Letras en su Tinta

OXCHUC: ayer, balazos; hoy, abrazos.

LA DEMOCRACIA indígena funcionó y, en asamblea municipal, eligió a sus propias autoridades.

EL INSTITUTO de Elecciones que lleva Oswaldo Chacón hizo historia al involucrarse en la organización de la asamblea y cuidar que la coyuntura política fuera positiva para la realización de esa democracia indígena.

FUE A MANO alzada, cierto, pero la asamblea municipal indígena tuvo registro de todos y cada uno de los barrios de Oxchuc, al registrar el 98 por ciento de los pobladores.

EL PLUS que tiene este ejercicio de democracia indígena es que a nadie se le negó la oportunidad de participar y los grupos políticos, los de antaño y los emergentes, no tuvieron de otra más que pactar.

AYER mismo inició funciones el nuevo ayuntamiento y pronto tendrá que dar resultados porque, mucho me temo, los paisanos son muy exigentes y al no ver que su alcalde le eche ganitas, le da cran y sube a otro.

YA VEREMOS si todo lo que hizo el Instituto de Elecciones y la Secretaría de Gobierno del ubicuo Ismael Brito habrá valido la pena para tener la gobernabilidad que tanto le hace falta a Chiapas, especialmente entre los siempre difíciles compas indígenas.

 

Infierno

 

EL INFIERNO ya tiene nombre: Tapachula.

Y EL (IR)RESPONSABLE de tan dantesco escenario es ni más ni menos que el inefable Óscar Gurría.

ENCABEZAR la ciudad más peligrosa del país es un “mérito” que cinceló día a día, con un gobierno errático y sin brújula.

EN VEZ de sumar y pactar con propios y extraños, el ex dirigente local del partido en el Poder se dedicó a enorgullecerse de su nepotismo al colocar a familiares en la nómina.

CÓMO ESTARÁN las cosas allá en Tapachula que ya hasta empiezan a extrañar a los priístas, pos los amarillos y azules han salido mucho peor que otros (Ángel Barrios y Emanuel Nivón, incluso, probaron la cárcel).

AL MENOS, con Ezequiel Orduña y Neftalí del Toro se tuvo trabajo y la demanda de tener un Tapachula seguro tuvo resultados de a poco, manteniendo a la ciudad libre de maras.

HOY, por desgracia, las caravanas migrantes han provocado una inseguridad que no se había visto en años; y lo peor es que el médico metido a político, con la arrogancia que le caracteriza a los morenos, no tiene idea de cómo enfrentar la inseguridad que vive su tierra.

ES UNA VERGÜENZA para Chiapas que se tenga a Tapachula como la ciudad más peligrosa, y más vergüenza es que Óscar Gurría se quede a contemplar cómo la inseguridad apresa nuestra frontera sur.

QUÉ TRISTEZA por Tapachula, tronco de alcalde que eligió.

 

Fiscal

 

EL FISCAL Jorge Llaven Abarca sí está construyendo un proyecto político: el del gobernador Rutilio Escandón.

ESTE compita es un servidor público que ha dejado patente su profesionalismo a grado tal que logró el brinco transexenal.

SI ALGUIEN empezó desde abajo en el ámbito judicial, ése fue el actual inquilino de la oficina más influyente del Libramiento Norte.

Y SI BIEN carga con una recomendación familiar de un destacado chiapaneco, la verdad es que todo lo demás, su trabajo, ha hablado por sí solo.

LA CHAMBOTA que ha hecho en el actual sexenio es verdaderamente relevante pues, pudiendo usar más el tolete, su éxito ha sido todo lo contrario: no usarlo.

IMPONER la ley ante rijosos embozados de luchadores sociales es la victoria más significativa del actual gobierno y ese brazo ejecutor tiene nombre y apellido.

TAL PROTAGONISMO (involuntario) le ha despertado (mal)querientes que, sin duda, se ven amenazados en un (todavía) desconocido escenario futuro.

QUIZÁ por eso se apresuran a endosarle defectos que no tiene o al menos no le han brotado en el amanecer de este sexenio.

LLAVEN es un técnico que ha aprendido a hacer política, tan amplia o reducida como las coyunturas se le presentan.

ES DECIR, no es un político al que se le ha encomendado un asunto técnico pues domina el ámbito policiaco y lo conoce al derecho y al revés.

EN SUMA, el fiscal general no tiene más proyecto que el del gobernador Rutilio Escandón. Lo demás, es lo de menos. Y sanseacabó.

 

Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

 

05/Julio/2018
*Tuxtla. ‘Pequeños’ cambios
*SCLC, la alternancia MORENA
*Tapachula. ‘Masacre’ a Quique

*Tuxtla. ‘Pequeños’ cambios

*SCLC, la alternancia MORENA

*Tapachula. ‘Masacre’ a Quique



Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

Retorno

 

PEQUEÑOS cambios, grandes acciones.

