Letras en su Tinta

HOY termina el ciclo de Rutilio Escandón como Presidente del Tribunal y empieza uno nuevo como suspirante a góber bajo el cobijo de un fuerte movimiento nacional encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

RUTI revivió en el actual sexenio luego de que, durante el sabinato, le impusieron la Ley del Hielo por la animadversión de un colocho que nunca toleró le haya hecho el desdén político.

EL ORIUNDO de Carranza no sabía aún el tino de haberse desmarcado de un gobierno endeudador y persecutor con sus adversarios, lo cual le dio la autoridad moral para su renacimiento político.

ANTES, durante el pablismo, mantuvo una digna posición como el Senador de la República que, aunque de primer minoría, hizo la diferencia (el compa Ruti llegó a la máxima tribuna del país de la mano de Andrés Manuel como dirigente amarillo).

SU IRRUPCIÓN en la política aldeana se dio a su regreso de su preparación académica, desde el Norte del país, cuando quiso ser diputado local y el alborismo le hizo fraude en su natal Carranza.

LA DISCIPLINA y congruencia política lo colocó en la lucha del 2012, cuando hizo público su voto por el amigo de su familia, el joven Manuel Velasco Coello, sumándose a ese fenómeno político llamada Güero.

SU PERFIL de abogado fue ideal para encabezar, como Magistrado Presidente, el Tribunal de Justicia de Chiapas, en un parteaguas de la vida jurídica del país, donde transitó a los juicios orales, colocando a esa institución en el top ten de los mejores tribunales del país.

AHORA, con la experiencia de los años, la congruencia de sus luchas partidistas, y su impecable trayectoria personal como padre de familia, se catapulta a ser un fuerte rival como casi candidato de Morena a la gubernatura.

SIN DUDA, con Ruti en las boletas de este 2018, habrá tiro.

 

Ex vs Ex

 

¿QUÉ EX GÓBER anduvo muy activo en la Ciudad de México tratando de contener el activismo de otro ex góber?

QUIENES lo vieron, cuentan que le volaba el pelito de oficina gubernamental en oficina gubernamental, para plantear los riesgos de lo movidito de su archirrival.

SU CHAROLA como diplomático era su derecho de picaporte para reunirse aquí, allá y acullá, con tal de tratar de contener a quien enjauló y le tiene un indescifrable odio.

ESPECIALMENTE, ahora que, paradojas de la vida, ese ex góber que tanto lo odia está allanándole el camino a otro de sus enemigos jurados, el mismo contra el que le colgó una ficha de interpol que lo mantuvo a salto de mata.

[LA PERVERSIDAD en política no tiene límites pues apenas hace unos meses lo estaba linchando en redes y ahora hasta lo anda ayudando para entronizarse como candidato amarillo.]

QUIZÁ ese compita, que se tomó la molestia de venirse de los yunaites para “alertar” del renacimiento de este ex góber en estratégicas oficinas de gobierno, tiene miedo de ser medido con la vara que él midió.

YA VEREMOS si se consuma este ajuste de cuentas entre este par de fichitas políticas que, aunque pase el tiempo, se siguen odiando después de mantener un dulce amasiato.

CHAN, chan, chaaannn…

 

CACHIVACHES: ¿QUÉ FUNCIONARIO unachense, quien se jura y perjura leal al güerismo, es un pagudo accionista de un impreso que, un día sí y el otro también, golpea duro y directo al inquilino de Palacio? A ver, a ver, adivínele, que no hay muchos especialistas en la tenebra… EL ESCÁNDALO de las supuestas tarjetas clonadas de Bansefi debe ser investigado a fondo, más alláde un simple boletín de la dependencia que encabeza el polémico Virgilio Andrade, pues ya hasta la CNBV admitió que algunas tarjetas de acá fueron cobradas en Veracruz, Jalisco y Quintana Roo…

Chamba anti niñez

Trabajo infantil, reflejo de la crisis
01/Octubre/2016

» Son reclutados para “ayudar al gasto”

Chamba anti niñez
EN PELIGRO. Los niños sometidos a jornadas laborales caen en la clandestinidad y falta de medidas de protección. FOTOS: EJECENTRAL.COM.MX
Por: REDACCIÓN
@tinta_fresca

Un número alarmante de peques cambia las horas de juego y estudio por jornadas laborales.

Más de dos millones y medio de niños y adolescentes de entre cinco y 17 años se ha incorporado a una actividad laboral para ayudar al gasto familiar, ante lo cual la Organización Internacional del Trabajo (OIT) consideró al trabajo infantil como una “plaga” que debe erradicarse.

Por ello, la OIT, de acuerdo con el INEGI, lo definió como “aquel trabajo que los niños no deberían realizar porque son demasiados jóvenes, y para el caso de que no lo sean, porque el trabajo es peligroso para ellos”.

 

Números rojos

En México, el INEGI estima que 9 de cada 100 niños y adolescentes trabajan.

Los infantes generalmente se desarrollan en condiciones de vulnerabilidad, las cifras estiman que 30.5 por ciento trabaja en el sector agropecuario, 25.9 en el comercio y 24.6 en el sector servicios.

De esta manera, más de millón y medio de niños labora en actividades sin establecimiento, en el ambulantaje y plena informalidad.

Entre ellos, 15 de cada 100 tiene entre cinco y 11 años y 49 de cada 100 además estudia y simultáneamente realiza trabajos domésticos, 14.9 combina trabajo con estudios, 24.3 lo combina con quehaceres del hogar y 11.7 se dedica exclusivamente a trabajar.

De acuerdo con el Módulo de Trabajo Infantil de la ENOE, 403 mil niños laboran en jornadas de 15 a 24 horas a la semana, 173 mil de 25 a 34 horas, mientras que 172 mil trabajan 35 horas semanales o más.

 

Lejos de las aulas

Los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) reflejan que de los 32. 43 millones de menores de 18 años que hay en el país, más de 11 millones y medio no asiste a la escuela.

Respecto a la educación básica, de 11.18 millones de pichis de entre 5 y 9 años, 180 mil 577 no conoce un salón de clases, de los 4.4 millones de 10 a 11 años, 42 mil 960 también está alejado del sector educativo y 311 mil 984 de entre 12 y 14 años, tampoco pasa lista.

En total, 535 mil 916 niños en edad de acudir desde preescolar hasta secundaria, no tiene la oportunidad de estudiar.

De esa cifra, poco más de 482 mil son niñas y niños que, en la estratificación socioeconómica del INEGI, pertenecen a los hogares más pobres, lo que se traduce en una adolescencia y juventud temprana condenada a tener empleos precarios.

Así, un número alarmante de peques cambia las horas de juego y estudio por jornadas laborales. (Fuente: Mexicosocial.org)

29.5

POR CIENTO

De niños y jóvenes de entre

5 y 17 años, labora 35 o más

horas a la semana.

  • Chamba anti niñez
Chamba anti niñez
Chamba anti niñez