Letras en su Tinta

LA PURGA que le propinó el gobernador Rutilio Escandón al monstruo burocrático estatal era justa y necesaria.

EXTINGUIR unas, fusionar otras y descentralizar más están acabando (sanamente) con los “tradicionales” huesos.

SE DESMANTELA una estructura no de uno sino de hace dos sexenios, cuando entonces se confeccionó para otorgar recompensas políticas.

EN TAL AÑO, 2006, fueron tantos los compromisos que tuvo que hacer Juan Sabines para llegar a la gubernatura, que no sólo ratificó a funcionarios pablistas que lo ayudaron sino que le colocó más tentáculos al pulpo estatal.

POR FORTUNA ahora, gracias a una visión austera y de alta eficacia, el nuevo mandamás de Palacio le metió  tijera a inútiles instancias cuyo propósito era lucirse políticamente a costa del erario.

TRES EJEMPLOS:

LA EXTINTA Coordinación de Gabinete era meramente decorativa, un salvoconducto para chupar del presupuesto; una instancia de “condecoración” presupuestal para coordinar asuntos sin importancia.

LA SECRETARÍA de la Frontera Sur, también fulminada, no sólo fue absolutamente inocua sino que terminó como patrimonio familiar de una estirpe cuyo sello ha sido el chantaje.

EL FONDO de Fomento Económico (FOFOE) fue un mero reducto político, utilizado para financiar mediáticamente a su titular; ahora, lo único que valía la pena –su fideicomiso- pasó a ser parte de la recién creada Secretaría de Economía y Trabajo.

ESTOS tres ejemplos dimensionan cómo se abultaba la nómina, sin ninguna justificación más que la política; ahora, el imperativo de la cuarta transformación es hacer más con menos.

O COMO DICE el gobernador Rutilio Escandón: “Estirar lo más posible el presupuesto para trabajar de manera ordenada, justa y eficaz”.

 

UNACH

 

EL RECTOR Carlos Natarén tiene que ir más allá de las cuotas y los cuates.

PORQUE eso parece que está pasando al interior de la máxima casa de estudios, donde el gatopardismo parece reinar.

SI YA REPARTIÓ puestos para los grupos que su nombramiento descalabró en el camino –el del tenebroso Hugo Armando Aguilar y del ex rector Carlos Eugenio Ruiz–, lo que toca ahora es asumir las riendas.

LOS POCOS días al frente de la UNACH le exigen contundencia a cada paso y no el silencio a la rasurada presupuestal ni el galimatías que difundió en forma de boletín sobre las denuncias de acoso sexual por parte de profesores.

[SER EVASIVO no sólo NO atempera la legítima indignación de l@s aludid@s sino que alienta el activismo de feministas y levanta sospechas sobre si está protegiendo a alguien.]

OTRA: el intentar imponer a un cuate suyo en el área jurídica no tendría mayor trascendencia si no se lo impidiera la propia legislación, aunque, por supuesto, nadie le impugnará el nombramiento.

EN LA UNACH abunda el nepotismo y el tráfico de influencias, así que está obligado a disipar la sospecha de que en el Instituto de Investigaciones Jurídicas, donde despachó por casi ocho años –primero como Coordinador y luego como Director–, no hubo (ni hay) conflicto de interés alguno.

SUS ACCIONES dubitativas reflejan muy poco margen de maniobra, hasta cierta zozobra, lo cual obliga a reflexionar si nuestra máxima casa de estudios exige necesariamente a un académico.

DOS DE SUS MENTORES políticos, el Rector con quien entró y ahora lo coachea desde la ANUIES, y a quien le confeccionó la Constitución local, ahora en el Senado, deberán quedar en referentes pues él tiene que definir su propio andar.

¿LA UNACH necesita a un académico? Sí, pero a un académico con dotes políticas que le permita moverse en movedizos terrenos –sindicales, financieros– que necesariamente tendrá que pisar.

EL RECTOR Carlos Natarén tiene aún el beneficio de la duda.

 

‘Rutilistas’

 

GRAN SORPRESA han provocado los otrora alboristas y (ex) verdes que ahora se han jurado rutilistas-lopezobradoristas.

