Letras en su Tinta

A mi negrita linda, Carmen Caloca, a quien siempre celebraré por su cumple, incluso en su ausencia



Espejo

 

NINGÚN chilango que se precie podremos olvidar a nuestro folclórico Armando Ramírez, quien en vida reflejó la estampa alburera y urbana de la Ciudad de México.

ARMANDO fue como nuestro espejo, el orgullo de saberse chingón con la palabra, empático con el barrio; en fin, ser poeta y en el aire las compongo.

EL DOBLE sentido está en nuestro ADN, y ponerse trucha también, porque siempre habrá uno más cabrón que bonito que te quiera dar baje con tu piel, tu cartera o te quiera ver la cara de paisano.

EL MEJOR homenaje a don Armando, periodista, novelista y cronista, es darle un buen revire a un albur soterrado y mandar tres cuadras adelante de donde ya saben a aquel que se quiera pasar de vivo.

DESCANSE en paz ese negro, siéntese para honrar su memoria. 

 

Estátequieto

 

AYER, el góber Ruti apaciguó a los calientes: “Apenas está empezando el gobierno y ya quieren ser alcaldes, diputados, senadores y hasta gobernadores. ¡Y no están dando resultados!”

ENSEGUIDA, completó que hacer proselitismo, a tan tempranas horas políticas, “es perder el tiempo” pues “la mejor política es procurar el bien común y solidarizarse con quienes menos tienen”.

LA ADVERTENCIA del gobernador Rutilio Escandón a los adelantados habrá que tomarla muy en serio pues parece dirigirse más hacia dentro que hacia fuera.

Y ES QUE el inquilino de Palacio ha sido insistente, en sus reuniones de gabinete, que si quieren hacer política y cuidar su imagen, están perdiendo el tiempo en el gobierno y deben salirse de él.

[LOS (DES)TAPADOS en Morena son otro cantar, de quienes también ya me ocuparé, pues ora resulta que cualquier golondrina quiere hacer verano, por más pequeña que sea pues la arrogancia y soberbia les da “grandeza”.]

RUTI es un hombre extremadamente cuidadoso y parece que algunos, especialmente uno del que luego le daré detalles, no están entendiendo la mística de ser gobierno sin más pretensión que resolver los problemas diarios de un Chiapas siempre convulso.

LO BUENO es que, aclarando paradas, los aludidos ya no se podrán llamar a engaño y, si les cae la ley para sancionarlos por andar de calientes, tendrán que aguantarse.

SIN DUDA, un oportuno estátequieto del góber.

 

Alito tour

 

HOY, los polvos priístas se alborotarán un poco por la presencia del priísta Alejandro Alito Moreno.

AÚN en la resaca del peor desastre electoral que hayan vivido, los tricolores lanzarán sus vivas triunfalistas de que recuperarán la Presidencia y bla, bla, bla.

LO CIERTO es que el campechano personaje se tomará todas las selfies que pueda para apapachar a toditos los descalabrados priístas.

EL ALITO Tour es la crónica de un “triunfo” anunciado pues otra vez se simula un dizque proceso interno cuyos dados están más que cargados, con la bendición de un solo dedo.

TAN TODITOS lo saben que ahí están los alboristas de primera línea, como Alfredo Araujo, su “coordinador estatal”, otrora archirrivales de esa línea política pragmática (por su cercanía con MORENA) comandado por el descalabrado Roberto Albores Gleason.

EN CONCLUSIÓN, lo que veremos entre hoy y mañana es puritito show, sólo para consumo propio.


CACHIVACHES: ALGUIEN le diga a Marcelo Toledo que sus compañeros diputados le dicen el invisible, por aquello de que nadie lo pueden ver, de tanto y tanto que les quita (primero de dieta y luego en asesores); a ver si le alcanza para hacer las alianzas que necesitará en un futuro inmediato pues él goza de todas las canonjías que puede… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

07/Agosto/2018
*Canas y no ganas, el futuro
*Emilio Salazar, un ganador
*Alejandro Culebro, cabildero
 

*Canas y no ganas, el futuro

*Emilio Salazar, un ganador

*Alejandro Culebro, cabildero

 

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

EL FUTURO político en México y Chiapas se pinta de canas, ya no de ganas.

ACÁ en el rancho amado, el próximo góber, Rutilio Escandón, arrancará con 60 años de edad su mandato el próximo 8 de diciembre.

LOS DOS más cercanos colaboradores al mandamás electo, Ismael Brito y Aquiles Espinosa, rondan los 50 y tantos, casi el sexto piso.

