Letras en su Tinta

OXCHUC: ayer, balazos; hoy, abrazos.

LA DEMOCRACIA indígena funcionó y, en asamblea municipal, eligió a sus propias autoridades.

EL INSTITUTO de Elecciones que lleva Oswaldo Chacón hizo historia al involucrarse en la organización de la asamblea y cuidar que la coyuntura política fuera positiva para la realización de esa democracia indígena.

FUE A MANO alzada, cierto, pero la asamblea municipal indígena tuvo registro de todos y cada uno de los barrios de Oxchuc, al registrar el 98 por ciento de los pobladores.

EL PLUS que tiene este ejercicio de democracia indígena es que a nadie se le negó la oportunidad de participar y los grupos políticos, los de antaño y los emergentes, no tuvieron de otra más que pactar.

AYER mismo inició funciones el nuevo ayuntamiento y pronto tendrá que dar resultados porque, mucho me temo, los paisanos son muy exigentes y al no ver que su alcalde le eche ganitas, le da cran y sube a otro.

YA VEREMOS si todo lo que hizo el Instituto de Elecciones y la Secretaría de Gobierno del ubicuo Ismael Brito habrá valido la pena para tener la gobernabilidad que tanto le hace falta a Chiapas, especialmente entre los siempre difíciles compas indígenas.

 

Infierno

 

EL INFIERNO ya tiene nombre: Tapachula.

Y EL (IR)RESPONSABLE de tan dantesco escenario es ni más ni menos que el inefable Óscar Gurría.

ENCABEZAR la ciudad más peligrosa del país es un “mérito” que cinceló día a día, con un gobierno errático y sin brújula.

EN VEZ de sumar y pactar con propios y extraños, el ex dirigente local del partido en el Poder se dedicó a enorgullecerse de su nepotismo al colocar a familiares en la nómina.

CÓMO ESTARÁN las cosas allá en Tapachula que ya hasta empiezan a extrañar a los priístas, pos los amarillos y azules han salido mucho peor que otros (Ángel Barrios y Emanuel Nivón, incluso, probaron la cárcel).

AL MENOS, con Ezequiel Orduña y Neftalí del Toro se tuvo trabajo y la demanda de tener un Tapachula seguro tuvo resultados de a poco, manteniendo a la ciudad libre de maras.

HOY, por desgracia, las caravanas migrantes han provocado una inseguridad que no se había visto en años; y lo peor es que el médico metido a político, con la arrogancia que le caracteriza a los morenos, no tiene idea de cómo enfrentar la inseguridad que vive su tierra.

ES UNA VERGÜENZA para Chiapas que se tenga a Tapachula como la ciudad más peligrosa, y más vergüenza es que Óscar Gurría se quede a contemplar cómo la inseguridad apresa nuestra frontera sur.

QUÉ TRISTEZA por Tapachula, tronco de alcalde que eligió.

 

Fiscal

 

EL FISCAL Jorge Llaven Abarca sí está construyendo un proyecto político: el del gobernador Rutilio Escandón.

ESTE compita es un servidor público que ha dejado patente su profesionalismo a grado tal que logró el brinco transexenal.

SI ALGUIEN empezó desde abajo en el ámbito judicial, ése fue el actual inquilino de la oficina más influyente del Libramiento Norte.

Y SI BIEN carga con una recomendación familiar de un destacado chiapaneco, la verdad es que todo lo demás, su trabajo, ha hablado por sí solo.

LA CHAMBOTA que ha hecho en el actual sexenio es verdaderamente relevante pues, pudiendo usar más el tolete, su éxito ha sido todo lo contrario: no usarlo.

IMPONER la ley ante rijosos embozados de luchadores sociales es la victoria más significativa del actual gobierno y ese brazo ejecutor tiene nombre y apellido.

TAL PROTAGONISMO (involuntario) le ha despertado (mal)querientes que, sin duda, se ven amenazados en un (todavía) desconocido escenario futuro.

QUIZÁ por eso se apresuran a endosarle defectos que no tiene o al menos no le han brotado en el amanecer de este sexenio.

LLAVEN es un técnico que ha aprendido a hacer política, tan amplia o reducida como las coyunturas se le presentan.

ES DECIR, no es un político al que se le ha encomendado un asunto técnico pues domina el ámbito policiaco y lo conoce al derecho y al revés.

EN SUMA, el fiscal general no tiene más proyecto que el del gobernador Rutilio Escandón. Lo demás, es lo de menos. Y sanseacabó.

