Letras en su Tinta

EL SUSPIRANTE presidencial José Antonio Meade recolocó geográficamente a nuestra entidad y decidió empezar su precampaña nacional acá en Chiapas, “donde empieza México”.

ALGO, y muy bueno, se está gestando cuando el no priísta precandidato del PRI decidió arrancar en el sur, y no en el norte, su camino hacia Los Pinos, en señal de un “reencuentro por nuestra grandeza del norte y del sur”.

PEPE, como le dicen sus amigos, llegó anoche a Tuxtla Gutiérrez, en el vuelo comercial de las 18:40 horas, acompañado de su esposa Juana Cuevas.

CENARON con el Güero-Lek y de inmediato se fueron a San Juan Chamula a un multitudinario evento, al cual acudió el gobernador en calidad de “un militante más” del PVEM, por lo cual pidió se le descontara el día.

AHÍ, ante indígenas tzotziles y ataviado con la indumentaria indígena, refrendó por qué quiere ser candidato presidencial: “para cerrar las brechas que nos separan entre el México que somos y el que soñamos”.

CON SEIS grados centígrados de frío, Pepe Mid se puso hasta metafórico y aludió a la hora de arranque de su precampaña: “Elegimos esta hora para decir claro y fuerte que no hay un solo minuto que perder en la tarea de hacer a México más grande y más justo”.

EL SUSPIRANTE presidencial tendrá hoy un desayuno con empresarios y, al medio día, un encuentro con la militancia del PRI y del PVEM.

 

Los símbolos

 

SI LA POLÍTICA está llena de símbolos, Pepe Mid lanzó varios con su presencia acá en Chiapas:

SU RECONCILIACIÓN con el sur, su compromiso con las etnias, su implícita vocación del combate a la pobreza y, parafraseando el himno a Chiapas, el hacer retornar las horas serenas entre el PRI y Verde.

ARRIBA, en el templete colocado justo enfrente de la emblemática iglesia de San Juan Chamula, además del anfitrión, el Güero-Lek ataviado también con su vestimenta Chamula, lo mismo estuvo Roberto Albores que Luis Armando Melgar, Neftalí del Toro que Emilio Salazar; y antes, en el aeropuerto, Meade fue recibido por Eduardo Ramírez.

DIAMETRAL perspectiva conceptual al dejar a Chiapas como “la última frontera” y recolocarlo en el mapa “donde empieza México”.

ES MUY PROBABLE incluso que, teniendo a un rival sureño, hasta su arranque de precampaña sea estratégico para competirle territorialmente.

SERÁ INTERESANTÍSIMO saber si vendrá de nuevo, si cerrará acá el proceso interno del PRI así como lo empezó; o bien, qué otras sorpresas tiene preparadas para establecer novedosos códigos políticos.

Y LO MÁS importante: si su discurso resulta tan innovador como su candidatura para convencer a priístas, y sobre todo no priístas, de otorgarle su voto el año entrante.

 

Limpio

 

LA SECRETARÍA de Salud que lleva el doc Paco Ortega pasó la prueba del añejo en eso de la fiscalización y así lo avalan sendos memorandos de la Secretaría de la Función Pública, la Contraloría General del Estado y la federal Secretaría de Hacienda.

PARA TALES dependencias, luego de una exhaustiva revisión de cómo se aplicaron los quinquirrines en todo 2017, las conclusiones fueron que “el control de los recursos fue adecuado” y “sin irregularidades detectadas”.

UNOS CUANTOS oficios no revelan el rigor y la limpieza con la que se trabajó en la SS, cuando Paco tomó el mando, sobre todo, con el antecedente de apechugar observaciones de errores administrativos ajenos a su gestión.

Y MIRE que las tres dependencias que auditaron a la casi siempre convulsa Secretaría de Salud no son, en absoluto, un día de campo, pues sus estándares de fiscalización son notablemente altos lo mismo en la SFP, Contraloría o la SHCP (imagínese las tres juntas).

