Letras en su Tinta

-Laaarga transición

 

A DIFERENCIA de otras transiciones, la actual de MVC-Ruti no tiene visos de concreción de acuerdos aunque haya una evidente cordialidad.

LAS DOS ANTERIOS, las del 2012 y 2006 –la de MVC con Sabines y la de Sabines con Pablo–, carecieron siquiera de la más mínima cortesía política por parte del góber saliente.

LA DEL 2000 sí, pero Roberto Albores Guillén se equivocó, aceptando el equipo de transición que le impuso Pablo Salazar, donde este último se documentó lo suficiente para integrar los expedientes que después usaría para meter a la cárcel a los alboristas.

[EL DOCUMENTO clave con el que obligó PSM al viejo RAG a entambar a sus funcionarios fue un expediente del DIF en contra de María Gleason, la presidenta honoraria, y su hijo, el entonces desconocido Roberto Albores Gleason, quien representaba a la comercializadora Abasto Global en un claro conflicto de interés.]

EL EX PRIÍSTA adelantó la pérdida de poder que se da en la transición, lo cual Albores aceptó al pensar que habría una madurez política pues nunca imaginó tal cacería de brujas para los suyos.

PARADÓJICAMENTE, el propio Pablo tuvo que pactar luego con el Diablo mayor para atajar seis años después a su archirrival, el entonces senador José Antonio Aguilar Bodegas, permitiéndole un activismo en contra del PRI y a favor del candidato pablista, Juan Sabines.

 

***

 

EN EL 2006, al imponerse el candidato oficial, Juan Sabines, donde hubo todo tipo de argucias político-electorales que Jósean calificó como “Elección de Estado”, la transición simplemente no existió.

EL PROTAGONISMO y arrogancia del góber saliente desterró a su lacayo político, el entonces joven Sabines, quien se fue a Acapulco, una vieja casona que fue la única herencia de su padre y que en un par de años transformaría en una lujosa residencia con sistemas computarizados.

LA TRANSICIÓN, que está reglamentada y tiene incluso recursos públicos etiquetados para ello, se dio a la distancia, por lo que los vuelos Tuxtla-México-Acapulco se hicieron frecuentes entre la clase política aldeana.

EL AUTORITARIO Pablo pecó siempre de soberbia pues nunca supo que abonó a inyectarle a Sabines la semilla del rencor por no permitirle gobernar a su manera, empezando por el medio gabinete que le heredó, lo que a la postre el propio colocho transformó en cárcel para su ex padrino.

LO FUNDAMENTAL es que la transición se dio en el sometimiento del saliente hacia el entrante, quien hasta mitad del sexenio metió a los suyos, conformando un gabinete que no podía desterrar el pasado ni darle la bienvenida al presente.

 

***

 

LA TRANSICIÓN del 2012 fue todavía peor debido al amor a los flashazos del saliente Juan Sabines, quien se impuso –literal– hasta el último minuto del 8 de diciembre, con una ridícula entrega del bastón de mando.

EN PLENA transición, el ex góber usó en eventos oficiales al electo como si éste le debiera algo pero, ante la histórica votación, no sólo él sino nadie podría abogarse la paternidad de los tumultuosos votos que logró Manuel Velasco en aquel ya legendario 2012.

EL GÜERO-Lek aguantó todo tipo de ocurrencias del colocho, obligado incluso a declarar banalidades a la prensa, lo que le valió deslizar un recado político al saliente a través del memorable Pepe Figueroa, quien publicó: “Una cosa es que aplauda el circo y otra que sea el payaso”.

AHORA, en la actual transición, el saliente, forjado en ligas nacionales, le ha dado la suficiente cancha a su ex magistrado, el morenista Rutilio Escandón, quien puede pasearse como pocos entrantes lo han hecho en las transiciones de la era moderna.

RUTI tiene a su favor el arraigo que le permite además tener su vida propia, con sus dos hijos adolescentes, a quienes aún lleva a la escuela todas las mañanas que está en Tuxtla Gutiérrez.

SUS ENCUENTROS con sectores productivos y sociales, que tienen su riesgo al tratar de imponérseles rémoras del pasado que ahora dicen que se la jugaron con él, le permiten tener una visión global de las urgencias de Chiapas.

FALTA ver, sin embargo, a qué acuerdos políticos se llegan para lograr un brinco sexenal que promete ser terso, entre el saliente y el entrante, unidos no sólo por amistad familiar sino por lazos políticos estrechos.

ESA LAAARGA transición tiene el agregado de tener a un nuevo régimen en lo nacional, con un presidente como AMLO, tremendamente protagónico que ha inaugurado, de facto, un nuevo presidencialismo mexicano al volver invisible al actual mandamás, el menguado EPN.

POR AHORA, falta por saber qué piezas se heredan, si es que quedan, del actual sexenio; y cómo Rutilio empieza a nombrar a su gabinete, desdibujando desde hoy su manera de gobernar en el futuro.

