Letras en su Tinta

UNA ALIANZA política entre la chiapaneca Elba Esther Gordillo y el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador estaría en puerta.

ESTE PACTO entre sureños, que junta al agua y el aceite en política, el combatiente de “la mafia del Poder” y una de sus (ex)máximas exponentes, habrían logrado su encuachamiento no tanto por sus diferencias sino por una coincidencia: su odio (o venganza) al PRI.

LA FUERZA de la mítica profesora no tiene desperdicio pues ya se sabe que sigue teniendo un partido político, Nueva Alianza, a sus enteras órdenes, incluso aunque esté recluida.

ELECTORALMENTE, el PANAL vale entre 3 y 4 por ciento, como sucedió en 2012, con casi dos millones de votos logrados para el Congreso de la Unión, y casi un millón 300 mil votos (2.3%) con el suspirante Gabriel Quadri (aquel de la combi y mirada arrecha a edecanes).

LA COMITECA ya había tirado una línea en la pasada elección del Estado de México, cuando trascendió una reunión donde Luis Castro, el embajador elbista en su PANAL, prometió respaldo político a Delfina Gómez, la candidata de MORENA.

ELBA Esther no se equivoca en pactar con AMLO, a quien linchó en el pasado (calderonista) por ser “un peligro para México”, pues sabe que es su tabla de salvación política, no sólo de excarcelación sino hasta de redención política.

VER PARA CREER: otrora aliada al PRI, ahora la abeja reina del PANAL se anidará en MORENA.

CHAN, chan, chaaannn…

 

Ciber-celeb

 

ALGO anda mal cuando una funcionaria empieza por “aclarar” en redes lo que es un embargo fiscal y termina muy sonriente actualizando su foto de perfil.

LA FRIVOLIDAD jamás ha combinado con la política, de tal manera que a Silvia Arely Díaz Santiago no le vendría nada mal tomarse un curso de comunicación política y olvidarse de su afición por las páginas de Sociales.

LA Coordinadora de Política Fiscal del ayuntamiento tuxtleco no le ayuda a su jefe, Fernando Castellanos, el mandar un “mensaje a los medios” con la (presunta) explicación de un procedimiento judicial.

NO CREO, tampoco, que la instancia a su cargo haya despojado a nadie de su propiedad quesque por el incumplimiento del pago predial, pues no se necesita ser abogado para saber que eso es ridículo.

LO MALO es que doña Silvia Arely, en vez de aclarar los procedimientos a su cargo, opte por soltar tuitazos (incompletos e insuficientes) sobre su labor como servidora pública.

A NADIE nos gusta un cobrón o cobrona, como el papel que tiene la susodicha, pero si a la gente se le explica qué hacer, y a los ajenos nos lo aclaran, no se tendrá la percepción de una acción de gobierno alevosa.

[O MEJOR todavía: si esas coberturas periodísticas tiene un trasfondo que no es informativo, pues entonces a desnudar el verdadero motivo, si es que lo hubiera.]

ASÍ, en vez de tener a una ciber-celebridad de Tuxtla, una socialité coneja que actualice su foto de perfil en redes sociales, el ayuntamiento de nuestra capital tendría a una ejemplar recaudadora de impuestos. ¿No cree usted?

 

Mosqueteros

 

PUGNAN por la transparencia, aunque no tengan ni paga para sus viáticos.

ME LATE el nuevo modo de andar de la tríada de comisionados del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), reuniéndose aquí, allá y acullá.

NUNCA se les había visto juntos a los tres pero ahora Ana Elisa López Coello, Adriana Espinosa Vázquez y Hugo Villar Pinto andan moviditos.

EN POQUITO más de un mes, se han reunido con el árbitro electoral Oswaldo Chacón, con el fiscalizador Alejandro Culebro o han participado en una reunión nacional con Francisco Javier Acuña, éste mero chief del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

SI LA TRANSPARENCIA en México llegó para quedarse, Chiapas está haciendo su chamba con la plena convicción sexenal de que no haya opacidad.

EN FIN, este trío de compitas serían algo así como los (nuevos) mosqueteros de la transparencia aldeana, donde son tod@s para uno y uno para tod@s.


CACHIVACHES: JÓSEAN debería dar santo y seña de sus (presuntos) desprestigiadores “desde el interior del PRI”, pues esas “agresiones injustificadas” no pararán hasta que exhiba públicamente a sus malquerientes… “LO QUE MÁS me duele de morir, es que no sea de amor”. Lo escribió Gabriel García Márquez en El amor en los tiempos del cólera

09/Mayo/2017
*PRI. Ni tribus ni corrientes
*PAN-PRD. ¿Viene a Chiapas?

*PRI. Ni tribus ni corrientes

*PAN-PRD. ¿Viene a Chiapas?

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

SI ALGO tiene el PRI, es que representa muchos PRI’s.

NO SON TRIBUS ni corrientes, como en otros partidos que se destruyen a sí mismos y a sus dirigencias.

A DIFERENCIA de azules o amarillos, los tricolores tienen estructura real “abajo” y pueden minar cualquier liderazgo.