ES LO QUE HARÁ el ayuntamiento tuxtleco que lleva Carlos Molano, al rehacer el retorno vial frente a la UNACH.

USTED recordará que, a raíz de los trabajos de remodelación en el Bulevar Belisario Domínguez, al cambiar de asfalto a concreto, una mente brillante decidió cancelar ese retorno.

LOS TRABAJOS de la empresa GORSA, un tema aparte por sus decisiones arbitrarias que afectan a muchos, terminaron y el colapso vial fue recurrente, hasta que empezaron las quejas (públicas, claro).

DICHO retorno servía para que todos aquellos que venían de zona oriente, se incorporaran a la UNACH sin llegar hasta la esquina del semáforo y provocar, precisamente, un embotellamiento indeseable que ahora se hace.

[ADEMÁS, el circuito universitario se convierte de facto en una alternativa vial para darle salida hacia Terán, si el tráfico en bulevar es intenso.]

EL SENTIDO común dictaba que no podía cancelarse esa vuelta en U, pero la Secretaría de Obras avaló la pésima decisión de la constructora.

POR FORTUNA ahora, un alcalde que camina su ciudad y no nomás anda en camionetonas como Carlos Molano, atendió ese asunto y ayer mismo se echó un rondín para trazar el retorno para ambos sentidos.

ES LO QUE necesita nuestra capirucha: pequeños cambios, grandes acciones.

 

Sancris

 

EN SANCRIS, Morena también hizo historia y, contra todos los pronósticos, entronizó a Jerónima Toledo.

JERÓNIMA se convierte en la segunda mujer en encabezar un ayuntamiento (2018-2021), luego de la pésima experiencia que ese pueblo mágico tuvo con la perredista Cecilia Flores en el sabinato.

[EN REALIDAD, será el primer gobierno de izquierda pues la amarillenta Cecilia no pudo llevar esa etiqueta cuando incurrió en un nepotismo insultante al colocar a todos sus hermanos en la estructura de gobierno; mientras que Jerónima no debe permitir, ni por asomo, ninguna sospecha siquiera de un eventual tráfico de influencias.]

EL CARRO COMPLETO lopezobradorista en Sancris incluyó al ex regidor verde Juan Salvador Camacho Velasco, quien ayer también recibió su constancia de mayoría.

[JUAN CAMACHO tiene muy buen mérito pues tuvo que enfrentar andanadas de versiones difamatorias desde que era regidor con el inefable pelonchas Francisco Martínez Pedrero; luego, la orfandad de no tener cargo alguno.]

EL CASO de Jerónima es singular pues hace varias décadas (33 años, para ser exactos) se asentó en Coletolandia, proveniente de Oaxaca, consolidando su vida en el Valle de Jovel y entregándose a la causa sancristobalense.

TÍA JEROS logró casi 26 mil votos, una elección histórica por abrumadora, sufragios que aplastaron las gobiernistas estructuras verdes que, por más que se movilizaron, fueron sepultadas por el Efecto Peje.

ES PROMETEDOR, eso sí, que la alcaldesa electa de Sancris ofrezca a sus contrincantes el sumarse a su proyecto y configurar un gobierno plural; además, cuenta en su fórmula como síndico a Miguel Ángel de los Santos, un implacable abogado a quien le podrán cuestionar forma pero no fondo.

OJALÁ que para el más mágico de los pueblos mágicos de México, haya llegado ya el cambio verdadero.

 

Tapachula

 

ESE TSUNAMI que fue MORENA, se reflejó sobre todo en Tapachula.

EL GANADOR, Óscar Gurría, masacró al abanderado del Partido Verde, Enrique Zamora Morlet, quien quedó 50 mil votos abajo de él.

EL DOC, para quien la segunda fue la vencida, tendrá un bono democrático enorme y está obligadísimo a hacer un gobierno diferente al de su sobrino Neftalí del Toro.

[POR LO PRONTO, Torito está obligado a cuadrar muy bien sus libros blancos, porque no dudo que sus paisanos quieran sangre y el gobierno que se estrena en tres meses más, pudiera aventar algo de carne a los leones.]

PARA GURRÍA, valió mucho la pena hacerse a un lado de la Senaduría, a la que llegó Eduardo Ramírez, pues en su Tapachula logró casi 80 mil votos y gobernará holgadamente.

ES DECIR, casi triplicó a su más cercano perseguidor, el heredero de una estirpe periodística que, obviamente, también recibió un voto de castigo por esa labor en su familia.

BUENO, ni siquiera sumando a sus contrincantes, incluyendo votos nulos, la votación llegaría a poquito más de la mitad de los sufragios alcanzados por el ex dirigente estatal de MORENA.

YA VEREMOS cómo maneja el doc Gurría ese blindaje democrático pues sus paisanos no son fáciles de convencer, por más que el alcalde electo de Tapachula tenga carácter y pasión en lo que cree.