Letras en su Tinta

“SE DEFINE #Chiapas2018: El Movimiento por la Dignidad estará en la boleta electoral con #ERA; para el @partidoverdemex, @ramirezlalo_ ‘es nuestra carta más fuerte’: @CarlosPuenteZAC”.

ESTE TUITAZO, que publiqué la mañana del 3 de Febrero, fue clave para entender lo que vendría y que tras cardíacos jaloneos, ayer en una convulsa tarde dominical, se reveló:

EL VERDE pedía al Instituto de Elecciones su salida de la coalición “Todos por Chiapas”, dejando solo al PRI y tomando su propio camino junto con la chiquillada (Podemos Mover a Chiapas y Chiapas Unido).

[ESO DE “CHIQUILLADA” es un decir pues, juntos, ese par de partidos, en 2015, alcanzaron casi la misma votación que el PRI.]

SÓLO UNA CANDIDATURA común, de varios color y también Verde, puede hacerle frente a esa tormenta política llamada MORENA, con un candidatazo como Rutilio Escandón.

HOY SE DEFINIRÁ también, luego de una reunión que empezó anoche y seguía esta madrugada, si otras tres siglas se suman a esa candidatura que se antoja altamente competitiva.

UNA CANDIDATURA común permitirá además una exposición política (y mediática) mucho mayor pues cada partido sumado tendrá que hacer su propia asamblea y coronar a un mismo suspirante.

HOY SE FORMALIZARÁ la pulverización de la (casi extinta) coalición “Todos por Chiapas”, pues para los consejeros electorales que comanda Oswaldo Chacón la solicitud de los tres partidos es mero trámite.

OSÉASE que ya hay tiro (o se va definiendo) para este #Chiapas2018, en orden de aparición: Ruti, Rocko, Jósean y (casi) Lalo.

 

Jósean

 

HOY, el PRD nacional dará a conocer que su candidato será José Antonio Aguilar Bodegas, como cabeza de la coalición “Chiapas Al Frente”.

REPETIR como candidato a la gubernatura, ahora por otra sigla que no es ya su cuna política, el PRI, será una verdadera hazaña para el compa Jósean.

SOBRE todo, cuando anoche, en el PAN y Movimiento Ciudadano, ya andaban haciéndole fuchi a esos compas amarillos que suelen debatir a sillazos.

AUNQUE para quienes han oído a José Antonio Aguilar Bodegas –quien será acompañado por el ex verde Diego Valera como fórmula al Senado–, el Frente en Chiapas “está muy firme”.

[IRONÍAS de la vida: Dieguito tendrá que levantarle la mano a quien fuera archirrival de su tata, en aquella mítica elección ochentera –en Tapachula– cuya confrontación (per)sigue aún hoy como fantasma al compa Jósean.]

MAÑANA se pone convulso, especialmente, porque es el último día para registrar “candidaturas comunes”; es decir, el Frente por Chiapas sí puede caerse (por segunda vez).

POR AHORA, el partido amarillo ya tiene a su gallo definido: José Antonio Aguilar Bodegas, quien buscará ser cabeza de la coalición “Chiapas Al Frente”.

 

Chiflando…

 

MÁS DE UNO quedará chiflando en la loma con el manotazo en la mesa dado para que Partido Verde tenga su propio gallo, como es el caso del traidor a la causa tucanesca, Carlos Penagos.

Y ES QUE, usted recordará, el (¿ex?)antrero, que se suponía era de los más fieles a su hermano el ‘Jaguar Negro’, fue de los que NO renunciaron cuando todos los diputados locales sí lo hicieron ante el agandalle tricolor.

NO SÓLO eso: intentó nadar de a muertito, sin fijar una postura de condena a que un rojo se impusiera ante un Verde.

Y AHÍ fue donde firmó su acta de defunción política, calculando (muy mal) que su “hermano” quedaría abandonado a su suerte y, por ende, él también.

