Letras en su Tinta

SE IMPUSIERON los balazos, no los abrazos…

LA DOSIS de fuchiguacalamina no funcionó y El Patrón, amo y señor de Culiacán, impuso su ley al sembrar el terror en su tierra, la capital de Sinaloa, donde doblegó (y humilló) al Ejército y a la Guardia Nacional.

EL CASO de la aprehensión y (obligada) liberación de Ovidio Guzmán, El Chapito, quedará como una negra historia que marcará el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

AL DESCUBIERTO quedó el nulo trabajo de inteligencia militar y las debilidades de los cuerpos de “seguridad”, rebasados por un envalentonado narcopoder.

EL ORDEN del caos, o el caos como orden, el sembrado terror que apocó a mandos militares y civiles por igual, fue la fórmula del Señor de Badiraguato quien terminó por expulsarlos de “su” territorio.

LA REDENCIÓN del Chapito y la rendición del gobierno son ya vergüenza internacional con un operativo torpemente planeado y peor ejecutado.

[SIN DUDA, dos que ya son zombies, muertos vivientes, son el secretario de seguridad, Alfonso Durazo, y el general secretario, Crescencio Sandoval, quienes públicamente admitieron las fallas de su proceder.]

AMLO vivirá el resto de su sexenio moralmente derrotado porque no pudo/quiso enfrentar al narcopoder, aunque él construya una narrativa contraria y desde el mañanero pulpito presidencial se niegue a aceptar que su estrategia falló.

[ES MÁS, los videos donde celebraron los narcoseguidores de Chapito, la noche de ayer, con máscaras neón y música de banda, fueron la burla total de su irrefutable y aplastante victoria sobre el gobierno mexicano.]

EL DEL SUPREMO apodo, El Patrón, salió invicto ayer y honró su subrenombre porque mandó cercar Culiacán con sus huestes, movilizó a sus pistoleros, desató una guerra contra los sinaloenses y logró su propia liberación.

 

***

 

EL BRINCO de estado fallido a estado rendido deja una foto ofensiva que quedará para la (triste) historia de México: un Chapito disfrazado de militar que así fue “entregado” tras ser retenido (que no detenido).

LA IMAGEN, del periódico La Jornada, quien recupera su combatividad periodística no alineándose al acrítico discurso cuatrotero, resume toda la ineptitud de lo consumado por un Gabinete de Seguridad rebasado.

EL TRÉMULO Alfonso Durazo que leyó tropezadamente un boletín que anoche no daba certeza de nada, debe ser el primero en renunciar, por vergüenza, por decoro, siguiéndole el general Crescencio Sandoval.

DURAZO y Sandoval fueron las cabezas de un pésimo trabajo policial, donde no midieron (o menospreciaron) los daños colaterales que una posible detención de tan semejante envergadura provocaría.

ADEMÁS, ocultaron que los acompañó una unidad de la DEA, la agencia antidrogas de EU, esa que le exige al gobierno de México detener al Chapito para ser juzgado allá, como su padre.

Y BUENO, ya ni mencionar las contradicciones de que realizaban un patrullaje y se encontraron al Chapito, así casual, quien desató el terror, así casual.

LA FOTO filtrada de la “detención” del Chapo dejaba a un joven burlón, sabedor de que no pasaría la frontera de su Culiacán, su territorio, donde él es el rey.

“PENDIENTE peblada, ya rescataron al Patrón”, decía un hombre por radio, para completar, él mismo, el propio Chapito, la orden que había dado, disipando toda duda de quién la ordenó: “Ya no quiero que tiren bala”.

NI SALVADOR DALI, en el más surrealista de sus sueños, habría pensado que un narcotraficante, con armas de alto calibre, se apoderará de una ciudad para chantajear al gobierno y autoliberarse.

 

***

 

“NO PUEDE valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas”, soltó esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador, al justificar la liberación de El Chapito.

LO DE FONDO, y preocupante, es la confesión presidencial, la ignominiosa aceptación de que no perseguirá un delito ni a uno de los delincuentes más buscado por la agencia antidrogas de Estados Unidos, la temible DEA.

EL CASO del terror de Sinaloa sienta un precedente tremendo, de un Estado rendido ante un poder, el del narco, para éste agenciarse, a punta de metralla, una victoria que será muy costosa para el presente y futuro político del Presidente.

SI QUIERE sacarse la espinita, el presidente tendrá que (re)aprehender a Ovidio Guzmán, al estilo de “Misión cumplida”, cuando EPN volvió a detener a Chapo papá tras su sorpresiva fuga.

POR MÁS maromas que se avienten sus seguidores, AMLO tendrá que hacer algo para recuperar la congruencia entre sus dichos y hechos.

