Letras en su Tinta

PENSAR transexenalmente debería ser el espíritu de todo político y es de celebrar que Carlos Morales tenga esa nueva sangre.

AYER, el alcalde tuxtleco dio a conocer la rehabilitación del Parque Chiapasiónate, funcionando de nuevo sus fuentes y luminarias.

DESDE ahí, además, anunció una reforestación de 50 mil árboles nativos para los libramientos Norte y Sur, que antes estaban así, con harta plantita.

[SÓLO a un alcalde sin identidad ni arraigo, como lo fue Jaime Valls, se le pudo ocurrir tumbar las plantas que ahora se replantarán en esas importantes vías de la ciudad.]

HAY QUE APLAUDIR, de verdad, esta medida, en un país que pareciera se reinventa cada seis años.

POR POLÍTICOS como Carlos Morales, es que el Parque de la Marimba existe, éste craneado originalmente por Patrocinio González Garrido.

O BIEN, el Polyforum y Centro de Convenciones, creados por Juan Sabines Gutiérrez, inmuebles que han trascendido al paso de los sexenios venideros.

SE NOTA la madurez de este político, ya de largo colmillo, quien en su carrera política ha tenido duros tropiezos y no menos descalabros que, gracias a ellos, le han forjado la sensatez.

BIEN por esa nueva sangre política que está de(mostrando) Carlos Morales.

 

La ley a secas

 

NI DURA ni blanda, lo que se necesita en Chiapas sólo es la aplicación de la ley; “la ley a secas”, como decía Benito Juárez, lo cual quedó demostrado al liberar la vía Tuxtla-SCLC el pasado lunes.

EL AMANECER de esta semana nos sorprendió con un bloqueo a la carretera más importante de Chiapas, que conecta a la capital con la zona Altos y Fronteriza, que paralizó la vida interna del estado.

ESTA VÍA es, también, la puerta de entrada al corredor turístico de nuestro estado, pues lleva a los Lagos de Montebello, Toniná y Palenque, por decir lo más destacable.

LOS BLOQUEADORES, habitantes de Ixtapa, estuvieron lejos de la honorabilidad pues, cuando los fueron a levantar, sacaron el cobre: desenfundaron las fuscas y echaron bala por todos lados.

OBVIAMENTE, luego se hicieron las víctimas, acusando excesos policíacos, algo que, obviamente, iban a recoger los medios de comunicación que no investigan, como esos corresponsales “nacionales” que llevan años reporteando el radio y la tv locales (y ahora las redes sociales).

AFORTUNADAMENTE, los chicos de Gabriela Zepeda, comandanta de la Secretaría de Seguridad, no se arrugaron y pepenaron a estos rijosos que disfrazan sus asuntos personales y políticos de lucha social.

NADIE se inconformó con la aplicación de la ley, en un sexenio que seguramente pasará a la historia por no dejarse chantajear, lo cual ya le reditúa en una popularidad que mantiene el góber Ruti.

AL CONTRARIO, toditos aplaudimos que hayan aplicado la ley, lo cual es preciso que se aplique: no dura ni blanca, sino “la ley a secas”.

 

Frontera

 

NUESTRA frontera sur está empezando a dejar de ser tan porosa.

AUNQUE sea por regaños del imperialismo yanqui, representado por el órate ese pelos de elote, como le dicen a Donald ‘Trun’, lo cierto es que ya hacía falta presencia militar acá en Tapachula.

LA REUNIÓN que tendrá el presidente Andrés Manuel López Obrador con su homólogo de El Salvador, Nayib Ukele, un publicista de origen árabe recién electo presidente de aquel país, va en ese sentido.

LE LLAMAN “Desarrollo para Centroamérica”, el programa que están pensando para contener a los migrantes de esa región que quieren irse a los yunaites y que ahora se espera contener acá, sin que brinquen el charco.

