Letras en su Tinta

5000

 

AUNQUE aún no es oficial, casi seguro es que ya se hayan alcanzado las cinco mil réplicas del terremoto del pasado 7 de Septiembre, con epicentro en Chiapas.

HASTA ayer a las 9 de la mañana, la cifra que registraba el Servicio Sismológico Nacional (SSN) era de 4846 réplicas, sin contar otros tantos miles nervios de punta provocados entre la chiapanecada.

ES IMPRESIONANTE la cifra pues, en comparación con el sismo ocurrido en Ciudad de México, Puebla, Morelos y Estado de México, los movimientos replicados del sismo 7.1 han llegado apenas a 39.

LO QUE NO REGISTRA el Sismológico acá son las compras (¿masivas?) de Diazepam pues más de uno nomás no puede conciliar el sueño de tantos angustiosos meneítos que se registran a diario.

NI MODOS: a echarse al menos un té de Tila, para seguir sobrellevando los nervios…

 

Juntos pero…

 

A ROCKO y Jósean se les vio muy juntitos… pero no revueltos.

AYER, en la gira del Güero-Lek, ambos dos tuvieron que apechugar y hacerse los desentendidos de hacerse los invisibles uno al otro, por aquello de que nomás no se pueden ver (el uno al otro).

ESTE par de personajazos, rivales desde los tiempos del viejo RAG, tragaron sapos un rato nomás porque su amigo en común los juntó para atender a damnificados por el sismo del pasado 7 de septiembre.

ES DE ADMIRARSE lo capaz que pueden ser y hacer los políticos con tal de la supervivencia política, sobre todo, en estos tiempos de que, quien NO se mueve, nomás NO sale en la foto.

AI LOS SEGUIRÁ viendo al joven Rocko y al ya no tan chamaco pero todavía vigente Jósean: juntos, pero no revueltos…

 

Mucho ruido…

 

POCAS nueces hay del mucho ruido que partidos han hecho para eso de donar sus recursos públicos a los damnificados por los sismos.

TODOS los membretes se han sumado a la exigencia pública que empezó en redes con la proclama #PartidosDenSuDinero pero lo cierto es que no hay nada en concreto.

DICEN y pregonan en medios que renuncian al 50, al 100, al 25 –MORENA, Movimiento Ciudadano y PRI– pero nadie monetiza los quinquirrines para que caigan contantes y sonantes a las víctimas de los terremotos.

EL SOSPECHOSISMO indica que esa labia es nomás de dientes pa’fuera, confirmando que ser político y mentiroso es un sinónimo.

ASÍ, así, sin tantita pena, cantaría el cachorro del Charro de Huentitán…

 

Volando bajito

 

SI ALGUIEN es experto en volar bajito, ése es el alcalde tapachulteco Neftalí del Toro.

TORITO puso ayer la primera piedra de una obra más de drenaje en una colonia popular, Hierbabuena, beneficiando a mil 200 personas.

BAJO la consigna “la salud es primero”, el presidente municipal de Tapachula concreta una gestión más que hizo directamente en CDMx.

EL COMPA Nefta sigue construyendo su sueño de gobernar su tierra, lo cual, se nota, disfruta a cada instante.

LO MISMO para colocar unas letras de su tierra que en una obra social o acompañando en las gestiones para la Zona Económica Especial de Puerto Chiapas.

TORITO dejó las grillas a un lado desde el principio pues, si bien es rojo de corazón, ganó en alianza con el Verde.

HA SIDO leal al Güero-Lek y lo mismo es mero cunca de Roberto Albores que de Eduardo Ramírez y ha sido cuidadoso en cerrar filas con su trabajo político.

QUIZÁ, en una de ésas, hasta le lata su corazón para repetir como alcalde; ya nomás falta que su pulso cardíaco coincida con el de la tapachultecada.

YA VEREMOS, dijo el choroco


CACHIVACHES: LA NENA Orantes le tiró dardos venenosos a José Antonio Meade, echándose un buen agarrón público al exigirle recursos para los damnificados por sismos… A 80 MIL asciende el número final de viviendas dañadas por el sismo del 7-S, cifra última del censo que levantó el gobierno a través de la Secretaría de Protección Civil que encabeza Luis Manuel García Moreno

Míster Azul

El chiapaneco Julio César Domínguez se prepara para ser DT
01/Abril/2017

» En exclusiva para ‘Tinta Fresca’, detalla sus planes para cuando cuelgue los botines

Míster Azul
CONSTANCIA. Domínguez se ha convertido en el máximo referente de la defensa cementera y en un futuro quiere seguir defendiendo sus colores desde el banquillo. FOTOS: CORTESÍA GABRIEL ALEJANDRO
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

De las canchas, directo y sin escalas al banquillo.

Desde que iba a la primaria disfrutaba del fut y hasta hoy añora esa dulce época, cuando salía al recreo a darle al balón e incluso cuando formó parte de la selección de su escuela.

Hoy día, a sus 29 años de edad, el jugador que por más de una década ha defendido los colores del Cruz Azul, sabe que su carrera entró a la etapa de madurez y, mientras muchos podrían vislumbrar el retiro, él se construye un futuro ligado a las canchas, como entrenador.

 

Se prepara

“Llevo muchos años aquí en Cruz Azul y me gustaría terminar acá y trabajar acá”, suelta en exclusiva para La Tinta, Julio César “El Cata” Domínguez Juárez, bastión de la zaga cementera y orgullo de su natal Arriaga, Chiapas.

En entrevista telefónica, desde su casa en la CDMX, revela que además de meterle duro a los entrenamientos en La Noria, también dedica tiempo a quemarse las pestañas leyendo libros y aprendiendo todo lo necesario para convertirse en Director Técnico Profesional.

Cada lunes –reseña- viaja de la capital hasta Toluca para tomar clases en la escuela de la Federación Mexicana de Futbol (FMN) y entre semana estudia y realiza trabajos en línea desde casa.

Actualmente cursa el segundo de cuatro módulos que comprenden la carrera de DT, de la cual se puede obtener el título al cabo de 2 años.

Cuando se retire –refrenda- quiere seguir vinculado al fut, que es lo que más le gusta y a lo que desde pequeño pensó en dedicarse.

“Esto fue idea mía, sabemos que la carrera es corta, tiene que terminar algún día”, cañonea.

 

Ganando tiempo

Desde hace dos años tuvo la cosquillita de tomar el curso, cuando sus compañeros Gerardo Torrado y Chaco Giménez lo iniciaron pero él prefirió dedicarse 100 por ciento a jugar.

“Uno va visualizando más las cosas y decidí prepararme ahorita para que, cuando ya esté retirado, no tenga que estar estudiando dos años después del retiro y esos dos años los puedo ganar y empezar luego-luego”, chuta Domínguez, quien heredó el mote de “Cata” por su parecido al jugador argentino Daniel Díaz, a quien apodaban así.

Y aunque ya se prepara para ser un Míster, acepta que tampoco puede bajar la guardia para seguir en el 11 titular de La Máquina, más cuando desde este torneo se abrieron tantas opciones a los equipos para alinear a jugadores extranjeros, en detrimento de la paisanada.

“Es muy difícil, más con la regla que está ahorita (que permite alinear hasta 10 jugadores extranjeros por juego)”.

“Nosotros –añade- también debemos dar el ejemplo de que los mexicanos tenemos futuro y todo eso se puede con la disciplina y el trabajo día a día”.

Y por lo pronto, El Cata Domínguez ya se prepara para ir de las canchas, directo y sin escalas al banquillo.

Míster Azul