Letras en su Tinta

EL SUSPIRANTE presidencial José Antonio Meade recolocó geográficamente a nuestra entidad y decidió empezar su precampaña nacional acá en Chiapas, “donde empieza México”.

ALGO, y muy bueno, se está gestando cuando el no priísta precandidato del PRI decidió arrancar en el sur, y no en el norte, su camino hacia Los Pinos, en señal de un “reencuentro por nuestra grandeza del norte y del sur”.

PEPE, como le dicen sus amigos, llegó anoche a Tuxtla Gutiérrez, en el vuelo comercial de las 18:40 horas, acompañado de su esposa Juana Cuevas.

CENARON con el Güero-Lek y de inmediato se fueron a San Juan Chamula a un multitudinario evento, al cual acudió el gobernador en calidad de “un militante más” del PVEM, por lo cual pidió se le descontara el día.

AHÍ, ante indígenas tzotziles y ataviado con la indumentaria indígena, refrendó por qué quiere ser candidato presidencial: “para cerrar las brechas que nos separan entre el México que somos y el que soñamos”.

CON SEIS grados centígrados de frío, Pepe Mid se puso hasta metafórico y aludió a la hora de arranque de su precampaña: “Elegimos esta hora para decir claro y fuerte que no hay un solo minuto que perder en la tarea de hacer a México más grande y más justo”.

EL SUSPIRANTE presidencial tendrá hoy un desayuno con empresarios y, al medio día, un encuentro con la militancia del PRI y del PVEM.

 

Los símbolos

 

SI LA POLÍTICA está llena de símbolos, Pepe Mid lanzó varios con su presencia acá en Chiapas:

SU RECONCILIACIÓN con el sur, su compromiso con las etnias, su implícita vocación del combate a la pobreza y, parafraseando el himno a Chiapas, el hacer retornar las horas serenas entre el PRI y Verde.

ARRIBA, en el templete colocado justo enfrente de la emblemática iglesia de San Juan Chamula, además del anfitrión, el Güero-Lek ataviado también con su vestimenta Chamula, lo mismo estuvo Roberto Albores que Luis Armando Melgar, Neftalí del Toro que Emilio Salazar; y antes, en el aeropuerto, Meade fue recibido por Eduardo Ramírez.

DIAMETRAL perspectiva conceptual al dejar a Chiapas como “la última frontera” y recolocarlo en el mapa “donde empieza México”.

ES MUY PROBABLE incluso que, teniendo a un rival sureño, hasta su arranque de precampaña sea estratégico para competirle territorialmente.

SERÁ INTERESANTÍSIMO saber si vendrá de nuevo, si cerrará acá el proceso interno del PRI así como lo empezó; o bien, qué otras sorpresas tiene preparadas para establecer novedosos códigos políticos.

Y LO MÁS importante: si su discurso resulta tan innovador como su candidatura para convencer a priístas, y sobre todo no priístas, de otorgarle su voto el año entrante.

 

Limpio

 

LA SECRETARÍA de Salud que lleva el doc Paco Ortega pasó la prueba del añejo en eso de la fiscalización y así lo avalan sendos memorandos de la Secretaría de la Función Pública, la Contraloría General del Estado y la federal Secretaría de Hacienda.

PARA TALES dependencias, luego de una exhaustiva revisión de cómo se aplicaron los quinquirrines en todo 2017, las conclusiones fueron que “el control de los recursos fue adecuado” y “sin irregularidades detectadas”.

UNOS CUANTOS oficios no revelan el rigor y la limpieza con la que se trabajó en la SS, cuando Paco tomó el mando, sobre todo, con el antecedente de apechugar observaciones de errores administrativos ajenos a su gestión.

Y MIRE que las tres dependencias que auditaron a la casi siempre convulsa Secretaría de Salud no son, en absoluto, un día de campo, pues sus estándares de fiscalización son notablemente altos lo mismo en la SFP, Contraloría o la SHCP (imagínese las tres juntas).

LA MORALEJA del asunto es que si hay cuentas claras, también habrá amistades largas, buen sueño transexenal y, en una de ésas, hasta futuro político.


CACHIVACHES: “EN POLÍTICA, lo importante no es tener la razón sino que se la den a uno”. Lo dijo Konrad Adenauer

Trikazon chiapaneca

El fenómeno de los Niños Triquis llegó a Chiapas… para quedarse
16/Marzo/2017

» Este 2017 iniciarán en la zona Altos un proyecto similar al de Oaxaca

Trikazon chiapaneca
Icono FotoJesús Ortega
EJEMPLARES. Con el deporte superaron el hambre y la pobreza.
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

Encestes para un futuro mejor.

El fenómeno deportivo, social y cultural que representan los Niños Triquis, chavitos campeones internacionales de basquetbol, pese a jugar descalzos, padecer pobreza extrema y marginación en su comunidad de origen, se verá replicado en Chiapas en este mismo año.

Y sino lo cree, échele una leída las palabras que en exclusiva relevó a Tinta Fresca el mandamás de la academia indígena de baloncesto de Oaxaca, Sergio Martínez.

 

Proyecto

El pasado 4 de marzo, los Niños Triquis visitaron San Cristóbal de Las Casas, donde ofrecieron un partido de exhibición –en el que apabullaron a la selección de la ACHIBA por 98 puntos a 43- ante un lleno total en el Auditorio “Barón de Las Casas”.

“Al estar en Chiapas me sentí como si estuviera en mi casa”, soltó el profe Sergio Martínez Zúñiga, ante la algarabía de cientos de coletos, que fueron a vitorear cada canasta de los chavitos oaxaqueños.

Con la cercanía entre Chiapas y Oaxaca, el coach comparte la meta de replicar el proyecto en la zona Altos y así probar que el deporte puede traer grandes cambios.

“Tenemos que demostrar con hechos que lo que estamos haciendo es lo correcto y que puede cambiar la historia no sólo de ellos sino de su familia, su comunidad y del estado.”

Para este 2017 –explicó- uno de sus auxiliares comenzará a reclutar niños de entre 7 y 14 años de edad, que tendrán que cumplir con los requisitos que marca su academia: promedio escolar de 8.5, leer un libro cada 15 días y hablar su lengua materna.

Este será el inicio del proyecto al que –dijo- posteriormente se tendrá que subir el gobierno, la iniciativa privada, escuelas, e incluso los mismos medios de comunicación.

 

Futuro mejor

Los beneficios de formar parte de este equipo han sido inmensos para sus jugadores.

Salieron de las carencias de su comunidad, para divertirse con el deporte que más aman, ganando el reconocimiento del país con sus logros e incluso la simpatía de otras naciones que ya les han ofrecido becarlos para continuar sus estudios.

“Juegas el deporte que más te gusta y gracias a todo el apoyo que nos ha dado la gente que nos sigue siempre damos lo mejor de nosotros”, cuenta Gilbert Pérez, quien hace año y medio se unió al equipo, cuando llegaron a hacer pruebas a su comunidad en la Sierra Juárez.

Su compañero, Bernabé Martínez, dice que más allá de estos premios para él es “un honor representar a nuestro país a nivel internacional”.

Y en 2017, el fenómeno de los Niños Triquis llegará de la sierra oaxaqueña a Los Altos de Chiapas, trayendo consigo encestes para un futuro mejor.

Trikazon chiapaneca