Letras en su Tinta

OXCHUC: ayer, balazos; hoy, abrazos.

LA DEMOCRACIA indígena funcionó y, en asamblea municipal, eligió a sus propias autoridades.

EL INSTITUTO de Elecciones que lleva Oswaldo Chacón hizo historia al involucrarse en la organización de la asamblea y cuidar que la coyuntura política fuera positiva para la realización de esa democracia indígena.

FUE A MANO alzada, cierto, pero la asamblea municipal indígena tuvo registro de todos y cada uno de los barrios de Oxchuc, al registrar el 98 por ciento de los pobladores.

EL PLUS que tiene este ejercicio de democracia indígena es que a nadie se le negó la oportunidad de participar y los grupos políticos, los de antaño y los emergentes, no tuvieron de otra más que pactar.

AYER mismo inició funciones el nuevo ayuntamiento y pronto tendrá que dar resultados porque, mucho me temo, los paisanos son muy exigentes y al no ver que su alcalde le eche ganitas, le da cran y sube a otro.

YA VEREMOS si todo lo que hizo el Instituto de Elecciones y la Secretaría de Gobierno del ubicuo Ismael Brito habrá valido la pena para tener la gobernabilidad que tanto le hace falta a Chiapas, especialmente entre los siempre difíciles compas indígenas.

 

Infierno

 

EL INFIERNO ya tiene nombre: Tapachula.

Y EL (IR)RESPONSABLE de tan dantesco escenario es ni más ni menos que el inefable Óscar Gurría.

ENCABEZAR la ciudad más peligrosa del país es un “mérito” que cinceló día a día, con un gobierno errático y sin brújula.

EN VEZ de sumar y pactar con propios y extraños, el ex dirigente local del partido en el Poder se dedicó a enorgullecerse de su nepotismo al colocar a familiares en la nómina.

CÓMO ESTARÁN las cosas allá en Tapachula que ya hasta empiezan a extrañar a los priístas, pos los amarillos y azules han salido mucho peor que otros (Ángel Barrios y Emanuel Nivón, incluso, probaron la cárcel).

AL MENOS, con Ezequiel Orduña y Neftalí del Toro se tuvo trabajo y la demanda de tener un Tapachula seguro tuvo resultados de a poco, manteniendo a la ciudad libre de maras.

HOY, por desgracia, las caravanas migrantes han provocado una inseguridad que no se había visto en años; y lo peor es que el médico metido a político, con la arrogancia que le caracteriza a los morenos, no tiene idea de cómo enfrentar la inseguridad que vive su tierra.

ES UNA VERGÜENZA para Chiapas que se tenga a Tapachula como la ciudad más peligrosa, y más vergüenza es que Óscar Gurría se quede a contemplar cómo la inseguridad apresa nuestra frontera sur.

QUÉ TRISTEZA por Tapachula, tronco de alcalde que eligió.

 

Fiscal

 

EL FISCAL Jorge Llaven Abarca sí está construyendo un proyecto político: el del gobernador Rutilio Escandón.

ESTE compita es un servidor público que ha dejado patente su profesionalismo a grado tal que logró el brinco transexenal.

SI ALGUIEN empezó desde abajo en el ámbito judicial, ése fue el actual inquilino de la oficina más influyente del Libramiento Norte.

Y SI BIEN carga con una recomendación familiar de un destacado chiapaneco, la verdad es que todo lo demás, su trabajo, ha hablado por sí solo.

LA CHAMBOTA que ha hecho en el actual sexenio es verdaderamente relevante pues, pudiendo usar más el tolete, su éxito ha sido todo lo contrario: no usarlo.

IMPONER la ley ante rijosos embozados de luchadores sociales es la victoria más significativa del actual gobierno y ese brazo ejecutor tiene nombre y apellido.

TAL PROTAGONISMO (involuntario) le ha despertado (mal)querientes que, sin duda, se ven amenazados en un (todavía) desconocido escenario futuro.

QUIZÁ por eso se apresuran a endosarle defectos que no tiene o al menos no le han brotado en el amanecer de este sexenio.

LLAVEN es un técnico que ha aprendido a hacer política, tan amplia o reducida como las coyunturas se le presentan.

ES DECIR, no es un político al que se le ha encomendado un asunto técnico pues domina el ámbito policiaco y lo conoce al derecho y al revés.

EN SUMA, el fiscal general no tiene más proyecto que el del gobernador Rutilio Escandón. Lo demás, es lo de menos. Y sanseacabó.

 

Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

 

08/Abril/2019
*Apagón al Aeropuerto, por deudas a CFE
*Dos partidos, plataforma de un ‘tapado’
*El SPAUNACH, sus primeros 40 años

*Apagón al Aeropuerto, por deudas a CFE

*Dos partidos, plataforma de un ‘tapado’

*El SPAUNACH, sus primeros 40 años

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

EL APAGÓN en la carretera que lleva al Aeropuerto Internacional Ángel Albino Corzo no es incidental sino que se debe a millonarias deudas de luz.

EL CORTE de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se dio el 3 de abril debido a 14 adeudos de los seis recibos que tiene a su nombre el ayuntamiento de Chiapa, encabezado por Jorge Humberto Molina Gómez.