EL CASO es que la Guardia Nacional ya opera en la Perla del Soconusco, que lejos estaba ya de brillar como perla por tanto malandrín que ha llegado con las famosas “caravanas”.

MILITARES, marinos policías federales les están echando montón a los centroamericanos, lo cual es positivo para que, si quedan en territorio mexicano, al menos se porten bien.

PARA BENEPLÁCITO del inefable Óscar Gurría, un tipo desahuciado ya políticamente por los inútiles procederes que ha tenido, la Guardia Nacional no tiene ni para cuándo agarrar sus mochilas e irse.

MÁS VALE que nos vayamos acostumbrando a la presencia de la superpolicía pejista, y ojalá que sean efectivos, porque para fantochadas, ya hemos visto muchas en muchos sexenios.


CACHIVACHES: VAYA activismo de Lorenzo Córdova y toditos los consejeros presidentes de los estados, pues es evidente que MORENA quiere desaparecerlos con el cuento ese de la austeridad; el voto es caro, sí, por supuesto, por la desconfianza que los propios partidos se han empeñado en mantener; recién, Oswaldo Chacón le puso el dedo en la llaga: la respuesta está en disminuir el financiamiento a los partidos políticos… ALGO, y muy serio, está pasando en Bochil, aquella región (casi) olvidada porque cuando no hay balacera, secuestran a funcionarios; seguramente, allá, en aquella comunidad, estaba pensando José Alfredo cuando compuso aquella rola de “vámonos, donde no haya justicia, ni leyes ni nada, nomás nuestro amooooor”… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com

02/Octubre/2018
*No pintaré de ningún color: Rutilio
*Ni corrupción ni influyentismo: CM
*Mariano y Pancho, titanes verdes

*No pintaré de ningún color: Rutilio

*Ni corrupción ni influyentismo: CM

*Mariano y Pancho, titanes verdes

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

Góber

 

COMO mandamás de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), el Güero-Lek asistió ayer a la toma de protesta de los gobernadores Cuauhtémoc Blanco y Mauricio Vila, de Morelos y Yucatán respectivamente.

EL SPRINT final de MAVECO no cesa acá en al rancho amado sino que, lejos de apagarse, incluso se proyecta nacionalmente.

ES INÉDITO este cierre sexenal, con un góber chiapaneco que se esmera en construir acuerdos y tender puentes de diálogo con ideologías variopintas.

YA EN TUXTLA, por la tarde, después de la sacudida, se puso a pasarle lista a los comités de Protección Civil por si había un daño tras el pequeño sismo que puso nervios@ a más de un@.

ÉSE es el hiperactivo Güero-Lek, quien no para de andar de arriba para abajo, cuando otros, a estas alturas, ya se habían tirado a la hamaca a rascarse su mush.

 

Color

 

EN EL NUEVO Congreso que ayer se instaló, de mayoría morena, el góber electo Rutilio Escandón dijo que no pintará de ningún color su gobierno.

ACLARÓ que lleva su partido en el corazón pero que trabajará lo mismo para MORENA que para el PAN o PRD.

“NO USAREMOS el dinero del pueblo para hacer actividad partidista”, machacaría más tarde en el Ayuntamiento de Tuxtla, donde fue invitado a la toma de protesta del alcalde entrante Carlos Morales.

REITERÓ que se acabará el acarreo en eventos de gobierno y que los programas sociales llegarán hasta los mismísimos beneficiarios, teniendo con ello muchos ahorros.

FUE ENFÁTICO al señalar que el suyo será un gobierno “sin colores, sin ideologías”, el cual responderá solamente al clamor ciudadano.

ES MÁS, hasta adelantó que su imagen de gobierno será sólo el escudo de nuestro estado y la frase: “Chiapas de corazón”.

MÁS TARDE, en el Cabildo de Tuxtla ofreció un gobierno plural, donde estarán bien representados las mujeres, jóvenes, indígenas y discapacitados.

