Letras en su Tinta

Jaguar

 

ESTE Jaguar sí tiene garra, se llama César Márquez y su domador es el legendario entrenador de box Nacho Beristáin.

EL BOXEADOR tuxtleco protagonizará la función estelar internacional “Orgullo por Chiapas”, a celebrarse este 2 de Junio en el Polyforum Chiapas.

ESTE PESO MEDIO se medirá con un colombiano para disputar el vacante Campeonato Centroamericano y del Caribe del Consejo Mundial de Boxeo (WBA, por sus siglas en inglés).

LA FUNCIÓN será histórica, nunca antes vista en Chiapas, ni siquiera cuando nuestro bien recordado Romeo Lacandón Anaya vistió de triunfo la Plaza de Toros San Roque con el campeonato nacional gallo en ese mítico 1972.

EL POLYFORUM vivirá un espectáculo internacional, a la altura de boxeador tuxtleco y pueblo chiapaneco, gracias a una alianza estratégica entre Nacho Beristáin y Tinta Fresca.

NO SE OLVIDE y agéndelo de una vez: la cita es el sábado 2 de Junio a las 20:00 horas en el Polyforum Chiapas, donde aflorará el “Orgullo por Chiapas”.

LOS BOLETOS estarán disponibles, a partir de hoy y hasta la fecha del evento, en Farmacias del Ahorro y el siguiente sitio de internet: www.superboletos.com

 

Divorcio

 

EL VERDE y el PRI consumaron el amor imposible que llegó al fin del sexenio, al irse cada quién con su candidato.

LA SOBERBIA de los rojos, de querer imponer gallo así fuera pisoteando la militancia de los verdes con especial arrogancia, fue la crónica anunciada de una ruptura, de un divorcio irreversible.

EL INSTITUTO de Elecciones avaló ayer la candidatura común, “La Fuerza de Chiapas”, que encabezará el Partido Verde junto con sus hermanitos Mover a Chiapas y Chiapas Unido.

EL ASUNTO irá de nuevo a tribunales pues el árbitro electoral Oswaldo Chacón bajó a su suspirante, Fernando Castellanos, y los perdedores, otrora socios, el PRI-Panal, impugnaron también tal candidatura.

QUEDA CLARO que a los rojos les faltó humildad y les sobró arrogancia extrema al dar por hecho que su “alianza” era un asunto consumado, desafiando al dueño del pandero que, aunque no les guste, termina el 8 de diciembre y hasta entonces pone el ritmo del baile.

ESTA SUCESIÓN quedará registrada en la historia de Chiapas pues, por primera vez en los gobiernos del nuevo milenio, el mandamás saliente se impone a los caprichitos de un clan de pichichis.

LOS ROJOS pueden sacar toditita su rabia y escupir todito el veneno que quieran a través de sus tecleadores a sueldo pero jamás podrán negar que la realidad política los rebasó y que ahora estén a un paso de ser arrojados al basurero de la historia.

EL COMPA Fer Castellanos será candidato de “La Fuerza de Chiapas”, aunque el asunto llegará a tribunales para que su nombre sea palomeado.

YA LO DIJO Juan Clímaco, un monje católico entre ascético y místico, autor del libro La escalera al Paraíso: “La humildad es la única cosa que el Diablo no puede imitar”.

 

CACHIVACHES: AL QUE COBRA como mandamás del PRI, Julián Nazar, le llueve sobre mojado pues luego de cáersele la alianza de su ahijado, trascendieron tremendas denuncias de suspirantes a quienes, según su dicho, les peinó unos buenos quinquirrines por ser candidatos y ahora se quedaron sin siglas qué abanderar…

29/Enero/2018
*PVEM. ¿Adiós a su alianza con PRI?
*¿Querrá Pepe desechar votos?

*PVEM. ¿Adiós a su alianza con PRI?

*¿Querrá Pepe desechar votos?

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

EL VERDE podría decirle adiós al PRI en un tris.

BUENO, en menos de 72 horas, para ser exactos, si los rojos no le informan al Instituto de Elecciones de Oswaldo Chacón cuál es el método interno de selección del candidato de ese montón llamado Todos por Chiapas.

Y SI A ESO le sumamos la rebeldía tucanesca de Eduardo Ramírez Aguilar, con una nueva concentración masiva de ayer domingo que puso a temblar a más de uno, los del PRI deberían serenarse.  

TODO este despiporre no tendrá fin en lo inmediato pues aún faltan dos meses, el 30 de marzo, para que cada partido registre a su candidato, si la alianza de Todos… revienta, como todo indica que así será.

LOS CEREBROS que maquinaron el dedazo jamás calcularon que el rebelde verde, el compa ERA, sacara las garras y su estruendosa voz encontrara eco en las primeras planas nacionales.

EL JAGUAR negro, un fenómeno político netamente local, catapultó a nivel nacional con el agandalle tricolor; y peor, cuando el acoso y la intimidación pasó a mayores, incluso al poner en riesgo su integridad.

LA PEOR forma del autoritarismo, un regreso al pasado, al jurásico tricolor, se hizo presente con la persecución de una averiguación previa y la irrupción policíaca, con las claras miras de aquietarlo y silenciarlo.

EL EFECTO fue contraproducente, desde luego, pues el susodicho convocó a sus seguidores a una “Marcha por la Dignidad”, en domingo, y la sorpresota fue la convocatoria de miles.

LA AMENAZA de encierro, que finalmente se frustró a juzgar por lo evidente, terminará por el entierro del dedazo y, por supuesto, el destierro de las formas más autoritarias de hacer política.

 

***

 

¿ESTÁ el candidato presidencial no priísta del PRI como para desperdiciar votos e imponer su ley (bueno, sus afectos) y desestimar a su aliado el Verde?

QUIZÁ Enrique Ochoa Reza tenga en su escritorio un diagnóstico que acá nadie comparte pues si insisten en la imposición, las cuentas no cuadran.

ES MÁS, hasta la dirigencia nacional del PVEM debería reflexionar la espalda que le dio al PVEM Chiapas pues hasta su registro nacional estaría en riesgo ante una inminente fractura en el tucán.

DESECHAR un millón de votos, que es lo que sacó el Verde en 2015, no creo que deba ningunearse, sobre todo, cuando el diagnóstico en nueve gubernaturas en juego no es alentador.

MIRE usted:

INDEPENDIENTEMENTE de si Morena gana o no la presidencial, es claro que al menos en tres estados lleva la de ganar: Ciudad de México, Morelos y Tabasco.

AHORA bien, de las seis que restan, quite a Jalisco, que es indiscutiblemente para Movimiento Ciudadano, así como Puebla, Veracruz y muy probablemente Guanajuato, que serán para el PAN.

OSÉASE que, como la canción de los perritos, nomás me quedan dos, dos, dos: Yucatán y Chiapas, la primera segura para el PRI y, nuestro rancho amado, puesta en riesgo por el propio tricolor.

VUELVE entonces la pregunta: ¿En verdad quieren poner en riesgo los votos de Chiapas en torno al candidato presidencial?

LA FÓRMULA está fácil:

SI QUIEREN a su candidato rojo, va, que compita; y que se respete al tucán y dejen a su respectivo gallo que compita solo; al final, los dos van a sumarle a un candidato presidencial que no está para despreciar votos.

SI PREVALECE la razón, por encima de la cerrazón y sinrazón, Chiapas tendrá un final electoral sino feliz, menos complicado, ante el avance de una franquicia MORENA que, cada día, despierta más simpatías.