OTROS contemporáneos, también cercanos a Ruti, rondan las 60 primaveras (y otros un poquito más): Amador Rodríguez, Ernesto Gutiérrez, Plácido Morales, Jorge Morales Messner, Juan Trinidad, José Antonio Molina Farro.

DE FUTUROS alcaldes, el compa Carlos Morales, con 61 años de edad, en octubre despachará como alcalde de nuestra castigada Tuxtla Gutiérrez.

MÁS AVANZADITO de hojas de calendario está Óscar Gurría Penagos, quien gobernará su anhelada Tapachula a los 65 años de edad.

HAY OTROS más chavitos, cincuentones, como el siempre movidito Emilio Salazar, quien seguramente como diputado local tendrá un protagónico desempeño en el Congreso local.

Y AUNQUE la edad tampoco es garantía de blindaje a la estulticia, hay confianza que estos hombres maduros respondan con la templanza que la edad obliga, en el momento político que se les demande.

NO DUDO que cometan errores, pero no serán por la impericia y avidez del protagonismo de juventud; es más, por algo, a los que cumplen 60, se les ha denominado “adultos en plenitud”.

EL SEXENIO por venir promete mucho porque la experiencia de vida es ya un (gran) avance a la hora de tomar decisiones y, empezando por AMLO, y por Ruti acá, vamos un paso adelante.

 

Ganador

 

EL COMPA Emilio Salazar ha sido rojo, azul y verde… pero, sobre todo, güerista; un convencido soldado del Güero-Lek.

LE SIRVIÓ como diputado federal, antes como diputado local y el tiempo y la circunstancia ya no le catapultaron para ayudarle al Senado.

MILO ha ganado en casi todas las trincheras partidistas en las que ha incursionado y prueba de ello es su más reciente victoria holgada, como diputado local (obvio, por el partido de su amigo MVC).

EL ORGULLOSO tuxtleco es un hombre de empresa que, sin embargo, tiene un talento especial para la política, para lograr acuerdos donde nadie los pensaría.

RECUERDO un cumpleaños suyo: había compitas de todos color, y también verdes: rojos, azules, morenos, del naranja ése del na-na-na-na.

ÉSE ES el compa Emilio: tiene la habilidad para sentarse lo mismo con un encumbrado junior de la política nacional que con un nobel tecleador de lo inmediato.

QUIZÁ por eso tenga tantos maledicentes, por su destreza para brillar en la trinchera donde se pare.

NO DUDO que Emilio Salazar aún tenga larga vida en la política, por más chicharronera que luego sea acá en nuestro rancho amado, pues cuenta con la lozanía, talento, capacidad y compromiso para eso.

ESO SÍ, Emilio un ganador porque ha construido sólidas amistades y su lealtad, a toda prueba, sigue siendo con el Chiapas en el que ha soñado vivir y, por supuesto, heredarle a su pequeño Milo.

 

Cabildero

 

NO SE LO diga a nadie pero Alejandro Culebro anda de cabildero (y sin cobrar).

CALLADITO, el Auditor Superior ha tenido un titipuchal de reuniones en su propio nido (el Órgano de Fiscalización Superior del Congreso del Estado) para que alcaldes salientes y entrantes se sienten a platicar con un único objetivo: ser transparentes.

EL JOVEN servidor público se está esmerando en que la transición sea una caja de cristal; en hacerlos madurar, sobre todo a los que vienen, a que manejen muy bien los recursos públicos.

ES IDEAL que, los munícipes que vienen, sepan de una vez por dónde masca la iguana en eso de rendir cuentas.

[NO LA VAYAN a regar los alcaldes entrantes y pongan a su mejor amig@ en la chequera pública; mejor, a su más dura pieza, para que sea su primer auditor, su primer filtro y desde ahí, al interior, se vayan corrigiendo.]

AUNQUE esté lejos de los flashazos, este chamaco quiere evitar a toda costa a los mañosones y tramposos que, obviamente, se enfrentarán el día de mañana a los procedimientos penales que la ley obliga.

BIEN por el cabildero Alejandro Culebro que, contrario a otros auditores de sexenios pasados, lo único que querían era brincarse el sexenio y ocultar los libros blancos de su jefe.


CACHIVACHES: BUENA polémica provocó un tuit de AMLO en su visita a Tapachula, a la empresa Agromod, propiedad de su futuro coordinador de gabinete, Alfonso Romo, quien ya salió a aclarar que no será contratista del gobierno de Andrés Manuel