Letras en su Tinta

Apagafuegos

 

SIN NINGUNA experiencia administrativa, Zoé Robledo entró de bomberito (apagafuegos) en el IMSS.

EL PRIMER damnificado del gabinete (que tuvo una estruendosa renuncia, Germán Martínez), le da la oportunidad a un chiapaneco de gozar de buena salud política.

QUIENES se dedicaron a golpearlo políticamente acá, seguramente tragaron saliva ante el empoderamiento (involuntario) que ahora toma.

EL DESAFÍO de Zoé no es poco: toma el mando de un Instituto moribundo financieramente y con el reto de dar un servicio de salud de primera.

POLÍTICAMENTE, es la oportunidad de llevar a la acción todos sus choros mareadores que siempre ha pregonado.

SE ENCARTA poderosamente a una sucesión tremendamente adelantada, como no habíamos visto en muchos sexenios.

SU VULNERABILIDAD, sin embargo, es lo que le da ventaja: es demasiado pronto para capitalizar el IMSS como espacio político por el riesgo (muy alto) de que fracase.

NO BASTARÁ patear la latita, llevársela tranquis, pues el IMSS tiene tremendos retos, como el tema de las jubilaciones, por mencionar el más apremiante y que implica un tremendo sacrificio presupuestal.

YA DEMOSTRARÁ de qué está hecho ese compa gestado en el sabinismo/alborismo, cuando recibió, por recomendación de su apá Eduardo Robledo, su primera oportunidad política como comentarista en Canal 10.

FUE EN 2009, hace apenas 10 años, cuando su padrino Juan Sabines Guerrero lo metió con calzador para ser Diputado local por la tierra “natal” de su apellido, Motozintla.

DESPUÉS, impulsado también por su otro padrino y amigo, Roberto Albores Gleason, fue catapultado al Senado en 2012, tronando a huestes perredistas con amplia trayectoria como la del ahora gobernador.

YA VEREMOS de qué está hecho el compa Zoé, a quien ojalá la humildad lo invada

 

SPAUNACH

 

EL SPAUNACH, uno de los sindicatos más sólidos de Chiapas, avanza inquietantemente a una espiral de conflictos que podría durar muchos años.

AL QUEDAR fuera dos planillas, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje determinó el pasado lunes declarar una “suspensión” del proceso interno que vive el sindicato de profesores de la UNACH.

POR SEPARADO, dos de las planillas que quedaron fuera, la de los profesores Héctor de León y Juliana Matus, acusaron anomalías y falta de parcialidad, por lo que interpusieron directamente un recurso de revisión ante la JLCA.

LA MISMA JLCA ya emplazó al SPAUNACH que lleva Indra Toledo para el próximo 31 de mayo, para que explique su proceso electoral interno y, de ser posible, llegue a un acuerdo conciliatorio con los quejosos.

OJALÁ que impere el acuerdo, se logren registrar las otras dos planillas, cubriendo los requisitos que les faltaban, si es el caso, para entonces verse en las urnas y que sean los votos de los docentes quienes decidan qué profesor quieren que los represente en el Sindicato de Profesores.

EL RIESGO que existe es que las posturas se vuelvan más radicales y pase lo que actualmente le sucede al Sindicato de Burócratas, el cual vive acéfalo y con un pleito interno, sin dirigente, que lleva casi 8 años.

SERÍA DESEABLE que Ariosto de los Santos y Mario José Gutiérrez, de las planillas azul y blanca, respectivamente, expresaran públicamente que no tienen reparo en enfrentarse con cualquier otra planilla.

POR SU PARTE, Héctor y Juliana, de las planillas “Guinda” y “Democrática Magenta”, respectivamente, le apostaran a ganar con votos entre docentes, en vez de litigios que no le hacen bien a nadie en el Sindicato de Profes de la UNACH.

AUNQUE lo más importante ahora, para Ariosto, Mario, Héctor y Juliana, es pensar en los universitarios, en lo dañino que sería para ellos, estando en clases, vivir un movidito proceso electoral sindical.

INCLUSO, al mismo rector Carlos Nandayapa le conviene un proceso tranquilo, y que llegue pronto a su fin, para no tener una universidad convulsa e inquietante cuya efusividad pudiera desbordar pasiones y provocarle ingobernabilidad.

YA VEREMOS, dijo el choroco.

 

Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

09/Mayo/2019
*Tuxtla. Salir del atolladero
*Sinfónica, la desesperación
*¿Subejercicio de 25 millones?
 

*Tuxtla. Salir del atolladero

*Sinfónica, la desesperación

*¿Subejercicio de 25 millones?

 

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

A UNA CIUDAD como Tuxtla, donde vivimos casi un millón de habitantes y se mueve otro medio millón como población flotante, necesita de cash y no buenas intenciones para salir del atolladero.

LO IMPORTANTE no es que el alcalde tuxtleco Carlos Morales Vázquez tenga más dinero, venga de donde venga, sino que lo ejerza bien: lo gaste donde debe, con honestidad y transparencia.

[HASTA ahorita, ha dado sobradas muestras de no andarse cuchareando el presupuesto para beneficio propio pues las obras, por mínimas que sean, han sido una constante en toda la capirucha.]

TANTO que se le está criticando a los gobernantes morenos, de no saber qué hacer y vivir paralizados mientras los problemas los rebasan, es de reconocer que el alcalde conejo tenga una idea de cómo apalancarse para iluminar Tuxtla.

