis entre la conejada, reúne tradición, anécdotas, un modo de vivir y de ser tuxtleco, que atrae hasta la curiosidad gringa.

No sólo ofrece chacharitas para todos los gustos y bolsillos de los transeúntes, también transmite un oficio y anécdotas de tíos a pichis.

Acompañe a Tinta Fresca a recorrer este emblemático mercado a través de diferentes voces.

 

Negocio familiar

Todos los días, Selene, quien forma parte de los marchantes del tianguis ubicado en la 5ª Norte, sube la cortina del local nueve a las 9 en punto; luego, echa la bendición para asegurar una buena venta.

Como ella, cada uno de los personajes que atiende posee su propia rutina y manera de vivir este mercado.

En uno de los 38 locales juega un peque, que quizá siga con la tradición familiar de la vendimia, como los hijos de Rosalba, quien junto con su esposo despacha en Tepituxtla desde hace 20 años, en el local siete.

La hija de María Elena, una de las fundadoras, acompañaba a su mamá desde que tenía 3 años y ahora ya tiene su propio espacio, que atiende personalmente.

Y es que, en general, el oficio del comercio se transmite de generación en generación; unos hacen cuentas, otros van por mercancía, mientras otros se ocupan de la exigente clientela coneja.

 

Chacharitas buenas, bonitas y baratas

Desde las nomidadas al Óscar hasta el último churro, una a 20 pesos o tres por 50; muñecas Frozen o Hayley, de 150 a 300 pesos; relojes Citizen, Cassio o inteligentes, de 200 a mil pesos; lentes para los cegatones o gafas para los fines de semana en Puerto Artista.

En el local 25, Luis ofrece las más vendidas: Annabelle o Guardianes de la bahía, Need for speed o Gears of war, para las tardes de ocio.

Mientras, su vecino Eduardo se encarga de ambientar las fiestas: salsa, reggaetón, pop y hasta electrónica. Los conejos marcan tendencia y la vanguardia se cotiza a 10 pesos.

 

Con el agua hasta el cuello

Rosalba recuerda cuando, en 1998, se desbordó el río Sabinal e inundó el mercado. Perdió 60 mil pesos, entre relojes, pilas, donas para el cabello, juguetes, controles. El gobierno de entonces les hizo un préstamo para retomar el comercio, y lo consiguieron.

Ahora enfrentan la caída de las ventas a causa de las nuevas grandes tiendas que trabajan con crédito. En este tianguis sólo aceptan cash porque el banco no les da terminal, comenta María Elena; no obstante, las voces de este lugar pintoresco se mantienen optimistas y continúan reuniendo tradición, anécdotas, un modo de vivir y de ser tuxtleco.

Fayuca para todos