Letras en su Tinta

HOY termina el ciclo de Rutilio Escandón como Presidente del Tribunal y empieza uno nuevo como suspirante a góber bajo el cobijo de un fuerte movimiento nacional encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

RUTI revivió en el actual sexenio luego de que, durante el sabinato, le impusieron la Ley del Hielo por la animadversión de un colocho que nunca toleró le haya hecho el desdén político.

EL ORIUNDO de Carranza no sabía aún el tino de haberse desmarcado de un gobierno endeudador y persecutor con sus adversarios, lo cual le dio la autoridad moral para su renacimiento político.

ANTES, durante el pablismo, mantuvo una digna posición como el Senador de la República que, aunque de primer minoría, hizo la diferencia (el compa Ruti llegó a la máxima tribuna del país de la mano de Andrés Manuel como dirigente amarillo).

SU IRRUPCIÓN en la política aldeana se dio a su regreso de su preparación académica, desde el Norte del país, cuando quiso ser diputado local y el alborismo le hizo fraude en su natal Carranza.

LA DISCIPLINA y congruencia política lo colocó en la lucha del 2012, cuando hizo público su voto por el amigo de su familia, el joven Manuel Velasco Coello, sumándose a ese fenómeno político llamada Güero.

SU PERFIL de abogado fue ideal para encabezar, como Magistrado Presidente, el Tribunal de Justicia de Chiapas, en un parteaguas de la vida jurídica del país, donde transitó a los juicios orales, colocando a esa institución en el top ten de los mejores tribunales del país.

AHORA, con la experiencia de los años, la congruencia de sus luchas partidistas, y su impecable trayectoria personal como padre de familia, se catapulta a ser un fuerte rival como casi candidato de Morena a la gubernatura.

SIN DUDA, con Ruti en las boletas de este 2018, habrá tiro.

 

Ex vs Ex

 

¿QUÉ EX GÓBER anduvo muy activo en la Ciudad de México tratando de contener el activismo de otro ex góber?

QUIENES lo vieron, cuentan que le volaba el pelito de oficina gubernamental en oficina gubernamental, para plantear los riesgos de lo movidito de su archirrival.

SU CHAROLA como diplomático era su derecho de picaporte para reunirse aquí, allá y acullá, con tal de tratar de contener a quien enjauló y le tiene un indescifrable odio.

ESPECIALMENTE, ahora que, paradojas de la vida, ese ex góber que tanto lo odia está allanándole el camino a otro de sus enemigos jurados, el mismo contra el que le colgó una ficha de interpol que lo mantuvo a salto de mata.

[LA PERVERSIDAD en política no tiene límites pues apenas hace unos meses lo estaba linchando en redes y ahora hasta lo anda ayudando para entronizarse como candidato amarillo.]

QUIZÁ ese compita, que se tomó la molestia de venirse de los yunaites para “alertar” del renacimiento de este ex góber en estratégicas oficinas de gobierno, tiene miedo de ser medido con la vara que él midió.

YA VEREMOS si se consuma este ajuste de cuentas entre este par de fichitas políticas que, aunque pase el tiempo, se siguen odiando después de mantener un dulce amasiato.

CHAN, chan, chaaannn…

 

CACHIVACHES: ¿QUÉ FUNCIONARIO unachense, quien se jura y perjura leal al güerismo, es un pagudo accionista de un impreso que, un día sí y el otro también, golpea duro y directo al inquilino de Palacio? A ver, a ver, adivínele, que no hay muchos especialistas en la tenebra… EL ESCÁNDALO de las supuestas tarjetas clonadas de Bansefi debe ser investigado a fondo, más alláde un simple boletín de la dependencia que encabeza el polémico Virgilio Andrade, pues ya hasta la CNBV admitió que algunas tarjetas de acá fueron cobradas en Veracruz, Jalisco y Quintana Roo…

‘Estoy lista’: María Elena Orantes

“Se acabó el tiempo de las Juanitas pero es el tiempo de las mujeres”
10/Julio/2017
‘Estoy lista’: María Elena Orantes
“–¿Ya está listo Chiapas para tener una mujer gobernadora? “–Pues tan está listo que los paradigmas, a pesar de los conflictos poselectorales, por la imposición de las siglas, hicieron que las zonas indígenas, que tú y yo nunca habíamos visto, hoy sean gobernadas por mujeres”
Por: VICC
@tinta_fresca

María Elena Orantes no se hace bolas y suelta: “Estoy lista para atender la problemática de mi estado porque lo quiero, lo conozco y tengo con qué”.

–¿Ya estás lista?

–Siiii… ¡Siempre!

La actual diputada federal por Movimiento Ciudadano punza entonces: “Se acabó el tiempo de las Juanitas pero es el tiempo de las mujeres”.

