Letras en su Tinta

A UN PAR de semanas de iniciar el proceso de registro para nuevo Rector, la UNACH puede definirse en negativo: en lo que NO necesita.

Y NO ES JUSTO que perviva la prebenda, transformada en promesa de hueso (llámese plaza o recategorización), a cambio de alguna firma “de apoyo”.

LA UNACH no necesita más recomendados para la colina universitaria, sea por amiguismos o compadrazgos.

CUALQUIER aspirante a Rector no debe cobijarse más en eventuales grupos de choque que son una velada amenaza de tácito chantaje.

MUCHO menos en la pleitesía al Poder, sea del color que sea, quemándole incienso un día y soplando las cenizas mañana.

PRIVILEGIAR el espíritu académico, por encima del influyentismo, y plantear mecanismos de rigurosa evaluación, es lo que debe prevalecer en el aula, tanto para la chaviza como para la maestrada.

LA UNACH no puede ser ya reducto de fósiles suspirantes, anclados en el pasado y su más dinosáurico andar.

[EL BOTÓN de muestra de que sí se puede ser diferente la dio el rector de la UNAM, Enrique Graue, quien encabezó la reciente y muy digna lucha contra los porros.]

DEFINIDA la exclusión –de todo lo malo que pervive en la UNACH–, ahora incluya a todo nombre que sí puede oxigenar a nuestra máxima casa de estudios.

OJALÁ que la venidera sucesión nos sorprenda con un nuevo espíritu y convicción en la comunidad universitaria, especialmente incluida su Junta de Gobierno, ésta tan mermada en su credibilidad.

SEGURO que los vientos de cambio del país soplarán también en la UNACH.

 

MVC-Ruti

 

“MIENTRAS una nueva historia sexenal empieza a forjarse acá en Chiapas, el próximo 9 de diciembre un ex gobernador construirá (hasta ahora sólidamente) una propia.

“EL GÜERO-Lek regresará al Senado, en un empoderamiento inédito en un mandatario saliente, típicamente mermado y con camino directo al ostracismo.

“MANUEL Velasco Coello supo forjar su salida sexenal y se volvió no sólo útil sino indispensable políticamente, al ser el puente entre los opuestos Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto.

“Y COMO en México la vida se mide en sexenios, al menos en el que viene, el de las siglas MVC seguirá teniendo oxígeno político.

“NO SERÁ una pieza de museo ni un patético estorbo del pasado, como los dos últimos ex’s; más bien, será un aliado fundamental pues si alguien creyó en Ruti, ése fue precisamente MVC al nombrarlo Magistrado Presidente, lo cual le dio la catapulta política necesaria para llegar a Palacio.

SI QUIERE saber qué sigue, córrale por su Tintota impresa, donde podrá leer un análisis prospectivo de los escenarios políticos que tendrá Chiapas en el venidero sexenio de AMLO.


CACHIVACHES: POS QUE sí, sí y sí, el junior Noé Castañón le dice a todos sus cuates que sí tomará protesta como Senador, aunque ayer MORENA bajó el tema del “Orden del día” porque insiste en que el susodicho concluya los procesos jurídicos pendientes…

01/Noviembre/2017
*Entronizado ‘Rocko’, el ‘tucán’ volará
* ¿Aguantará ERA el paso transexenal?

*Entronizado ‘Rocko’, el ‘tucán’ volará

* ¿Aguantará ERA el paso transexenal?

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

EL TRIUNFALISTA PRI

EMBRIAGADO de triunfalismo, el PRI se apresta a consumar la imposición de RAG pichito, reacomodando las fuerzas políticas en Chiapas y provocando el vuelo migratorio del tucán.

AUNQUE es ilógico pensar que el tricolor asuma que puede ganar solo –pues desde el 2000 tiene perdida la plaza–, el partidazo se afianza en su propia línea (perdedora).

SU ALIADO nacional, el Partido Verde, que allá en el centro político da un apenitas 6 por ciento, acá es la primera fuerza y aporta el 45% de la votación, como lo demostró en la elección presidencial del 2012.

[ESA PRETENSIÓN del PRI por avasallar al PVEM, pierde de vista que la sigla tricolora se encuentra en el tercer lugar de las preferencias electorales.]

ESE PRI obcecado habrá provocado que la sigla del tucán emigre de la alianza que mantenía y, que ya se ve, no aguantará el paso transexenal pues el PVEM debería ser mano en elegir suspirante.

NO SE ENTIENDE por qué el PRI, con tan pocos cuacos de peso en el hándicap nacional, se empeña en imponerse en Chiapas, pasando por alto el capital político del Güero-Lek.

A FINAL de cuentas, el suspirante más avanzado del sexenio, Eduardo Ramírez Aguilar, terminará (re)colocándose con otras fuerzas políticas, incluso yendo solo con los chiquipartidos Podemos Mover a Chiapas y Chiapas Unido.   

 

***

 

LALO Ramírez trae el peso de ser el hombre de la mayor confianza política del gobernador, pero también ha forjado su propia leyenda.

SU COLMILLO político es ya prolongado a sus apenas 40 años de edad: Presidente municipal, diputado federal, secretario de Gobierno, Presidente del Congreso y mandamás estatal del partido en el Poder.

OSÉASE que, en el peor de los escenarios, Lalo ya es Candidato a Senador por el membrete que sea.

SU DESAFÍO ahora es mayúsculo: arriesgarlo todo por ser el sucesor de su amigo MAVECO; o bien, replegarse y “asegurar” una curul en el Senado.

LA DISYUNTIVA, para el propio equipo de ERA, no es una opción pues saben que el capital político es irrepetible y es ahora o nunca que se le jugarán “con todo y hasta donde tope”.

Y AUNQUE más de uno no lo crea, Lalo ha cincelado su propia carrera política, aunque lejos del Efecto Güero que en 2012 aplastó a sus adversarios.

LA SUCESIÓN está parejera, rondando en un 30 por ciento de las preferencias entre suspirantes, por eso es ahora tan disputada y competida.

AUNQUE algo, por ahora, es seguro: Lalo trae el peso de ser el hombre de la mayor confianza política del gobernador y eso vale su peso en oro.

 

***

 

LA PELEA parece ser entre dos, reducida a Rocko y Lalo, pero la realidad es que el encontronazo PVEM-PRI abrirá (abrió ya) otras posibilidades: en el Frente Ciudadano, en Morena.

Y LA MAYOR de las disputas, tras la definición del moreno Rutilio Escandón, estará en el Frente que PAN, PRD y MC edificaron.

EL FRENTE es un espacio inmejorable de oportunidad en el que pueden transitar desde María Elena Orantes, como “mano” al tener a MC en esa alianza, hasta el propio Jósean, quien ya navega de “agente libre” aunque aún pertenezca al PRI.

FALTA ver si el Frente tiene acá su propio toque pues no hay que olvidar que, en la ciudad de México, el PVEM y Encuentro Social se sumaron a ese achigual de siglas de azules-amarillos-naranjas.

[EN BUEN castilla, eso significa que, hasta ahora, no hay coaliciones definitivas pues la fecha legal legítima es hasta el 15 de enero.]

UN GUIÑO de lo que puede construirse, es la determinación del PAN de “abrirse” a hacer alianzas no sólo con partidos sino con organismos ciudadanos, exceptuando al PRI.

¿SERÁ que veremos a Lalo Ramírez en una alianza PAN-PRD-PVEM y la chiquillada Mover y Chiapas Unido, para enfrentar al avasallador suspirante priísta de alias Rocko?

CHAN, chan, chaaaannnn…