Letras en su Tinta

AMLO

 

HOY, Andrés Manuel López Obrador visitará Chiapas por octava vez en sus casi nueve meses como Presidente.

ESTARÁ en el corazón de la Selva, Benemérito de las Américas, y seguro será un espacio más de oportunidad para reafirmar su compromiso con su tierra, nuestra tierra.

OJALÁ que pronto el Presidente dé los detalles de lo que incluye el recién firmado Pacto de Oaxaca, “Hacia un Sur-Sureste del futuro”, en lo relativo a Chiapas.

PORQUE, la mera verdad, ya apremia que se mueva mucho más económicamente el estado, más allá de las buenas intenciones.

 

Normales

 

DE NORMALES no tienen nada, ni la Mactu ni mucho menos la Canek.

SI LA MÁXIMA juarista se aplica en el caso de estos vándalos disfrazados de “estudiantes”, lo que les toca ahora es la ley a secas pues ya han sido tratados, por sexenios enteros, como amigos: con justicia y gracia.

POR ESO es plausible la rigurosa aplicación de la ley en el operativo que implementó ayer la Secretaría de Seguridad que lleva la sheriff Gabriela Zenteno al evitar que la Tuxtla-SCLC fuera bloqueada por enésima ocasión.

SI HAY un activo sexenal que ha provocado unanimidades, ése es precisamente el de la aplicación de la ley sin distingo, el no dejarse chantajear por ningún grupo escudado en la “lucha social”.

EL GOBIERNO de Rutilio Escandón tiene todo el respaldo y la legitimidad para poner en marcha este tipo de acciones y nadie le escatimará ese esfuerzo, salvo esos insaciables chantajistas.

LOS CHIAPANECOS que nos ha tocado ver y padecer los desmanes de estos profesionales de la violencia –vividores que se creen con derecho divino para trastocar el día a día a la gente productiva–, aplaudimos sin regatear tales estrategias policíacas.

OJALÁ que estos muchachos, quienes son usados como frágil carne de cañón por sus líderes que pegan con la izquierda pero cobran con la derecha, se den cuenta de tal vileza.

A NOSOTROS, los simples mortales, nos toca respaldar las acciones gubernamentales que nos permiten el buen vivir.

ASÍ SEA.

 

Unitour

 

LA INICIATIVA de recorrer la UNACH, sea para dar el banderazo de inicio de clases o para alguna firma de convenio, le da vida, personalidad y sensibilidad al rector Carlos Natarén Nandayapa.

NUESTRA alma mater, lo he dicho desde hace muchas lunas, es un espacio político y no necesita a un académico puro y duro.

LAS GESTIONES mejor recordadas de nuestra Universidad se dieron más con políticos que con académicos (y para no herir susceptibilidades, no textearé nombres).

EL RECTOR unachense tiene una ventaja superlativa en su origen mismo: sus apellidos, que son pozoleros al extremo, tanto el paterno como el materno.

ADEMÁS, su origen académico es otra buena carta de presentación –es unachense de cuna–, lo que corona con su preparación fuera de Chiapas y del país.

CARLOS ya vivió su novatada –el enfrentamiento con el SPAUNACH–, de la cual debe aprender y trascender pues los docentes, administrativos y sus respectivos sindicatos, forman parte de la necesaria transformación de nuestra máxima casa de estudios.

NO SE PUEDE dar el lujo de cometer nuevos enfrentamientos, con quien sea, pues para un pleito siempre se necesitan dos, así que todo lo que viene para adelante, es construir acuerdos.

LA UNACH lo merece, en especial en esta coyuntura tan complicada que vive financieramente, crisis de la cual se sale adelante gracias a la sensibilidad del góber Ruti, quien instruye siempre al hombre de la paga, Javier, a evitar que la UNACH naufrague.


Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

06/Mayo/2019
*La “Marcha del Silencio”
*Un “terrorista” en Aeropuerto
*Tapachula. Frontera porosa
 

*La “Marcha del Silencio”

*Un “terrorista” en Aeropuerto

*Tapachula. Frontera porosa

 

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

¿ES INÉDITA una marcha contra un Presidente, apenas a cinco meses de iniciado su sexenio?

