Letras en su Tinta

HOY termina el ciclo de Rutilio Escandón como Presidente del Tribunal y empieza uno nuevo como suspirante a góber bajo el cobijo de un fuerte movimiento nacional encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

RUTI revivió en el actual sexenio luego de que, durante el sabinato, le impusieron la Ley del Hielo por la animadversión de un colocho que nunca toleró le haya hecho el desdén político.

EL ORIUNDO de Carranza no sabía aún el tino de haberse desmarcado de un gobierno endeudador y persecutor con sus adversarios, lo cual le dio la autoridad moral para su renacimiento político.

ANTES, durante el pablismo, mantuvo una digna posición como el Senador de la República que, aunque de primer minoría, hizo la diferencia (el compa Ruti llegó a la máxima tribuna del país de la mano de Andrés Manuel como dirigente amarillo).

SU IRRUPCIÓN en la política aldeana se dio a su regreso de su preparación académica, desde el Norte del país, cuando quiso ser diputado local y el alborismo le hizo fraude en su natal Carranza.

LA DISCIPLINA y congruencia política lo colocó en la lucha del 2012, cuando hizo público su voto por el amigo de su familia, el joven Manuel Velasco Coello, sumándose a ese fenómeno político llamada Güero.

SU PERFIL de abogado fue ideal para encabezar, como Magistrado Presidente, el Tribunal de Justicia de Chiapas, en un parteaguas de la vida jurídica del país, donde transitó a los juicios orales, colocando a esa institución en el top ten de los mejores tribunales del país.

AHORA, con la experiencia de los años, la congruencia de sus luchas partidistas, y su impecable trayectoria personal como padre de familia, se catapulta a ser un fuerte rival como casi candidato de Morena a la gubernatura.

SIN DUDA, con Ruti en las boletas de este 2018, habrá tiro.

 

Ex vs Ex

 

¿QUÉ EX GÓBER anduvo muy activo en la Ciudad de México tratando de contener el activismo de otro ex góber?

QUIENES lo vieron, cuentan que le volaba el pelito de oficina gubernamental en oficina gubernamental, para plantear los riesgos de lo movidito de su archirrival.

SU CHAROLA como diplomático era su derecho de picaporte para reunirse aquí, allá y acullá, con tal de tratar de contener a quien enjauló y le tiene un indescifrable odio.

ESPECIALMENTE, ahora que, paradojas de la vida, ese ex góber que tanto lo odia está allanándole el camino a otro de sus enemigos jurados, el mismo contra el que le colgó una ficha de interpol que lo mantuvo a salto de mata.

[LA PERVERSIDAD en política no tiene límites pues apenas hace unos meses lo estaba linchando en redes y ahora hasta lo anda ayudando para entronizarse como candidato amarillo.]

QUIZÁ ese compita, que se tomó la molestia de venirse de los yunaites para “alertar” del renacimiento de este ex góber en estratégicas oficinas de gobierno, tiene miedo de ser medido con la vara que él midió.

YA VEREMOS si se consuma este ajuste de cuentas entre este par de fichitas políticas que, aunque pase el tiempo, se siguen odiando después de mantener un dulce amasiato.

CHAN, chan, chaaannn…

 

CACHIVACHES: ¿QUÉ FUNCIONARIO unachense, quien se jura y perjura leal al güerismo, es un pagudo accionista de un impreso que, un día sí y el otro también, golpea duro y directo al inquilino de Palacio? A ver, a ver, adivínele, que no hay muchos especialistas en la tenebra… EL ESCÁNDALO de las supuestas tarjetas clonadas de Bansefi debe ser investigado a fondo, más alláde un simple boletín de la dependencia que encabeza el polémico Virgilio Andrade, pues ya hasta la CNBV admitió que algunas tarjetas de acá fueron cobradas en Veracruz, Jalisco y Quintana Roo…

12/Diciembre/2017
*Pepe Meade, su bautizo Verde
*La plana mayor del PRI, presente

*Pepe Meade, su bautizo Verde

*La plana mayor del PRI, presente

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

A mi hermana Lilia, Lupita ‘forever’ aunque no le guste, en su cumpleaños

 

MUY MUSICAL estuvo el bautizo verde de Pepe Meade.

AL FIRMAR la plataforma política del Verde, y refrendar la alianza PRI-PVEM por segundo sexenio consecutivo, Meade tuvo su pasarela tucanesca.

EN EL IMPROVISADO nido de los tucanes, el World Trade Center, en la ciudad de México, Carlos Puente, recién electo dirigente nacional del PVEM, presentó a su abanderado presidencial: “Es el hombre que transformará México”.

LA ROLA “Vivir mi vida”, de Marc Anthony, fue adaptada como canción de campaña: “Con-Pepe-Mid, voy-a-ganar… y-el-Partido-Verde-lo-va-a-apoyar”.

OTRAS rolas, Four babies de Maluma y La Mordidita, de Ricki Martin, fueron modificadas para promocionar al aspirante presidencial que mutó en verde con un chaleco de ese color.

AL PASE de lista, Carlos Puente saludó a Jorge Emilio González, Arturo Escobar y al ausente gobernador de Chiapas, quien se lleva espontáneos y sonoros aplausos y se le reconoce “la fortaleza del Verde en Chiapas”.

MENCIONAN también a Eduardo Ramírez, éste flanqueado por la plana mayor del PRI, a quien le piden lleve “un afectuoso saludo” a MVC.

 

Primera fila

 

EN PRIMERA fila, estaba la plana mayor del priísmo: Enrique Ochoa Reza, con un chaleco de vestir en verde; y Claudia Ruiz Massieu, enfundada en un vestido escarlata.

TAMBIÉN, César Camacho Quiroz, coordinador de los diputados del PRI, y Emilio Gamboa Patrón, mandamás de los senadores del tricolor, este último flanqueado por Jorge Emilio González y el coordinador de los diputados del PVEM, Chucho Sesma, además de Aurelio Nuño, coordinador de campaña de Meade.

DOS CHIAPANECOS se caracterizaron por un traje negro en rigurosa corbata verde –Lalo Ramírez y Emilio Salazar– pues Fer Castellanos portaba una chamarra verde.

PRESENTE también el senador Luis Armando Melgar, entre las fuerzas vivas del tucán, quien luego subió a su tuiter una foto en compañía de su amigo, el aspirante presidencial.

EL MENSAJE de Pepe Meade, quien siempre estuvo acompañado de su esposa Juana Cuevas, fue de construir un mejor México y dar siempre un impulso a la mujer.

ENSEGUIDA, se puso hasta metafórico: “No tengan duda de que vendrán tiempos verdes para México: el verde de la esperanza, de la prosperidad y del respeto”.

ASÍ, muy musical y entre vítores, la alianza PVEM-PRI quedó sellada por segundo sexenio consecutivo.