Letras en su Tinta

SE IMPUSIERON los balazos, no los abrazos…

LA DOSIS de fuchiguacalamina no funcionó y El Patrón, amo y señor de Culiacán, impuso su ley al sembrar el terror en su tierra, la capital de Sinaloa, donde doblegó (y humilló) al Ejército y a la Guardia Nacional.

EL CASO de la aprehensión y (obligada) liberación de Ovidio Guzmán, El Chapito, quedará como una negra historia que marcará el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

AL DESCUBIERTO quedó el nulo trabajo de inteligencia militar y las debilidades de los cuerpos de “seguridad”, rebasados por un envalentonado narcopoder.

EL ORDEN del caos, o el caos como orden, el sembrado terror que apocó a mandos militares y civiles por igual, fue la fórmula del Señor de Badiraguato quien terminó por expulsarlos de “su” territorio.

LA REDENCIÓN del Chapito y la rendición del gobierno son ya vergüenza internacional con un operativo torpemente planeado y peor ejecutado.

[SIN DUDA, dos que ya son zombies, muertos vivientes, son el secretario de seguridad, Alfonso Durazo, y el general secretario, Crescencio Sandoval, quienes públicamente admitieron las fallas de su proceder.]

AMLO vivirá el resto de su sexenio moralmente derrotado porque no pudo/quiso enfrentar al narcopoder, aunque él construya una narrativa contraria y desde el mañanero pulpito presidencial se niegue a aceptar que su estrategia falló.

[ES MÁS, los videos donde celebraron los narcoseguidores de Chapito, la noche de ayer, con máscaras neón y música de banda, fueron la burla total de su irrefutable y aplastante victoria sobre el gobierno mexicano.]

EL DEL SUPREMO apodo, El Patrón, salió invicto ayer y honró su subrenombre porque mandó cercar Culiacán con sus huestes, movilizó a sus pistoleros, desató una guerra contra los sinaloenses y logró su propia liberación.

 

***

 

EL BRINCO de estado fallido a estado rendido deja una foto ofensiva que quedará para la (triste) historia de México: un Chapito disfrazado de militar que así fue “entregado” tras ser retenido (que no detenido).

LA IMAGEN, del periódico La Jornada, quien recupera su combatividad periodística no alineándose al acrítico discurso cuatrotero, resume toda la ineptitud de lo consumado por un Gabinete de Seguridad rebasado.

EL TRÉMULO Alfonso Durazo que leyó tropezadamente un boletín que anoche no daba certeza de nada, debe ser el primero en renunciar, por vergüenza, por decoro, siguiéndole el general Crescencio Sandoval.

DURAZO y Sandoval fueron las cabezas de un pésimo trabajo policial, donde no midieron (o menospreciaron) los daños colaterales que una posible detención de tan semejante envergadura provocaría.

ADEMÁS, ocultaron que los acompañó una unidad de la DEA, la agencia antidrogas de EU, esa que le exige al gobierno de México detener al Chapito para ser juzgado allá, como su padre.

Y BUENO, ya ni mencionar las contradicciones de que realizaban un patrullaje y se encontraron al Chapito, así casual, quien desató el terror, así casual.

LA FOTO filtrada de la “detención” del Chapo dejaba a un joven burlón, sabedor de que no pasaría la frontera de su Culiacán, su territorio, donde él es el rey.

“PENDIENTE peblada, ya rescataron al Patrón”, decía un hombre por radio, para completar, él mismo, el propio Chapito, la orden que había dado, disipando toda duda de quién la ordenó: “Ya no quiero que tiren bala”.

NI SALVADOR DALI, en el más surrealista de sus sueños, habría pensado que un narcotraficante, con armas de alto calibre, se apoderará de una ciudad para chantajear al gobierno y autoliberarse.

 

***

 

“NO PUEDE valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas”, soltó esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador, al justificar la liberación de El Chapito.

LO DE FONDO, y preocupante, es la confesión presidencial, la ignominiosa aceptación de que no perseguirá un delito ni a uno de los delincuentes más buscado por la agencia antidrogas de Estados Unidos, la temible DEA.

EL CASO del terror de Sinaloa sienta un precedente tremendo, de un Estado rendido ante un poder, el del narco, para éste agenciarse, a punta de metralla, una victoria que será muy costosa para el presente y futuro político del Presidente.

SI QUIERE sacarse la espinita, el presidente tendrá que (re)aprehender a Ovidio Guzmán, al estilo de “Misión cumplida”, cuando EPN volvió a detener a Chapo papá tras su sorpresiva fuga.

POR MÁS maromas que se avienten sus seguidores, AMLO tendrá que hacer algo para recuperar la congruencia entre sus dichos y hechos.

A USTED y yo, simples mortales, no nos queda más que elevar plegarias para que esa “estrategia” de “seguridad” cambie, no nos convirtamos en daño colateral y El Patrón, y todos los patrones de la delincuencia, no impongan su ley al Presidente ni a todos nosotros.

19/Junio/2019
*Carlos Morales. Pensar transexenalmente
*Ixtapa. De bloqueos y “la Ley a secas”
*AMLO en Tapachula. Frontera (no tan) porosa
 

*Carlos Morales. Pensar transexenalmente

*Ixtapa. De bloqueos y “la Ley a secas”

*AMLO en Tapachula. Frontera (no tan) porosa

 

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

PENSAR transexenalmente debería ser el espíritu de todo político y es de celebrar que Carlos Morales tenga esa nueva sangre.

