Letras en su Tinta

A UN PAR de semanas de iniciar el proceso de registro para nuevo Rector, la UNACH puede definirse en negativo: en lo que NO necesita.

Y NO ES JUSTO que perviva la prebenda, transformada en promesa de hueso (llámese plaza o recategorización), a cambio de alguna firma “de apoyo”.

LA UNACH no necesita más recomendados para la colina universitaria, sea por amiguismos o compadrazgos.

CUALQUIER aspirante a Rector no debe cobijarse más en eventuales grupos de choque que son una velada amenaza de tácito chantaje.

MUCHO menos en la pleitesía al Poder, sea del color que sea, quemándole incienso un día y soplando las cenizas mañana.

PRIVILEGIAR el espíritu académico, por encima del influyentismo, y plantear mecanismos de rigurosa evaluación, es lo que debe prevalecer en el aula, tanto para la chaviza como para la maestrada.

LA UNACH no puede ser ya reducto de fósiles suspirantes, anclados en el pasado y su más dinosáurico andar.

[EL BOTÓN de muestra de que sí se puede ser diferente la dio el rector de la UNAM, Enrique Graue, quien encabezó la reciente y muy digna lucha contra los porros.]

DEFINIDA la exclusión –de todo lo malo que pervive en la UNACH–, ahora incluya a todo nombre que sí puede oxigenar a nuestra máxima casa de estudios.

OJALÁ que la venidera sucesión nos sorprenda con un nuevo espíritu y convicción en la comunidad universitaria, especialmente incluida su Junta de Gobierno, ésta tan mermada en su credibilidad.

SEGURO que los vientos de cambio del país soplarán también en la UNACH.

 

MVC-Ruti

 

“MIENTRAS una nueva historia sexenal empieza a forjarse acá en Chiapas, el próximo 9 de diciembre un ex gobernador construirá (hasta ahora sólidamente) una propia.

“EL GÜERO-Lek regresará al Senado, en un empoderamiento inédito en un mandatario saliente, típicamente mermado y con camino directo al ostracismo.

“MANUEL Velasco Coello supo forjar su salida sexenal y se volvió no sólo útil sino indispensable políticamente, al ser el puente entre los opuestos Andrés Manuel López Obrador y Enrique Peña Nieto.

“Y COMO en México la vida se mide en sexenios, al menos en el que viene, el de las siglas MVC seguirá teniendo oxígeno político.

“NO SERÁ una pieza de museo ni un patético estorbo del pasado, como los dos últimos ex’s; más bien, será un aliado fundamental pues si alguien creyó en Ruti, ése fue precisamente MVC al nombrarlo Magistrado Presidente, lo cual le dio la catapulta política necesaria para llegar a Palacio.

SI QUIERE saber qué sigue, córrale por su Tintota impresa, donde podrá leer un análisis prospectivo de los escenarios políticos que tendrá Chiapas en el venidero sexenio de AMLO.


CACHIVACHES: POS QUE sí, sí y sí, el junior Noé Castañón le dice a todos sus cuates que sí tomará protesta como Senador, aunque ayer MORENA bajó el tema del “Orden del día” porque insiste en que el susodicho concluya los procesos jurídicos pendientes…

08/Mayo/2018
*Suspirantes: Angustias, miedos, traiciones
*Senadores. “¿La culpa es de la estaca?”
*Alemán. Límites a la libertad de expresión

*Suspirantes: Angustias, miedos, traiciones

*Senadores. “¿La culpa es de la estaca?”

*Alemán. Límites a la libertad de expresión

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

NO HAY DÍA que no eleven una plegaria.

OTRO, se reúnen en lo oscurito con el equipo rojo, el operador “de confianza” del Señor Candidato, mordiéndose las uñas para que lo reciban y ponerse “a la orden”.

UN TERCER día mandan un pin o un whats, buscando eco a sus aspiraciones y rogando no salir en la lista “falsa”, o bien, ser incluido en la “definitiva”.

DESDE hace varias lunas, ése ha sido el modus operandi de los suspirantes del otrora partido en el poder que han quedado en el camino.

LAS ANGUSTIAS y miedos, por los tiempos legales que han llegado, se han traducido en traiciones consumadas.

Y ESE TIEMPO ha sido suficiente para que el todavía dueño del balón sexenal identifique con quiénes contó y, sobre todo, con quienes contará el año más difícil: el séptimo.