A USTED y yo, simples mortales, no nos queda más que elevar plegarias para que esa “estrategia” de “seguridad” cambie, no nos convirtamos en daño colateral y El Patrón, y todos los patrones de la delincuencia, no impongan su ley al Presidente ni a todos nosotros.

19/Septiembre/2019
*19S, una fecha para no olvidar
*“Apoyen a Fox, no sean culeros”
*‘La Locomotora’ de Villaflores
 
bset skeleton watches

*19S, una fecha para no olvidar

*“Apoyen a Fox, no sean culeros”

*‘La Locomotora’ de Villaflores

 

bset skeleton watches

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

19S

 

TENÍA 13 años, acababa de entrar a clase y vi cómo los edificios de mi secu iban de un lado a otro y crujían, mientras mis compañeros gritaban estruendosamente, en una caótica histeria colectiva.

NADIE, nunca, chilango que se precie y lo haya vivido, olvidará el terremoto más devastador que ha tenido la Ciudad de México, el del 19 de septiembre de 1985, con una magnitud de 8.1 grados.

Y COMO si la naturaleza supiera de efemérides, 32 años después, también un 19 de septiembre, pero de 2017, nos aplicó otro terremoto, esta vez de un grado menos: 7.1, ya sin la devastación del primero.

HOY SE HARÁ un simulacro para que no olvidemos nunca lo vulnerables que somos ante la grandeza de la naturaleza.

SOMOS y seremos una insignificante partícula en el universo. 

 

Bolodestape

 

CÓMO andarán las cosas allá en Comitán, que el ex alcalde priísta Mario Guillén lanzó una ebria consigna –“apoyen a Fox, no sean culeros”– y se volvió viral.

EL COMPITA en cuestión subió a un templete, aparentemente en una fiesta con motivo de las fiestas patrias, y lanzó un riguroso “Viva México, cabrones”.

SI EL REFRÁN aquel de que los borrachos y los niños dicen siempre la verdad, lo que sucedió en días pasados fue un bolodestape.

EL ALBORISTA de corazón podrá decir, en descargo, que no estaba en sus cinco sentidos y prueba de ello es su imperativa consigna proclamada en medio de su tambaleante figura alcoholizada.

QUIZÁ por eso despertó tantas empatías aquel priísta, porque es como una gran mayoría del pueblo “malo”: borracho y bravucón.

[LA BRONCA es para el (fallido) embajador del pueblo “bueno”, Emmanuel Cordero, quien resultó bueno y capaz: bueno para nada y capaz de todo.]

LA IMPERATIVA invitación del singular personaje tendrá que enfrentar, primero, a las autoridades electorales, para identificar si no hay una promoción adelantada; y después, a la propia comitecada, de saber si regresa a los tiempos del escandaloso Señor Fox.

SE PONE alegre allá donde los cositías.

 

Chu, chuuuu…

 

“LA LOCOMOTORA”.

ASÍ LE LLAMAN algunos, al interior del círculo rojo, a Mariano Rosales Zuarth, alcalde de Villaflores.

EL ACTIVISMO que mantiene, a un año del inicio de su gestión, es tal que recién fue el orador oficial, por parte de los alcaldes, en un programa social que recién presentó el gobernador Rutilio Escandón.

Y NO HABÍAN pasado ni seis horas, cuando, de regreso ya en su tierra natal, abrió un módulo para que las frailescanas emprendedoras obtengan sus microcréditos.

DÍAS ANTES, entregó equipamiento a policías, gestionando recursos con uno de los funcionarios rutilistas más movidos, Sergio Aguilar Rivera, capitán del Sistema Estatal de Seguridad Pública.

[RECORDARÁ que, apenas el trienio pasado, Villaflores era noticia por la inseguridad y violencia; ahora, desde hace un año, salió de las notas rojas de los periódicos.]

DE PASADA, y sólo como referencia, Mariano ha engalanado a sus paisanos con eventos masivos de primerísimo nivel, trayendo a los internacionales Alberto Barros y Las Divinas, el colombiano para su feria y las cubanas para las recientes fiestas patrias.

POR ESO y muchas cosas más, Chiapas tiene ya un nuevo personaje Mariano “La Locomotora” Rosales Zuarth.


CACHIVACHES: TÍA JERO, capitana de Sancris, estuvo ausente en un importante evento del góber sobre mujeres allá en el Valle de Jovel, lo cual causó mucha extrañeza por ser en “su” tierra y para enaltecer a su género; por ahora, sus voceros oficiosos le inventaron una “importante reunión” en la Ciudad de México para justificar su falta (o, en su caso, que la hayan marginado en su propia tierra)… ADIVINE, adivinador, quién es el travieso compita que anda queriendo amarrar navajas entre ex gobernadores… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com
best affordable skeleton watches