Letras en su Tinta

Peso

 

LOS APOCALÍPTICOS vaticinaron catástrofe financiera si AMLO llegara a la presidencia y el dólar cerró ayer a su mínimo histórico: $18.60

EN BUEN cashlán, eso significa que el mundo veía con ansiedad un relevo democrático, un cambio de régimen.

OSÉASE que el presidente Andrés Manuel no sólo es la esperanza de México sino del mundo para que México le vaya más mejor de como le ha ido.

 

Diferente

 

GOBERNAR diferente, con austeridad, sin lujos ni privilegios, es la línea que les mandó el futuro presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a sus correligionarios morenistas.

CON EL AMLO Style, al citar a todos sus compas electos de todo el país en la mismísma Ciudad de México, corazón político del país, se advierte una clara refundación del presidencialismo.

NO SÉ si esté mal o no, lo cierto es que a muchos mexicanos les encanta que le digan qué hacer e incluso cómo hacerlo, antes que preguntarle qué piensa o propone acerca de tal o cual asunto.

LOS PSICOHISTORIADORES advierten que la obediencia está en el ADN del mexicano, primero fue un Tlatoani, luego un Virrey y ahora un Presidente al que se le sigue, de tal manera que acatamos y hasta nos gusta la línea.

SI TAL APRECIACIÓN es correcta, se advierte un triunfo por adelantado del tabasqueño, quien ha decidido todo lo que sucederá en MORENA y su protagonismo ha sido tal que ha borrado prácticamente al aún Presidente.

SU AGENDA es la agenda del país y hay algo que pocos han notado y es muy bueno para la transparencia: todos los días dialoga con reporteros, sin boletines de por medio ni voceros que hagan traducciones.

EL BLINDAJE democrático a favor de AMLO es alto y le perdonará todo tipo de echadas para atrás o malas interpretaciones de campaña, así que sus detractores pierden tiempo en insultarlo.

LO MUY CURIOSO será ver, en el futuro inmediato, cómo aterrizarán los alcaldes, diputados y senadores esa línea del presidente AMLO: si la creen a piejuntillas o van matizando para llevársela traquis, leve, relax.

YA VEREMOS qué tipo de presidencialismo se refunda en México.

 

Huerfanitos

 

CASI una decena de compitas sexenales están a punto de quedar en el olvido luego del tsunami que fue MORENA, debido a la franca incompetencia de los cerebros electorales.

[EL NEFASTO entre nefastos es, sin duda alguna, Óscar Muñoz, un fuereño a quien también se le debe que se haya colado un traidor y desleal al Senado, desplazando a verdaderos cuadros güeristas.]

NO POCOS se preguntan, en la burbuja sexenal, qué va a pasar con Fernando Castellanos, Raciel López Salazar, Jorge Luis LLaven, Juan Carlos Gómez Aranda, Jorge Betancourt, Nacho Avendaño, Paco Ortega y Roberto Rubio.

LOS AHORA descalabrados aspiraban a una posición legislativa que los (re)compensara por sus servicios políticos prestados durante el sexenio pero se les apareció la ola morena y se los llevó la corriente.

LA PREOCUPACIÓN es innecesaria, confían algunos, pues el gobierno actual aún no se acaba y serán reacomodados en estratégicas posiciones como para lograr ser transexenal.

SOBRE todo, porque la mayoría de ellos necesitan cierto blindaje al pasar por espacios de mucho cuidado, como dependencias que están hundidas en francos números rojos; o bien, porque fueron operadores de temas muy especiales que pudieran traerles broncas transexenales.

YA VEREMOS en dónde (re)colocan a estos compitas que se la han jugado, desde el principio y hasta el final, con el Número Uno, quien dicho sea de paso se ha convertido en la pieza nacional de la transición y su talento político es la envidia de no pocos egos en la vida nacional.

 

Toño

 

ANÓTELO en su diccionario: José Antonio Aguilar Castillejos, un hombre que de ahora en adelante será muuuuuy poderoso.

TOÑO, como le dicen sus amigos al aún dirigente estatal de Morena, fue nombrado ayer por AMLO como Coordinador de Programas Sociales en Chiapas, algo así como un “embajador” todopoderoso del gobierno federal.

OSÉASE que a partir del 1 de diciembre próximo, al desaparecer todas las delegaciones federales, al actual Senador suplente (de Lalo Ramírez) le van a salir más amigos que a ningún otro morenazo.

SERÁ INTERESANTE ver, eso sí, cómo configura esa megaoficina del supremo gobierno: si, por ejemplo, nombra a coordinadores de programas sociales y él sólo supervisa; o de plano, él solito controla toditos los padrones electorales, digo, a los padrones de beneficiarios.