 

30/Abril/2018
*¡Ca-fe-ta-le-ros!, ¡Ca-fe-ta-le-ros! 
*Rocko vs Ruti, el “tiro” pa’ ser góber
*Chiqui W, “hombre fuerte” de Tuxtla
 

*¡Ca-fe-ta-le-ros!, ¡Ca-fe-ta-le-ros!

*Rocko vs Ruti, el “tiro” pa’ ser góber

*Chiqui W, “hombre fuerte” de Tuxtla

 

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

Campeonísimos

 

LOS CAFETALEROS de Tapachula hicieron historia al coronarse campeones de la Liga de Ascenso.

NADIE podrá quitarles el mérito de ser un equipo que forjó su suerte, apuntalado por una afición a toda prueba.

LO DEMÁS, las argucias que impuso la Federación Mexicana de Futbol para evitar el ascenso en la Liga de Ascenso, es para garantizar el negocio del fut, no el deporte.

[CON DECIRLE que no sólo editorialistas del deporte, sino también analistas políticos como Carlos Puig, condenaron esa “política” de la FMF.]

EL COMPA José Luis Orantes, presidente del club, exhortó ayer mismo a la FMF a reconsiderar su política de no ascenso y adelantó que hará todo lo que sea necesario para que no le quiten en la mesa lo que ganaron en la cancha.

CAFETALEROS se ganó a pulso el trofeo de la Liga de Ascenso y eso nadie, absolutamente nadie, lo podrá refutar.

SON CAMPEONES, campeonísimos con el ganado derecho de jugar en la Primera División del fut mexicano.

NI MÁS ni menos… No más, pero tampoco menos.

 

Campañas

 

EN EL ARRANQUE de campañas para góber en Chiapas, algo quedó claro: el “tiro” está entre Rocko y Ruti –o si lo prefiere Ruti vs Rocko.

SUS MULTITUDINARIOS eventos, respaldados por sus respectivos candidatos presidenciales, no dejaron duda de ello.

[EL COMPA Jósean, candidato de Chiapas Al Frente, inició con el pie izquierdo pues el evento, cuyo lugar definió a última hora en su natal Tapachula, no tuvo el aforo deseado.]

DE PASADA, el gobernador Manuel Velasco Coello dejó claro de qué lado está y se apersonó en el evento del arranque de campaña de Roberto Albores Gleason, acompañando además a “mi candidato José Antonio Meade”.

PRIISTAS y Verdes cerraron filas con su candidato a góber, después de especulaciones diversas. Fue una especie de blindaje rojiverde a favor de Rocko.

EL “PE-PE, Pe-pe” y “¡Vamos a ganar!” resonaron en una Feria Mesoamericana abarrotada de seguidores de la alianza “Todos por Chiapas”.

DEL OTRO lado, sus adversarios, los de la coalición Juntos Haremos Historia, hicieron lo propio en Palenque, Ocosingo y remataron en San Cristóbal.

LA AFLUENCIA en el Parque de Sancris le sirvió al propio AMLO para tuitear que, según la encuestadora Focus, “en Chiapas tenemos 55% de intención de voto; Meade 15%, Anaya 12%; Margarita 2%; Rodríguez 1% y no sabe o no contestó 14%”.

LA SONRISOTA del Peje estaba a tono con la de Rutilio Escandón, candidato a gobernador que recibió la bendición del tabasqueño, junto con el no menos optimista Eduardo Ramírez Aguilar, éste candidato al Senado.

EL MÚSCULO de rojiverdes y morenos no dejaron ninguna duda: el tiro está entre Ruti y Rocko –o si lo prefiere, entre Rocko y Ruti.

CHAN, chan, chaaaaannnnn…

 

Chiqui W

 

SE LLAMA Iván Sánchez Camacho, le apodan Chiqui Willy por la influencia de su padrino y presume será el interino de Fernando Castellanos.

SU MERITOCRACIA es haber llegado a la boleta en 2015 por choferear al humildito Willy Ochoa, éste presidente del Congreso.

SU FORMA de operar es como la de su tata: desde las alturas, blofeando que es muy influyente y que todos le deben quemar incienso.

[NADA raro viniendo de alguien incapaz de ponerle acento a su nombre y primer apellido en tuiter, ya no digamos otra cosa.]

SERÍA PENOSÍSIMO que se impusiera a este personaje en vez de alguien que, probadamente, es una persona seria, capaz, talentosa y tolerante al interior de la comuna tuxtleca.

[DE LEALTAD ya ni hablemos pues el grupo al que representa es absolutamente veleta: siempre está de lado donde sopla el viento, sin importar, ya no digamos la congruencia, sino el honor de cumplir acuerdos.]

EN TUXTLA el horno no está para bollos y si se opta por una forma grosera, insolente y soberbia de hacer política, los resultados el 1 de Julio serán todavía más adversos.

HAY TIEMPO para evitar una imposición lamentable, estoy cierto que habrá la sabiduría para no optar por Chiqui Willy.