Letras en su Tinta

Apagafuegos

 

SIN NINGUNA experiencia administrativa, Zoé Robledo entró de bomberito (apagafuegos) en el IMSS.

EL PRIMER damnificado del gabinete (que tuvo una estruendosa renuncia, Germán Martínez), le da la oportunidad a un chiapaneco de gozar de buena salud política.

QUIENES se dedicaron a golpearlo políticamente acá, seguramente tragaron saliva ante el empoderamiento (involuntario) que ahora toma.

EL DESAFÍO de Zoé no es poco: toma el mando de un Instituto moribundo financieramente y con el reto de dar un servicio de salud de primera.

POLÍTICAMENTE, es la oportunidad de llevar a la acción todos sus choros mareadores que siempre ha pregonado.

SE ENCARTA poderosamente a una sucesión tremendamente adelantada, como no habíamos visto en muchos sexenios.

SU VULNERABILIDAD, sin embargo, es lo que le da ventaja: es demasiado pronto para capitalizar el IMSS como espacio político por el riesgo (muy alto) de que fracase.

NO BASTARÁ patear la latita, llevársela tranquis, pues el IMSS tiene tremendos retos, como el tema de las jubilaciones, por mencionar el más apremiante y que implica un tremendo sacrificio presupuestal.

YA DEMOSTRARÁ de qué está hecho ese compa gestado en el sabinismo/alborismo, cuando recibió, por recomendación de su apá Eduardo Robledo, su primera oportunidad política como comentarista en Canal 10.

FUE EN 2009, hace apenas 10 años, cuando su padrino Juan Sabines Guerrero lo metió con calzador para ser Diputado local por la tierra “natal” de su apellido, Motozintla.

DESPUÉS, impulsado también por su otro padrino y amigo, Roberto Albores Gleason, fue catapultado al Senado en 2012, tronando a huestes perredistas con amplia trayectoria como la del ahora gobernador.

YA VEREMOS de qué está hecho el compa Zoé, a quien ojalá la humildad lo invada

 

SPAUNACH

 

EL SPAUNACH, uno de los sindicatos más sólidos de Chiapas, avanza inquietantemente a una espiral de conflictos que podría durar muchos años.

AL QUEDAR fuera dos planillas, la Junta Local de Conciliación y Arbitraje determinó el pasado lunes declarar una “suspensión” del proceso interno que vive el sindicato de profesores de la UNACH.

POR SEPARADO, dos de las planillas que quedaron fuera, la de los profesores Héctor de León y Juliana Matus, acusaron anomalías y falta de parcialidad, por lo que interpusieron directamente un recurso de revisión ante la JLCA.

LA MISMA JLCA ya emplazó al SPAUNACH que lleva Indra Toledo para el próximo 31 de mayo, para que explique su proceso electoral interno y, de ser posible, llegue a un acuerdo conciliatorio con los quejosos.

OJALÁ que impere el acuerdo, se logren registrar las otras dos planillas, cubriendo los requisitos que les faltaban, si es el caso, para entonces verse en las urnas y que sean los votos de los docentes quienes decidan qué profesor quieren que los represente en el Sindicato de Profesores.

EL RIESGO que existe es que las posturas se vuelvan más radicales y pase lo que actualmente le sucede al Sindicato de Burócratas, el cual vive acéfalo y con un pleito interno, sin dirigente, que lleva casi 8 años.

SERÍA DESEABLE que Ariosto de los Santos y Mario José Gutiérrez, de las planillas azul y blanca, respectivamente, expresaran públicamente que no tienen reparo en enfrentarse con cualquier otra planilla.

POR SU PARTE, Héctor y Juliana, de las planillas “Guinda” y “Democrática Magenta”, respectivamente, le apostaran a ganar con votos entre docentes, en vez de litigios que no le hacen bien a nadie en el Sindicato de Profes de la UNACH.

AUNQUE lo más importante ahora, para Ariosto, Mario, Héctor y Juliana, es pensar en los universitarios, en lo dañino que sería para ellos, estando en clases, vivir un movidito proceso electoral sindical.

INCLUSO, al mismo rector Carlos Nandayapa le conviene un proceso tranquilo, y que llegue pronto a su fin, para no tener una universidad convulsa e inquietante cuya efusividad pudiera desbordar pasiones y provocarle ingobernabilidad.

YA VEREMOS, dijo el choroco.

