Letras en su Tinta

LUIS Armando Melgar se perfila como el macizo suspirante en la sucesión 2018, ante el inminente destape presidencial de José Antonio Meade.

EL COMPA LAM resultará ser el tercero en discordia de una férrea disputa entre Roberto Albores Gleason y Eduardo Ramírez Aguilar, quienes no tendrán de otra que alinearse a refrendar la alianza Verde-PRI.

LA CLAVE mayor de su (aún soterrada) unción habrá sido el poder de TV Azteca que lo acuerpa, pero está lejos de ser su único activo.

EL TAPACHULTECO rato hace que tiene estrechos y sólidos enlaces con grupos empresariales del país, pesos muy pesados capaces de pasar (o retirar) la charola.

LUIS ARMANDO es tan cercano al (casi) destapado Pepe Meade que sería, de menos, secretario de Economía, pero optó por aguantar y tejer, en los últimos meses, el cierre de filas a su favor para ubicarse solo en el hándicap a Palacio.

LAM replicará el “modelo Meade”: no es tan conocido pero sí quien menos negativos tiene y cero escándalos por corrupción; lo demás, se lo dará la cargada, tanto del PRI como del Verde, para hacerlo el futuro gobernador del sexenio 2018-2024.

EN EL CAMINO, Luis Armando deberá tejer fino para (re)conciliar los intereses de un Rocko que indudablemente aún soltará pataleos (por el grupo de Aurelio Nuño que lo acuerpa) y un ERA quien, por sobrevivencia política y por disciplina, no tendrá más opción que alinearse.

A LAM le tocará, eso sí, el tremendo desafío de demostrar, desde ahora y en la venidera campaña, por qué es la mejor opción política y evitar repetir lo sucedido hace casi veinte años, en el 2000, con una imposición sin carnita como fue la de Sami David y, en la presidencial, con Francisco Labastida.

YA VEREMOS cómo se reinventa Luis Armando Melgar, a quien sólo le falta el sprint final de la carrera a Palacio de Gobierno.

 

“Todos”

 

SI ALGUIEN ha compartido una mesa donde haya estado Julián Nazar, diputado federal y mandamás del PRI aldeano, habrá escuchado no sólo sus chistes picantes sino su presunción de sumar a todos... o casi.

TÍO JULIÁN, quien dará una dura pelea para lograr la candidatura al Senado, dice para todo aquel que quiera oírlo que al PRI llegó a escuchar a todos y abrirles las puertas a todos.

“PERO LA PUERTA está abierta también para aquellos que ya están afuera pero que se quieren hacer los falsos mártires, bandidos disfrazados de redentores”, dicen que dice el personajazo.

FIEL a su estilo, suelta mordaz con clara dedicatoria: “Esos Quejitas sufren de demencia senil pues se quejan ahora de no ser beneficiarios de métodos que antes sí les favorecieron”

Y REMATA: “Nada tienen qué hacer ya en el partido, han sido expulsados del paraíso tricolor por su negro historial, por una ficha roja que los mantiene a raya y los volverá a hundir”.

TÍO JULIÁN sale luego en defensa extrema de su ex archirrival Roberto Albores Gleason, con quien selló una alianza política para cumplir uno de sus sueños: ser presidente del PRI-Chiapas.

EL OTRO anhelo del mero mero de la CNC del PRI es llegar al Senado, en su tercer (¿y último?) intento, pero aclara que, si no lo logra, “no me pandeo” y se alineará para hacer ganador a quien sea su candidato presidencial y a góber para el 2018.

EN FIN, para quien conoce a Julián Nazar, aún habrá muchas (re)mesas por escucharle, de aquí al histórico 1 de Julio de 2018.


CACHIVACHES: LA PRIMERA fórmula al Senado será, de manera inédita, no para el descalabrado a la gubernatura sino, (también) para un tercero en discordia que por ahora vive en un destierro político pero que volverá (recargado) por sus purititos fueros (y, obvio, por ser mero cunca de Pepe Toño Meade)… QUESQUE el Frente Opositor va a terminar divorciándose del PRD, a quien dejarán solo, reveló el experimentado e informadísimo periodista Raymundo Riva Palacio, lo cual se traducirá en que Miguel Mancera será el candidato presidencial del PRD…

07/Noviembre/2017
*7-S, pasarela de presidenciables
*Tuxtla, el pastel(ote) de 2018

*7-S, pasarela de presidenciables

*Tuxtla, el pastel(ote) de 2018

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

LA PASARELA presidencial definitoria, en la antesala del destape, resultó ser Chiapas con la presencia de José Antonio Meade, la semana pasada, y Miguel Ángel Osorio, ayer, con motivo de la reconstrucción por el 7-S.

