Letras en su Tinta

LAS CRISIS son oportunidades políticas y el Covid ha enfermado –quizá de muerte– a algunos políticos, cuyo emblemático ejemplo es Zoé Robledo.

OTROS compas que sufren esa comorbilidad, pues la pandemia los ha vuelto más invisibles de lo que eran, son Yamil Melgar, Andrea Gil y Katyna de la Vega

Y ES QUE no es lo mismo ser borracho que cantinero pues, por más embozados de morenos que quieran hacerse pasar estos priístas, lo que realmente cuenta son los resultados, ahí donde están chafeando.

EL DE DISTINGUIDO apellido, que ya era un lastre por el inefable gobierno exprés de 1994, fue apadrinado desde el sexenio de Juan Sabines, desde donde construyó sus alianzas actuales.

ZOÉ pensó que le bastaba estar cobijado por Andy, el hijo intermedio del Presidente, y hacer después una intermitente genuflexión cortesana que le permitiera llegar al final del sexenio, fiel a la sangre priísta de su apá.

[QUIZÁ pensó, erróneamente, que era de lo más fácil repetir el esquema del Senado, cuando se cansó de golpear cada que subía a la tribuna a los personajes del sexenio anterior que, ahora, paradójicamente, son sus aliados.]

LA TERCA realidad se le atravesó cuando fue nombrado director del IMSS, un instituto que ha sido rebasado y evidenciado en lo médico y, para acabarla, con sospechosistas y muy jugosas licitaciones.

NUESTRA clase política dura un sexenio y muy pocos logran pegar un brinco positivo, como Yamil Melgar, un as bajo la manga que en el actual sexenio tenían como estrellita pero ha resultado una decepción.

DE CUNA totalmente priísta, delegado y (fallido) candidato panista por su natal Tapachula, hoy ha jurado amor eterno a MORENA (oséase sexenal), calificado como el peor de los secretarios actuales por los empresarios. 

DE ANDREA Gil ya ni hablamos pues luego de (per)jurarse roja de corazón, y sellar su compromiso político con el baby Roberto Albores Gleason, la noche del 20 de agosto de 2018 mutó rápidamente a morenista de corazón.

EL OFICIO político que demostró desde un par de segundonas delegaciones federales, cuando sí hacían algo y funcionaban, se le olvidó muy pronto y, de a (no tan) poco, fue rebasada por la realidad de los agricultores y pescadores.

HAY POR AHÍ un par de personajes más, navegando de a muertito, que en medio de la pandemia optaron mejor por no sacar la cabeza y seguir agachaditos, que quizá sea lo óptimo pero en política, ya sabe, importa la acción tanto como la omisión.

A MENOS, claro, que todos estos compitas apliquen una de Las 48 Leyes del Poder, del imprescindible Robert Greene: “Finja candidez para atrapar a los cándidos: muéstrese más tonto que su víctima”.

 

Neojuez

 

EL BUEN juez por su casa empieza, reza el clásico refrán, y vaya que tal axioma se lo están tomando muy en serio en el Poder Judicial.

LA INICIATIVA “mediación a distancia”, para resolver controversias familiares, civiles y mercantiles, resolverá muchísimos conflictos para evitar que lleguen a convertirse en litigios.

EL MAGISTRADO Juan Óscar Trinidad Palacios no se tira a la hamaca –y vaya que la conoce bien–, con tal de aceitar la maquinaria de justicia que tanto hace falta lubricar en Chiapas, en medio de esta cruel pandemia.

NUESTRA tierra tiene un rezago histórico y por eso hoy, más que nunca, la justicia tiene que ser pronta y expedita, así sea por zoom.

LAS PLATAFORMAS digitales, que permiten la salvaguarda de la salud, son ahora un (nuevo) instrumento legal que, en el caso de la mediación, dejará un buen sabor de boca a las partes.

Y ES QUE, la verdad, el gobernador Rutilio Escandón, a su paso por el Tribunal de Justicia de Chiapas como Magistrado Presidente, hizo una chambota que hasta en legado se convirtió.

DICHA TAREA, titánica de por sí al recién adelgazar su estructura, es obligación honrarla para Juan Trinidad, quien se mantienen en continua retroalimentación con el Número Uno.

DE SEGURITO que el Poder Judicial nos tiene muchísimas más sorpresas que redunden en que, el chiapaneco de a pie, tenga una impartición de justicia como siempre la ha merecido. 

QUÉ BIEN que el nuevo juez que aspira a ser y hacer(se) del Tribunal Superior de Justicia, por su casa empiece.