POR OTRO lado, este moreno tendrá que cambiarse el chip pues de aventar grito y sombrerazo, como estaban acostumbrados los de izquierda radical, vendrá ahora el sabroso momento de dar respuesta a reclamos sociales.

O BIEN, para decirle en sabias y finas palabras del (malogrado) priísta Julián Nazar cuando fue nombrado secretario del Campo: “No es lo mismo ser borracho que cantinero”.

08/Marzo/2018
*Chiapas 2018: Ruti, Rocko y Jósean
*Rojos y tucanes, ‘amigos y rivales’ 
*El factor ERA. ¿En ‘casa’ o fuera?
 

*Chiapas 2018: Ruti, Rocko y Jósean

*Rojos y tucanes, ‘amigos y rivales’

*El factor ERA. ¿En ‘casa’ o fuera?

 

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

CON LOS CHIQUIPARTIDOS de vuelta al nido sexenal, queda claro que en la boleta sólo habrá tres jugadores para el relevo en Palacio: Rutilio Escandón Cadenas, Roberto Albores Gleason y José Antonio Aguilar Bodegas.

LAS OPCIONES se redujeron finalmente a tres, aunque el PRD y MC se sigan cotizando alto para finalmente acuerpar a Jósean.

TODO VOLVERÁ a su lugar, incluso para el espontáneo del morado, quien luego de su personalísima emoción terminará declinando a favor del originalmente destapado.

LA PELEA entre Ruti, Rocko y Jósean arranca favorable para el morenista, quien no tuvo que sortear tantas rupturas y fracturas como sí le pasó a sus adversarios.

LO QUE viene será una ardua tarea de reconciliación política, un desafío enorme de Operación Cicatriz entre liderazgos que, allá abajo, se dieron con todo y sin medida.

YA VEREMOS quién será aquel capaz de sanar las heridas y, en una de ésas, jalar a desesperanzados.

NO PUEDE haber altanería ni egos en juego antes de la contienda, mucho menos con un avasallador Efecto Peje que (man)tiene en la lona a sus adversarios, especialmente al PRI en el sótano.

YA VEREMOS quién es capaz –Ruti, Rocko o Jósean– de sumar el mayor número de insatisfechos a su causa política.

 

La lucha “abajo”

 

Mover a Chiapas y Chiapas Unido competirán con el PRI, PANAL y Verde hasta en 30 ayuntamientos con candidatos comunes, en tanto que para diputados locales quedarán de la mano con el Verde.

EN BUEN castilla, eso significa que los verdes o rojos que quieran reelegirse lo podrán hacer sin ningún problema, en sintonía con la alianza federal, para mantener al estado rojiverde.

[DOS casos que podrían ser excepción por sus profundas divisiones: Marco Cancino, tucán coleto quien en 2015 hundió a los rojos hasta el quinto lugar; y Mario Fox, el rojo alcalde de Comiranch, quien es invisible a los verdes cositías (porque nomás no lo pueden ver).]

EN DONDE “pelearán” es abajo, en las diputaciones locales, donde el PRI prácticamente irá solo –de la mano del inexistente PANAL–, en contra del Verde y sus dos hijitos, Mover a Chiapas y Chiapas Unido.

OSÉASE que hay tiro entre verdes y rojos, en congruencia con el fuego amigo que se vive casi desde que arrancó el sexenio, rivalizados los de Santo Domingo con los tucanes.

PRI y Verde seguirán siendo amigos y rivales: amigos cuando les convenga y rivales cuando no, para mantener la plaza rojiverde (o verdirroja, si lo prefiere).

 

El factor ERA

 

EL GIRO de 180 grados que dio el panorama político tiene un pendiente: el factor ERA.

SI LALO se queda en casa, y al final logra la candidatura al Senado, se formalizará de facto la permanencia de la alianza Verde-PRI (aunque ahora será PRI-Verde pues será encabezada por un rojo).

PERO si no amachina ese espacio, sus huestes serán valoradas por grupos contrarios y enfrentados que, nomás por resentimiento, podrían ser muy peligrosos.

NO SERÍA bueno desestimar su trabajo político durante seis años pues, en elecciones de alta competencia, como las que se viven ahora, esos puntos que da el Jaguar negro podrían hacer la diferencia entre ganar y perder.

EL MISMO Rocko ha dicho, porque así lo ha confiado a sus cercanos, que le gustaría ver a Lalo de su lado pues construye “con humildad”.

[Y EL COMPA ERA es un profesional de la política, con colmillo desarrollado durante varios sexenios, capaz incluso de levantarle la mano a su paisano.]

YA VEREMOS si el factor ERA se convierte en un aliado o adversario del proyecto sexenal que viene.

CHAN, chan, chaaaannnn…