Letras en su Tinta

SE LO ADELANTÉ y le confirmo: los ex magistrados del Tribunal Electoral, Mauricio Gordillo y Guillermo Asseburg, sí se fueron cochis al término de su gestión pues cobraron casi un millón de pesos cada uno como “retiro”.

EL PERIÓDICO Oficial del Estado, de fecha 30 de enero de 2019, da cuenta de las “reformas y adiciones” al Reglamento del TEECH, la Ley Peine, donde se amplían su finiquito –“haber de retiro”– de seis a 10 meses (único en el país).

LA SORPRESA (y error que enmiendo ahora) es que el acuerdo de cucharear el menguado presupuesto de Chiapas no fue firmado por mayoría sino “por unanimidad”; es decir, la acérrima crítica de ese par, Angélica Ballinas, sí votó a favor del peine.

ESTA TRIADA de sinvergüenzas, digo, servidores públicos, tuvieron el cuidado de legalizar el vulgar desfalco, producto de un acuerdo privado (en lo oscurito, pues) que tuvieron en diciembre, convenciendo incluso a la rebelde magistrada (quien, por supuesto, será beneficiaria de ese peine legal).

ES ENTENDIBLE que los juzgadores tengan una paguita jugosa cuando se van pues la ley les impide agarrar hueso producto de alguna resolución que hayan hecho, por aquello de evitar los conflictos de interés.

[UN EJEMPLO: digamos que votaron porque haya un nuevo alcalde en Chalchihuitán, sería imposible que esa alcaldía los contratara como asesores.]

ANTES de la Ley Peine del Tribunal Electoral, el finiquito tenía contemplado seis meses, el doble de lo legal para cualquier trabajador, que ya era generoso; pero mire que aumentarle a 10 meses ya es ser muy cochi.

RESULTA imperioso, por puritita vergüenza, que la Ley Peine en el TEECH sea revocada mínimamente a como estaba y en una de esas hasta reducida a los tres meses que contempla la ley para cualquier trabajador, pues ni modo que nunca en su vida vuelvan a trabajar estos compas al finalizar su mandato como magistrados electorales.

LOS NUEVOS magistrados del Tribunal Electoral del Estado de Chiapas, Sofía Ruiz y Gilberto Bátiz, por decoro, tienen la última palabra para echar abajo esa Ley Peine del TEECH.

 

Palomita

 

A CASI la mitad de su gestión en Tuxtla, Carlos Morales se saca una palomita.

UNA ENCUESTA de Mitofski, publicada ayer, coloca al alcalde de la capirucha con un 43.5 por ciento de aprobación ciudadana, en un rango “alto” de clasificación, apenas debajo de “sobresaliente”.

EL SONDEO midió a 60 alcaldes del país, colocando al morenista en el lugar número 23, es decir, en la primera tercera parte; fue aplicado en este mes, enero de 2020.

A MENOS que alguien (debidamente acreditado) tenga otros datos, Carlos Morales la va librando; y yo creo que hace lo que puede, no necesariamente lo que quiere.

TUXTLA tiene un tumulto de broncas, rezagos históricos que han desbordado el desorden, rayando en caos a veces, en el día a día de nuestra urbe

[POR EJEMPLO, en cuestión de vialidad, sería muy fácil hacer un ejercicio de flujo de vehículos en cruces estratégicos de la ciudad, lo cual se resolvería rápida y sencillamente con duración de semáforos o cambio de sentidos.]

EN DONDE sí está muy cañón que avance Tuxtla, es en cuestión de seguridad, pues ya hasta el propio presidente lo considera como un pendiente.

DESDE luego, nuestra capirucha está lejos de las cifras sangrientas de otros estados pero lo cierto es que la gente reacciona con mucha zozobra cuando se entera de un asalto (a personas, autos o casas).

DUDO mucho que Carlos Morales, al ver estos números de Mitofski, corra y se tire a la hamaca; al contrario, más bien hoy, como todos los días, le estará craneando por heredar un Tuxtla diferente al que recibió. 

 

Tiburona

 

ESTA PESecita está dejando de serlo y va nadando como tiburona.

SASIL de León ha crecido a mares desde que andaba distribuyendo volantes a favor de las mujeres en la calle, poblados y rancherías.

SU CARRERA política estuvo llena de desafíos: fue secretaria de Estado, diputada local, funcionaria federal, mando partidista, estratega electoral y, ahora, batea en ligas mayores de la política nacional: el Senado.

SIEMPRE a ras de tierra, no olvida que su alta misión es servir a Chiapas, sin importar la trinchera política en la que se desenvuelva.

AYUDÓ a forjar el PES, al que luego se le cayó el registro, pero ella misma le volvió a dar forma, ahora con un nuevo nombre pero las mismas siglas.

NADIE debe perder de vista a esta joven dama quien, como buena PESecita, ya nada en océanos y como tiburona, explotando su juventud y talento.

 

Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

 

10/Diciembre/2019
*Sin proyectos, en obra pública
*Manuel Sobrino, su videopolítica
*Una TV pública que no es de 10
 

*Sin proyectos, en obra pública

*Manuel Sobrino, su videopolítica

*Una TV pública que no es de 10

 

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

¿SE VA a improvisar la obra pública educativa en 2020? Todo indica que sí.

ENOC Gordillo Argüello, director del Instituto de Infraestructura Física Educativa (INIFECH), admite que no cuenta con proyectos específicos sino “una cartera general”.

TAN INCREÍBLE postura se da en un oficio fechado el 28 de noviembre, a una solicitud de la COPARMEX-Chiapas que lleva Manolo Pardo

LA RESPUESTA es verdaderamente sorprendente porque si algo se le ha criticado a los gobiernos transformadores, es precisamente la improvisación.