 

Golpe

 

LOS DEMÓCRATAS de fachada de la cuatroté aldeana –en realidad autócratas de clóset –, recibieron un duro golpe con la resolución que ayer tomó el INAI para interponer controversia constitucional por la Ley de Transparencia local.

SE TRATA de una derrota legal y política de esos vivales que ya se frotaban las manos para ocupar esos espacios públicos, más simbólicos que fácticos al representar las banderas del nuevo gobierno (transparencia y anticorrupción).

NO DUDO que estén (más) mecos de coraje y hasta quieran sacarse un as bajo la manga para desacreditar el trabajo actual de ese modestísimo instituto, ahora con un kilométrico nombre (Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales del Estado de Chiapas). 

EL ASALTO a ese instituto mutó de la indiferencia a burda maniobra para presionar a sus consejeros y terminó en una discutible ley cuya intención era darles una patada justo donde la espalda cambia de nombre.

ES UNA DERROTA política porque, fiel a su modus operandi, el influyentazo sexenal, cerebro de la “renovación” de ese instituto, optó por la coerción y amenaza (una impronta que muy pronto le afloró y que ahora, dicho sea de paso, se ha potenciado pese a los estátequito –simbólicos– que ha tenido).

ESE ESTILO gandayita es de la era jurásica, especialmente en unos gobiernos –federal y estatal– que enarbolaron precisamente lo contrario: que abanderarían las mejores causas democráticas.

DESDE luego, y de manera notable, es también una derrota legal porque los escribanos que le redactaron esta ley a modo al influyentazo sexenal tendrán que poner miles de pretextos para justificar su incompetencia.

[ESTOS chalanes de ocasión se volverán a tirar al piso a su mero padre, con tal de que los perdone por hacer tan chafas iniciativas de ley que, mire ahora, hasta la Suprema Corte analizará y, en una de esas, hasta les puede tirar.

QUIZÁ caiga o no esta ley de transparencia, pero el gobernador Rutilio Escandón debe preguntarse a quien debe este innecesario golpeteo político y jurídico, en el momento más problemático que vivimos en Chiapas y México.

 

CACHIVACHES: ALGO, y pronto, tienen que hacer en Comitán, donde la atención médica por COVID, cuyos contagios parecieran fuera de control, está absolutamente rebasada; al doc José Manuel Cruz Castellanos, secretario de Salud, le urge menos retórica y más práctica; más sensibilidad y menos protagonismo… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

 

Paladares exquisitos

Cafeología pone el café chiapaneco en las alturas
01/Mayo/2018

» Apoya principalmente a caficultores de la zona Altos de Chiapas

Paladares exquisitos

Pasión con aroma a café.

Frente a la falta de especialización, Cafeología nació en 2010 para ser un espacio donde el consumidor pudiera encontrar café chiapaneco de alta calidad y los involucrados en la producción tuvieran un lugar para aprender.

Jesús Salazar abrió las puertas de su casa cafetera en Sancris para compartir su pasión por el café chiapaneco y por este proyecto, con el que ya ha ganado tres premios en el principal concurso internacional: Taza de Excelencia.

Acompañe a Tinta Fresca a conocer esta propuesta que reúne trabajo, educación y calidad, ¡todo en una taza!

 

Café con causa

Esta empresa se enfoca en los microproductores, quienes tienen menos educación, infraestructura y acceso a canales de comercialización, pero que a la vez son “inquietos, competitivos, innovadores, muy trabajadores, que pueden producir café de alta calidad y que quieren encontrar una forma de comercialización diferente”, asegura su entusiasta fundador.

Así, desde el año pasado el Premio Cafeología ha sido un medio para que los productores chiapanecos produzcan café de alta calidad, con galardones que duplican el costo promedio del mercado (que va de los 35 a los 40 pesos el kilo de café pergamino).

La cosa no se queda ahí: la empresa se encarga de vincular a los ganadores con una barra o tostador mexicano para que sirvan su café, y así obtener un beneficio a mediano o largo plazo.

 

Más que una taza

El interés por formar profesionales del café es tal que el también juez de Taza de Excelencia 2018 integró un área de cata, barismo y tueste, en donde constantemente brindan capacitaciones a quien acuda a ellos.

Mientras que los micropoductores reciben entrenamiento sobre el proceso poscosecha y análisis físico del café, los interesados pueden tomar alguno de los talleres de formación en análisis sensorial.

Además de la barra en donde se puede degustar un café de calidad hecho por baristas profesionales, este lugar cuenta con cuatro habitaciones para hospedarse, en donde los huéspedes son bienvenidos con una taza que reúne trabajo, educación y calidad.

 

Paladares exquisitos