 

Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com…

08/Octubre/2018
*Gabinete, hasta el 8 de Diciembre
*Brito power. Lealtad y eficiencia
*Arrancan y no siempre terminan

*Gabinete, hasta el 8 de Diciembre

*Brito power. Lealtad y eficiencia

*Arrancan y no siempre terminan

Por: VÍCTOR CARRILLO CALOCA
@tinta_fresca

AL ARRANQUE de la transición (formal), el pasado viernes en Palacio, el gobernador electo Rutilio Escandón dejó algo en claro: “No son todos los que están, ni están todos los que son”.

EL ‘NO SE HAGAN bolas’ era un mensaje (no tan) cifrado de que a nadie le ganen las ansias de flashazos pues una cosa es haber nombrado a un grupo (valioso) de técnicos y otra que sean (necesariamente) cabezas de Secretaría.

[UN DATO muy relevante es que el futuro gabinete tendrá un fuerte aroma de mujer; es decir, se privilegiará la equidad de género como nunca antes había sucedido en un gabinete.]

OSÉASE que el Doctor se guarda sus últimas cartas, evidentemente, para una coyuntura más cercana al próximo 8 de diciembre.

[POR EJEMPLO, su entrañable amigo, Jorge Morales Messner, un hombre con amplia experiencia en lo administrativo y político, así como Ernesto Villanueva, Míster Tractor, colmilludazo que se la jugó con Rutilio desde el arranque de la campaña, es casi seguro que ocuparán una importante cartera.]

LA VENTAJA que tiene el gobernador electo es que podrá echar mano de gente leal y fiel, no recomendados, como sucedió en este sexenio; es decir, no habrá designaciones por pago de facturas políticas sino que prevalecerán tres rasgos: compromiso, trabajo y austeridad.

[RECUÉRDESE, por ejemplo, a Bayardo Robles, ex secretario de Obras, quien todo el tiempo pregonaba que su cargo se lo debía a Arturo Peña, tío del presidente EPN, y no al Güero-Lek.]

POR LO PRONTO, quedó claro que los 16 nombres encartados como parte del equipo técnico de transición por parte del góber electo, son hombres y mujeres profundamente leales y eficientes al futuro inquilino de Palacio.

LA REUNIÓN en Palacio se caracterizó por la bonhomía y cortesía de siempre del gobernador electo, resonando aquella frase: “No son todos los que están, ni están todos los que son”.

 

Brito power

 

A LA DIESTRA del gobernador electo Rutilio Escandón, estuvo su imprescindible Ismael Brito Mazariegos.

EL ROBERTO Rubio del próximo sexenio se destaca –igual que el actual, aún en funciones– por su indudable talento político.

LA DIFERENCIA que distingue al de Socoltenango es que esa capacidad de observar (y operar) las coyunturas políticas se dan entre lo técnico y lo rudo.

[RUBIO sólo demostró su lado técnico y nunca se le conoció su lado rudo; por cierto, el compa RR es el ÚNICO de los funcionarios del Güero-Lek que antepuso, siempre, el proyecto de su jefe y amigo MVC, antes que el interés personal.]

DE ISMAEL nadie duda en su lealtad hacia el gobernador electo, a quien conoció en las aulas universitarias, en un posgrado que impartió Rutilio Escandón en los 90’s sobre derecho en la Universidad Salazar.

BRITO es a Rutilio Escandón, lo que el propio Rutilio es al presidente electo Andrés Manuel López Obrador,  un amigo y hermano desde hace más de 30 años, desde que el tabasqueño protagonizó, allá en la tierra del edén, su famoso Éxodo por la democracia.

[POR CIERTO, la pasión por el beisbol, que tanto le gusta al presidente electo, es compartida por el propio Rutilio, por lo cual no hay que descartar que el béis de Chiapas tenga incluso una representación en la Liga Mexicana de Beisbol.]

EN FIN, pa’ decirlo en buen castilla, Brito power no tiene agenda personal ni intereses propios pues todos, toditos, están supeditados a lo que le convenga a su jefe político.

 

Inicio y término

 

AHORA bien, si hay un rasgo clave que debe prevalecer entre los 16 rutilistas de la transición, ésa es la humildad.

Y ES QUE no necesariamente el funcionario que arranca, va a llegar hasta el 7 de diciembre del 2024 (como sucedió en el actual sexenio).

VEAMOS:

LA MÁS IMPORTANTE cartera, la Secretaría de Gobierno, tuvo a don Noé Castañón unos cuantos meses; a Eduardo Ramírez durante casi dos intensos años; al Caballero de la Política, Juan Carlos Gómez Aranda; y remata ahora Mario Carlos Culebro Velasco.