AL FIN, aunque sea a cuentagotas, ya vamos conociendo cuál es el estilacho del compa Ruti, quien despejará todas las dudas de su sello sexenal a partir del 8 de diciembre.

 

Alcalde

 

JUSTO el discurso que la tuxtlecada esperaba oír, eso fue lo que propinó Carlos Morales: no a corrupción ni influyentismo.

EN LA ÚNICA toma de protesta que fue transmitida por la televisión oficial, la señal de Canal 10, el nuevo alcalde de Tuxtla endosó entonces a “ineficientes y corruptos” gobiernos municipales, desde Juan Sabines hasta Fernando Castellanos, que le dejen un Ayuntamiento endeudado.

MENCIÓN especial le mereció el ex alcalde Samuel Toledo, de quien parece se sacó una espina que tenía clavada desde hace seis años, pues le lanzó un par de tremendas acusaciones: “No sólo se robó el dinero público; en la elección del 2012, se robó la voluntad del pueblo de Tuxtla”.

[COSA CURIOSA: no mencionó por sus nombres ni a la alcaldesa interina Chacha Pariente ni a su amigo confeso Jaime Valls ni tampoco a Yassir Vázquez. ¿Por qué será? Mmmm…]

EL COMPA Charly se le fue a la yugular al ex candidato a la gubernatura al acusarlo de “convertir en negocios personales el presupuesto municipal”.

ACUSÓ dispendio en medios de comunicación no para crear conciencia ciudadana sino para promociones personales de funcionarios.

LUEGO AFIRMÓ tajante que no habrá aviadores ni comisionados que trabajen fuera de la estructura del Ayuntamiento.

ACLARÓ que todo lo reportará la Auditoría Superior del Estado (ASE) y a las autoridades competentes para que deslinden las responsabilidades correspondientes.

DE REFILÓN, al señalar que afectará intereses creados, se vacunó: “Seguramente enfrentaremos acciones de denostación, insultos, calumnias, así como también presiones y reacciones políticas… Seremos firmes en nuestra decisión, y llegaremos hasta las ultimas consecuencias”.

AL FINAL, soltó tajante: “No toleraré actos de corrupción de ninguna índole, ni de influyentismo en mi gobierno”.

CONCLUSIÓN (al menos en Tuxtla): se acabó la transición de terciopelo, inicia la (¿larga?) noche de los cuchillos largos.

 

Mariano y Pancho

 

A MARIANO Rosales deberían darle un premio por su entereza y constancia políticas pues ayer, después de cuatro intentos, el quinto no fue malo para erigirse como alcalde de Villaflores.

EL COMPA Marianito fue de los pocos tucanes (o sea, del Partido Verde), que ganó una plaza, tan dura como lo es Villaflor, que estaba en manos del partido Mover a Chiapas, antes del PAN y mucho antes del PRI.

JUNTO con Cintalapa, que ganó el también tucán Pancho Nava, Villaflores se vuelve un importante bastión político del Verde, de los últimos reductos políticos que le quedarán al tucán tras el tsunami que les pasó en este 2018 llamado Morena.

UN ENJUNDIOSO y feliz Mariano Rosales ofreció gobernar cercano a la gente y trabajar con honestidad y transparencia.

MÁS DE UNO sospechamos que, esta vez, Marianito ganó porque, como pidió el voto para AMLO, ni modos que las huestes lopezobradoristas lo dejaran solo y cruzaron la boleta, aunque fuera Verde, a su favor.

EN EL CASO de Pancho, en Cintalapa, no hay duda que mantuvo su cercanía con la gente, el tricolor defraudó muy pronto y volteó a ver a los verdes que, a la distancia, no lo hicieron tan mal como los rojos.

NO PIERDA de vista a esa región pues, en una de ésas, el Verde se repepena para el 2021 desde ahí, donde un frailescano y un chimbombo podrían hacer la diferencia para que el Verde (re)surja de sus propias cenizas.

AL TIEMPO.