Letras en su Tinta

SI EL DINERO no es la vida y es tan sólo vanidad, ayer los empresarios Rómulo Farrera y Adolfo Fito Granda se pusieron muy guapos.

EN EL ALTERCADO verbal, que estuvo a punto de llegar a los golpes entre Rómulo y Fito en pleno Palacio Municipal, el alcalde Fernando Castellanos tuvo que hacerla de referee.

LA ASISTENCIA de esos empresarios, y otros particulares más para abordar el asunto del deslave que se origina en Libramiento Sur, se hizo en el Ayuntamiento el pasado lunes y tras esa breve tensión, el asunto terminó en paz.

EL ORIGEN del problema data de la época del alcalde mordelón Samuel Toledo, quien ‘nomás’ autorizó a tío Fito la construcción de 5 mil viviendas allá arribita del cerro, atrás de las Torres K de tío Rómulo.

LA BRONCA estriba en que, para urbanizar, el compa Fito está obligado a realizar obras de drenaje y drenes pluviales, así como vialidades, ante lo cual el empresario está más que comprometido por el permiso que tiene.

EL VIDEO se hizo viral porque se soltaron palabras altisonantes con un “¡a mí me respetas, cabrón!” que Granda le soltó a Farrera luego de que éste soltara un seco manotazo en la mesa.

LO POSITIVO que traerá el altercado verbal y casi violento entre tío Fito y tío Romu, es que el problema del lodazal en el Libramiento Sur se resuelva pronto, para bien de nuestra capirucha.

AL FINAL, todito terminó en un apretón de manos y un fuerte abrazo entre Rómulo y Fito, por lo que se presume que alguna mano negra circuló ese video de forma tendenciosa y amarillista.


CACHIVACHES: LOS ESCRIBANOS de la Secretaría del Campo reaccionan con descalificaciones pero no desmienten el pacto en lo oscurito entre ERA y su patrón Jósean… LA RANA que se brinca las trancas está repitiendo el camino de su antecesor, a quien tanto criticaba, pos reultó igual… QUE LA NENA ya está provocando más de un dolor de cabeza, a raíz de los resultados de una encuesta de simpatías ciudadanas. Chan, chan, chaaannnn…

Aletazos en Chicoasén

El maratón de aguas abiertas “100% Cañón” cumplió 11 ediciones
16/Abril/2017

» Nadadores de Baja California fueron los triunfadores

Aletazos en Chicoasén
Icono FotoJesús Ortega
DISTANCIAS. Pruebas desde los 200, 800, 1,600 metros, así como en 5, 7.5 y 10 kilómetros en categorías infantiles, juveniles y másters.
Por: JESÚS ORTEGA
@tinta_chus

Chapuzones en el Cañón.

Desde el extremo norte y hasta el sureste de México, el Cañón del Sumidero continúa siendo un imán de sirenas y tritones, deseosos de surcar las aguas del Río Grijalva y salir triunfantes a los pies de la presa “Manuel Moreno Torres” de Chicoasén.

Actualmente, el marco para esta gesta es el ‘100% Cañón’, que llegó ya a 11 ediciones bajo la organización del club Orcas, quedando en el recuerdo eventos que atrajeron a participantes de otros países como el Maratón Internacional del Cañón del Sumidero y la Copa FINA.

Y este año Tinta Fresca se puso el traje y goggles para zambullirse en una nueva edición del maratón aguas abiertas.

 

El reto

Para muchos es un reto personal terminar la travesía sin importar el resultado final y para otros el pódium es la única meta.

Pero sin importar cuál sea la motivación, el ‘100% Cañón’ reportó este año la visita de nadadores de estados como Baja California, Jalisco, Querétaro, CDMX,, Edomex, Guanajuato, Tamaulipas, Sinaloa, Nuevo León, Zacatecas, Michoacán, entre otros.

“Me gustó mucho el recorrido, impresionante el Cañón”, soltó Arturo Pérez Vertti, originario de Ensenada, Baja California y campeón absoluto de la prueba de 10 kilómetros.

“El paisaje es muy hermoso”, complementó la también bajacaliforniana Martha Sandoval Ayala, ganadora de la misma prueba entre la mujerada.

 

Un ejemplo

El evento presente regularmente casos admirables, como el de Pedro Guerrero, quien a sus 82 años y pese a carecer de las dos piernas, ha hecho el cruce a nado en 17 ocasiones.

“Llegue en edad avanzada al deporte”, cuenta para la Tinta el octogenario tritón, sentado en su silla de ruedas, unas horas antes del inicio de su prueba.

Y don Pedrito, quien representa a la mismísima UNAM, no esconde el gusto por el escenario.

“El panorama es precioso, el compañerismo es bien lindo, el tener el acercamiento de la gente y luego disfrutar de este bello lugar, ver las montañas, ya con el hecho de estar en agua ya gané”, ataja el veterano deportista, quien también goza de los chapuzones en el Cañón.

Aletazos en Chicoasén