EN LA CONVULSA Secretaría de Educación, Ricardo Aguilar (quien duró varios años como un guiño latente a la profesora Elba Esther); Sonia Rincón Chanona (cuyo puesto terminó pidiendo la CNTE en una negociación nacional); Roberto Domínguez Castellanos (aquel de “ni del SNTE ni de la CNTE”); y finalmente el técnico Lalo Campos.

EN SALUD, pasaron Carlos Eugenio Ruiz Hernández, el doc Javier Paniagua y finalmente Paco Ortega, éste quien más brilló por al mismo tiempo apagar fuegos y hacer más eficiente a esa dependencia repleta de broncas.

EN OBRAS, que primero se llamó Infraestructura, estuvieron dos arquitectos-políticos: Bayardo Robles, la mayoría del sexenio; y más tarde Jorge Beta Betancourt, quien permaneció hasta todavía el amanecer de este 2018.

LA SECRETARÍA del Campo se le entregó primero al PRI, apersonándose ahí Julián Nazar, quien se mantuvo la primera mitad del sexenio; después llegó, en el extremo político, José Antonio Aguilar Bodegas; y ahora baja la cortina de esa dependencia, Sergio Molina.

EN TRANSPORTE, arrancó Mariano Rosales (actual alcalde de Villaflores), Fabián Estrada (ahora de vuelta a su vida empresarial); Mario Carlos Culebro y Álvaro Robles, quien ojalá baje bien la cortina.

EN JUVENTUD y Deporte, desfilaron tres personajes: el controvertido Carlos Penagos; José Luis Orantes, quien sin duda hizo vivir lo mejor a esa dependencia; y Samuel León, quien cuidadosamente concluye esa importante fusión de disciplinas.

EN HACIENDA, una instancia que demanda a técnicos, estuvieron Juana María de Coss, quien le tocó sortear el complicado arranque del sexenio; y después Humberto Pedrero, actual diputado federal.

EN CONTRALORÍA (antes Función Pública), también hubo nada más dos: Miguel López Camacho (QEPD) y Humberto Blanco Pedrero, quienes fueron dos experimentados en el tema de la rendición de cuentas.

EN LA SECRETARÍA del Trabajo, arrancó Manuel Sobrino, quien le entró con todo a reestructurar la dependencia; le siguió Paco Zorrilla y concluye Óscar Ochoa.

POR PESCA pasaron: Diego Valera, el ex alcalde turulo MANACO (Manuel Narcía Coutiño), Miguel Prado, actual diputado federal moreno; y ahora, quien mantiene a flote la lancha, Rey Aguilar.

LAS EXCEPCIONES, quienes aguantaron todo el sexenio, fueron: Turismo (Mario Uvence), Economía (Ovidio Cortazar), Medio Ambiente (Carlos Morales), Protección Civil (Luis Manuel García Moreno) y el Instituto de Comunicación (José Luis Sánchez).

EN CONCLUSIÓN: no hay que pecar de poca humildad pues funcionario que arranca en un sexenio, no necesariamente termina.


CACHIVACHES: JUSTO ayer, en el aniversario luctuoso de don Belisario Domínguez, la senadora chiapaneca Sasil de León Villard instaló la Comisión senatorial que lleva el nombre del ilustre prócer nacional, cuyo legado es difundido por esta importante instancia senatorial… LA CÁTEDRA “Dr. Manuel Velasco Suárez”, que arranca hoy en la UNACH bajo la batuta del doc Carlos Eugenio Ruiz Hernández, contará con la participación del doctor Juan Luis González-Alcántara Carrancá, profesor investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM; el Auditor Superior de la Federación, David Colmenares; el ingeniero Víctor Villalobos Arámbula, próximo Secretario de Agricultura, así como José Ángel Córdova Villalobos, Rogelio Ramírez de la O, Luis Ernesto Derbez, Muna Dora Buchaín, José Luis Luege,  Manuel Aguilera Gómez y Margarita Luna Ramos… EL ENCARGADO de la transición en materia de política y gobernabilidad, el experimentado Juan Carlos Gómez Aranda, un político harto conciliador y siempre entregado a Chiapas, cumplió años el pasado sábado y por eso le mandamos una cordial felicitación… SE AGITAN (y mucho) las aguas en la UNACH, por la sucesión en Rectoría; ya le contaré…