Letras en su Tinta

SE IMPUSIERON los balazos, no los abrazos…

LA DOSIS de fuchiguacalamina no funcionó y El Patrón, amo y señor de Culiacán, impuso su ley al sembrar el terror en su tierra, la capital de Sinaloa, donde doblegó (y humilló) al Ejército y a la Guardia Nacional.

EL CASO de la aprehensión y (obligada) liberación de Ovidio Guzmán, El Chapito, quedará como una negra historia que marcará el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

AL DESCUBIERTO quedó el nulo trabajo de inteligencia militar y las debilidades de los cuerpos de “seguridad”, rebasados por un envalentonado narcopoder.

EL ORDEN del caos, o el caos como orden, el sembrado terror que apocó a mandos militares y civiles por igual, fue la fórmula del Señor de Badiraguato quien terminó por expulsarlos de “su” territorio.

LA REDENCIÓN del Chapito y la rendición del gobierno son ya vergüenza internacional con un operativo torpemente planeado y peor ejecutado.

[SIN DUDA, dos que ya son zombies, muertos vivientes, son el secretario de seguridad, Alfonso Durazo, y el general secretario, Crescencio Sandoval, quienes públicamente admitieron las fallas de su proceder.]

AMLO vivirá el resto de su sexenio moralmente derrotado porque no pudo/quiso enfrentar al narcopoder, aunque él construya una narrativa contraria y desde el mañanero pulpito presidencial se niegue a aceptar que su estrategia falló.

[ES MÁS, los videos donde celebraron los narcoseguidores de Chapito, la noche de ayer, con máscaras neón y música de banda, fueron la burla total de su irrefutable y aplastante victoria sobre el gobierno mexicano.]

EL DEL SUPREMO apodo, El Patrón, salió invicto ayer y honró su subrenombre porque mandó cercar Culiacán con sus huestes, movilizó a sus pistoleros, desató una guerra contra los sinaloenses y logró su propia liberación.

 

***

 

EL BRINCO de estado fallido a estado rendido deja una foto ofensiva que quedará para la (triste) historia de México: un Chapito disfrazado de militar que así fue “entregado” tras ser retenido (que no detenido).

LA IMAGEN, del periódico La Jornada, quien recupera su combatividad periodística no alineándose al acrítico discurso cuatrotero, resume toda la ineptitud de lo consumado por un Gabinete de Seguridad rebasado.

EL TRÉMULO Alfonso Durazo que leyó tropezadamente un boletín que anoche no daba certeza de nada, debe ser el primero en renunciar, por vergüenza, por decoro, siguiéndole el general Crescencio Sandoval.

DURAZO y Sandoval fueron las cabezas de un pésimo trabajo policial, donde no midieron (o menospreciaron) los daños colaterales que una posible detención de tan semejante envergadura provocaría.

ADEMÁS, ocultaron que los acompañó una unidad de la DEA, la agencia antidrogas de EU, esa que le exige al gobierno de México detener al Chapito para ser juzgado allá, como su padre.

Y BUENO, ya ni mencionar las contradicciones de que realizaban un patrullaje y se encontraron al Chapito, así casual, quien desató el terror, así casual.

LA FOTO filtrada de la “detención” del Chapo dejaba a un joven burlón, sabedor de que no pasaría la frontera de su Culiacán, su territorio, donde él es el rey.

“PENDIENTE peblada, ya rescataron al Patrón”, decía un hombre por radio, para completar, él mismo, el propio Chapito, la orden que había dado, disipando toda duda de quién la ordenó: “Ya no quiero que tiren bala”.

NI SALVADOR DALI, en el más surrealista de sus sueños, habría pensado que un narcotraficante, con armas de alto calibre, se apoderará de una ciudad para chantajear al gobierno y autoliberarse.

 

***

 

“NO PUEDE valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas”, soltó esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador, al justificar la liberación de El Chapito.

LO DE FONDO, y preocupante, es la confesión presidencial, la ignominiosa aceptación de que no perseguirá un delito ni a uno de los delincuentes más buscado por la agencia antidrogas de Estados Unidos, la temible DEA.

EL CASO del terror de Sinaloa sienta un precedente tremendo, de un Estado rendido ante un poder, el del narco, para éste agenciarse, a punta de metralla, una victoria que será muy costosa para el presente y futuro político del Presidente.

SI QUIERE sacarse la espinita, el presidente tendrá que (re)aprehender a Ovidio Guzmán, al estilo de “Misión cumplida”, cuando EPN volvió a detener a Chapo papá tras su sorpresiva fuga.

POR MÁS maromas que se avienten sus seguidores, AMLO tendrá que hacer algo para recuperar la congruencia entre sus dichos y hechos.