LOS DOS FINALISTAS del hándicap 2018 tuvieron su cariñoterapia durante un mes, poniendo a prueba todita su capacidad resolutiva, echados al ruedo político por su mismísimo jefazo el Presidente.

TODO indica que quien cruzará la meta de ganador será Pepe Toño, el ministro de Finanzas que ha servido en dos gobiernos distintos; un técnico que habrá vencido al político.

EL DESTAPE del bueno del PRI se tiene previsto, por oficializar, el 27 de noviembre; a partir de esa fecha, no habrá quién contenga la bufalada y los destapes estatales vendrán en cascada.

SERÁ la coronación de una carrera presidencial atípica, donde se tuvo incluso que “abrir” al propio PRI, quitarle candados de elección popular a su candidato presidencial, con tal de que pudiera colarse Pepe Toño Meade.

[En 1988, en la convulsa sucesión de Carlos Salinas de Gortari, el candidato presidencial emergente tras el asesinato de Luis Donaldo Colosio, Ernesto Zedillo, si bien fue también un técnico, era “de casa”, totalmente identificado con la militancia del PRI.]

EL PRESIDENTE Enrique Peña Nieto se habrá impuesto el desafío político más grande en la historia del PRI: ganar Los Pinos con un candidato no priísta, desde el tercer lugar de las preferencias electorales.

CHAN, chan, chaaaannnn…

 

Pastel

 

¿TUXTLA es “priísta”, panista o perredista?

PORQUE ACÁ en la capirucha gobernó el PAN cuando en Los Pinos despachaba el PRI y su diputado federal era perredista.

EL CHILMOL político azul/rojo/amarillo responde al tamaño del desafío que le tocará en la venidera elección del 2018, con la inclusión de Morena en el espectro político.

SI EN 2015 la pelea fue entre dos –el Verde-PRI vs el PAN–, ahora, tres años después, la furia popular contra el sistema tendrá a los morenos para repartirse el voto de castigo.

[RECUÉRDESE que hace tres años, MORENA se colocó en el tercer lugar, con 15 mil votos que casi igualan al voto duro del PRI y apabullaron al PRD pues los amarillos sacaron apenas poco más de 2 mil sufragios.]

A MENOS, claro, que la tuxtlecada concentre todita su furia contra los partidos tradicionales, “la mafia del PRIAN”, como le gusta decir al Peje, para apuntalar a quien sea que enarbole al inexistente MORENA en Tuxtla.

[RECUÉRDESE también que el candidato de MORENA, el ex líder magisterial Víctor Manuel Ancheyta, tuvo el desatino de “declinar” a favor del PAN, lo cual sólo fue para la foto pues, en los hechos, la gente votó por MORENA.]

SI FER Castellanos apenitas machucó la victoria, después de un tortuoso poselectoral que sólo evidenció el fuego amigo y el frote de manos de los enemigos, la repartidera del pastel que viene será igual de complicada.

NADIE puede darse por ganón con una estructura de apenitas 20 mil votos, ni siquiera multiplicándola por dos, pues una alta participación, como se prevé, matará cualquier voto cautivo de cualquier partido político.

LA PARTICIPACIÓN en 2015 no alcanzó ni el 50 por ciento del padrón (46 por ciento), que ahora se espera mucho más, como el 65 por ciento que registró en 2012, por tratarse de una elección concurrente, motivada por el relevo presidencial y de todos los otros espacios.

POR ESO Tuxtla se convierte en el pastelote que viene, donde no hay nada para nadie, ni siquiera para la oposición, mucho menos para la alianza que gobierna pues el ánimo de la tuxtlecada es veleidoso, temperamental.

PORQUE la tuxtlecada ha sido capaz de darle su voto a un azul al inquilino del Palacio Municipal, a un rojo en Los Pinos y a un amarillo en la Cámara, es que la elección en Tuxtla, aún con personajes alto perfil, se convierte en un volado.

AL TIEMPO.

 

CACHIVACHES: MUCHAS respuestas se esperan luego de la tremenda explosión de fuegos pirotécnicos que se suscitó en pleno centro urbano de San Cristóbal de las Casas, muy cerca de la plaza de toros La Coleta…