OSÉASE que el culpable de la pésima imagen que se llevan los turistas que visitan Chiapas tiene nombre y apellido, aunque deberían estar muy atentos la secretaria de Turismo, Katyna de la Vega, y el capitán del Aeropuerto, Antonio Noguera Zurita.

CHEQUE nomás:

MEDIDOR 670160602126, a nombre del ayuntamiento de Chiapa de Corzo, presenta un adeudo de 210 mil 814 pesos; otro: medidor 670160602118, con un adeudo de 290 mil 229 pesos.

LA INFORMACIÓN en poder de Tinta Fresca, con otros cuatro recibos –de 166 mil 221 pesos, 138 mil 57 pesos, 44 mil 793 pesos y 23 mil 163 pesos– suman un adeudo de casi medio millón de pesos: 496 mil 242 pesos.

UNA VEZ señalado al (ir)responsable de que nuestra carretera esté a oscuras, lo cual da una imagen de república bananera a nuestra tierra, lo correcto es que el mismísimo operador de la vía, el arquitecto César Julio de Coss Tovilla, la secretaria Katyna y el capitán Toño le ayuden al (evidentemente) incapaz alcalde de Chiapa de Corzo, el tal Jorge Molina.

 

Plataformas

 

DOS PARTIDOS, Chiapas Unido y Mover a Chiapas, caminan temprano a consolidarse como plataformas políticas para un tapado.

LA RENOVACIÓN del primero, con un compita que conoce el Chiapas profundo, y el inminente cambio del segundo, con otro más colmilludo que sabe cómo ganar elecciones, es señal inequívoca de ello.

SON PARTIDOS jóvenes, pero entre los dos tienen 26 alcaldías, convirtiéndose –en una posible futura alianza política–, en una poderosísima tercera fuerza política (después de MORENA y el PVEM).

SON CHIQUILLOS que sin embargo aplastaron al PRI, éste un partido que tiende a la extinción si no cambia su forma de hacer política y, desde luego, si decide dejar a un Julián Nazar al que nomás no se le ve brújula.

EN LA ELECCIÓN de 2018, desestimaron la fuerza de estos partidos porque no eran “los grandes”, porque ahí no estaban los candidatos “ganadores” y porque, al final, se convirtieron en partidos aliados.

Y TIENEN futuro porque tienen presente (tan lo tienen que por eso se están renovando), con una ventaja superlativa que ahora parece desventaja: NO son el partido en el poder.

LA DISPUTA que viene se dará en el partido mayoritario, sí, pero no hay que olvidar que, si van coaligados, MORENA no siempre tendrá mano en todas las fórmulas (como no la tuvo en la elección presidencial de 2018).

CHIAPAS Unido tiene ahora a un operador político electoral nato como lo es Conrado Cifuentes, quien pasó de ser tropa a general de cinco estrellas en el siempre sinuoso camino de la política chiapaneca.

Y MOVER a Chiapas no se quedará atrás con un compita no menos colmilludo, quien ahora estará obligado a ser más mediático aunque no le guste, consolidando un trabajo político que lleva ya tres sexenios.

QUIEN tiene el control de este par de plataformas, que van camino a la consolidación, será un tapado muy difícil de combatir.

YA SE VERÁ qué tan fuerte quedará en la elección intermedia, no tanto por lo que venza (que lo hará) sino por lo que convenza (a ver cuántos adeptos se ponen su camisa), con miras a la (muy adelantada) sucesión del 2024.

 

Cuarentón

 

EL SPAUNACH cumplió ayer sus primeros 40 años.

EL SINDICATO de profesores de nuestra máxima casa de estudios es el más numeroso y fuerte de todo Chiapas (después del SNTE, por supuesto).

Y TIENE mucho mérito porque desde ahí se han apuntalado conquistas laborales por encima de coyunturas sexenales.

SU LIDERESA actual, Indra Toledo, entregará los bártulos este año, coronando una gestión marcada por defender lo ganado y avanzar más.

EL SPAUNACH ha cobijado a esos profes que llegan a las 7 de la mañana, entregan a tiempo programa académico, cumplen con asesorías de tesis, tutorías y todito lo que tiene que ver con ser pobresor universitario.

NO FUE así siempre pues durante casi 25 años tuvo apenas dos “líderes” que, a cada gestión, resultaban “reelectos” por mayoría aplastante, producto de enjuagues políticos y contubernios.

EL PAÍS cambió, por fortuna, y también la dinámica del SPAUNACH, provocando nuevos rumbos y una lucha interior más pareja (o menos desigual).

HOY, por el cuarentón SPAUNACH, el mejor pastel que puede uno compartir es honrar el ser un académico sin tacha, ajeno a la genuflexión que tanto se le da a los oportunistas cada sexenio, a esas vacas sagradas tan proclives a tirarse de alfombra.

OJALÁ que venga un líder o lideresa acorde a los nuevos tiempos, auténtico, que vaya más allá del protagonismo, del espacio en sí.

POR AHORA, felicidades a toditos l@s comp@s del Sindicato de Personal Académico de la UNACH.



Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…