AÚN NO SECA la tinta de improperios infinitos que escribieron en contra del actual gobernador pero ya le juraron lealtad eterna (o sea, sexenal).

VIMOS, por ejemplo, a dos linchadores que, “imparcialmente”, desde la oficina del ex candidato Roberto Albores, urdieron todo tipo de campañas negras con una frase: “AMLO sí, Rutilio no”.

[EL COLMO (¿del cinismo?) es que hasta su (ex)vocera de campaña ya teclea embozada de imparcial, en el mismo espacio que antes se teñía de rojo alborista pero ahora está “a morir” con la causa sexenal.]

NADIE, ningún editorialista (salvo uno), desde principios de este año, cuando arrancó la encuesta interna de MORENA, le apostaba a que ganara Rutilio porque sus afectos (y nómina) estaban en otro suspirante (entonces foráneo pero que al final terminó en la causa lopezobradorista).

EL PODEROSO que ha apadrinado a estos flexibles opinadores tiene una clara intención futurista, la cual es legítima, pero lo que sorprende es la rápida mutación ideológica de los ahora tan ilustres apologistas.

DUDO mucho que el gobernador se trague el cuento de que estos “nuevos” adeptos (dizque) suyos lo apoyen de verdad; ya se verá, conforme pase el tiempo, el tamaño del compromiso conforme llegue el tambache de facturas.

AUNQUE ahora la apuesta es la desmemoria, no está mal que, de vez en cuando, a estos “nuevos” (dizque) rutilistas se les recuerde su pasado totalmente priísta/alborista.

 

CACHIVACHES: EXCELENTE noticia la ratificación de Marilú Ruiz Pastrana como directora de la Casa de las Artesanías, la cual a su llegada se renovó por completo y le dio un giro total a la producción de nuestros artesanos y artesanas… “EL QUE CREE que sale caro un profesional, no sabe lo caro que sale un incompetente”. Lo dijo Warren Buffet… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com

 

02/Octubre/2018
*No pintaré de ningún color: Rutilio
*Ni corrupción ni influyentismo: CM
*Mariano y Pancho, titanes verdes

*No pintaré de ningún color: Rutilio

*Ni corrupción ni influyentismo: CM

*Mariano y Pancho, titanes verdes

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

Góber

 

COMO mandamás de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO), el Güero-Lek asistió ayer a la toma de protesta de los gobernadores Cuauhtémoc Blanco y Mauricio Vila, de Morelos y Yucatán respectivamente.

EL SPRINT final de MAVECO no cesa acá en al rancho amado sino que, lejos de apagarse, incluso se proyecta nacionalmente.

ES INÉDITO este cierre sexenal, con un góber chiapaneco que se esmera en construir acuerdos y tender puentes de diálogo con ideologías variopintas.

YA EN TUXTLA, por la tarde, después de la sacudida, se puso a pasarle lista a los comités de Protección Civil por si había un daño tras el pequeño sismo que puso nervios@ a más de un@.

ÉSE es el hiperactivo Güero-Lek, quien no para de andar de arriba para abajo, cuando otros, a estas alturas, ya se habían tirado a la hamaca a rascarse su mush.

 

Color

 

EN EL NUEVO Congreso que ayer se instaló, de mayoría morena, el góber electo Rutilio Escandón dijo que no pintará de ningún color su gobierno.

ACLARÓ que lleva su partido en el corazón pero que trabajará lo mismo para MORENA que para el PAN o PRD.

“NO USAREMOS el dinero del pueblo para hacer actividad partidista”, machacaría más tarde en el Ayuntamiento de Tuxtla, donde fue invitado a la toma de protesta del alcalde entrante Carlos Morales.

REITERÓ que se acabará el acarreo en eventos de gobierno y que los programas sociales llegarán hasta los mismísimos beneficiarios, teniendo con ello muchos ahorros.

FUE ENFÁTICO al señalar que el suyo será un gobierno “sin colores, sin ideologías”, el cual responderá solamente al clamor ciudadano.

ES MÁS, hasta adelantó que su imagen de gobierno será sólo el escudo de nuestro estado y la frase: “Chiapas de corazón”.