 

Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

 

11/Junio/2018
*Tuxtla. Al fin, habemus alcalde
*Suspirantes. De arraigo y “cambio”
*Péguenle al que lleva ventaja

*Tuxtla. Al fin, habemus alcalde

*Suspirantes. De arraigo y “cambio”

*Péguenle al que lleva ventaja

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

AL FIN, la capirucha tiene alcalde: Carlos Molano Robles, un compita que se ha destacado por su profesionalismo y capacidad política.

CONTADOR público de profesión, el empresario ha desarrollado también las buenas artes de la política pues es absolutamente conciliador.

APENAS estiró el brazo para tomar protesta como mero mero de la alcaldía, se puso a revisar el titipuchal de pendientes que tiene nuestra capital coneja hasta el 30 de Septiembre próximo.

FUE CLARITO al ofrecer “atención personalizada a la ciudadanía”, al tiempo de llamar a sus colaboradores a “redoblar el paso”.

DA GUSTO que al municipio de Tuxtla llegue una persona que no es ningún improvisado, mucho menos un influyente.

EN POCOS días veremos el sello del presidente Molano, quien recibe con no pocas broncas a Tuxtla, en especial en la actual coyuntura electoral.

SI USTED ve algo que no le gusta de la capirucha, contáctelo y verá que, de menos, una respuesta verbal tendrá.

AQUÍ SUS REDES: CarlosMolanoRobles (Facebook) y @molanomx (twitter). Digo, por aquello de agarrarle la palabra de que habrá “atención personalizada” a todita la tuxtlecada.

POR LO PRONTO, un alivio es que el municipio sea encabezado por una persona seria, madura y profesional.

 

De suspirante(s)

 

MUCHO se le puede cuestionar a Fernando Castellanos, el candidato del Verde, menos su origen y arraigo netamente chiapaneco.

EL DARDO parece tener un único destinatario: Roberto Albores Gleason, su ex aliado político, quien ni siquiera tiene acta de nacimiento de acá.

A ROCKO, por su parte, le ha salido el (dizque) rebelde que lleva dentro y ha empezado a enarbolar “el cambio”, así, a secas.

[ALGUIEN le podría recordar a Rocko que ese término se puso de moda hace casi 20 años, en el 2000, por parte del inefable Vicente Fox, cuando el PRI fue echado de Los Pinos (incluido también su apá RAG, quien cuenta con el “galardón” de ser el último góber rojo).]

EN REALIDAD, su discurso se ha enfilado hacia el Verde, sí, el mismo partido al que antes, cuando era su aliado, elogiaba hasta el tuétano.

ES EVIDENTE que tanto Fer como Rocko se andan disputando el amors de esa militancia dura que tradicionalmente ha votado por ellos.

SE TRATA, a juzgar por lo evidente, de un diálogo entre ellos, sin tomar en cuenta a los no partidistas, que son quienes definen las votaciones.

SI EL REFRÁN tiene la sapiencia de conocer de qué cuero sale más correa, ya veremos acá a ver de qué suspirante salen más votos con ese endurecido discurso con sabor a opositor que a candidatos de la continuidad.

YA VEREMOS, dijo el choroco.

 

Aventajado

 

SI QUIERE saber quién aventaja pa’ ser góber, basta ver a quién le pegan un día sí y el otro también: Rutilio.

EL PRONUNCIAMIENTO en contra del lopezobradorista, por parte de unos comunicadores, calificándolo (negativamente) a él a partir de la presunta acción de uno de sus colaboradores, es desmedida.

QUIERO creer que ese desplegado público no trae el sello alborista pues larga es la lista de financiados y afines al suspirante aquel.

EN TODO caso, se trata de un compita que se portó mal con su ex mujer, pero de ahí a que su jefe tenga que responder por ello, se me hace pasadito de tueste.

MÁS EXCESO me parece que se pretenda calificar a alguien, o llamar incluso a no votar por él, a partir de la acción de un tercero.

LAS PASIONES políticas se exacerban en tiempos electorales y así habrá que tomar el asunto, así que todos tranquis.

ALGO sí refleja ese pronunciamiento: que aquel al que le pegan un día sí y el otro también, el compa Ruti, es precisamente quien aventaja pa’ ser góber.

¿A POCO NO?


CACHIVACHES: TREMENDO espaldarazo recibió, del mismísimo AMLO, el compa Jesús Castillo Milla, de los pocos que se la jugaron por el jaguar negro y lo acompañaron en su aventura morena cuya jugada política les está saliendo muy bien… ME LATE mucho ese estilo a ras de tierra del candidato morenista Carlos Morales, sin lonas incendiarias ni spots injuriosos ni estridencias mediáticas; ese compita trabaja como hormiguita: harto y desde muy tempranito, y si así le sigue, no dudo que cumplirá su anhelo de ser Presidente Municipal de Tuxtla Gutiérrez…