Letras en su Tinta

OXCHUC: ayer, balazos; hoy, abrazos.

LA DEMOCRACIA indígena funcionó y, en asamblea municipal, eligió a sus propias autoridades.

EL INSTITUTO de Elecciones que lleva Oswaldo Chacón hizo historia al involucrarse en la organización de la asamblea y cuidar que la coyuntura política fuera positiva para la realización de esa democracia indígena.

FUE A MANO alzada, cierto, pero la asamblea municipal indígena tuvo registro de todos y cada uno de los barrios de Oxchuc, al registrar el 98 por ciento de los pobladores.

EL PLUS que tiene este ejercicio de democracia indígena es que a nadie se le negó la oportunidad de participar y los grupos políticos, los de antaño y los emergentes, no tuvieron de otra más que pactar.

AYER mismo inició funciones el nuevo ayuntamiento y pronto tendrá que dar resultados porque, mucho me temo, los paisanos son muy exigentes y al no ver que su alcalde le eche ganitas, le da cran y sube a otro.

YA VEREMOS si todo lo que hizo el Instituto de Elecciones y la Secretaría de Gobierno del ubicuo Ismael Brito habrá valido la pena para tener la gobernabilidad que tanto le hace falta a Chiapas, especialmente entre los siempre difíciles compas indígenas.

 

Infierno

 

EL INFIERNO ya tiene nombre: Tapachula.

Y EL (IR)RESPONSABLE de tan dantesco escenario es ni más ni menos que el inefable Óscar Gurría.

ENCABEZAR la ciudad más peligrosa del país es un “mérito” que cinceló día a día, con un gobierno errático y sin brújula.

EN VEZ de sumar y pactar con propios y extraños, el ex dirigente local del partido en el Poder se dedicó a enorgullecerse de su nepotismo al colocar a familiares en la nómina.

CÓMO ESTARÁN las cosas allá en Tapachula que ya hasta empiezan a extrañar a los priístas, pos los amarillos y azules han salido mucho peor que otros (Ángel Barrios y Emanuel Nivón, incluso, probaron la cárcel).

AL MENOS, con Ezequiel Orduña y Neftalí del Toro se tuvo trabajo y la demanda de tener un Tapachula seguro tuvo resultados de a poco, manteniendo a la ciudad libre de maras.

HOY, por desgracia, las caravanas migrantes han provocado una inseguridad que no se había visto en años; y lo peor es que el médico metido a político, con la arrogancia que le caracteriza a los morenos, no tiene idea de cómo enfrentar la inseguridad que vive su tierra.

ES UNA VERGÜENZA para Chiapas que se tenga a Tapachula como la ciudad más peligrosa, y más vergüenza es que Óscar Gurría se quede a contemplar cómo la inseguridad apresa nuestra frontera sur.

QUÉ TRISTEZA por Tapachula, tronco de alcalde que eligió.

 

Fiscal

 

EL FISCAL Jorge Llaven Abarca sí está construyendo un proyecto político: el del gobernador Rutilio Escandón.

ESTE compita es un servidor público que ha dejado patente su profesionalismo a grado tal que logró el brinco transexenal.

SI ALGUIEN empezó desde abajo en el ámbito judicial, ése fue el actual inquilino de la oficina más influyente del Libramiento Norte.

Y SI BIEN carga con una recomendación familiar de un destacado chiapaneco, la verdad es que todo lo demás, su trabajo, ha hablado por sí solo.

LA CHAMBOTA que ha hecho en el actual sexenio es verdaderamente relevante pues, pudiendo usar más el tolete, su éxito ha sido todo lo contrario: no usarlo.

IMPONER la ley ante rijosos embozados de luchadores sociales es la victoria más significativa del actual gobierno y ese brazo ejecutor tiene nombre y apellido.

TAL PROTAGONISMO (involuntario) le ha despertado (mal)querientes que, sin duda, se ven amenazados en un (todavía) desconocido escenario futuro.

QUIZÁ por eso se apresuran a endosarle defectos que no tiene o al menos no le han brotado en el amanecer de este sexenio.

LLAVEN es un técnico que ha aprendido a hacer política, tan amplia o reducida como las coyunturas se le presentan.

ES DECIR, no es un político al que se le ha encomendado un asunto técnico pues domina el ámbito policiaco y lo conoce al derecho y al revés.

EN SUMA, el fiscal general no tiene más proyecto que el del gobernador Rutilio Escandón. Lo demás, es lo de menos. Y sanseacabó.

 

Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

 

12/Febrero/2019
*Chiapas y el ‘ejecutómetro’ 
*INAI tendrá a un ‘chiapaneco’
*ERA se desmarca de acusaciones
 

*Chiapas y el ‘ejecutómetro’

*INAI tendrá a un ‘chiapaneco’

*ERA se desmarca de acusaciones

 

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

EN EL INQUIETANTE Ejecutómetro, una estadística de homicidios a nivel nacional, Chiapas sale muy bien librado: en los últimos lugares.