[ES MÁS, ni su acurrucamiento en el nido del fuego amigo, ni sus plegarias enviadas al fuego enemigo, le rindieron los frutos deseados pues los dos archienemigos de ERA le dieron el avión por su obvia naturaleza traidora.]

AHORA que los acontecimientos están dando un giro de 180 grados, más de un Verde sabe que la lealtad será premiada, palabra que no está en el diccionario del susodicho personaje.

MÁS SORPRESAS habrá pues, en realidad, el #Chiapas2018 apenas está empezando…

 

CACHIVACHES: LOS AZULES se sorprendieron ayer con una fake news de que su dirigencia nacional desconocía a Janet Ovando, por lo que una pertinente aclaración (feisbukera) de Damián Zepeda aplacó los rumores y aclaró que la coleta sigue siendo la mandamasa del PAN Chiapas… EN OXCHUC, poco a poco vuelve la calma, pues ayer, sin incidentes, se realizó la elección para integrar un Concejo Municipal (donde se incluyen dos mujeres) y luego de que el Congreso desaforó a la presidenta municipal para que enfrente cargos que le impute la Fiscalía General del Estado… “SOY BONITA pero no hermosa, suelo pecar pero no soy el demonio, soy buena pero no soy un ángel”. Lo dijo Marilyn Monroe

Juanga, ¿por qué me haces llorar?

Si Pedro Infante no ha muerto, Juan Gabriel siempre volverá, una y otra vez…
16/Septiembre/2016
Juanga, ¿por qué me haces llorar?
Icono FotoJuan Alarcón
Por: VICC
@tinta_fresca

Yo nunca, nunca había llorado, y menos, por un amor musical…

Si fue un placer conocerle, es porque Juan Gabriel representó ese lado hipersensible que lo mismo le cantó a un palomo, al amor eterno de nuestras mamás o un antro juarense que ya inmortalizó, el Noa Noa.

Juanga fue ese lado femenino del macho mexicano que se refirió con sorna a la homosexualidad confesa del cantautor pero que en las fiestas era (y es) el inocente pobre amigo que tatarea no tengo dinero pero que Dios te bendiga mi amor pues le nace del corazón que Juanga sí vale la pena.

Alberto Aguilera Valadez nació en un pueblito de Michoacán, creció en Ciudad Juárez, tuvo su éxito en la Ciudad de México y vivía en Estados Unidos, lo que lo convirtió en un divo cosmopolita, una estampa musical universal, el ícono más grande de la música popular mexicana del Siglo 21.

El cantautor estará siempre en mi mente y en la de millones de mexicanos y latinos que se abrazaron muy fuerte a esas canciones que le salieron desde esa linda guitarra que nos ha dado tanta alegría, nos ha dado todo.

Si Pedro Infante no ha muerto y trascendió el siglo 20, Juan Gabriel siempre volverá, una y otra vez en nuestro Siglo 21: en cada grito de ¡Arriba Juárez!, en esos bailecitos cadenciosos de sus conciertos, en su peculiar gritito al cantar y, definitivamente, en el ulular de millones de gargantas que lo vitorearon.

Su popularidad lo rebasó a sí mismo y sólo se entiende porque representó prácticamente todas las discriminaciones posibles en este México desigual: huérfano de padre, abandonado por su madre, homosexual y, sobre todo, pobre.

Nadie puede exclamar un ay de dolor por Juanga pues volvió a ver la luz en su propia invención/redención musical que le dio ese pobre corazón tan lleno de amor que se detuvo un triste domingo de agosto y, con él, su abrumadora inspiración: más de mil 800 canciones.

Juanga, ya lo sé que tú te vas, que nunca volverás palomo pero me nace del corazón que te perseguirá ese amor eterno de todo mexicano que hiciste llorar de sentimiento, cantar de júbilo y reír de tus ocurrencias.

No sé por qué pero presiento que será mañana, o pasado mañana, cuando vuelva a reprocharle a todo el mundo que yo nunca, nunca había llorado, y menos, por un amor musical: Juan Gabriel.

Juanga, ¿por qué me haces llorar?