A USTED y yo, simples mortales, no nos queda más que elevar plegarias para que esa “estrategia” de “seguridad” cambie, no nos convirtamos en daño colateral y El Patrón, y todos los patrones de la delincuencia, no impongan su ley al Presidente ni a todos nosotros.

24/Junio/2019
*“Cajuelazo”, su modus operandi
*No a centroamericanos: encuesta

*“Cajuelazo”, su modus operandi

*No a centroamericanos: encuesta

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

UN NUEVO modus operandi, de la delincuencia organizada, está asolando a la tuxtlecada: el cajuelazo.

ASÍ SE HACE: en un restaurante de prestigio dejas tu auto, preferentemente camioneta, con el valet parking,  quienes están coludidos y, cuando te lo entregan, han dejado a un sujeto agazapado en la cajuela.

UNO VIAJA hasta su casa, sin saber que llevas a un hombre oculto, quien, al estacionarte en la cochera de tu hogar, sale del auto y te amenaza con pistola en mano.

TE ROBA todo lo que puede y, por supuesto, te amenaza de denunciar porque sabe dónde vives.

EL TREMENDO asunto es ya una actividad recurrente en Tuxtla Gutiérrez, casos a los que Tinta Fresca ha tenido acceso.

NO DICEN más por temor, impensable interponer una denuncia pues se sienten realmente amenazados por delincuentes no comunes sino muy bien organizados para detectar a posibles víctimas.

NADA MAL estaría que los comandantes de Jorge Luis Llaven, nuestro fiscal de hierro, actuaran en consecuencia para identificar este modo nuevo de robar la tranquilidad y pertenencias de las personas.

NO HAY peor cosa que ser saqueado en su casa, con los tuyos, pues la intranquilidad permea el futuro.

OJALÁ que el mismo Carlos Morales, alcalde de Tuxtla, acompañe a esta cruzada de seguridad en vigilar más a los restaurantes, a que revisen a los valets si tienen antecedentes penales.

NO ES JUSTO que nuestra capirucha se convierta en blanco de malvivientes de cuello blanco, con una nueva forma de operar para saquear.

 

Migrantes, no

 

SIETE de cada 10 mexicanos (70.8%) está “a favor” de que México endurezca su política contra los migrantes centroamericanos, revela una encuesta de Mitofsky, levantada del 10 al 20 de junio pasado.

EL SONDEO revela también que el 52.9 por ciento cree que México debe presionarlos para que se regresen a sus países.

Y POR SI ALGUNA duda cabe sobre la inconformidad que se tiene acerca de la política migratoria, una estadística termina de aclarar: el 63% está en desacuerdo con la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador de que los migrantes se queden a trabajar en México.

UNA ÚLTIMA pregunta revela la animadversión que se tiene contra los migrantes pues el 67.3% tiene una mala opinión acerca de Honduras, el 60.2% de El Salvador y el 55.4% tiene una mala opinión de Guatemala.

EL SONDEO es altamente revelador porque la percepción de la sociedad no es compatible con la política de distensión y dique en que se está convirtiendo México, para evitar impuestos en Estados Unidos.

Y EL DATO, acá en nuestra frontera sur, es todavía más pertinente porque, nunca como ahora, estamos viviendo la migración como hace años lo hacen en Tapachula: a la puerta de nuestra casa.

JAMÁS se había improvisado un albergue masivo, como la Arena Cuessy, en Tuxtla Gutiérrez, la capital de Chiapas, para recibir a miles de inmigrantes, en una política altamente polémica.

SI NO SE GENERA el trabajo suficiente para los locales, para los tuxtlecos, quienes a veces tienen que emigrar a otros estados, cómo es posible que se generen trabajos para los migrantes.

OTRA: ¿vamos a tener que regalar dinero, como lo hicimos con El Salvador, para “evitar” que migrantes pasen a suelo mexicano, vía el río Suchiate, además de activar nuestra propia Border Patrol con la recién estrenada Guardia Nacional?

SÉ QUE EL ASUNTO es complejo, y nadie tiene derecho a etiquetársele de “ilegal”, pero de algo sí estoy seguro: México no votó por un cambio para ver tan duras políticas migratorias.

YA VEREMOS si esta situación de la migración centroamericana mejora o empeora, particularmente en Chiapas.


CACHIVACHES: TRAS LA BULLA de don José Narro, todo volvió a la “normalidad” en el PRI y la cargada está sentando sus reales con el campechano Alejandro Alito Moreno, quien, eso sí, está construyendo un buen discurso con toooditos los errores de gobierno; los chiapanecos pasaron lista de presente, especialmente Roberto Albores Gleason y su ejército de leales, con miras a que su gallo le vuelva lo giro y se aviente otra vez al ruedo en 2021… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…