Letras en su Tinta

LAS CRISIS son oportunidades políticas y el Covid ha enfermado –quizá de muerte– a algunos políticos, cuyo emblemático ejemplo es Zoé Robledo.

OTROS compas que sufren esa comorbilidad, pues la pandemia los ha vuelto más invisibles de lo que eran, son Yamil Melgar, Andrea Gil y Katyna de la Vega

Y ES QUE no es lo mismo ser borracho que cantinero pues, por más embozados de morenos que quieran hacerse pasar estos priístas, lo que realmente cuenta son los resultados, ahí donde están chafeando.

EL DE DISTINGUIDO apellido, que ya era un lastre por el inefable gobierno exprés de 1994, fue apadrinado desde el sexenio de Juan Sabines, desde donde construyó sus alianzas actuales.

ZOÉ pensó que le bastaba estar cobijado por Andy, el hijo intermedio del Presidente, y hacer después una intermitente genuflexión cortesana que le permitiera llegar al final del sexenio, fiel a la sangre priísta de su apá.

[QUIZÁ pensó, erróneamente, que era de lo más fácil repetir el esquema del Senado, cuando se cansó de golpear cada que subía a la tribuna a los personajes del sexenio anterior que, ahora, paradójicamente, son sus aliados.]

LA TERCA realidad se le atravesó cuando fue nombrado director del IMSS, un instituto que ha sido rebasado y evidenciado en lo médico y, para acabarla, con sospechosistas y muy jugosas licitaciones.

NUESTRA clase política dura un sexenio y muy pocos logran pegar un brinco positivo, como Yamil Melgar, un as bajo la manga que en el actual sexenio tenían como estrellita pero ha resultado una decepción.

DE CUNA totalmente priísta, delegado y (fallido) candidato panista por su natal Tapachula, hoy ha jurado amor eterno a MORENA (oséase sexenal), calificado como el peor de los secretarios actuales por los empresarios. 

DE ANDREA Gil ya ni hablamos pues luego de (per)jurarse roja de corazón, y sellar su compromiso político con el baby Roberto Albores Gleason, la noche del 20 de agosto de 2018 mutó rápidamente a morenista de corazón.

EL OFICIO político que demostró desde un par de segundonas delegaciones federales, cuando sí hacían algo y funcionaban, se le olvidó muy pronto y, de a (no tan) poco, fue rebasada por la realidad de los agricultores y pescadores.

HAY POR AHÍ un par de personajes más, navegando de a muertito, que en medio de la pandemia optaron mejor por no sacar la cabeza y seguir agachaditos, que quizá sea lo óptimo pero en política, ya sabe, importa la acción tanto como la omisión.

A MENOS, claro, que todos estos compitas apliquen una de Las 48 Leyes del Poder, del imprescindible Robert Greene: “Finja candidez para atrapar a los cándidos: muéstrese más tonto que su víctima”.

 

Neojuez

 

EL BUEN juez por su casa empieza, reza el clásico refrán, y vaya que tal axioma se lo están tomando muy en serio en el Poder Judicial.

LA INICIATIVA “mediación a distancia”, para resolver controversias familiares, civiles y mercantiles, resolverá muchísimos conflictos para evitar que lleguen a convertirse en litigios.

EL MAGISTRADO Juan Óscar Trinidad Palacios no se tira a la hamaca –y vaya que la conoce bien–, con tal de aceitar la maquinaria de justicia que tanto hace falta lubricar en Chiapas, en medio de esta cruel pandemia.

NUESTRA tierra tiene un rezago histórico y por eso hoy, más que nunca, la justicia tiene que ser pronta y expedita, así sea por zoom.

LAS PLATAFORMAS digitales, que permiten la salvaguarda de la salud, son ahora un (nuevo) instrumento legal que, en el caso de la mediación, dejará un buen sabor de boca a las partes.

Y ES QUE, la verdad, el gobernador Rutilio Escandón, a su paso por el Tribunal de Justicia de Chiapas como Magistrado Presidente, hizo una chambota que hasta en legado se convirtió.

DICHA TAREA, titánica de por sí al recién adelgazar su estructura, es obligación honrarla para Juan Trinidad, quien se mantienen en continua retroalimentación con el Número Uno.

DE SEGURITO que el Poder Judicial nos tiene muchísimas más sorpresas que redunden en que, el chiapaneco de a pie, tenga una impartición de justicia como siempre la ha merecido. 

QUÉ BIEN que el nuevo juez que aspira a ser y hacer(se) del Tribunal Superior de Justicia, por su casa empiece.

 

Golpe

 

LOS DEMÓCRATAS de fachada de la cuatroté aldeana –en realidad autócratas de clóset –, recibieron un duro golpe con la resolución que ayer tomó el INAI para interponer controversia constitucional por la Ley de Transparencia local.

SE TRATA de una derrota legal y política de esos vivales que ya se frotaban las manos para ocupar esos espacios públicos, más simbólicos que fácticos al representar las banderas del nuevo gobierno (transparencia y anticorrupción).

NO DUDO que estén (más) mecos de coraje y hasta quieran sacarse un as bajo la manga para desacreditar el trabajo actual de ese modestísimo instituto, ahora con un kilométrico nombre (Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales del Estado de Chiapas). 

EL ASALTO a ese instituto mutó de la indiferencia a burda maniobra para presionar a sus consejeros y terminó en una discutible ley cuya intención era darles una patada justo donde la espalda cambia de nombre.