MÁS TARDE, en el Cabildo de Tuxtla ofreció un gobierno plural, donde estarán bien representados las mujeres, jóvenes, indígenas y discapacitados.

AL FIN, aunque sea a cuentagotas, ya vamos conociendo cuál es el estilacho del compa Ruti, quien despejará todas las dudas de su sello sexenal a partir del 8 de diciembre.

 

Alcalde

 

JUSTO el discurso que la tuxtlecada esperaba oír, eso fue lo que propinó Carlos Morales: no a corrupción ni influyentismo.

EN LA ÚNICA toma de protesta que fue transmitida por la televisión oficial, la señal de Canal 10, el nuevo alcalde de Tuxtla endosó entonces a “ineficientes y corruptos” gobiernos municipales, desde Juan Sabines hasta Fernando Castellanos, que le dejen un Ayuntamiento endeudado.

MENCIÓN especial le mereció el ex alcalde Samuel Toledo, de quien parece se sacó una espina que tenía clavada desde hace seis años, pues le lanzó un par de tremendas acusaciones: “No sólo se robó el dinero público; en la elección del 2012, se robó la voluntad del pueblo de Tuxtla”.

[COSA CURIOSA: no mencionó por sus nombres ni a la alcaldesa interina Chacha Pariente ni a su amigo confeso Jaime Valls ni tampoco a Yassir Vázquez. ¿Por qué será? Mmmm…]

EL COMPA Charly se le fue a la yugular al ex candidato a la gubernatura al acusarlo de “convertir en negocios personales el presupuesto municipal”.

ACUSÓ dispendio en medios de comunicación no para crear conciencia ciudadana sino para promociones personales de funcionarios.

LUEGO AFIRMÓ tajante que no habrá aviadores ni comisionados que trabajen fuera de la estructura del Ayuntamiento.

ACLARÓ que todo lo reportará la Auditoría Superior del Estado (ASE) y a las autoridades competentes para que deslinden las responsabilidades correspondientes.

DE REFILÓN, al señalar que afectará intereses creados, se vacunó: “Seguramente enfrentaremos acciones de denostación, insultos, calumnias, así como también presiones y reacciones políticas… Seremos firmes en nuestra decisión, y llegaremos hasta las ultimas consecuencias”.

AL FINAL, soltó tajante: “No toleraré actos de corrupción de ninguna índole, ni de influyentismo en mi gobierno”.

CONCLUSIÓN (al menos en Tuxtla): se acabó la transición de terciopelo, inicia la (¿larga?) noche de los cuchillos largos.

 

Mariano y Pancho

 

A MARIANO Rosales deberían darle un premio por su entereza y constancia políticas pues ayer, después de cuatro intentos, el quinto no fue malo para erigirse como alcalde de Villaflores.

EL COMPA Marianito fue de los pocos tucanes (o sea, del Partido Verde), que ganó una plaza, tan dura como lo es Villaflor, que estaba en manos del partido Mover a Chiapas, antes del PAN y mucho antes del PRI.

JUNTO con Cintalapa, que ganó el también tucán Pancho Nava, Villaflores se vuelve un importante bastión político del Verde, de los últimos reductos políticos que le quedarán al tucán tras el tsunami que les pasó en este 2018 llamado Morena.

UN ENJUNDIOSO y feliz Mariano Rosales ofreció gobernar cercano a la gente y trabajar con honestidad y transparencia.

MÁS DE UNO sospechamos que, esta vez, Marianito ganó porque, como pidió el voto para AMLO, ni modos que las huestes lopezobradoristas lo dejaran solo y cruzaron la boleta, aunque fuera Verde, a su favor.

EN EL CASO de Pancho, en Cintalapa, no hay duda que mantuvo su cercanía con la gente, el tricolor defraudó muy pronto y volteó a ver a los verdes que, a la distancia, no lo hicieron tan mal como los rojos.

NO PIERDA de vista a esa región pues, en una de ésas, el Verde se repepena para el 2021 desde ahí, donde un frailescano y un chimbombo podrían hacer la diferencia para que el Verde (re)surja de sus propias cenizas.

AL TIEMPO.