NADIE esperaba congruencia de quienes han sido unos traidores recurrentes, pero sí ha servido para tachar uno que otro nombre (ni siquiera todos; en política, siempre haya deslealtades útiles).

POR AHORA, tienen de dos: una, resignarse y quedarse calladitos, para ver si reconsideran su nombre; o bien, la otra, es “rebelarse” y descubrirse, de la noche a la mañana, rojo de corazón.

[LA ESPERA sirve, entre otras cosas, para dejar bien clarito que la estructura electoral, la capacidad de movilización, no es de nadie sino de quien la cultivó y nadie más.]

A VER por cuál optan aquellos que se mueren de ganas por aparecer en las listas; por ahora, no hay de otra más que seguir rezando.

 

Estaca

 

“LA CULPA no es de la estaca, si el sapo salta y se ensarta… ¿Qué culpa tiene la estaca?”

LA MÁXIMA musical me viene a la mente cada que en el otrora partidazo se lamentan que no hay candidatos al Senado.

AYER incluso osaron en plantear que no hay gallos porque se quiere “dar ventaja” a los ex verdes conversos a morenos.

Y LO CURIOSO es plantear para qué el suspirante quiere la fórmula si una es la elección federal y otra la estatal.

¿O ES QUE no se confía a plenitud en la propia estructura y se le apuesta más bien a la estatal, la controlada por el dedo divino?

SI NO HAY candidatos a Senador (todavía), es porque el Verde tiene bien aceitada su maquinaria y sean quienes sean l@s ungid@s, el partido los acuerpará y los llevará al triunfo.

POR ESO, los que aún confían en salir favorecidos bajo esa membresía, están dispuestísimos a tragar sapos en el camino.

[LAS REBELIONES han sido más bien internas, soterradas, donde los verdaderos verdes, con méritos y posibilidades, han aceptado (y asumido) las reglas del juego; y los priístas disfrazados de tucán esperan, como antes lo hicieron en MORENA, en clara congruencia política.]

POR ESO quejarse de que no hay candidatos al Senado, y que por eso no están “completos”, es buscar pretextos para no avanzar.

LOS GENERALAZOS de la campaña oficial deben recordar aquella máxima musical del filósofo Chico Che: “La culpa no es de la estaca…”

 

Libertad

 

EL CASO de Ricardo Alemán, un excelente editorialista de los 90’s que luego banalizó y degradó su propio trabajo, conmocionó las redes.

UN TUIT le valió que lo corrieran de dos de sus tres trabajos: Foro TV (Televisa) y Canal 11, del IPN, donde colaboraba.

AL MARGEN de reflexionar si se excedió o no, si tomó partido o no, como es legítimo hacerlo viniendo de un editorialista, lo realmente trascendente fue la poca humildad con la que lo tomó. Y eso fue, precisamente, su Waterloo.

SI LA MÁXIMA de Francisco Zarco sigue vigente –“la prensa sólo se combate con la prensa”–, acá se aplicó a piejuntillas.

ME QUEDO con el Ricardo Alemán que conocí en mi época de estudiante, cuando lo leía como reportero de La Jornada.

ENTONCES, era un impecable tecleador que incomodaba tremendamente al presidente Ernesto Zedillo con sus crónicas, tanto, que presionaron a la directora Carmen Lira para que lo despidiera (según lo relató él mismo).

NO SE REINVENTÓ, o fue demasiada la ira contenida a raíz de aquel suceso, pero lo cierto es que empezó a hacer un periodismo emocional.

O YA NO SÉ qué pasó pero dejó de gustarme porque perdió algo, el “toque”, tecleando incluso términos poco educados (o francamente vulgares).

YO REZO porque mi amargura en la vida, si es que me llega, como a muchos acá en el rancho amado les sucede, no nuble jamás mi razón.

A SEGUIR tecleando con pasión, que es lo único que cuenta en la vida; hasta la última letra, cuando el dueño del penthouse ponga el punto final.


CACHIVACHES: DON FERNANDO Coello Pedrero, abuelo del gobernador, se encuentra estable y bajo los atentos cuidados familiares luego de sufrir un fuerte accidente automovilístico… AÚN NO CAMINA lerdo pero ya tiene el cabello repleto de canas; desde ahora, el cónsul será conocido como “el colocho de plata”…