TODO indica que el axioma presidencial aquel de que sólo se contrata en su gobierno a gente 90% honesta y sólo 10% experta, está haciendo escuela y hasta dejando herencia.

EL ESCRITO de Noquis deja al descubierto, además, que no importa la capacidad técnica para chuletear en INIFECH: para qué planear si podemos ir improvisando.

AUNQUE cabecita de algodón diga que el INIFECH será diferente y ahora serán los apás quienes decidan qué obras se harán en una escuela, lo cierto es que hay algo que debería existir: planeación (y no existe).

EL NUEVO INIFECH es una de esas instituciones a las que me he referido una y otra vez, pues deja mucho qué desear su titular al aplicar obras sin reglas de operación y en total improvisación.

A VER si la Secretaría de Obras, que lleva César Julio de Coss, contesta prontito cómo le hará en lo referente en obra pública, para dar un poco de tranquilidad a los constructores. 

 

Videominuto

 

EL TUXTLECO Manuel Sobrino Durán revivió y saltó a la palestra a través de videominutos.

MIENTRAS en el pasado compartía gabinete con Carlos Morales, ahora Manuel Sobrino lo está agarrando como piñata: dale-dale, sin perder el tino.

MANUELITO está usando bien las redes sociales para (re)posicionar su imagen pues ha sido cuidadoso de no dejar huella roja (ni de ningún otro color).

ADEMÁS, no ha invertido ni un solo centavo en esa estrategia, lo cual le permite hacer política sin grandes inversiones.

SI LE CREEN o no quienes lo ven, eso es otro cantar, aunque él y su bro Willy Ochoa son buenos para aplicar encuestas y seguramente ya saben si ese videoactivismo les está dejando buenos dividendos políticos.

USTED recordará a Sobrino hace algunos ayeres, cuando Juan Sabines le cerró la puerta para impulsar a su pichito, Yassir Vázquez (a quien, paradojas de la vida, de tanto catapultarlo lo vapuleó).

EL TUXTLECO usó entonces la fundación de su apá, del mismo nombre, para posicionar su nombre y la entonces Contraloría de la Legalidad Electoral, con Oswaldo Chacón a la cabeza, le enfrió los ánimos políticos.

EN EL SEXENIO pasado fue secretario del Trabajo y renunció para ser diputado local pero la ola verde, de tanto voto, lo sepultó y no alcanzó a ser cobradietas.

NUNCA dejó de pertenecer al PRI, partido que le puede prestar todavía su sigla pues es dirigente del Movimiento Territorial (otra coincidencia con Carlos Morales, de donde salió cuando era del PRI).

AHORA lo vemos alejado de MORENA, del lado opositor, criticando la gestión de Carlos Morales en Tuxtla, pero quizá el PRI termine de PRIMOR para que al nuevo partido en el poder no se le diluya su mayoría en la Cámara de Diputados.

LA POLÍTICA es de coyunturas y, por ahora, Manuel Sobrino se coloca de lado opositor, resucitando para medir si su imagen dará de qué hablar.

EN EL ARRANQUE de 2020, a más tardar en marzo, se sabrá si el renacer político de Sobrino le ha rendido buenos dividendos, o bien, si sus videominutos quedaron en simples llamados a misa.

 

De 10

 

CANAL televisivo al que no se le invierte paga es como flor sin aroma, como cochi sin su achigual.

A TV10 le urge una transformación no sólo de pintura a su edificio sino de inversión tecnológica y, lo más importante, de altura de miras.

LA TELE es muy importante para cualquier gobierno pues trata de hacer llegar el mensaje de su política pública, la aterriza en un spot, en un programa de variedades o en un panel plural de discusión.

SI ALGUIEN duda de su impacto, basta repasar la historia: en 1969, los guerrilleros en Cuba lo primero que hicieron fue tomar las estaciones de radio y TV, control de contenidos que mantiene hasta ahora.

SI NO le gusta el ejemplo, y me tildan de anacrónico, entonces cheque todas las mañanas las conferencias de prensa del mismísimo AMLO, para que vea lo importante que es el mensaje televisivo en la acción política.

[LA MAÑANERA abruma el espacio mediático nacional y los canales gubernamentales, el 11 y el 22, se enlazan de inmediato, una vez que inicia el parloteo matinal del Presidente.] 

YESENIA Castañeda, la directora actual del Sistema Chiapaneco de Radio y Televisión, conoce las entrañas de la producción pero está obligada a plantearle al gobernador una estrategia digital para el Canal 10.

AL IGUAL que sucedió ayer con el Canal del Congreso, TV10 debe transformarse y estar en todo lo imaginable: señal abierta, restringida y plataformas digitales, no como sucede ahora que ni con una antena aérea cachas su señal en Plan de Ayala.

NUNCA, la señal del canal ha estado lejos de ser “de 10”; ya es momento que, al menos en un escritorio, vuelva a ser lo que alguna vez fue: la señal de Chiapas.


CACHIVACHES: LOS PESCADORES siguen esperando requisitos y reglas de operación para los programas que tijeretearon en la dependencia que encabeza Andrea Gil, quien luce monísima en las fotos pero nomás no da respuesta a los hombres del mar… ¿POR QUÉ a los normalistas les permiten tener robados cuatro vehículos de la OCC, justo en la fachada de su guarida (digo, “escuela”)? Es de no creer que hayan cometido un delito y presuman su botín a la luz pública. Sin duda, un caso de surrealismo puro por parte de esa chaviza a la que le hace falta que le apliquen la ley a secas… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com