Letras en su Tinta

EL GÜERO-Lek se puso (muy) moreno.

JUSTO cuando una nueva consulta lopezobradorista, ahora por el Tren Maya, era otra vez blanco de dardos venenosos, el chiapaneco salió a defenderla.

Y NO SÓLO eso, Manuel Velasco llamó a votar a favor de este proyecto sexenal, el más ambicioso en muchas décadas.

EN UN VIDEO que irrumpió en redes por su contundencia de estar a favor de ese megaproyecto, el góber citó un dato revelador: el 89% de los mexicanos está de acuerdo en que se haga el Tren Maya, según una encuesta de la prestigiada firma De las Heras.

OSÉASE que el Güero-Lek se puso más lopezobradorista que muchos morenos, pues nadie, absolutamente nadie, se había rasgado las vestiduras por AMLO y el Tren Maya, siendo no-moreno, como la firme postura de MVC.

A MANUEL Velasco no tiritó de frío al dar tremendo espaldarazo al presidente electo, quien vaya que aguantó en solitario una lluvia de críticas con su primera (y muy polémica) consulta sobre el Aeropuerto de Texcoco.

AHORA, cuando vuelven a arreciar los improperios contra las consultas que organiza AMLO, es relevante que un güero se ponga muy moreno y no deje solito al futuro mandamás de Palacio Nacional.

O PA’ DECIRLO como lo hacen las porras: ese-apoyo-sí-se-ve, sí-se-ve...

 

Chusa

 

LOS PROMOTORES invisibles de La Chusa engendran el huevo de la serpiente.

SI LA SECRETARÍA de Salud no tuviera pocos problemas financieros, la pedidera de estos chupapresupuestos no tiene fin.

LOS AUTORES intelectuales de estos reventadores profesionales, que lo que menos les importa es la salud de l@s chiapanec@s, no deben confiarse porque esa catapulta puede volverse hacia ellos.

EL EFECTO boomerang está inmerso en su “protesta” pues mientras no haya cash para sus “conquistas” sindicales, nomás no se irán de oficinas centrales ni siquiera el 8 de diciembre.

EL GOBERNADOR Rutilio Escandón nada le debe a las estructuras sindicales que, aunque simpatizaron y algunos trabajaron por Morena, no lo hicieron precisamente por el futuro mandamás de Palacio.

[TAMBIÉN, cabe la posibilidad que el (poderoso) encuerdador de ese conflicto se haya impuesto la misión de administrarlo unas semanas más, para después salir como el “salvador” de las causas populares del nuevo gobierno.]

EL PROBLEMA es que el ala radical del Sindicato de Salud, donde el verdadero poder radica en Víctor Hugo Zavaleta Ruiz, tiene el interés por todo, menos en pensar en la salud pública.

OJALÁ que los promotores invisibles de La Chusa no engendren el huevo de una serpiente que, luego, les lance una picadura mortal.

 

Zozobra

 

SALVO los morenos, nadie está que se muerde las uñas por el cambio de gobierno.

EN REALIDAD, deberían respirar muy tranquilos pues existen 82 dependencias para repartir huesos, así sean menores.

A LOS QUE se la juegan por un proyecto político, especialmente de izquierda, rara vez les hace justicia la robolución.

DE HECHO, a los demócratas aldeanos se les da muy poco el trabajar pero sí les late (y mucho) cobrar.

NO PASARÁ mucho tiempo para que esos apoyadores irredentos lancen improperios contra el gobernador electo, una vez que se hayan quedado fuera de la nómina.

POR AHORA, la zozobra de quienes no ven claro si Ruti los va a meter en la nómina, aunque es verdadera, es injustificada.

NI MODOS: a morderse (más) las uñas.

 

Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

 

Narrador multifacético

Saúl Trejo, de la anécdota a la ficción con novelas, cuentos y teatro
01/Mayo/2018

» En el estudio Sapeto, da voz a sus textos y materializa sueños

Narrador multifacético
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

‘Y Dios lo hizo feliz’.

¿Ya ha pensado qué hará cuando se jubile del trabajo y sus hijos partan del nido? Saúl de Jesús Trejo Gordillo decidió no quedarse sentado “a esperar que llegue la Catrina”, así que aplicó reingeniería en su vida y se transformó en uno de los pilares de las letras contemporáneas en Chiapas.

Tras recorrer el país durante 27 años como parte de su desempeño profesional en la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en 2003 regresó a Tuxtla, su tierra natal, para desenvolverse en su nueva pasión.

Acompañe a Tinta Fresca a conocer la otra piel de quien ahora produce audiocuentos, poesía, música, efectos y ensambles, además de escribir y producir obras de teatro y cuentos infantiles.

 

Constructor de proyectos

Luego de desempeñarse casi tres décadas como ingeniero civil en el Área de Construcción de Proyectos Hidroeléctricos de la CFE, Saúl Trejo cambió la mecánica de trabajo y modificó su rutina al jubilarse en 2003 y retornar a Chiapas.

Ana María Ruiz, su esposa, le sugirió tomar un taller de poesía junto a su prima Socorro Trejo Sirvent. Desde entonces, el autor nada más ha escrito un poema —relata alegremente— pues brincó a la narrativa.

“Escribí un cuento para niños, Sapito Sapeto, que le contaba a mi nieta cada noche, y mi esposa me animó a editarlo”, suelta al contar su aventura dentro de las letras, que incluye 150 cuentos cortos hasta antes de empezar a escribir novelas y obras de teatro.

Fue precisamente la historia del sapito la primera que escenificó, en 2014; también llevó a los escenarios una comedia llamada El ropero alcahuete, un montaje de 50 minutos acerca de un mueble heredado por una abuela a su nieta, el cual siempre salta una generación.

 

Herencia

“Mi abuelo materno fue de los pioneros del teatro en Chiapas, a mediados del siglo pasado”, reseña Saúl Trejo, quien además tiene un fuerte lazo familiar con el compositor Carlos Trejo Zambrano y con las poetas Marisa y Socorro Trejo.

Ya dentro de la Asociación de Escritores y Poetas de Chiapas, en 2016 creó su primera novela, Seducción, ambientada en París y que aborda el tema de la adopción. Además, a petición de su señora, escribió Tango para tres, una obra musical con tragedia amorosa que transformó en obra teatral y que presentó a finales de 2017.

Así, con la inspiración de su esposa —quien le da el punch para emprender—, de los relatos de la infancia, así como de las anécdotas de sus viajes familiares y de trabajo por todo el país, procedió también a dejar un legado auditivo, luego de curiosear en clases de grabación y doblaje, haciendo que sus letras impresas pegaran un brinco del papel para encantar el oído del público.

Narrador multifacético