Letras en su Tinta

A UN PAR de semanas de iniciar el proceso de registro para nuevo Rector, la UNACH puede definirse en negativo: en lo que NO necesita.

Y NO ES JUSTO que perviva la prebenda, transformada en promesa de hueso (llámese plaza o recategorización), a cambio de alguna firma “de apoyo”.

LA UNACH no necesita más recomendados para la colina universitaria, sea por amiguismos o compadrazgos.

CUALQUIER aspirante a Rector no debe cobijarse más en eventuales grupos de choque que son una velada amenaza de tácito chantaje.

MUCHO menos en la pleitesía al Poder, sea del color que sea, quemándole incienso un día y soplando las cenizas mañana.

PRIVILEGIAR el espíritu académico, por encima del influyentismo, y plantear mecanismos de rigurosa evaluación, es lo que debe prevalecer en el aula, tanto para la chaviza como para la maestrada.

LA UNACH no puede ser ya reducto de fósiles suspirantes, anclados en el pasado y su más dinosáurico andar.

[EL BOTÓN de muestra de que sí se puede ser diferente la dio el rector de la UNAM, Enrique Graue, quien encabezó la reciente y muy digna lucha contra los porros.]

DEFINIDA la exclusión –de todo lo malo que pervive en la UNACH–, ahora incluya a todo nombre que sí puede oxigenar a nuestra máxima casa de estudios.

OJALÁ que la venidera sucesión nos sorprenda con un nuevo espíritu y convicción en la comunidad universitaria, especialmente incluida su Junta de Gobierno, ésta tan mermada en su credibilidad.

SEGURO que los vientos de cambio del país soplarán también en la UNACH.

 

MVC-Ruti

 

“MIENTRAS una nueva historia sexenal empieza a forjarse acá en Chiapas, el próximo 9 de diciembre un ex gobernador construirá (hasta ahora sólidamente) una propia.

“EL GÜERO-Lek regresará al Senado, en un empoderamiento inédito en un mandatario saliente, típicamente mermado y con camino directo al ostracismo.

“MANUEL Velasco Coello supo forjar su salida sexenal y se volvió no sólo útil sino indispensable políticamente, al ser el puente entre los opuestos Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto.

“Y COMO en México la vida se mide en sexenios, al menos en el que viene, el de las siglas MVC seguirá teniendo oxígeno político.

“NO SERÁ una pieza de museo ni un patético estorbo del pasado, como los dos últimos ex’s; más bien, será un aliado fundamental pues si alguien creyó en Ruti, ése fue precisamente MVC al nombrarlo Magistrado Presidente, lo cual le dio la catapulta política necesaria para llegar a Palacio.

SI QUIERE saber qué sigue, córrale por su Tintota impresa, donde podrá leer un análisis prospectivo de los escenarios políticos que tendrá Chiapas en el venidero sexenio de AMLO.


CACHIVACHES: POS QUE sí, sí y sí, el junior Noé Castañón le dice a todos sus cuates que sí tomará protesta como Senador, aunque ayer MORENA bajó el tema del “Orden del día” porque insiste en que el susodicho concluya los procesos jurídicos pendientes…

Narrador multifacético

Saúl Trejo, de la anécdota a la ficción con novelas, cuentos y teatro
01/Mayo/2018

» En el estudio Sapeto, da voz a sus textos y materializa sueños

Narrador multifacético
Por: ROMEO SOLÍS
@tinta_romeo

‘Y Dios lo hizo feliz’.

¿Ya ha pensado qué hará cuando se jubile del trabajo y sus hijos partan del nido? Saúl de Jesús Trejo Gordillo decidió no quedarse sentado “a esperar que llegue la Catrina”, así que aplicó reingeniería en su vida y se transformó en uno de los pilares de las letras contemporáneas en Chiapas.

Tras recorrer el país durante 27 años como parte de su desempeño profesional en la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en 2003 regresó a Tuxtla, su tierra natal, para desenvolverse en su nueva pasión.

Acompañe a Tinta Fresca a conocer la otra piel de quien ahora produce audiocuentos, poesía, música, efectos y ensambles, además de escribir y producir obras de teatro y cuentos infantiles.

 

Constructor de proyectos

Luego de desempeñarse casi tres décadas como ingeniero civil en el Área de Construcción de Proyectos Hidroeléctricos de la CFE, Saúl Trejo cambió la mecánica de trabajo y modificó su rutina al jubilarse en 2003 y retornar a Chiapas.

Ana María Ruiz, su esposa, le sugirió tomar un taller de poesía junto a su prima Socorro Trejo Sirvent. Desde entonces, el autor nada más ha escrito un poema —relata alegremente— pues brincó a la narrativa.

“Escribí un cuento para niños, Sapito Sapeto, que le contaba a mi nieta cada noche, y mi esposa me animó a editarlo”, suelta al contar su aventura dentro de las letras, que incluye 150 cuentos cortos hasta antes de empezar a escribir novelas y obras de teatro.

Fue precisamente la historia del sapito la primera que escenificó, en 2014; también llevó a los escenarios una comedia llamada El ropero alcahuete, un montaje de 50 minutos acerca de un mueble heredado por una abuela a su nieta, el cual siempre salta una generación.

 

Herencia

“Mi abuelo materno fue de los pioneros del teatro en Chiapas, a mediados del siglo pasado”, reseña Saúl Trejo, quien además tiene un fuerte lazo familiar con el compositor Carlos Trejo Zambrano y con las poetas Marisa y Socorro Trejo.

Ya dentro de la Asociación de Escritores y Poetas de Chiapas, en 2016 creó su primera novela, Seducción, ambientada en París y que aborda el tema de la adopción. Además, a petición de su señora, escribió Tango para tres, una obra musical con tragedia amorosa que transformó en obra teatral y que presentó a finales de 2017.

Así, con la inspiración de su esposa —quien le da el punch para emprender—, de los relatos de la infancia, así como de las anécdotas de sus viajes familiares y de trabajo por todo el país, procedió también a dejar un legado auditivo, luego de curiosear en clases de grabación y doblaje, haciendo que sus letras impresas pegaran un brinco del papel para encantar el oído del público.

Narrador multifacético