ES UNA DERROTA política porque, fiel a su modus operandi, el influyentazo sexenal, cerebro de la “renovación” de ese instituto, optó por la coerción y amenaza (una impronta que muy pronto le afloró y que ahora, dicho sea de paso, se ha potenciado pese a los estátequito –simbólicos– que ha tenido).

ESE ESTILO gandayita es de la era jurásica, especialmente en unos gobiernos –federal y estatal– que enarbolaron precisamente lo contrario: que abanderarían las mejores causas democráticas.

DESDE luego, y de manera notable, es también una derrota legal porque los escribanos que le redactaron esta ley a modo al influyentazo sexenal tendrán que poner miles de pretextos para justificar su incompetencia.

[ESTOS chalanes de ocasión se volverán a tirar al piso a su mero padre, con tal de que los perdone por hacer tan chafas iniciativas de ley que, mire ahora, hasta la Suprema Corte analizará y, en una de esas, hasta les puede tirar.

QUIZÁ caiga o no esta ley de transparencia, pero el gobernador Rutilio Escandón debe preguntarse a quien debe este innecesario golpeteo político y jurídico, en el momento más problemático que vivimos en Chiapas y México.

 

CACHIVACHES: ALGO, y pronto, tienen que hacer en Comitán, donde la atención médica por COVID, cuyos contagios parecieran fuera de control, está absolutamente rebasada; al doc José Manuel Cruz Castellanos, secretario de Salud, le urge menos retórica y más práctica; más sensibilidad y menos protagonismo… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

 

03/Septiembre/2019
*Cafetaleros, a las patadas
*Los guaruras ‘buenos’
 

*Cafetaleros, a las patadas

*Los guaruras ‘buenos’

 

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

LOS CAFETALEROS andan, literalmente, a las patadas.

AUNQUE han tenido claroscuros en su nueva temporada de la Liga de Ascenso, lo mismo en su recién inaugurada nueva casa de Tuxtla como de visitantes, da gusto verlos en el tú a tú.

ADEMÁS de recuperar el fut cada 15 días, con equipos que ya ningún chiapaneco soñaba en volver a ver, se mueve un poco la economía tuxtleca, a la que tanta falta le hacen eventos de buen nivel.

HOY que juegan contra los no menos aguerridos Leones Negros de la U de G, tendremos la oportunidad de poner nuestro granito de arena comprando un boleto y, de pasada, disfrutar de buen futbol.

EL EQUIPO de la familia Orantes Costanzo, que capitanea su cachorro José Luis, aspira a repetir la hazaña de ser campeones y, ahora sí, subir a Primera División.

NADA FÁCIL tarea pero Chepe y su estirpe tienen el buen antecedente de haber impulsado al mítico Guerreros, aquel Atlético Chiapas que tanto orgullo y gloria dio a miles de fanaticada en Tuxtla y que un capricho sexenal sepultó.

NO DUDO en que el equipo tenga con qué para ser campeones, ni mucho menos el espíritu de repetir tal proeza.

A LA CONEJADA, lo único que nos resta es asistir al estadio VMR y apoyar, con todo, a Cafetaleros, ese equipo que, literalmente, se le pone a las patadas a cualquiera.

 

Invisibles

 

¿POS NO que los cuida el pueblo bueno y no necesitaban guaruras? Ni en los sexenios más emblemáticos de la mafia del poder, tenían a tantos cuidándolos.

LA MUY NOTABLE diferencia, ahora, es que son invisibles: a prudente distancia, vestidos de civil pero siempre al acecho de cualquier espontáneo.

LOS NUEVOS guaruras, los de la era de la 4T, son identificables por su corte militar que los delata, gran altura y esos ojos con vista periférica con miradas que parecieran lanzar códigos de seguridad.

EN EL DÍA a día, hay tres que salvaguardan a cercanísimos personajes al Poder; en eventos oficiales, he contado hasta 12.

SERÍA muy interesante saber bajo qué conceptos estos militares y policías, disfrazados de civiles, reciben sus compensaciones por los servicios de seguridad personal que prestan.

Y ES QUE, al ya no haber legalmente guardaespaldas, pues ya “desaparecieron”, se está tratando de una tremenda chapuza que, de conocerse los detalles, se volverá un escándalo.

SI LA CONGRUENCIA es un alto valor en la era lopezobradorista, al menos así promocionada, estos guarros están lejos de cumplir esta máxima presidencial.

ESPECIALMENTE, en ese “pueblo pobre con gobierno rico” que era (¿era?) Chiapas.


CACHIVACHES: ES UNA ingenuidad someter a consulta el Horario de Verano, como lo plantea la ignota diputada Eduwiges Cabáñez, quien debe saber que todos odiamos ese atraso/adelanto de reloj; sin embargo, para que el Congreso pueda tirar ese horario y recuperar “la hora de Dios”, basta y sobra con que presente un análisis del costo/beneficio, lo cual –los datos y estadísticas– no es el fuerte de la 4T… COMIRANCH sigue mal y de malas pues cuando no es un atraco a un Oxxo es una balacera en tal o cual barrio; sin duda, al imberbe Emmanuel Cordero le quedó muy grande el puesto heredado y, lo que es peor, los cositías están hasta el hastío de las palabrebrías de los políticos… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com