AYER, el alcalde tuxtleco dio a conocer la rehabilitación del Parque Chiapasiónate, funcionando de nuevo sus fuentes y luminarias.

DESDE ahí, además, anunció una reforestación de 50 mil árboles nativos para los libramientos Norte y Sur, que antes estaban así, con harta plantita.

[SÓLO a un alcalde sin identidad ni arraigo, como lo fue Jaime Valls, se le pudo ocurrir tumbar las plantas que ahora se replantarán en esas importantes vías de la ciudad.]

HAY QUE APLAUDIR, de verdad, esta medida, en un país que pareciera se reinventa cada seis años.

POR POLÍTICOS como Carlos Morales, es que el Parque de la Marimba existe, éste craneado originalmente por Patrocinio González Garrido.

O BIEN, el Polyforum y Centro de Convenciones, creados por Juan Sabines Gutiérrez, inmuebles que han trascendido al paso de los sexenios venideros.

SE NOTA la madurez de este político, ya de largo colmillo, quien en su carrera política ha tenido duros tropiezos y no menos descalabros que, gracias a ellos, le han forjado la sensatez.

BIEN por esa nueva sangre política que está de(mostrando) Carlos Morales.

 

La ley a secas

 

NI DURA ni blanda, lo que se necesita en Chiapas sólo es la aplicación de la ley; “la ley a secas”, como decía Benito Juárez, lo cual quedó demostrado al liberar la vía Tuxtla-SCLC el pasado lunes.

EL AMANECER de esta semana nos sorprendió con un bloqueo a la carretera más importante de Chiapas, que conecta a la capital con la zona Altos y Fronteriza, que paralizó la vida interna del estado.

ESTA VÍA es, también, la puerta de entrada al corredor turístico de nuestro estado, pues lleva a los Lagos de Montebello, Toniná y Palenque, por decir lo más destacable.

LOS BLOQUEADORES, habitantes de Ixtapa, estuvieron lejos de la honorabilidad pues, cuando los fueron a levantar, sacaron el cobre: desenfundaron las fuscas y echaron bala por todos lados.

OBVIAMENTE, luego se hicieron las víctimas, acusando excesos policíacos, algo que, obviamente, iban a recoger los medios de comunicación que no investigan, como esos corresponsales “nacionales” que llevan años reporteando el radio y la tv locales (y ahora las redes sociales).

AFORTUNADAMENTE, los chicos de Gabriela Zepeda, comandanta de la Secretaría de Seguridad, no se arrugaron y pepenaron a estos rijosos que disfrazan sus asuntos personales y políticos de lucha social.

NADIE se inconformó con la aplicación de la ley, en un sexenio que seguramente pasará a la historia por no dejarse chantajear, lo cual ya le reditúa en una popularidad que mantiene el góber Ruti.

AL CONTRARIO, toditos aplaudimos que hayan aplicado la ley, lo cual es preciso que se aplique: no dura ni blanca, sino “la ley a secas”.

 

Frontera

 

NUESTRA frontera sur está empezando a dejar de ser tan porosa.

AUNQUE sea por regaños del imperialismo yanqui, representado por el órate ese pelos de elote, como le dicen a Donald ‘Trun’, lo cierto es que ya hacía falta presencia militar acá en Tapachula.

LA REUNIÓN que tendrá el presidente Andrés Manuel López Obrador con su homólogo de El Salvador, Nayib Ukele, un publicista de origen árabe recién electo presidente de aquel país, va en ese sentido.

LE LLAMAN “Desarrollo para Centroamérica”, el programa que están pensando para contener a los migrantes de esa región que quieren irse a los yunaites y que ahora se espera contener acá, sin que brinquen el charco.

EL CASO es que la Guardia Nacional ya opera en la Perla del Soconusco, que lejos estaba ya de brillar como perla por tanto malandrín que ha llegado con las famosas “caravanas”.

MILITARES, marinos policías federales les están echando montón a los centroamericanos, lo cual es positivo para que, si quedan en territorio mexicano, al menos se porten bien.

PARA BENEPLÁCITO del inefable Óscar Gurría, un tipo desahuciado ya políticamente por los inútiles procederes que ha tenido, la Guardia Nacional no tiene ni para cuándo agarrar sus mochilas e irse.

MÁS VALE que nos vayamos acostumbrando a la presencia de la superpolicía pejista, y ojalá que sean efectivos, porque para fantochadas, ya hemos visto muchas en muchos sexenios.


CACHIVACHES: VAYA activismo de Lorenzo Córdova y toditos los consejeros presidentes de los estados, pues es evidente que MORENA quiere desaparecerlos con el cuento ese de la austeridad; el voto es caro, sí, por supuesto, por la desconfianza que los propios partidos se han empeñado en mantener; recién, Oswaldo Chacón le puso el dedo en la llaga: la respuesta está en disminuir el financiamiento a los partidos políticos… ALGO, y muy serio, está pasando en Bochil, aquella región (casi) olvidada porque cuando no hay balacera, secuestran a funcionarios; seguramente, allá, en aquella comunidad, estaba pensando José Alfredo cuando compuso aquella rola de “vámonos, donde no haya justicia, ni leyes ni nada, nomás nuestro amooooor”… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com