Letras en su Tinta

Poder rosa

 

LA ALCALDESA de Jiquipilas, Ana Laura Romero Basurto, no se hace bolas y cumple a cabalidad con el cumplimiento de su cuenta pública.

ES TAN PUNTILLOSA la mera mera de ese rancho amado que su municipio se ubicó en el top ten de los más cumplidores.

LA VOCACIÓN de transparencia no tiene que ver con el género, me parece, sino con la preparación de Ana Laura, lo técnica que es.

VENTAJA es que, allá en el Congreso, los diputados de la Comisión de Vigilancia, no muy brillantes que digamos, le reconozcan ese mérito.

LA ALCALDESA jiquipilteca es el orgullo de un poder rosa que ya quisieran otras presidentas que, más bien, siguen siendo unas consumadas Juanitas.

 

Tuxtla

 

SI EL RELEVO en el gobierno estatal es todavía un albur electoral, Tuxtla se cuece aparte por lo temperamental que es el conejo.

YA HAY algunos apuntados, soterrados sobre todo, que creen en que la tienen “segura” cuando lo único seguro en la capirucha es la incertidumbre.

VÉASE nomás la convulsa elección pasada, la de 2015, cuando los resultados terminaron en final de fotografía mientras todas las encuestas le daban un holgado “triunfo” al candidato “ganador”.

LA FERNANDOMANÍA de los sondeos topó con la realidad del No Sabe/No Contestó, esa barrita gris que se definió a última hora.

LA BALANZA fue inclinada por ese voto antigobierno que, de última hora, siempre sí acudió a las urnas para ser contreras.

LA CHAMBA del actual alcalde no es mala –incluso enarboló las banderas del movimiento Tuxtla no se rinde–, pero la conejada no aceptará, por orgullo, que el gobernante en funciones le está dando resultados.

TUXTLA, recuérdese, es una plaza “opositora” por pura historia: panista cuando el PRI reinaba; priísta cuando el PAN se entronizó en Los Pinos; y recién, apenas en 2015, casi casi de Morena.

QUIZÁ por eso, Bayardo Robles, un candidato que debió ganar al sabinista Jaime Valls en 2007, le apuesta a (re)surgir de sus cenizas políticas.

PROBABLEMENTE por eso un orate y corrupto confeso, sin importarle haber sido exhibido con la billetiza en la mano, le dé por “volver” al escenario político.

QUIZÁ FER Castellanos, a la mitad del camino de su gestión, le dé para repetir como alcalde pos ya puede, como Torito en Tapachula y Cancino en Sancris, echar mano de la reelección inmediata.

TUXTLA siempre ha sido un volado político y electoral, y el año entrante, en 2018, lo será todavía más por los inéditos escenarios que se vivirán, con independientes, neomorenos y otros especímenes de la fauna política.

EN FIN, una certeza hay en esta plaza tan reñida que es Tuxtla: la incertidumbre…

 

Memito

 

YA ES TODO un rock star de la izquierda aldeana: Guillermo Santiago.

MEMITO, como le dicen sus meros cuncas, salió del anonimato con un par de pronunciamientos públicos sobre salud.

SU INOCENCIA política le hizo grande el caldo gordo al Sindicato de Salud, una burocracia que es insaciable en eso de succionar la(s) ubre(s) al gobierno, el cual se cotizó más alto con esas notas de prensa.

MAL INFORMADO o no, con dolo o no, lo cierto es que Memito brilló tanto que, en el más reciente evento de AMLO, quien lo benefició con una diputación federal en una tómbola política, muchos le pedían una selfie.

ESTE CHAVITO, estudiante de la UNACH, representa la emergencia ciudadana de la política y los políticos: no es heredero de ninguna estirpe y, sobre todo, es raza, ciudadano de a pie.

SU JUVENTUD lo hace ser osado, su desconocimiento de la administración pública lo hace parecer más valiente todavía.

SI MEMITO continúa por ese camino, puede tener un futuro político que ni él mismo imaginó.

EN ESTE CHIAPAS donde la clase política todo lo erosiona, ventaja es que un chavito brille con luz propia, sin necesidad de pertenecer a una estirpe ni sentirse Príncipe heredero de nada.

Guillermo Santiago es, sin duda, un chavito que a lo mejor nos da una sorpresota en el 2018.

YA VEREMOS si ese moreno agarra color…


CACHIVACHES: CON SORPRESA, más de uno vio resucitar al perredista Jorge Antonio Morales Messner en el evento de los amlovers en el Parque Morelos, quien no asomaba la cabeza desde que los cuicos le pegaron un buen susto cuando fue secre de Transporte sabinista y, antes, fuera todopoderoso diputado local y mandamás amarillo con PSM… SIN ESTRIDENCIAS, el chapito Ovidio Cortazar, secre de Economía, anda movidito aquí y allá, lo mismo en Tapachula con empresarios de la Marca Chiapas que ayer en Tuxtla con los constructores; al menos, se preocupa de que la poquita economía del estado se mueva aunque sea un poquito…

09/Febrero/2017
*Prestar poquito, al día a día
*LAM. No más grillas ni golpes bajos
*Malandros en Tuxtla, al banquillo

*Prestar poquito, al día a día

*LAM. No más grillas ni golpes bajos

*Malandros en Tuxtla, al banquillo

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

(Ex) BanChiapas

 

EL MODELO de prestar en la mañana para pagar en la tarde, uno de los programas que tenía el desaparecido BanChiapas en mercados, resucitó.

RESULTA que los propios locatarios demandaron que ese plan de financiamiento continuara y tons lo reactivó la misma Aracely López Trejo.