La Nena no titubea cuando Tinta Fresca le pregunta si Chiapas está listo para ser gobernado por una mujer pues, afirma, “sabemos poner orden”.

–Tienes impermeable político para cualquier tormenta política…

–Más que nada, tengo años en la política ante la adversidad… Chiapas es no sólo mi origen sino también es el trayecto de mi vida. A Chiapas lo conozco porque mi acta de nacimiento sí es de un Registro Civil de acá de Chiapas.

Y revela que, desde Movimiento Ciudadano, empuja para apoyar a Andrés Manuel López Obrador, para que MC haga una alianza con MORENA.

 

Poquitos políticos, mucho pueblo

 

La Nena tiene rumbo político claro pues afirma que “llegué a las izquierdas para quedarme” luego de que en 2012 le negaron la aspiración en su cuna política, el PRI, “por el hecho de ser mujer”.

Ahora se le nota más madura, pues antes que los actos masivos prefiere reunirse con 10, 15 ó 20 personas: “Creo en las coaliciones, sí, pero creo más en las alianzas con la sociedad”.

Ahonda: “Los políticos son muy poquitos para tan mucho pueblo. Entonces, creo en la fuerza real de la ciudadanía, y la participación de los mismos; creo que podría romper un paradigma como lo hicimos (con Movimiento Ciudadano) en Jalisco”.

Refiere entonces que así caminó Amalia García en Zacatecas, visitando pueblos acompañada de su hermana, y el entonces gobernador Ricardo Monreal, cuando se dio cuenta, ya la tenía en todas partes.

“A veces me quedo sin voz pero eso es esencial: poder llegar, en silencio, sin hacer mucho ruido… La red social, no la de las redes sociales sino de la sociedad, es la mejor: de boca en boca, con convencimiento”.

 

Se acabaron las Juanitas

 

Para María Elena Orantes, México está listo para tener gobernadora desde que en los 80’s hubo una en Colima, Griselda Álvarez, aunque ella ve que el parteaguas de la participación de la mujer en política se dio con Amalia García en Zacatecas (2004-2011) e Ivonne Ortega en Yucatán (2007-2012).

“Son dos estados que, cuando las mujeres gobernaron, mantuvieron paz, desarrollo social, desarrollo económico y, pues, las mujeres finalmente ponemos orden”, suelta y hasta bromea: “Hay dos tipos de hombres: los que saben que la mujer puede generar ese orden y los que viven eternamente engañados. Ja, ja, ja...”

–¿Ya está listo Chiapas para tener una mujer gobernadora?

–Pues tan está listo que los paradigmas, a pesar de los conflictos poselectorales, por la imposición de las siglas, hicieron que las zonas indígenas, que tú y yo nunca habíamos visto, hoy sean gobernadas por mujeres en las urnas; además de las que pusieron porque no cumplían las tarifas electorales que la ley hoy ordena.

–¿El tiempo de las Juanitas ya se acabó?

–Se acabó el tiempo de las Juanitas pero es el tiempo de las mujeres. No sólo en el discurso de la paridad, sino en la realidad también. En la Cámara de Diputados, es la primera vez que las mujeres representamos casi el 48 por ciento.

Insiste entonces en que lo que ella prefiere es “generar compromisos con la sociedad, para no tener compromisos con otras bases partidistas. Yo creo que el interés tiene que ser Chiapas y por Chiapas”.

 

Tres ejes fundamentales

 

María Elena Orantes afirma que hay tres frentes fundamentales para cambiar a Chiapas: el impulso agrícola, a la naturaleza y la estabilidad social.

No es posible, dice, que los coyotes sean lo que más ganan; y que el turista venga una vez, diga qué precioso y nunca más regrese; además de recomponer el tejido social.

Con el gobernador Manuel Velasco Coello, afirma que tiene una relación “de profundo respeto que, en política, no es fácil decir”, a quien le aplaude destaque en temas de género: “Ha sido muy estricto en decir que nadie puede violentar los derechos de la mujer y me encanta”.

También, señala que en el tema de seguridad, a diferencia de Veracruz y Tabasco, “Chiapas ha destacado”.

–¿Cómo ve la vida política en Chiapas?

–La veo como el clima: ya no se sabe ni qué va a pasar. Un día llueve, el otro día tiembla. Y la política no es, se va haciendo; se va construyendo todos los días. Van cambiando los escenarios, van desapareciendo actores. Aspiran, suspiran…

–Pero aunque llueve o truene, María Elena Orantes sigue…

–Es que soy la de Protección Civil. Ja, ja, ja… Estoy resiliente para poder encontrar, en todo tipo de fenómenos, las declaratorias listas: de emergencia ¡y de desastre! Ja, ja, ja...

‘Estoy lista’: María Elena Orantes