POR ESO no es desestimable la ola de moviditos como Jósean, Sergio Lobato o Aquiles Espinosa, quienes no por casualidad han sido dirigentes estatales.

ESOS PRIÍSTAS inconformes han dado muestras sobradas de que no se conformarán con migajas, ni con intentos de cooptación, sino que pelearán espacios de poder que, hasta ahora, no les ha dado el otrora partidazo.

ES MUY PROBABLE que la línea esté definida ahora, pero tampoco es definitiva porque, si hay algo seguro al interior del PRI, es la incertidumbre.

EXPLÍCOME: ¿Quién podía pensar, en 2012, que la alianza del PRI con Elba Esther Gordillo y su PANAL se caería? ¿Y que la misma Elba Esther terminaría en la cárcel, producto de una fractura al interior de esos grupos políticos?

LOS PRIÍSTAS saben que sólo hay coyunturas políticas y los destinos políticos se construyen a partir de realidades, no de expectativas ni (mucho menos) deseos personales.

EL HUMILDITO Willy Ochoa, por ejemplo, no representa nada ni a nadie (bueno, ni siquiera llega a sus sesiones legislativas), pero sus paseos de priísta “en acción” representan una válvula de escape para los tricolores insatisfechos.

LAS FUERZAS allá “abajo”, donde se mueve el verdadero partidazo, están aletargadas pero no muertas y son las mismas que se han ido a otras estructuras partidistas, en calidad de prestadas, en cuerpo de otro membrete político pero en alma priísta.

[CON DECIRLE que los rojos ni siquiera se han pensado verdes, pese a que el tucán los ha acompañado desde el 2012 y que, incluso, les ha dado chuleta desde entonces.]

YA VEREMOS quién tiene el talento y la habilidad para aglutinar a todas esas fuerzas priístas que se mueven de a poquito pero podrían provocar una marejada que sepulte las aspiraciones de quien se cree ya con el dedazo a favor.

AL TIEMPO.

 

PAN-PRD

 

SI EN EL EDOMEX, la azulada Chepis declina a favor del amarillo Jhony, para evitar que el PAN caiga al cuarto lugar, se está jugando una premonición política: una eventual alianza PAN-PRD en el futuro inmediato.

ES MUY PROBABLE, en virtud de que los amarillos están cacheteando las banquetas de la impopularidad, que primero le toque a los azules desistir para luego a los amarillos les toque apoyar.

EXPLÍCOME: el PRD no tiene cartas presidenciales de peso (ni siquiera Miguel Mancera, que apenas rasguña el 7 por ciento de conocimiento), como sí las tiene el PAN con Ricardo Anaya, Margarita Zavala o Rafael Moreno Valle.

Y SI ESO sucede allá en las nubes políticas, acá en el rancho amado, una alianza PAN-PRD es absolutamente viable porque esos partidos ni siquiera existen ya como instituciones sino sólo gracias a su registro nacional.

EN 2015, por ejemplo, sus intenciones de voto se fueron al quinto y sexto lugar, atrás incluso de las franquicias locales Mover a Chiapas y Chiapas Unido.

EL PAN, incluso, después de dos sexenios al hilo en Los Pinos, no alcanzó siquiera un diputado local de mayoría y, los que tiene, llegaron por la vía plurinominal (su –dizque– mandamasa estatal, Janet Ovando, no logra destrabar el trabuclo de ser lideresa de los azules).

DEL PRD, ni hablar, pues su presencia en Chiapas es meramente decorativa, simbólica, con un par de alcaldías de escasa población y su dirigente César Espinosa resultó dar más pena ajena que resultados políticos.

EN BUENA castilla, lo que le quiero decir es que será muy fácil, para cualquier suspirante, enamorar a esos membretes para que se unan a su causa, en virtud, además, de la polarización política que se ha dado.

YA VEREMOS quién es el guapo que está dispuesto a cautivar a las membresías azules y amarillas acá en el rancho amado, si no es que ya empezó a seducirlas desde hace rato.

CHAN, chan, chaaaannnn…


CACHIVACHES: “JAGUARES es de Chiapas y permanecerá en Chiapas”, aclaró Carlos López Chargoy, dueño del club, al sitio informativo MedioTiempo, quien de paso admitió que la franquicia devaluó su valor un 80 por ciento… LOS CONTENIDOS triple equis del Instituto de Elecciones no fueron por un hackeo, como era previsible “aclararlo”, sino porque la cuenta institucional está vinculada a la cuenta personal de un compita que es afecto a la difusión de esos singulares sitios (gay) de entretenimiento para adultos; ya nomás falta que el despistado Oswaldo Chacón se dé cuenta de las debilidades de sus colaboradores, a menos, claro, que él mismo las consienta… QUESQUE el góber nayarita, Roberto Sandoval, mero cunca de un chiapanecazo de la Costa, podría tener la misma suerte que el veracruzano Javier Duarte, por lo que ese compadrazgo podría traer consecuencias funestas para la vida política transexenal del susodicho…