Letras en su Tinta

AMLO

 

HOY, Andrés Manuel López Obrador visitará Chiapas por octava vez en sus casi nueve meses como Presidente.

ESTARÁ en el corazón de la Selva, Benemérito de las Américas, y seguro será un espacio más de oportunidad para reafirmar su compromiso con su tierra, nuestra tierra.

OJALÁ que pronto el Presidente dé los detalles de lo que incluye el recién firmado Pacto de Oaxaca, “Hacia un Sur-Sureste del futuro”, en lo relativo a Chiapas.

PORQUE, la mera verdad, ya apremia que se mueva mucho más económicamente el estado, más allá de las buenas intenciones.

 

Normales

 

DE NORMALES no tienen nada, ni la Mactu ni mucho menos la Canek.

SI LA MÁXIMA juarista se aplica en el caso de estos vándalos disfrazados de “estudiantes”, lo que les toca ahora es la ley a secas pues ya han sido tratados, por sexenios enteros, como amigos: con justicia y gracia.

POR ESO es plausible la rigurosa aplicación de la ley en el operativo que implementó ayer la Secretaría de Seguridad que lleva la sheriff Gabriela Zenteno al evitar que la Tuxtla-SCLC fuera bloqueada por enésima ocasión.

SI HAY un activo sexenal que ha provocado unanimidades, ése es precisamente el de la aplicación de la ley sin distingo, el no dejarse chantajear por ningún grupo escudado en la “lucha social”.

EL GOBIERNO de Rutilio Escandón tiene todo el respaldo y la legitimidad para poner en marcha este tipo de acciones y nadie le escatimará ese esfuerzo, salvo esos insaciables chantajistas.

LOS CHIAPANECOS que nos ha tocado ver y padecer los desmanes de estos profesionales de la violencia –vividores que se creen con derecho divino para trastocar el día a día a la gente productiva–, aplaudimos sin regatear tales estrategias policíacas.

OJALÁ que estos muchachos, quienes son usados como frágil carne de cañón por sus líderes que pegan con la izquierda pero cobran con la derecha, se den cuenta de tal vileza.

A NOSOTROS, los simples mortales, nos toca respaldar las acciones gubernamentales que nos permiten el buen vivir.

ASÍ SEA.

 

Unitour

 

LA INICIATIVA de recorrer la UNACH, sea para dar el banderazo de inicio de clases o para alguna firma de convenio, le da vida, personalidad y sensibilidad al rector Carlos Natarén Nandayapa.

NUESTRA alma mater, lo he dicho desde hace muchas lunas, es un espacio político y no necesita a un académico puro y duro.

LAS GESTIONES mejor recordadas de nuestra Universidad se dieron más con políticos que con académicos (y para no herir susceptibilidades, no textearé nombres).

EL RECTOR unachense tiene una ventaja superlativa en su origen mismo: sus apellidos, que son pozoleros al extremo, tanto el paterno como el materno.

ADEMÁS, su origen académico es otra buena carta de presentación –es unachense de cuna–, lo que corona con su preparación fuera de Chiapas y del país.

CARLOS ya vivió su novatada –el enfrentamiento con el SPAUNACH–, de la cual debe aprender y trascender pues los docentes, administrativos y sus respectivos sindicatos, forman parte de la necesaria transformación de nuestra máxima casa de estudios.

NO SE PUEDE dar el lujo de cometer nuevos enfrentamientos, con quien sea, pues para un pleito siempre se necesitan dos, así que todo lo que viene para adelante, es construir acuerdos.

LA UNACH lo merece, en especial en esta coyuntura tan complicada que vive financieramente, crisis de la cual se sale adelante gracias a la sensibilidad del góber Ruti, quien instruye siempre al hombre de la paga, Javier, a evitar que la UNACH naufrague.


Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

Paladares exquisitos

Cafeología pone el café chiapaneco en las alturas
01/Mayo/2018

» Apoya principalmente a caficultores de la zona Altos de Chiapas

Paladares exquisitos

Pasión con aroma a café.

Frente a la falta de especialización, Cafeología nació en 2010 para ser un espacio donde el consumidor pudiera encontrar café chiapaneco de alta calidad y los involucrados en la producción tuvieran un lugar para aprender.

Jesús Salazar abrió las puertas de su casa cafetera en Sancris para compartir su pasión por el café chiapaneco y por este proyecto, con el que ya ha ganado tres premios en el principal concurso internacional: Taza de Excelencia.

Acompañe a Tinta Fresca a conocer esta propuesta que reúne trabajo, educación y calidad, ¡todo en una taza!

 

Café con causa

Esta empresa se enfoca en los microproductores, quienes tienen menos educación, infraestructura y acceso a canales de comercialización, pero que a la vez son “inquietos, competitivos, innovadores, muy trabajadores, que pueden producir café de alta calidad y que quieren encontrar una forma de comercialización diferente”, asegura su entusiasta fundador.

Así, desde el año pasado el Premio Cafeología ha sido un medio para que los productores chiapanecos produzcan café de alta calidad, con galardones que duplican el costo promedio del mercado (que va de los 35 a los 40 pesos el kilo de café pergamino).

La cosa no se queda ahí: la empresa se encarga de vincular a los ganadores con una barra o tostador mexicano para que sirvan su café, y así obtener un beneficio a mediano o largo plazo.

 

Más que una taza

El interés por formar profesionales del café es tal que el también juez de Taza de Excelencia 2018 integró un área de cata, barismo y tueste, en donde constantemente brindan capacitaciones a quien acuda a ellos.

Mientras que los micropoductores reciben entrenamiento sobre el proceso poscosecha y análisis físico del café, los interesados pueden tomar alguno de los talleres de formación en análisis sensorial.

Además de la barra en donde se puede degustar un café de calidad hecho por baristas profesionales, este lugar cuenta con cuatro habitaciones para hospedarse, en donde los huéspedes son bienvenidos con una taza que reúne trabajo, educación y calidad.

 

Paladares exquisitos