Letras en su Tinta

SE IMPUSIERON los balazos, no los abrazos…

LA DOSIS de fuchiguacalamina no funcionó y El Patrón, amo y señor de Culiacán, impuso su ley al sembrar el terror en su tierra, la capital de Sinaloa, donde doblegó (y humilló) al Ejército y a la Guardia Nacional.

EL CASO de la aprehensión y (obligada) liberación de Ovidio Guzmán, El Chapito, quedará como una negra historia que marcará el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

AL DESCUBIERTO quedó el nulo trabajo de inteligencia militar y las debilidades de los cuerpos de “seguridad”, rebasados por un envalentonado narcopoder.

EL ORDEN del caos, o el caos como orden, el sembrado terror que apocó a mandos militares y civiles por igual, fue la fórmula del Señor de Badiraguato quien terminó por expulsarlos de “su” territorio.

LA REDENCIÓN del Chapito y la rendición del gobierno son ya vergüenza internacional con un operativo torpemente planeado y peor ejecutado.

[SIN DUDA, dos que ya son zombies, muertos vivientes, son el secretario de seguridad, Alfonso Durazo, y el general secretario, Crescencio Sandoval, quienes públicamente admitieron las fallas de su proceder.]

AMLO vivirá el resto de su sexenio moralmente derrotado porque no pudo/quiso enfrentar al narcopoder, aunque él construya una narrativa contraria y desde el mañanero pulpito presidencial se niegue a aceptar que su estrategia falló.

[ES MÁS, los videos donde celebraron los narcoseguidores de Chapito, la noche de ayer, con máscaras neón y música de banda, fueron la burla total de su irrefutable y aplastante victoria sobre el gobierno mexicano.]

EL DEL SUPREMO apodo, El Patrón, salió invicto ayer y honró su subrenombre porque mandó cercar Culiacán con sus huestes, movilizó a sus pistoleros, desató una guerra contra los sinaloenses y logró su propia liberación.

 

***

 

EL BRINCO de estado fallido a estado rendido deja una foto ofensiva que quedará para la (triste) historia de México: un Chapito disfrazado de militar que así fue “entregado” tras ser retenido (que no detenido).

LA IMAGEN, del periódico La Jornada, quien recupera su combatividad periodística no alineándose al acrítico discurso cuatrotero, resume toda la ineptitud de lo consumado por un Gabinete de Seguridad rebasado.

EL TRÉMULO Alfonso Durazo que leyó tropezadamente un boletín que anoche no daba certeza de nada, debe ser el primero en renunciar, por vergüenza, por decoro, siguiéndole el general Crescencio Sandoval.

DURAZO y Sandoval fueron las cabezas de un pésimo trabajo policial, donde no midieron (o menospreciaron) los daños colaterales que una posible detención de tan semejante envergadura provocaría.

ADEMÁS, ocultaron que los acompañó una unidad de la DEA, la agencia antidrogas de EU, esa que le exige al gobierno de México detener al Chapito para ser juzgado allá, como su padre.

Y BUENO, ya ni mencionar las contradicciones de que realizaban un patrullaje y se encontraron al Chapito, así casual, quien desató el terror, así casual.

LA FOTO filtrada de la “detención” del Chapo dejaba a un joven burlón, sabedor de que no pasaría la frontera de su Culiacán, su territorio, donde él es el rey.

“PENDIENTE peblada, ya rescataron al Patrón”, decía un hombre por radio, para completar, él mismo, el propio Chapito, la orden que había dado, disipando toda duda de quién la ordenó: “Ya no quiero que tiren bala”.

NI SALVADOR DALI, en el más surrealista de sus sueños, habría pensado que un narcotraficante, con armas de alto calibre, se apoderará de una ciudad para chantajear al gobierno y autoliberarse.

 

***

 

“NO PUEDE valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas”, soltó esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador, al justificar la liberación de El Chapito.

LO DE FONDO, y preocupante, es la confesión presidencial, la ignominiosa aceptación de que no perseguirá un delito ni a uno de los delincuentes más buscado por la agencia antidrogas de Estados Unidos, la temible DEA.

EL CASO del terror de Sinaloa sienta un precedente tremendo, de un Estado rendido ante un poder, el del narco, para éste agenciarse, a punta de metralla, una victoria que será muy costosa para el presente y futuro político del Presidente.

SI QUIERE sacarse la espinita, el presidente tendrá que (re)aprehender a Ovidio Guzmán, al estilo de “Misión cumplida”, cuando EPN volvió a detener a Chapo papá tras su sorpresiva fuga.

POR MÁS maromas que se avienten sus seguidores, AMLO tendrá que hacer algo para recuperar la congruencia entre sus dichos y hechos.

A USTED y yo, simples mortales, no nos queda más que elevar plegarias para que esa “estrategia” de “seguridad” cambie, no nos convirtamos en daño colateral y El Patrón, y todos los patrones de la delincuencia, no impongan su ley al Presidente ni a todos nosotros.