EL FISCAL de Hierro ha empezado con el pie derecho el año pues la entidad registró apenas 11 homicidios en el año.

JORGE Llaven ha mantenido al terruño a mucha distancia del primer lugar, Guanajuato, entidad que registró una desorbitada cifra: 186 homicidios.

EL TOP TEN de los estados con saldo blanco, del cual Chiapas forma parte, fue encabezado por Tlaxcala, Durango y Campeche, que no registraron ningún incidente mortal.

EL EJECUTÓMETRO es una medición periodística del diario Reforma, que se ha vuelto muy influyente por tratarse de un recuento independiente.

LA ESTADÍSTICA habla muy bien de la política que lleva a cabo el gobernador Rutilio Escandón y que instrumenta el joven Fiscal de Hierro.

MÁS MÉRITO es si se toma en cuenta que nuestra entidad es frontera y, pese a eso, no forma parte del panorama rojo del país.

INCLUSO, las cifras del secretario Alfonso Durazo revelan la existencia de apenas dos mil 95 delitos, contra los 19 mil 905 casos de incidencia delictiva registrados en la siempre convulsa Ciudad de México, datos fácilmente consultables en el Sistema Nacional de Seguridad Pública.

LO CONVULSO de Chiapas exige una mirada aguda en el día a día que, todo indica, se está llevando a cabo con rigor y atención, sin rayar en la esquizofrenia.

Y LO MÁS MEJOR: no se está tiñendo de rojo al estado.

 

Chiapanecazo

 

EL INAI tendrá a un comisionado chiapaneco: Ernesto Villanueva.

EL PRESTIGIADO abogado está así de cerquita de ocupar la vacante de Comisionado y, segurito, se consolidará como un digno representante de la transparencia en México.

FORJADOR y pionero del Grupo Oaxaca –el cual dio origen a la ley en la materia–, el profesor investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM visitó por primera vez Chiapas, por allá el año 2002, para presentar su libro Deontología informativa, un repaso de los códigos éticos periodísticos en el mundo.

ERAN LOS TIEMPOS del pablismo recalcitrante y avasallador, cuando la siempre insistente voz crítica de Ernesto sacudía a aquel gobierno propagandísticamente transparente pero opaco en el día a día.

ENTONCES, la información se obtenía a punta de lanzar metralla en forma de solicitudes que poca respuesta tenían pero que, de a poco y a regañadientes, las instancias oficiales “concedían” aunque fuera en míseras dosis.

VARIAS de sus colaboraciones en Proceso, siempre agudas y ácidas pero rigurosas en lo académico, ponían el dedo en la llaga ante la falta de transparencia en aquel sexenio.

NO HABÍA tampoco redes sociales, así que la labor que hacía Ernesto Villanueva era doblemente admirable, cada que lo invitábamos a Chiapas para hablar de la imperiosa necesidad de acabar con la opacidad.

EL TAMBIÉN investigador del Conacyt se ha consolidado como un verdadero cruzado por la transparencia, un guerrero que combate, desde la academia, el periodismo y cualquier otra trinchera, a la opacidad.

ACÁ en el rancho amado, siempre ha pugnado por un Chiapas transparente, porque sabe que un buen gobierno, el que sea, es más democrático por abrir sus puertas; ese espíritu es lo que hace a Ernesto un chiapaneco distinguido, aunque no viva acá.

BIENVENIDO sea Ernesto Villanueva como (casi) futuro comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI)

 

Fake news

 

LALO Ramírez salió al paso de rumores y condenó las fake news que le atribuyen, sin sustento alguno, actos desestabilizadores.

“LAS FAKE news son una práctica cobarde y baja, detrás de las que se esconden intereses perversos y mezquinos”, soltó en sus redes sociales.

EL SENADOR por MORENA fue más allá y, con mensaje telegráfico, punzó: “Hay quien piensa que sembrando odio y mentiras pueden cosechar paz o logros personales… Allá ellos”.

SEÑALA además que las versiones falsas son un insulto a la inteligencia de la chiapanecada, pues lo que realmente necesitamos es generar un ambiente esperanzador de unidad.

AL FINAL, señala que tiene una agenda “muy intensa” en el Senado y que trabaja, entre otros temas, en la Guardia Nacional.

¿A QUIÉN se referirá el compa Lalo al señalar a aquellos que sembrando odios y mentiras pueden cosechar paz o logros personales? Chan, chan, chan


CACHIVACHES: EFICAZ operador político, al subsecretario Giovanny Campos no hay que perderlo de vista pues no sólo tiene presente sino también futuro… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com