LA CHERRY, como se le conoce a la movidita ex titular de Banchiapas, echó a andar de la nada esa estructura pues sabe que 200 pesos que prestaba por la mañana, le era devuelto por la tarde con unos cuantos pesitos extra de interés.

ESE MODELO del mundialmente reconocido Banco de los Pobres le permitió apoyar, de paso, a una asociación civil que motiva al mujeraje, la Asociación de Mujeres por una Agenda Incluyente (AMAI).

SEGURITO que pronto resurgirá ese modelo con algún nombre institucional pero lo importante es que, ante la demanda de locatarios de los mercados, sobre todo mujeres, se volvió a echar a andar.

QUIZÁ éste sea el germen de Palabra de Mujer, el programa de créditos que anunció el Güero-Lek en su reciente informe, el cual no tendrá ninguna condición para prestar paguita salvo la garantía de honrar la palabra.

ESE BANCO de pobres a la chiapaneca confirma varios cosas:

1) QUE LA PAISANADA no necesita que le regalen sino que le pongan dónde hay pues sabe corresponder.

2) QUE SÍ PAGA cuando le prestan, por más poquito que sea, pues 100, 200 o 500 pesos pueden hacer la diferencia para llevar la comida a casa.

3) Y QUE LOS MICROCRÉDITOS son una verdadera alternativa social, pues llegan a donde la banca comercial no quiere o no le ve futuro.

ESTAS buenas noticias son dignas de contarse pues prestar poquito, a cada ratito, parece ser el futuro de una inexistente banca social que tanto necesitamos pa’ sacar al buey de la barranca.

 

LAM

 

POR NO MÁS grillas ni golpes bajos se ha pronunciado Luis Armando Melgar, quien recién identificó mano negra en sus “espontáneas” críticas públicas.

NO ES GRATUITO que LAM tenga un abierto fuego amigo y enemigo pues, conforme avanza el calendario del 2018, sus positivos lo catapultan.

POR EJEMPLO: ¿Será mera coincidencia que esta grillitas le surjan después de que se reunió con el perredista Agustín Bonifaz, líder estatal de Izquierda Unida y quien se comprometió a recorrer el estado con el senador?

MUY SOSPECHOSO es que, de la nada, ahora lo critiquen por todo, especialmente por espaldarazos que NUNCA tuvo el que NUNCA estuvo en las boletas y a quien NUNCA nadie extraña en el propio PRD.

PARA los camaleones sexenales, Luis Armando es un peligro latente y real, pues avanza sin rasgarse falsas vestiduras y con posicionamientos claros que no pocos quisieran tener y poder decir.

EL COMPA LAM puede lanzar un tajante NO a la corrupción pues su apellido se lo permite, su historial no es sospechosista y puede hablarle de frente en Chiapas a cualquiera (aunque de repente lance uno que otros pinches).

MUCHOS no pueden decir lo mismo, especialmente aquellos jurásicos priístas que mutaron en amarillo y ahora se juran más morenos que MORENA, por más que le apuesten a la amnesia de la gente.

EN EL FONDO, estos saltimbanquis políticos saben que su apellido está en el basurero de la historia, tal y como hace poquito los ubicó el periodista/activista Amado Avendaño.

NADA MAL está que Luis Armando Melgar llame a poner un freno a grillas y golpes bajos, pero más vale que tenga previsto un escenario de más ataques pues el senador es, para más de uno, el enemigo a vencer en el 2018.

CHAN, chan, chaaaannnn…

 

Cap Moi

 

NOMÁS LE FALTA su escudo de Capitán América –y la altura la musculatura–, pero Moisés Grajales no los necesita en su diaria tarea de pepenar malandrines en el Tuxtla Gutiérrez que le encargo su jefazo Fer Castellanos.

RECIÉN, en el puente de la Constitución, los muchachos del Cap Moi detuvieron a un par de malosos, en una de las revisiones de rutina que realizaba en el centro de nuestra capirucha.

FUE UNA NOTICIA apagada en el maremágnum informativo porque ahí no había propagandistas del feisbuk o tuiter pero sí una reacción inmediata de polis con vocación de servicio.

EL CASO viene a cuento porque el alcalde Fer le apostó al Cap Moi y este compita, ya montado en el macho, no se arruga y actúa sin titubeos ante una delincuencia que, aunque “común”, no deja de ser delincuencia.

HABRÁ que estar muy atentos de este “trabajo hormiga” que hace la alcaldía de Tuxtla pues gracias a ese día a día, la capirucha ha impactado el robo a casa-habitación, el dolor de cabeza de cualquier gobierno.

EL CAP MOI está demostrando que puede reinventarse a sí mismo, dejando en el pasado sus errores etílicos que tanta (mala) fama le dieron durante un pedazo del sexenio anterior.

LO IMPORTANTE ahora es que, inmerso en el tema de seguridad, con estudios de posgrado en la materia, despliega todita su convicción por hacer de Tuxtla la ciudad segura a la que tanto se aspira en (man)tener.

ASÍ QUE YA LO SABE: acá en Conejolandia tenemos a nuestro propio Capitán América, aunque sin escudo ni la altura ni la musculatura, pero con hartas ganas de pepenar malandrines, el Cap Moi.


CACHIVACHES: EN UNA BULLA entre particulares quedó el supuesto “atentado” contra un (dizque) activista de Tuxtla, a quien le propinaron un par de zapes porque su hermano, una de las fichitas del fraude Que Viva el Centro y quien por cierto se encuentra prófugo debido a ello, nomás no le pagó por esos trabajos y, en represalia, le puso una calentadita a su bro que se le atravesó…