EN UN RECIBO bimestral de 500 pesos que se paga por luz, la contribución por alumbrado público, del 2 por ciento, sería de 10 pesos; una familia que pague 300 pesos en su recibo, cada dos meses, aportaría 6 pesos.

A CAMBIO, de entrada se cubriría el déficit de 22 mil luminarias en Tuxtla Gutiérrez, con una licitación pública, donde garantizaría que esos foquitos van a durar más allá de la noche de inauguración.

LA PAGUITA permanente serviría para cubrir, además, el mantenimiento de las luminarias y, conforme avancen los meses, iluminar donde nunca ha llegado un foquito.

ILUMINAR Tuxtla trae además un beneficio colateral pero de alto contenido social: seguridad. O al menos, un foco en una calle inhibe a los malandros de actuar.

NO DUDO que la iniciativa prosperará, con o sin los votos de los diputados, pues una ciudad tan compleja y habitada como Tuxtla, necesita de cash y no más buenas intenciones para salir del atolladero.

 

Sinfónica

 

UNA IDEA artística, la todavía existente Orquesta Sinfónica de Chiapas, está siendo tratada con parámetros administrativos.

EN LOS HECHOS, está siendo desmantelada y muy difícil es que se recupere de los talentos ya fugados.

MI AMIGO el mexicano-suizo Roberto Peña Sommer, compañero académico en la UNICACH y un virtuoso del violín, ya dejó el país y en 10 días tendrá una audición en una Sinfónica de Europa.

SU HERMANO Rodolfo de los mismos apellidos, también un músico de clase mundial, junto con su esposa violinista, no tardan en emigrar también de Chiapas, y de México, pues no ven oportunidades con las medidas del CONECULTA.

TINTA Fresca solicitó la versión de Cecilia Flores, titular de esa dependencia, quien aseguró que sí la daría entre ayer y hoy, para que usted, yo y toda la chiapanecada sepa cuáles son las razones para rasurar la paga a nuestra Sinfónica.

LOS CHICOS de la Orquesta ya no saben qué hacer pues de por sí les pagan poco (algunos hasta aceptaron compartir beca con otro compañero músico, con tal de formar parte de ese cuadro de talentosos muchachos).

TODITOS andan de capa caída porque en CONECULTA tienen parámetros administrativos, totalmente ajenos a la dimensión artística de una Orquesta Sinfónica, que lleva muchos años para tenerla como estaba.

DUDO mucho que si el director de tal estirpe musical Roberto Peña Quesada se va, quiera otro director a venir a presidir la Orquesta con semejantes medidas de austeridad y discrecionalidad administrativa.

OJALÁ me equivoque en la suerte que tendrá la Sinfónica pero todo parece indicar que el titular que usé en la entrega pasada se hará efectivo y la Orquesta Sinfónica de Chiapas interpretará su réquiem.

ANHELO en verdad equivocarme.

 

¿Subejercicio?

 

ALGO muy malo está pasando que los quinquirrines disponibles no están siendo invertidos en obra pública.

TRES DOCUMENTOS de la Secretaría de la Honestidad y Función Pública, firmados por la mismísima titular, Liliana Angell González, revelan un millonario no ejercicio de la paga.

EL PRIMER oficio, el 334, dirigido a Jesús Robles Maloof, éste funcionario de la Secretaría de la Función Pública, fechado el 14 de febrero, revela la existencia de 25 millones de pesos dentro de recursos “5 al millar”, durante el mes de enero de 2019. El único gasto es pagarle al banco comisiones por la cuenta de cheques.

ESTA PAGUITA es un moche legal a los contratistas para después invertirla de nuevo en la supervisión de obra, que últimamente le pusieron el pomposo nombre de “Contraloría Social”.

EL SIGUIENTE oficio, el 457, del 11 de marzo, dirigido al mismo funcionario federal, revela un gasto muy menor, de casi dos millones de pesos (básicamente de honorarios), quedando ahora 25 millones 252 mil 231 pesos con 66 centavos.

EL OFICIO más reciente, el 554 de apenas el 10 de abril, ya incluye más chamba de “Contraloría Social”, cercano a los cuatro millones de pesos; aunque hay una actividad de “promoción” de casi medio millón de pesos (que nadie se ha enterado donde se “promovió” esa Contraloría).

LO QUE REPORTA la Secretaría de Honestidad tiene más de fondo porque esa lana debe ejercerse para hacer posible las verificaciones de obras que aún NO se pagan y cuyo dinero ahí está.

¿LA SECRETARIA Liliana Angell ya hizo alguna recomendación al secretario de Obras, César Julio de Coss, para que aclare por qué no ejerce debidamente esa lana? ¿No sabrán que, ejercido ese recurso, puede contratarse más y la economía local puede salir del marasmo y moverse más?

TINTA Fresca buscó también a esta servidora pública para explicar también las “cero acciones” de la Secretaría de la Honestidad que ayer le reporté, sin que hasta ahora se tenga una respuesta.

Y TODOS los funcionarios, toditos, tienen garantizado su derecho de réplica, respecto a este o cualquier otro tema.

A VER si nos toman la palabra y los aludidos son conscientes de su función pública; y mejor todavía: transparentan su chamba cada vez más. Es su obligación legal (y moral) no vivir más en el pánico que los paraliza.

 

Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…