Letras en su Tinta

LA SUCESIÓN en la UNACH está viendo nacer a dos grupos rutilistas antagónicos, que bien podría ser el sello del próximo sexenio.

FUERA del relevo unachense el Güero-Lek, todo indica que el gobernador electo ha dado luz verde a un hándicap a la colina universitaria.

AMBOS han endosado al gobernador saliente una “intromisión”, con tal de posicionar a sus dos candidatos.

NO HAY, sin embargo, competencia alguna entre los dos perfilados pues mientras las credenciales de uno son las de la tenebra, grilla y actitudes clientelares, la carta de presentación del otro es ser un economista reconocido sin tacha alguna.

VEAMOS:

LA ESTRATEGIA de Hugo Armando Aguilar es clara: “bajarse” de la contienda y operar desde la oscuridad metiendo a un porro (su cuñado), para luego inscribirse de última hora para que después el porro “decline”.

AL OTRO suspirante, José Antonio Molina Farro, le basta su trayectoria de varios sexenios, donde el servicio público no le dejó ni una sola mácula, incluso, en el inefable pedazo sexenal de RAG apá.

LOS OTROS espontáneos, que han levantado la mano para ser Rector, son simples ingenuos que creen algo sacarán, cuando no advierten las señales políticas de que ni siquiera los voltearán a ver.

 

Músculo

 

AL PERMITIR el hándicap rumbo a la UNACH, Rutilio Escandón mide el músculo de su círculo rojo.

¿QUIÉN se impondrá: el poderoso Ismael Brito, o bien, la alianza de grupos rutilistas que apoya a José Antonio Molina Farro?

NO HAY duda que Hugo Armando Aguilar quiere presentarse como el cuñado cómodo pero quiere ignorar cómo se (de)mostró desleal con tres rectores (y dos gobernadores) a lo largo de casi 12 años.

EL (EX) ETERNO Número Dos de la UNACH siempre jugó para él, usando el presupuesto de la UNACH para otorgar plazas y canonjías diversas, con el propósito de lograr incondicionales en puestos claves de la UNACH, los cuales ahora usa.

DEL OTRO lado, se ubica José Antonio Molina Farro, un compita que cuando fue Rector de la UNICACH, demostró cómo lograr finanzas sanas y mantener estabilidad política luego de vivir una etapa convulsa.

[SU PERFIL de economista, y su amplia experiencia en el servicio público, lo hacen el candidato natural para manejar las finanzas actuales de nuestra máxima casa de estudios.]

PEPE se perfiló a la colina universitaria cuando el gobernador electo le encargó armar el Plan de Gobierno con las universidades.

EL ORIUNDO de Tonalá, que mezcla conocimiento técnico con habilidades políticas de la escuela tradicional, se puso a trabajar con el bajo perfil requerido pero con efectividad del 100 por ciento.

TAL TRABAJO lo colocó en la antesala de la Rectoría de la UNACH, sin estridencias, sin tirar lodo y con una discreción y habilidades que ya quisieran muchos.

POR AHORA, ya falta poco para saber si habrá un poder bipartita entre el círculo cercano del gobernador Rutilio Escandón; y si ese hándicap unachense (el litigio en medios) será un sello sexenal que se repetirá.

CHAN, chan, chaaaannnn…

 

CACHIVACHES: SI ALGUIEN duda de la cercanía que tiene Rutilio Escandón con el presidente Andrés Manuel, que vea la foto de ayer en Yucatán, donde los gobernadores de las entidades involucradas en el Tren Maya tuvieron una nueva reunión para definir detalles del ambicioso proyecto sexenal… “EDUCACIÓN es lo que queda después de olvidar lo que se ha aprendido en la escuela”. Lo dijo Albert Einstein… Escríbame a: tinta_fresca@hotmail.com



Chamba anti niñez

Trabajo infantil, reflejo de la crisis
01/Octubre/2016

» Son reclutados para “ayudar al gasto”

Chamba anti niñez
EN PELIGRO. Los niños sometidos a jornadas laborales caen en la clandestinidad y falta de medidas de protección. FOTOS: EJECENTRAL.COM.MX
Por: REDACCIÓN
@tinta_fresca

Un número alarmante de peques cambia las horas de juego y estudio por jornadas laborales.

Más de dos millones y medio de niños y adolescentes de entre cinco y 17 años se ha incorporado a una actividad laboral para ayudar al gasto familiar, ante lo cual la Organización Internacional del Trabajo (OIT) consideró al trabajo infantil como una “plaga” que debe erradicarse.

Por ello, la OIT, de acuerdo con el INEGI, lo definió como “aquel trabajo que los niños no deberían realizar porque son demasiados jóvenes, y para el caso de que no lo sean, porque el trabajo es peligroso para ellos”.

 

Números rojos

En México, el INEGI estima que 9 de cada 100 niños y adolescentes trabajan.

Los infantes generalmente se desarrollan en condiciones de vulnerabilidad, las cifras estiman que 30.5 por ciento trabaja en el sector agropecuario, 25.9 en el comercio y 24.6 en el sector servicios.

De esta manera, más de millón y medio de niños labora en actividades sin establecimiento, en el ambulantaje y plena informalidad.

Entre ellos, 15 de cada 100 tiene entre cinco y 11 años y 49 de cada 100 además estudia y simultáneamente realiza trabajos domésticos, 14.9 combina trabajo con estudios, 24.3 lo combina con quehaceres del hogar y 11.7 se dedica exclusivamente a trabajar.

De acuerdo con el Módulo de Trabajo Infantil de la ENOE, 403 mil niños laboran en jornadas de 15 a 24 horas a la semana, 173 mil de 25 a 34 horas, mientras que 172 mil trabajan 35 horas semanales o más.

 

Lejos de las aulas

Los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) reflejan que de los 32. 43 millones de menores de 18 años que hay en el país, más de 11 millones y medio no asiste a la escuela.

Respecto a la educación básica, de 11.18 millones de pichis de entre 5 y 9 años, 180 mil 577 no conoce un salón de clases, de los 4.4 millones de 10 a 11 años, 42 mil 960 también está alejado del sector educativo y 311 mil 984 de entre 12 y 14 años, tampoco pasa lista.

En total, 535 mil 916 niños en edad de acudir desde preescolar hasta secundaria, no tiene la oportunidad de estudiar.

De esa cifra, poco más de 482 mil son niñas y niños que, en la estratificación socioeconómica del INEGI, pertenecen a los hogares más pobres, lo que se traduce en una adolescencia y juventud temprana condenada a tener empleos precarios.

Así, un número alarmante de peques cambia las horas de juego y estudio por jornadas laborales. (Fuente: Mexicosocial.org)

29.5

POR CIENTO

De niños y jóvenes de entre

5 y 17 años, labora 35 o más

horas a la semana.

  • Chamba anti niñez
Chamba anti niñez
Chamba anti niñez