Letras en su Tinta

En Los Pinos

 

EL GÜERO-Lek tuvo ayer una oportuna y enriquecedora audiencia con el Presidente de la República en la residencia oficial de Los Pinos.

LA CHARLA de trabajo derivó en acuerdos para apoyos e inversiones que tanto le hacen falta a Chiapas durante este difícil año de recortes presupuestales.

OSÉASE que nuestro rancho amado tiene un gestor de lujo, MAVECO, con el mismísimo EPN, quien (man)tiene en su corazón a Chiapas.

MUY BUENA, excelente noticia.

 

Gobernabilidad

 

SI LA GOBERNABILIDAD está agarrada con hilos que (de)penden exclusivamente de quinquirrines, más vale que se encuentre y rompa el cochinito respectivo pues aún faltan 18 meses a este sexenio.

ANTE la cero tolerancia que el respetable desarrolló con la movilización magisterial que todo el año pasado colapsó nuestras principales ciudades, es urgente ponerle freno a cualquier tapazón por el motivo que sea.

Y SI A ESO le sumamos una inexistente estrategia mediática que debería aplacar rumores y atacar versiones extraoficiales, a cargo de un anodino personaje y un inservible Instituto de Comunicación, el asunto se agrava.

ADEMÁS, no hay funcionario que salga a zanjar las críticas, cuyos dardos, al agacharse todos, pegan directamente al Güero-Lek, quien segurito ya hizo una lista de los relevos que debe hacer en su gabinete.

LO PIOR es que el gobierno anterior acostumbró a líderes sociales y políticos a mantenerse muy bien aceitados, en una bonanza artificial financiada con créditos a muy altas tasas de interés.

AHORA, en la recta final del sexenio, a todomundo le sale lo “combativo” cuando, en realidad, están “exigiendo” esas canonjías que les calentaba la mano, propias de la industria de la reclamación.

Y PARA eso, no les importa tomar de rehén al ciudadano de a pie, especialmente el de Tuxtla Gutiérrez, ciudad que es caja de resonancia política aunque en el resto del estado no pase gran cosa.

FALTA una que otra muestra de mano firme –incluso dura, por qué no, a estas alturas–, para que la gobernabilidad se construya no sólo de quinquirrines sino de una necesaria aplicación de la ley.

HAY TIEMPO todavía para construir una gobernabilidad deseable, ese respiro que falta para 18 meses más de trabajo y entregar la casa, aunque ello implique buscar y romper el cochinito respectivo que nos hace falta.

 

Sin cuates

 

AGOTADAS las cuotas, ya nomás falta hacer una disección de cuates al interior del gabinete para la última recta del sexenio.

LOS FUNCIONARIOS que no sirven, y han (de)mostrado su ineficacia administrativa una y otra vez, deberán preparar maletas.

ES IMPERATIVO un ajuste que implique llamar a técnicos para ocupar el lugar de las divas políticas que no han sabido, querido o podido administrar.

TRES áreas –financiera, política y de comunicación– son urgentes para cambiar positivamente la dinámica actual.

EN HACIENDA, urge un secretario resolutivo, con experiencia en la administración pública y que piense en una estrategia financiera que permita al estado un apalancamiento a corto plazo.

[LO “FÁCIL” ya se hizo y el costo social es alto pues nadie puede estar contento con los recortes a plantillas laborales, aunque ese efecto no se verá reflejado hasta el próximo año en las urnas.]

LA PARTE política es la más difícil pues varias son las áreas que deben instrumentar (y ejercer) dureza, para equilibrar esa política de bonhomía que ha sido el sello del inquilino de Palacio.

EL DIÁLOGO y los acuerdos tienen su límite cuando se afecta a terceros, pues una cosa es la tolerancia y otra, muy diferente, el desafío a las instituciones y la alteración de la paz social.

EL ÁREA de comunicación es fundamental pues se trata no sólo de informar oportunamente sino de sintetizar, a través de redes y medios (en ese orden) qué hay detrás de cada problema político, no sólo sus consecuencias sino sus causas.

[EL ÚNICO que hasta ahora ha desplegado una correcta estrategia de comunicación es Paco Ortega, y eso porque el secretario de Salud se aventó el tiro él solito, para desmenuzar el problema laboral entre sindicatos y la falta de pago a proveedores que derivó en falta de medicamentos.]