07/Octubre/2019
*La Tuxtla-SCLC, su ampliación
*El “frío” en el cálido Tapachula
*Los alcaldes y su ‘popularidad’
 

*La Tuxtla-SCLC, su ampliación

*El “frío” en el cálido Tapachula

*Los alcaldes y su ‘popularidad’

 

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

ES UN HECHO que la carretera Tuxtla-San Cristóbal se ampliará como parte de cinco licitaciones nacionales que la Secretaría de Hacienda prevé para 2020 y las cuales anunció que cerrará este mismo mes de octubre.

LO CURIOSO es que, aunque la obra será privada y aumentará a un tercer carril, el secre de Obras, César Julio de Coss Tovilla, no está de acuerdo porque, según dice, no resolverá el flujo de 15 mil vehículos diarios que transitan en esa vía.

EN ENTREVISTA con Tinta Fresca, el arquitecto aclara que “es bienvenida” la inversión de 900 millones de pesos pero “difiero del proyecto” pues, según él, “da lo mismo hacer tres o cuatro carriles”.

LA AUTOPISTA Tuxtla-San Cristóbal se encuentra entre las vías de cuota más utilizadas, “podemos presumir de eso”, apenas detrás de la México-Toluca y la México-Cuernavaca.

CÉSAR JULIO de Coss Tovilla precisó que el gobernador coincide en su visión de que la ampliación de esa importante carretera sea a cuatro y no a tres carriles, por lo que contactará a los empresarios para convencerlos.

ADELANTÓ que ya trabaja en ese proyecto y en la construcción de un par vial que “debe hacerse” en el kilómetro 46, a la llegada de San Cristóbal de las Casas, para que el flujo de autos se mantenga adecuadamente.

HASTA aquí la información y es muy probable que la postura del funcionario estatal sea polémica, especialmente para la empresa que tiene la concesión de la autopista.

YA VEREMOS quién derrapa primero por el asunto de la Tuxtla-Sancris: si el secretario De Coss o los empresarios que van a poner los no pocos billetitos.

CHAN, chan, chaaannn…

 

Frío

 

EN EL CALOR, hubo frío

BIEN MARCADA su distancia dejó el gobernador Rutilio Escandón con Óscar Gurría –por el pésimo papel realizado allá en Tapachula–, al no asistir a su informe.

LA SUTIL pero muy clara diferencia contrastó con Tuxtla, a donde el góber Ruti sí asistió al informe de su amigo Carlos Morales, quien se ha empeñado a enderezar todo lo malo de las anteriores gestiones.

[SANCRIS se cuece aparte porque ahí el mensaje fue que “ayudarán” –léase rescatarán– a la no menos extraviada Jerónima Toledo.]

SABEDOR de que sus negativos le pueden ser endosados, el Número Uno no boletinó prácticamente fotos acompañado de uno de los alcaldes peor calificados de Chiapas (en una que otra, se coló).

EL MENSAJE político a ese compa “de casa” es muy claro: no ayudas, hazte a un lado, ponte a trabajar (o sea: no jodas –más– el proyecto de AMLO).

SI EN POLÍTICA la forma es fondo, los eventos que se suscitaron en Tapachula deberían poner en alerta máxima al médico metido a (fallido) político y quien, apenas a un año de gestión, ha decepcionado hasta el más optimista.

EL GÓBER hace muy bien en mandar esas señales políticas para que los de casa no se confundan y sepan que compita que no ayuda al proyecto del Pejesidente, será (ya es) hecho a un lado.

SI EN EL CALOR, hubo frío, más vale que no se confíen nadita los que viven en otras latitudes de nuestra bendita tierra...

 

Populares

 

LOS GOBIERNOS municipales de Morena son muy competitivos… por cuál es el peor.

A UN AÑO de su gestión, encuestas revelan que, salvo Tuxtla, las principales ciudades en manos de los gobiernos de la autodenominada “cuarta transformación” han resultado un fiasco.

EN TRES de las cuatro plazas que arrebataron a gobiernos anteriores, sus alcaldes están por los suelos de popularidad.

TUXTLA tiene números aceptables aunque revisables, mas no así San Cristóbal, Tapachula y Comitán.

JERÓNIMA Toledo tiene un rechazo del 85 por ciento a su gestión, con apenas un ridículo 15% de aceptación; mientras que Óscar Gurría y Emmanuel Cordero son reprobados por 75 de cada 100 paisanos suyos.

[UN BOTÓN de muestra de lo inepto que es el alcalde comiteco fue la nula gestión para liberar a una regidora suya retenida, hecho ante lo cual tuvieron que intervenir con entereza y decisión las diputadas Janet Ovando y Dulce Rodríguez; del pésimo Gurría, ya ni hablar pues ha hecho del nepotismo su sello.]

LO DESTACABLE es que, mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Rutilio Escandón mantienen buenos números y expectativas ciudadanas, los morenos de estas demarcaciones tienen estadísticas decepcionantes.

EL SONDEO de la encuestadora “Consultores de Chiapas” hizo la medición apenas el mes pasado y revela también la aceptación/rechazo del partido MORENA en Sancris, Comitán y Tapachula.

NI DUDA cabe que hace falta ya el manotazo en la mesa para poner en orden a los de casa y a chambear en serio para lo que viene.

AL TIEMPO.

 

Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…