NO LO SÉ, pero lo que sí sé es que la denominada “Marcha del Silencio” fue real, de carne y hueso, de gente indignada por las (polémicas) decisiones presidenciales hasta ahora tomadas.

POCOS o muchos los participantes, eso es como el vaso –medio lleno, medio vacío–; lo cierto es que es digna de tomarse en cuenta.

NO PUEDE echarse en saco roto la inconformidad de esas personas que recibieron todo tipo de ataques en redes sociales, señal inequívoca de que, en efecto, estuvo bien nutrida.

EL PRESIDENTE no debería polarizar tanto (como seguramente lo hará hoy en su mañanera) y dedicarse a escuchar más a sus adversarios/opositores/contrarios. Porque de eso se trata, precisamente, la democracia.

YA VEREMOS si esa marcha es una simple reacción contra el Presidente, o bien, el nacimiento de una fuerza opositora a las decisiones del inquilino de Palacio Nacional con algo más que protesta pública.

 

Terrorista

 

UN CIUDADANO de San Cristóbal de las Casas se levantó y gritó tengo una bomba, en un vuelo vespertino Tuxtla-Guadalajara.

EL ALARDE de ese compa, a un par de minutos de despegar, fue suficiente para que Volaris, la aerolínea encargada de ese vuelo, pidiera al Aeropuerto Ángel Albino Corzo el inicio de un protocolo de seguridad.

EL HECHO se suscitó el pasado jueves por la tarde, que obligó a cerrar el Aeropuerto Ángel Albino Corzo durante casi tres horas.

LA DEMORA se dio porque los paseantes ya estaban arriba del avión, fueron bajados y su equipaje también, para que las maletas fueran revisadas una a una.

EL PERSONAL del Aeropuerto, así como la Policía Federal y el Ejército, se dieron a esa tarea y, mientras tanto, nadie salía ni llegaba.

LA MOLESTIA de los paseantes era evidente, especialmente la de quienes no sabían los detalles del “terrorista”, quien se mantenía resguardado y era interrogado por oficiales.

AL FINAL, tras la rigurosa revisión del Aeropuerto que opera Antonio Noguera Zurita, el sancristobalense que amenazó con detonar una bomba dio positivo en alcoholímetro y el asunto no pasó de un susto.

LA BROMA le saldrá caro a este personaje pues la aerolínea y las autoridades del aeropuerto lo remitieron a un Ministerio Público federal, endosándole daños y perjuicios por todas las demoras y movilización provocadas.

DE PENA ajena el bolo “terrorista”.

 

Frontera

 

UNA FRONTERA peligrosamente porosa ha convertido a Tapachula en un asunto de seguridad nacional.

LO “AMIGABLE” de la ciudad chiapaneca ya está dejando de serlo por la tumultosa migración de centroamericanos que la están volviendo cada día más peligrosa.

APENAS ayer, 90 cubanos dieron un nuevo portazo en la estación migratoria, luego de que la semana pasada, otros mil 300 hicieran lo mismo, ante la mirada atónita de agentes migratorios y policíacos.

EL ALCALDE Óscar Gurría, de por sí inobjetablemente incapaz en el gobierno, no pudo siquiera gestionar un albergue a los migrantes, ya no hablemos de exigir a la federación un trato emergente por tratarse de nuestra frontera sur.

LAS HABLADAS en las conferencias de prensa de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, no resolverán el grave problema de la (desmedida) inmigración que se da en Tapachula.

ALGO tiene que hacer el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, más allá de las visas humanitarias, pues es claro que si ni quiera se cumple con dar trabajo a los nacionales, menos que se les dé a los extranjeros.

CIERTO es que México se ha caracterizado por ser una frontera amiga pero los centroamericanos ya rebasaron la capacidad del gobierno mexicano para contenerlos.

¿HAY QUE DETENER a los migrantes? ¿Impedirles el tránsito? ¿Cerrarles la frontera? ¿O de plano recibirlos con ayuda humanitaria?

LO QUE SEA que se plantee, hay que hacer algo; pero ya, porque Tapachula, nuestra ciudad fronteriza, el primer contacto mexicano de un extranjero, está padeciendo todo tipo de problemas por esta falta de atención.

ES INADMISIBLE que el gobierno se cruce de brazos y deje que se pudra ese problema, como si no tuviéramos pocas broncas en Chiapas.

 

Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…