NO SE HA SABIDO comunicar, mucho menos cacarear un logro, pues todo se ha basado en una actitud pasiva, tremendamente burocrática, solamente reactiva y de muy poco calibre para atajar algún golpeteo.

SON MÁS, muchas más las áreas del gabinete que deben renovarse, pero lo que importa en la actual coyuntura es que, agotadas las cuotas, ya nomás falta hacer una disección de cuates al gabinete para tomar las riendas de la última recta del sexenio.


CACHIVACHES: LOS EMPRESARIOS gasolineros Pedro Mier y Arnulfo Cordero salieron ayer al paso de rumores para desmentir que no hay ni habrá un presunto paro de 48 horas entre gasolineras, pues ayer por la tarde se generó una psicosis que abarrotó varias estaciones de servicio en Tuxtla… LA MAESTRA Elba Esther Gordillo, aún a la sombra, es temida por la burbuja presidencial y por eso no le concedió la prisión domiciliaria pues (man)tiene una interlocución indirecta con ni más ni menos que Andrés Manuel López Obrador, ha revelado más de un editorialista de altos vuelos nacionales en la prensa durante esta semana…

Nenas extremas

Ximena y Kamila Ramírez Ramírez, campeonas del motocross
01/Febrero/2017

» De su padre heredaron la pasión por la adrenalina y la velocidad

Nenas extremas
Icono FotoJesús Ortega
EXTREMAS. A sus 8 años de edad, Ximena y Kamila dominan las pistas de motocross y se ven creciendo en este deporte.
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

Las Barbies son juegos de niñas, para ellas lo que rifa son las motos y la velocidad.

Son las hermanitas Ximena y Kamila Ramírez Ramírez, quienes en vez de cambiarle vestidos a muñecas o jugar a la hora del té, prefieren hacen rugir sus diminutas motos y con valentía, aprietan a fondo el acelerador para sortear curvas y rectas en las polvorosas pistas.

Tinta Fresca te presenta a estas dos princesas motorizadas, que en el pasado campeonato estatal, organizado por la Asociación Chiapaneca de Motociclismo, hicieron el 1-3 en la categoría mini de los 50 centímetros cúbicos, para orgullo de su familia y en especial de su padre, de quien heredaron la pasión por los caballitos de acero.

 

Guerreritas

“Me gusta la adrenalina de la moto”, suelta Kamila, de apenas 8 años de edad y quien al igual que su hermana comenzó a treparse a la motocicleta desde que tenía 5.

La timidez con la que explica su gusto por el motociclismo es diametralmente opuesta a su arrojo en la pista de carreras, donde hace rebases, salta rampas y acelera a la máxima potencia posible para llevarse la bandera a cuadros.

Su hermana Ximena la secunda y dice que, a diferencia de muchas niñas de su edad, su papá no las mima con muñecas o juegos de video, sino con el combustible, cascos, uniformes y todo lo que sea necesario para estar “al 100” en la pista.

“Nosotras competimos cada mes” explica Xime, quien va más allá y asegura que cuando sea grande la gustaría correr profesionalmente.

Además se pone seria al mencionar que no por ser niñas están en desventaja al practicar este deporte, que es “más o menos difícil” pero al final pueden salir triunfadoras incluso siendo más rápidas y ágiles que los niños.

 

Linaje extremo

“Me vieron correr y les gustó”, ataja Pedro Enrique Ramírez Vicente, papá de las intrépidas crossistas.

Recuerda que sus hijas entrenaron con la bicicleta para después treparse a la moto “y ahí se metieron y empezamos a comprar todo el equipo y a entrenarlas”.

Celebra con orgullo porque sus nenas practiquen un deporte sano aunque reconoce también que el motocross es extremo y le sufre un buen cuando compiten.

“Es muy emocionante pero la verdad también de muchos nervios… creo que me pongo más nervioso yo que ellas”, suelta sonriente.

Y si bien quisiera que Ximena y Kamila jugaran más con muñecas entiende que las Barbies son juegos de niñas y que para ellas, lo que rifa son las motos y la velocidad.

Nenas extremas