LA MORALEJA del asunto es que si hay cuentas claras, también habrá amistades largas, buen sueño transexenal y, en una de ésas, hasta futuro político.


CACHIVACHES: “EN POLÍTICA, lo importante no es tener la razón sino que se la den a uno”. Lo dijo Konrad Adenauer

26/Noviembre/2017
*José Antonio Meade, el ‘cisne negro’ del PRI

*José Antonio Meade, el ‘cisne negro’ del PRI

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

SIN DESPISTE alguno, José Antonio Meade será el primer candidato presidencial externo del PRI y emprenderá el vuelo como el primer cisne negro del tricolor.

SU INMINENTE nominación a heredar Los Pinos se debe a que es una rara avis de la política mexicana pues no tiene “ni un milímetro de cola que le pisen” (López Dóriga dixit).

PEPE, como le llaman sus amigos, dejará en el camino a un peso pesado del tricolor, Miguel Ángel Osorio Chong, así como a otro influyentísimo peñanietista, también externo al PRI, Aurelio Nuño, además del madurito José Narro.

POR PRIMERA vez en sus 88 años de historia, el PRI nominará a un no priísta, a un “externo” que incluso ha tenido una fuerte identificación con el PAN, éste acérrimo rival del tricolor.

EL (RE)DESTAPE de Meade se confirmará muy pronto, cuando en una semana se registre y la bufalada apuntale al hombre cuyo desafío político será no sólo partir del tercer lugar de las preferencias electorales sino vencer al popular AMLO.

LOS RIVALES de Pepe Meade ya asistieron al confesionario de Los Pinos, donde su mero jefazo político ya les comunicó el amargo “tú no serás”.

TODITOS los (ex)suspirantes se disciplinaron, obviamente, pues saben que su pellejo transexenal está en riesgo, de tal manera que se advierte un inusitado cierre de filas tricolor en espaldarazo total a un no-tricolor.

 

Neoliturgia

 

CON LA INMINENTE entronización de Pepe Meade como candidato, el presidente Enrique Peña Nieto habrá reinventado una nueva liturgia del tapado.

“ENGAÑAR con la verdad”, como bautizó el colmilludo periodista Raymundo Riva Palacio al método de EPN para manejar su sucesión, logró el propósito de confundir a tirios y troyanos, incluso, cuando su brazo derecho, Luis Videgaray, se adelantó en nominar a su mero cunca Pepe Meade.

EL PRESIDENTE depara aún más sorpresas, por ejemplo mañana 27 de Noviembre, una cábala de EPN, como que su gallo sea (re)destapado al renunciar como secre de Hacienda.

NO HAY DUDA que el cinco veces secretario de Estado en dos sexenios de distintas membresías le dará algunas ventajas, algo así como un “comodín” partidista y, a la vez, sin herraje político.

 

Sus pistas

 

QUIEN lo ha seguido en su carrera profesional, saben que Pepe Meade es un tipo riguroso en lo que hace.

HABRÁ sido secretario de Estado cinco veces –dos con Felipe Calderón (Energía y Hacienda), así como tres con Enrique Peña Nieto (SRE, SEDESOL y SHCP–, luego de graduarse con mención honorífica en su carrera de Economía del ITAM y, al mismo tiempo, Derecho en la UNAM.

A SUS 48 años, puede presumir además un Doctorado en la prestigiosa Universidad de Yale, la tercera universidad privada más antigua de Estados Unidos.

OTRA pista de su trayectoria intelectual es que habla cinco idiomas y (man)tiene una inusitada cercanía con el círculo rojo de México, como escritores y analistas.

Y LA PISTA básica, la cualidad por la que EPN se decidió por él: no sólo tiene fama de honesto, sino que es honesto; un blindaje que necesita para la contienda presidencial cuya máxima bandera de lucha (del mordaz AMLO) será el combate a la corrupción.

POR AHORA, no se despiste: José Antonio Meade será el primer candidato presidencial externo del PRI y emprenderá el vuelo como el primer cisne negro del tricolor.